Eus­kal Herria-Torre­jón-Lava­piés- Ampa­ro Lashe­ras

El jui­cio de D3M y Aska­ta­su­na ha con­clui­do y aho­ra solo que­da el tiem­po de espe­ra has­ta cono­cer la sen­ten­cia. Días de incer­ti­dum­bre que al igual que mis com­pa­ñe­ros y como impu­tada inten­ta­ré que trans­cu­rran lo mejor posi­ble. Hoy, el tema no es el jui­cio. Polí­ti­ca­men­te ya se ha des­ta­ca­do y denun­cia­do lo fun­da­men­tal y nece­sa­rio y eso es lo que per­ma­ne­ce, lo que impor­ta.

Sin embar­go, fal­ta algo por aña­dir sobre los agra­da­bles des­cu­bri­mien­tos que sur­gen cuan­do menos se espe­ran y cam­bian la cró­ni­ca ya escri­ta. El edi­fi­cio de la Audien­cia Nacio­nal en San Fer­nan­do de Hena­res, cali­fi­ca­do de alta segu­ri­dad, se encuen­tra en medio de un polí­gono indus­trial, cer­cano a Torre­jón de Ardoz pero ale­ja­do del cen­tro urbano, y que sin ser inhós­pi­to pro­du­ce una inco­mo­da sen­sa­ción de inad­ver­ten­cia, de aban­dono o extra­vío pre­me­di­ta­dos. Antes que los auto­bu­ses, los ami­gos y la pren­sa lle­ga­ron ellos y ellas. Algu­nas, de Valle­cas y Lava­piés, per­te­ne­cían al comi­té Eus­kal Herri­ko Lagu­nak, y otros, como los jóve­nes de Torre­jón de Ardoz, se pre­sen­ta­ron como mili­tan­tes de izquier­das dis­pues­tos a ofre­cer­nos su apo­yo. Lo hemos teni­do y, ade­más, lo hemos dis­fru­ta­do; alo­ja­mien­to de con­fian­za, com­pa­ñía, infor­ma­ción de sus reali­da­des más cer­ca­nas, char­las públi­cas y bue­nos ratos de con­ver­sa­ción y can­cio­nes com­par­ti­das. Momen­tos que hicie­ron de Torre­jón o de Lava­piés un lugar de ami­gos, gene­ro­so y rei­vin­di­ca­ti­vo, con soli­da­ri­dad de pue­blo y de cla­se, don­de el futu­ro y la lucha de Eus­kal Herria es mucho más que una noti­cia ter­gi­ver­sa­da.

Como escri­bí hace un tiem­po, la «soli­da­ri­dad siem­pre será un cie­lo abier­to para ir y venir de un lado a otro». Estos días se ha para­do en Torre­jón.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *