Peque­ño comer­cio y racis­mo- Borro­ka Garaia

El alcal­de de Bil­bo Iña­ki Azku­na, al mejor esti­lo popu­lis­ta de extre­ma dere­cha y en la línea de par­ti­dos como el PP, FN de Fran­cia o la PxC se ha des­col­ga­do con unas decla­ra­cio­nes con­tra la comu­ni­dad chi­na que vive y tra­ba­ja en Eus­kal Herria. Lo más curio­so de todo es que a la vez que inter­pe­la a la socie­dad para que “espa­bi­le” afir­ma que en caso con­tra­rio “ten­dre­mos cada vez más chi­nos en Bil­bao” y menos comer­cio fami­liar. Vamos, como si los chi­nos no tuvie­ran fami­lia.

Lo que podría pare­cer a sim­ple vis­ta las diva­ga­cio­nes de un ena­je­na­do en reali­dad res­pon­den a un dis­cur­so muy estu­dia­do de la dere­cha que está triun­fan­do en gran par­te de Euro­pa y que no es nue­vo en Eus­kal Herria. Ese dis­cur­so con otros mati­ces ya fue usa­do por el PNV para enfren­tar a la cla­se tra­ba­ja­do­ra espa­ño­la que en gran núme­ro emi­gró a Eus­kal Herria en diver­sas eta­pas his­tó­ri­cas. Dis­cur­so que fue agra­de­ci­do por el espa­ño­lis­mo para inten­si­fi­car la crea­ción de guet­tos anti-vas­cos. De esta mane­ra el PNV y el PP-PSOE se han auto-ali­men­ta­do mutua­men­te y han ase­gu­ra­do que sus intere­ses de cla­se estén pro­te­gi­dos.

El obje­ti­vo en pri­me­ra y últi­ma ins­tan­cia supo­ne enfren­tar a la cla­se tra­ba­ja­do­ra entre sí, enfren­tar al peque­ño comer­cio entre sí y es que ade­más lo hacen pre­ci­sa­men­te los que poten­cian los gran­des cen­tros comer­cia­les, los que esquil­man a la cla­se tra­ba­ja­do­ra y los que en defi­ni­ti­va han crea­do la cri­sis y quie­ren que la cla­se tra­ba­ja­do­ra se dego­lle entre ella y no les seña­le como res­pon­sa­bles. ¿Qué mejor arma que el racis­mo popu­lis­ta para que gra­cias a la igno­ran­cia polí­ti­ca de una par­te de la cla­se tra­ba­ja­do­ra la haga poner­se al ser­vi­cio de esta cua­dri­lla de bur­gue­ses impre­sen­ta­bles?.

Es un dere­cho el des­can­so en fes­ti­vos para los tra­ba­ja­do­res del peque­ño comer­cio, y es una obli­ga­ción social opo­ner­se al mode­lo de gran­des cade­nas comer­cia­les que son las que ver­da­de­ra­men­te están ero­sio­nan­do des­de hace tiem­po a este sec­tor. La sali­da no se cir­cuns­cri­be a una carre­ra de com­pe­ti­vi­dad entre las cla­ses popu­la­res sino todo lo con­tra­rio, aca­bar con un mode­lo comer­cial con­tro­la­do por una serie de gru­pos eco­nó­mi­cos los cua­les son pro­te­gi­dos por ele­men­tos como el señor Azku­na.

Es hora de acti­var un boi­cot cla­ro y con­tun­den­te con­tra las gran­des super­fi­cies comer­cia­les y espe­cial­men­te todas aque­llas que en un ata­que al dere­cho al des­can­so de tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras abren en fes­ti­vos con licen­cias de aper­tu­ra de par­ti­dos como el de Azku­na.

El racis­mo como herra­mien­ta del cla­sis­mo capi­ta­lis­ta no es nue­vo. Un teji­do social vivo, crí­ti­co, abier­to, plu­ral y res­pon­sa­ble es la mejor vacu­na para hacer fren­te a estos tiem­pos de cre­cien­te indi­vi­dua­lis­mo, espe­cial­men­te para con­tra­res­tar el arma del racis­mo que ha sido y será usa­da abier­ta­men­te por la dere­cha para enga­ñar al pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co. Ya que no solo les sir­ve para sacar ren­ta­bi­li­dad eco­nó­mi­ca sino sobre todo para que la res­pues­ta social a la injus­ti­cia eco­nó­mi­ca no se pren­da en la socie­dad y se vuel­va con­tra ellos.

La socie­dad vas­ca tie­ne que espa­bi­lar, pero ante espa­bi­la­dos como Azku­na.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *