Los niños de Iraq- Bie Ken­ta­ne

“…Ali­neen los cuer­pos de los niños, de los miles de niños –bebés, niños peque­ños, esco­la­res- cuyos cuer­pos aca­ba­ron des­tro­za­dos, que­ma­dos vivos o acri­bi­lla­dos a bala­zos duran­te la inva­sión y ocu­pa­ción esta­dou­ni­den­se de Iraq. Ali­néen­los en la are­na del desier­to, pasen cami­nan­do ante ellos, kiló­me­tro tras kiló­me­tros, ante todos esos cadá­ve­res retor­ci­dos, ante los jiro­nes de car­ne d esga­rra­da y vís­ce­ras secas, ante los ros­tros lívi­dos, ante los ojos per­di­dos para siem­pre en la nada. Esa es la reali­dad de lo que suce­dió en Iraq; no hay otra reali­dad…” (Chris Floyd, 17 diciem­bre 2011) [1].

Soy más tra­ba­ja­do­ra de la ayu­da huma­ni­ta­ria que polí­ti­ca o ana­lis­ta. Pero a tra­vés del segui­mien­to y obser­va­ción de la situa­ción de los niños ira­quíes me he con­ven­ci­do cada vez más de que ambos aspec­tos deben ir uni­dos.

Detrás de todos estos datos, cifras y núme­ros que les pre­sen­ta­ré, hay niños con nom­bre y per­so­na­li­dad; son her­ma­nas, her­ma­nos, hijos, nie­tos, ami­gos. Lamen­to tener que poner a cada uno de ellos en tablas y cate­go­rías, tan vul­ne­ra­bles y frá­gi­les, con­ver­ti­dos en víc­ti­mas de la ava­ri­cia y el ansia de poder y petró­leo, que no se mere­cían en abso­lu­to ser de esa for­ma tra­ta­dos.

A lo lar­go de dos déca­das, los niños ira­quíes, jun­to con el res­to de la pobla­ción, se han vis­to some­ti­dos a gra­ves vio­la­cio­nes de los dere­chos huma­nos cau­sa­das por déca­das de gue­rra, ocu­pa­ción extran­je­ra y san­cio­nes inter­na­cio­na­les.

Iraq se ha con­ver­ti­do en uno de los peo­res luga­res para los niños de todo Orien­te Medio y Nor­te de Áfri­ca, con alre­de­dor de 3,5 millo­nes vivien­do en la pobre­za, 1,5 millo­nes de meno­res de cin­co años en esta­do de des­nu­tri­ción y cien bebés murien­do cada día.

Este infor­me se cen­tra­rá en las vio­la­cio­nes de las fuer­zas ocu­pan­tes y del gobierno ira­quí del IV Con­ve­nio de Gine­bra rela­ti­vo a la Pro­tec­ción de Per­so­nas Civi­les en Tiem­po de Gue­rra, fir­ma­do el 12 de agos­to de 1949 [2], y de la Con­ven­ción de las Nacio­nes Uni­das para los Dere­chos de la Infan­cia.

Des­de la inva­sión de 2003, las fuer­zas de ocu­pa­ción anglo-esta­dou­ni­den­ses y el gobierno ira­quí actua­ron de la for­ma más gro­se­ra incum­plien­do sus debe­res más bási­cos hacia los niños de Iraq y vio­lan­do la Con­ven­ción de las Nacio­nes Uni­das sobre los Dere­chos de los Niños (CRC, por sus siglas en inglés), Reso­lu­ción 25/​sesión 44, noviem­bre de 1989. [3]

Los prin­ci­pios de la CRC hacen hin­ca­pié en la nece­si­dad de pro­te­ger los dere­chos de los niños a la vida y al desa­rro­llo físi­co, men­tal, moral y espi­ri­tual en un ambien­te segu­ro.

Las poten­cias ocu­pan­tes son total­men­te res­pon­sa­bles de la vio­la­ción de estas dis­po­si­cio­nes y Con­ven­cio­nes refe­ri­das a los niños. Debe­ría exi­gír­se­les todas las res­pon­sa­bi­li­da­des per­ti­nen­tes por todo el daño infli­gi­do a los niños de Iraq. Han cam­bia­do deli­be­ra­da­men­te la estruc­tu­ra social del país, uti­li­za­do la lim­pie­za étni­ca para rom­per la uni­dad del país, des­trui­do el sis­te­ma de tra­ta­mien­to y puri­fi­ca­ción del agua, las ins­ta­la­cio­nes sani­ta­rias y edu­ca­ti­vas y han bom­bar­dea­do indis­cri­mi­na­da­men­te den­sas zonas pobla­das, dejan­do a los niños en una situa­ción extre­ma­da­men­te vul­ne­ra­ble en todos los aspec­tos. Vivir en un país en gue­rra cau­sa tam­bién pro­ble­mas men­ta­les a prác­ti­ca men­te todos los niños, agu­di­zan­do las situa­cio­nes de ansie­dad y depre­sión, cuan­do no psi­co­sis, en núme­ro con­si­de­ra­ble.

Las ins­ti­tu­cio­nes ira­quíes y los meca­nis­mos que debe­rían ase­gu­rar la pro­tec­ción físi­ca, social y legal de muje­res, niños y jóve­nes han deve­ni­do dis­fun­cio­na­les e ines­ta­bles. Como con­se­cuen­cia, los más vul­ne­ra­bles han que­da­do expues­tos a explo­ta­ción y abu­sos tales como ase­si­na­tos y muti­la­cio­nes, secues­tro, vio­len­cia de géne­ro, trá­fi­co humano, reclu­ta­mien­to y uti­li­za­ción por gru­pos arma­dos, tra­ba­jo infan­til y pri­va­ción de liber­tad [4].

La comu­ni­dad inter­na­cio­nal y los orga­nis­mos inter­na­cio­na­les de los dere­chos huma­nos tam­bién tie­nen una con­si­de­ra­ble res­pon­sa­bi­li­dad en esta alar­man­te situa­ción, por­que han fra­ca­sa­do a la hora de abor­dar ade­cua­da­men­te las gra­ves vio­la­cio­nes infli­gi­das los jóve­nes y vul­ne­ra­bles de la socie­dad ira­quí y no se han preo­cu­pa­do de iden­ti­fi­car a los autén­ti­cos cul­pa­bles.

ARTÍCULO 6 (SUPERVIVENCIA Y DESARROLLO): Los niños tie­nen dere­cho a la vida. Los gobier­nos deben ase­gu­rar que los niños sobre­vi­van y se desa­rro­lle n con salud [5].

Ase­si­na­tos direc­tos:

Las cifras ofi­cia­les y las esti­ma­cio­nes de los medios en Iraq, como Iraq Body Count, no han reco­gi­do el 70 – 95% de todas las muer­tes. Las esti­ma­cio­nes más rea­lis­tas y cien­tí­fi­cas de las muer­tes rela­cio­na­das con la gue­rra se encuen­tran en Just­Fo­reign Policy​.org, que afir­ma que en enero de 2011 había 1.455.590 víc­ti­mas [6].

Los aná­li­sis [7] lle­va­dos a cabo por el gru­po de inves­ti­ga­ción de Iraq Body Count halla­ron que el 39% de los ase­si­na­dos que murie­ron en los ata­ques aéreos de la coa­li­ción diri­gi­da por EEUU eran niños. Entre las bajas cau­sa­das por las fuer­zas del gobierno esta­dou­ni­den­se, el ira­quí y tam­bién por los insur­gen­tes, el 42% eran niños [8].

De las 45.779 muer­tes vio­len­tas de las que IBC pudo obte­ner datos de eda­des, 3.911 (8,54%) eran niños meno­res de 18 años. De las víc­ti­mas civi­les ase­si­na­das por las fuer­zas de la coa­li­ción de las que se pudo dis­po­ner de datos de edad, el 29% eran niños [9].

Ase­si­na­tos indi­rec­tos

Hay muchos más niños que han sido víc­ti­mas indi­rec­tas a cau­sa de enfer­me­da­des, des­nu­tri­ción o ina­ni­ción.

La exten­di­da pobre­za, el estan­ca­mien­to eco­nó­mi­co, la fal­ta de opor­tu­ni­da­des, la degra­da­ción del medio ambien­te y la ausen­cia de ser­vi­cios bási­cos, cons­ti­tu­yen vio­la­cio­nes “silen­cio­sas” de los dere­chos huma­nos que afec­tan a gran des sec­to­res de la pobla­ción, según con­clu­ye un infor­me de las Nacio­nes Uni­das publi­ca­do el 8 de agos­to de 2011 [10].

La OMS, el Pro­gra­ma de las Nacio­nes Uni­das para el Medio Ambien­te, la Real Socie­dad Bri­tá­ni­ca y la Aca­de­mia Nacio­nal de Cien­cias de EEUU han publi­ca­do algu­nos estu­dios gene­ra­les sobre los efec­tos en la salud del ura­nio empo­bre­ci­do que sugie­ren que los mayo­res ries­gos para la salud los pade­cen los niños en las zonas de pos con­flic­to béli­co (Har­per 2008), como es el caso de Iraq [11].

  • · Medio ambien­te tóxi­co: La des­truc­ción béli­ca de la infra­es­truc­tu­ra mili­tar e indus­trial ha libe­ra­do meta­les pesa­dos y otras sus­tan­cias peli­gro­sas a l aire, sue­lo y aguas sub­te­rrá­neas. En los luga­res don­de se han ido acu­mu­lan­do resi­duos sani­ta­rios y muni­ci­pa­les hay ries­go de epi­de­mias de enfer­me­da­des. Hay fir­mes sos­pe­chas de que la con­ta­mi­na­ción de ura­nio empo­bre­ci­do (UE) y otro tipo de con­ta­mi­na­cio­nes rela­cio­na­das con los aspec­tos béli­cos están cau­san­do un agu­do incre­men­to en las mal­for­ma­cio­nes con­gé­ni­tas y en los casos de cán­cer en Iraq [12] y está hacien­do del país un lugar en el que no hay quien viva. Los bajos nive­les de agua en lagos y ríos augu­ran un desas­tre a cau­sa de los sis­te­mas de aguas resi­dua­les que enve­ne­na n simul­tá­nea­men­te el agua hacien­do que sea inade­cua­da para el con­su­mo humano y ani­mal. Los sumi­nis­tros de agua pro­ce­den­tes de los ríos Éufra­tes y Tigris se han redu­ci­do con­si­de­ra­ble­men­te, afec­tan­do a las tie­rras agrí­co­las fér­ti­les, y los sumi­nis­tros a par­tir de las aguas sub­te­rrá­neas se han redu­ci­do sin que haya indi­cios de recu­pe­ra­ción. En con­se­cuen­cia, la sequía se ha con­ver­ti­do en un pro­ble­ma nacio­nal [13]

Los doc­to­res de Falu­ya están sien­do tes­ti­gos (2010) de cifras sin pre­ce­den­tes de mal­for­ma­cio­nes con­gé­ni­tas, abor­tos y casos de cán­cer. Según los gine­có­lo­gos, pedia­tras y neu­ró­lo­gos de Falu­ya, las cifras de esos casos han aumen­ta­do veloz­men­te a par­tir de 2005, menos de un año des­pués de que se pro­du­je­ra la atroz cam­pa­ña de bom­bar­deos de las fuer­zas ocu­pan­tes en 2004 [14] [15] [16].

  • · Recién naci­dos con mal­for­ma­cio­nes: Los datos de que se dis­po­nía con ante­rio­ri­dad, basa­dos en casos docu­men­ta­dos en 2010, mues­tran que la tasa de car­dio­pa­tías en Falu­ya es tre­ce veces supe­rior a la de Euro­pa. Y en cuan­to a las mal­for­ma­cio­nes gené­ti­cas que afec­tan al sis­te­ma ner­vio­so, la tasa es 33 veces supe­rior a la halla­da en Euro­pa para el mis­mo núme­ro de naci­mien­tos [17].

Los doc­to­res japo­ne­ses creen que las mal­for­ma­cio­nes con­gé­ni­tas son las mis­mas que se die­ron en Hiroshi­ma y Naga­sa­ki. Allí las tasas fue­ron de entre el 1 – 2%. Los casos de mal­for­ma­cio­nes con­gé­ni­tas rela­cio­na­das con la radia­ción pro­ce­den­te de las bom­bas nuclea­res esta­dou­ni­den­ses lle­ga al 14,7% de todos los bebés naci­dos en Falu­ya, más de cator­ce veces la inci­den­cia de las zonas afec­ta­das en su día Japón [18].

  • · Cán­cer: Se ha acha­ca­do a los agen­tes car­ci­nó­ge­nos y muta­gé­ni­cos (como el ura­nio empo­bre­ci­do) emplea­dos en las gue­rras de 1991 y 2003, de los incre­men­tos en los casos de cán­cer, leu­ce­mia y ano­ma­lías con­gé­ni­tas en Iraq (2010). Recien­te­men­te se han inves­ti­ga­do los aumen­tos de casos de leu­ce­mia infan­til en Baso­ra (Busby, Ham­dam, Aria­bi, 2010) y los hallaz­gos con­fir­man que des­de 1991 se ha pro­du­ci­do un aumen­to impor­tan­te de los mis­mos [19].

Los aumen­tos de casos de cán­cer y la mor­ta­li­dad infan­til son alar­man­te­men­te altos. La nota­ble reduc­ción en la ratio de sexos en la cohor­te de los naci­dos un año des­pués de los bom­bar­deos de 2004, iden­ti­fi­ca ese año como el momen­to cla­ve de la con­ta­mi­na­ción medioam­bien­tal [20].

La expo­si­ción al ura­nio empo­bre­ci­do es o bien cau­sa fun­da­men­tal o bien cau­sa rela­cio­na­da de las ano­ma­lías con­gé­ni­tas y los aumen­tos de casos de cán­cer. Por tan­to, se plan­tean muchos inte­rro­gan­tes en rela­ción a las carac­te­rís­ti­cas y com­po­si­ción de las armas que están hoy en día des­ple­gán­do­se en las bata­llas moder­nas [21].

Un estu­dio publi­ca­do por la Uni­ver­si­dad de Washing­ton y la Uni­ver­si­dad de Baso­ra con­cluía en que las tasas de leu­ce­mia entre los niños de Baso­ra se habían más que dupli­ca­do en un perío­do de quin­ce años. El estu­dio seña­la­ba que la inci­den­cia de cán­cer era sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te más alta en la pro­vin­cia de Baso­ra que en otras zonas de Iraq [22].

  • · Bom­bas de raci­mo y minas terres­tres: Las minas terres­tres y los resi­duos explo­si­vos de la gue­rra tie­nen un efec­to devas­ta­dor sobre los niños de Iraq; alre­de­dor del 25% de todas las víc­ti­mas son niños meno­res de 14 años (2011) [23].

Las víc­ti­mas de la sub­mu­ni­ción con­te­ni­da en las bom­bas de raci­mo sin explo­tar aumen­ta­ron entre 1991 y 2007 de 5.500 a 80.000, el 45,7% de las mis­mas en eda­des com­pren­di­das entre los 15 y 29 años, y el 23,9% entre niños meno­res de 14 años. Tan­to UNICEF como el PNUD creen que esas cifras son muy infe­rio­res a las reales [24].

Esta pasa­da déca­da, las pro­vin­cias de Al Munthan­na y Baso­ra en Iraq han supe­ra­do a Ango­la por la alta pro­por­ción, res­pec­to a la pobla­ción total, del núme­ro de niños que ha sufri­do ampu­tacio­nes [25].

Los doc­to­res insis­ten en que es res­pon­sa­bi­li­dad de los Esta­dos Uni­dos tra­tar de repa­rar par­te del daño infli­gi­do. “El gobierno esta­dou­ni­den­se ha gas­ta­do miles de millo­nes en esta gue­rra pero no ha inver­ti­do nada en los pro­ble­mas cau­sa­dos por su peli­gro­so arma­men­to”, excla­ma indig­na­do el Dr. Bashier Mazim, otro doc­tor de la Uni­ver­si­dad de Bag­dad. “Pue­do ase­gu­rar que esos niños naci­dos con mal­for­ma­cio­nes y cán­ce­res son el resul­ta­do del desas­tre que se aba­tió sobre nues­tra tie­rra con la pre­sen­cia esta­dou­ni­den­se” [26].

Las prue­bas cada vez más fir­mes de los efec­tos tóxi­cos quí­mi­cos y radio­ló­gi­cos del uso de ura­nio empo­bre­ci­do nos obli­ga a hablar cla­ro y a pedir a nues­tros gobier­nos nacio­na­les y a las orga­ni­za­cio­nes inter­na­cio­na­les que pro­te­jan a sus civi­les y sol­da­dos y que apli­quen el prin­ci­pio de pre­cau­ción. Esto sig­ni­fi­ca que cuan­do está en jue­go la salud huma­na y el medio ambien­te, pue­de no ser nece­sa­rio espe­rar a tener cer­te­zas cien­tí­fi­cas para adop­tar medi­das pro­tec­to­ras. El prin­ci­pio de pro­tec­ción debe apli­car­se tan­to a la salud huma­na como al entorno. La asun­ción éti­ca sub­ya­cen­te en ese prin­ci­pio es que los huma­nos son res­pon­sa­bles de pro­te­ger, pre­ser­var y recu­pe­rar los eco­sis­te­mas glo­ba­les de los que depen­de toda la vida, inclu­yen­do la nues­tra [27].

ARTÍCULO 24 (SALUD Y SERVICIOS SANITARIOS)

La des­truc­ción de las infra­es­truc­tu­ras comu­ni­ta­rias y sani­ta­rias ha pro­vo­ca­do muer­tes de niños que podían haber­se evi­ta­do.

Ase­si­na­tos inten­cio­na­dos y emi­gra­ción for­zo­sa de doc­to­res y per­so­nal sani­ta­rio [28]:

Has­ta un 75% de doc­to­res, far­ma­céu­ti­cos y enfer­me­ras ira­quíes tuvie­ron que aban­do­nar sus pues­tos de tra­ba­jo des­de la inva­sión diri­gi­da por EEUU en 2003. Casi el 70% de los pacien­tes heri­dos gra­ve­men­te a cau­sa la vio­len­cia murie­ron en uni­da­des de cui­da­dos inten­si­vos y de urgen­cia debi­do a la caren­cia de equi­po com­pe­ten­te, medi­ci­nas y equi­pa­mien­to [29]. Sin aten­ción sani­ta­ria, murió muchí­si­ma más gen­te, inclui­dos niños, muje­res y ancia­nos.

La Media Luna Roja advier­te que las tasas de des­nu­tri­ción infan­til han aumen­ta­do del 19%, antes de la inva­sión de 2003, al 28%. Solo uno de cada tres niños ira­quíes meno­res de cin­co años tie­ne acce­so al agua pota­ble y uno de cada cua­tro está cró­ni­ca­men­te des­nu­tri­do [30].

La con­ta­mi­na­ción y la fal­ta de ser­vi­cios de sanea­mien­to, inclu­yen­do la esca­sez de agua pota­ble afec­tan al 70% de la pobla­ción [31], cau­san­do la muer­te de “uno de cada ocho niños ira­quíes” antes de los cin­co años. La muer­te de los niños peque­ños en Iraq se debe a enfer­me­da­des de tras­mi­sión por el agua, tales como dia­rrea, cóle­ra, tifus, hepa­ti­tis, etc. [32]. Un estu­dio del gobierno de Iraq, en coope­ra­ción con UNICEF y la Unión Euro­pea, ha halla­do que el 79% de la pobla­ción tie­ne acce­so a la red de dis­tri­bu­ción del agua pota­ble, dejan­do a uno de cada cin­co ira­quíes sin acce­so. En las zonas rura­les, quie­nes no tie­nen acce­so al agua pota­ble se dupli­ca, afec­tan­do a dos de cada cin­co ira­quíes [33].

La mitad de los cole­gios ira­quíes expo­nen a los niños a un ambien­te poco salu­da­ble. La mitad de todos los cole­gios en Iraq no cum­plen los nive­les míni­mos que ase­gu­ren un entorno segu­ro y salu­da­ble para los estu­dian­tes, y en el 63% de los mis­mos no se lle­va a cabo un tra­ta­mien­to con clo­ro, lo que pone a los niños en situa­ción de ries­go de enfer­me­da­des de trans­mi­sión por el agua [34].

ARTÍCULO 26 (SEGURIDAD SOCIAL)

Los niños tie­nen dere­cho a reci­bir ayu­da del gobierno si son pobres o están en situa­ción de nece­si­dad.

Un infor­me de la FAO de las Nacio­nes Uni­das situa­ba a Iraq entre los 22 paí­ses que sufren pobre­za agu­da y fal­ta de segu­ri­dad ali­men­ta­ria a cau­sa de la gue­rra y del fra­ca­so de la ins­ti­tu­cio­nes guber­na­men­ta­les a la hora de pro­por­cio­nar el sus­ten­to nece­sa­rio [35].

El impac­to del con­flic­to en Iraq se refle­ja en el aumen­to de per­so­nas que viven en cha­bo­las. La pro­por­ción de resi­den­tes urba­nos que viven en barrios muy pobres se ha más que tri­pli­ca­do, del 17% en 2000 (2,9 millo­nes de per­so­nas) a alre­de­dor del 53% en 2010 (10,7 millo­nes de per­so­nas) [36].

La pobre­za, debi­da al colap­so eco­nó­mi­co y a la corrup­ción, está cau­san­do des­nu­tri­ción agu­da entre los niños ira­quíes. Según infor­mó OXFAM en julio de 200 7, has­ta ocho millo­nes de ira­quíes nece­si­ta­ron de inme­dia­ta ayu­da de emer­gen­cia, con casi la mitad de la pobla­ción vivien­do en la “abso­lu­ta pobre­za”.

Dejar morir de ham­bre a ciu­da­des ente­ras como cas­ti­go colec­ti­vo blo­quean­do la entre­ga de ali­men­tos, la ayu­da y el sus­ten­to antes de ata­car­las incre­men­ta­ron el sufri­mien­to de los niños acu­mu­lan­do más víc­ti­mas entre ellos [37].

Los padres se ven a menu­do obli­ga­dos a pedir a sus hijos, sobre todo a los chi­cos, que ayu­den a man­te­ner finan­cie­ra­men­te a la fami­lia en lugar de ir al cole­gio. UNICEF esti­ma que 1 de cada 9 niños de eda­des com­pren­di­das entre los cin­co y los cator­ce años está tra­ba­jan­do. Los niños lim­pian zapa­tos y se dedi­can a la ven­ta calle­je­ra con carri­tos ambu­lan­tes [38].

La situa­ción finan­cie­ra de la mayo­ría de esas fami­lias está muy por deba­jo del nivel medio de vida, aun­que la mayo­ría de los padres de los niños ten­gan estu­dios uni­ver­si­ta­rios (pro­fe­so­res, inge­nie­ros…).

Pode­mos tam­bién con­cluir que la mayo­ría de esas fami­lias no pue­de per­mi­tir­se satis­fa­cer ni las nece­si­da­des más bási­cas como son una comi­da con un míni­mo de cali­dad, aten­ción sani­ta­ria y una vivien­da salu­da­ble y segu­ra [39].

En diciem­bre de 2007, el gobierno ira­quí anun­ció que iba a recor­tar las racio­nes ali­men­ta­ria s y los sub­si­dios en casi un 50% de su pre­su­pues­to glo­bal para 2008, a cau­sa de la insu­fi­cien­cia de fon­dos y el incre­men­to de la infla­ción. Casi diez millo­nes de ira­quíes que viven en la pobre­za depen­den total­men­te del sis­te­ma de racio­na­mien­to. Los niños son las pri­me­ras víc­ti­mas de la reduc­ción del sis­te­ma de racio­na­mien­to ali­men­ta­rio.

En 2010, la fal­ta de finan­cia­ción de los donan­tes for­zó a las Nacio­nes Uni­das a reba­jar sus esfuer­zos huma­ni­ta­rios en Iraq, tenien­do que dejar sus agen­cias de dis­tri­buir ali­men­tos a cien­tos de miles de muje­res y niños. La sus­pen­sión de la ayu­da ali­men­ta­ria afec­ta­rá a 800.000 muje­res emba­ra­za­das y lac­tan­tes y niños des­nu­tri­dos, así como a 960.000 esco­la­res, según Edward Kallon, el repre­sen­tan­te para Iraq del Pro­gra­ma Mun­dial Ali­men­ta­rio de las Nacio­nes Uni­das [40].

ARTÍCULO 28 (DERECHO A LA EDUCACION), ARTÍCULO 29 (OBJETIVOS DE LA EDUCACION)

Todos los niños tie­nen dere­cho a reci­bir edu­ca­ción pri­ma­ria, que debe­rá ser gra­tui­ta.

La des­truc­ción y cie­rre de escue­las y uni­ver­si­da­des, el des­pla­za­mien­to de la pobla­ción y el hecho de que los pro­fe­so­res sean miem­bros de la cla­se pro­fe­sio­nal que más ase­si­na­tos sufrió y más se vio obli­ga­da a huir de Iraq, ha pro­vo­ca­do la pér­di­da de esco­la­ri­dad de niños y jóve­nes y, por tan­to, la pér­di­da de opor­tu­ni­da­des para abrir­se camino en la vida. Muchos niños tuvie­ron que des­pla­zar­se con sus padres duran­te la ocu­pa­ción a cau­sa de las polí­ti­cas sec­ta­rias impues­tas por los ocu­pan­tes, lo que no les per­mi­tió dis­po­ner de las ins­ta­la­cio­nes ade­cua­das para su esco­la­ri­za­ción. Esa pér­di­da es muy difí­cil de repa­rar. No solo esos niños y jóve­nes vie­ron redu­ci­das sus posi­bi­li­da­des para una vida pos­te­rior sino tam­bién la comu­ni­dad y, final­men­te, tam­bién el esta­do pier­de por esa caren­cia de edu­ca­ción.

Ins­crip­cio­nes

Las esta­dís­ti­cas publi­ca­das por el Minis­te­rio de Edu­ca­ción en octu­bre de 2006, indi­ca­ban que solo el 30% de los 3,5 millo­nes de estu­dian­tes del país asis­tía a cla­se. Antes de la inva­sión esta­dou­ni­den­se, la UNESCO seña­ló que la asis­ten­cia a cla­se era casi del 100% [41].

La infor­ma­ción sobre la edu­ca­ción pre­es­co­lar indi­ca tasas extre­ma­da­men­te bajas, con­fir­man­do la ausen­cia de pro­gra­mas de desa­rro­llo para los niños en edad pre­es­co­lar den­tro del sis­te­ma edu­ca­ti­vo for­mal. Solo el 3,7% de los niños de entre 36 y 59 meses esta­ban ins­cri­tos en guar­de­rías o jar­di­nes de infan­cia (MICS 2000). El 5% de los niños ins­cri­tos tie­nen entre 48 – 59 meses fren­te al 2,6 de los niños de eda­des meno­res. La ins­crip­ción pre­es­co­lar es del 5,2 en zonas urba­nas fren­te al 0,9 en zonas rura­les [42].

En la actua­li­dad (2011), es de alre­de­dor del 87%, la tasa de ins­crip­cio­nes en la escue­la pri­ma­ria está por deba­jo de los Obje­ti­vos de Desa­rro­llo del Mile­nio para 2015 en Iraq, que es del 98%, una dife­ren­cia de alre­de­dor 700.000 nue­vos niños que alcan­zan la edad esco­lar de pri­ma­ria no asis­ten nun­ca a la escue­la pri­ma­ria cada año. Ade­más, unos 600.000 alum­nos repi­ten su gra­do de escue­la pri­ma­ria al año siguien­te, inclu­yen­do muchos que tam­bién aban­do­nan el cole­gio. Menos del 50% de todos los niños que se han ins­cri­to en la ense­ñan­za pri­ma­ria se ins­cri­ben des­pués en la inter­me­dia y secun­da­ria duran­te sus años ado­les­cen­tes [43].

Res­pec­to a la asis­ten­cia a la escue­la de edu­ca­ción pri­ma­ria y secun­da­ria, UNESCO y UNICEF halla­ron que uno de cada cin­co niños en edad esco­lar no podía asis­tir al cole­gio (Relief-Web/U­CHO 2008), cifras que coin­ci­den con las de asis­ten­cia del MICS 2006 de cin­co de cada seis (o un 83%, MICS 2006). La ratio de asis­ten­cia en zonas urbanas/​rurales es de 89% fren­te al 75% (MISCS 2006) [44]

Cali­dad de las ins­ta­la­cio­nes

La pobre­za de la dota­ción esco­lar está tenien­do un impac­to cada vez más nega­ti­vo en la cali­dad de la edu­ca­ción y en las tasas de asis­ten­cia. Un infor­me del Minis­te­rio de Sani­dad de 2004 con­cluía que el 80% de los edi­fi­cios esco­la­res nece­si­ta­ban de impor­tan­te recons­truc­ción, alre­de­dor de 1.000 una recons­truc­ción total y más de 4.600 repa­ra­cio­nes impor­tan­tes (MoH, 2004, “Health in Iraq”).

Estas cifras fue­ron con­fir­ma­das en 2007 por UNESCO y UNICEF, que halla­ron que el 70% de las ins­ta­la­cio­nes esco­la­res esta­ban muy dete­rio­ra­das a cau­sa de la gue­rra y el aban­dono (cf. Relief-Web/U­CHO 2008) [45].

Según UNICEF (2011), más de uno de cada seis cole­gios fue­ron arra­sa­dos, daña­dos o des­trui­dos en dos o inclu­so tres oca­sio­nes, ade­más de las agu­das caren­cias de mate­ria­les esen­cia­les para la enseñanza/​aprendizaje.

La mayo­ría de los cole­gios no dis­po­nen de agua pota­ble, baños y cubos de basu­ra. La fal­ta de acce­so a ins­ta­la­cio­nes de sanea­mien­to com­pli­ca espe­cial­men­te la vida de las niñas [46].

Ade­más, las tasas de repe­ti­do­res han esta­do obli­gan­do a los estu­dian­tes con has­ta seis años de edad de dife­ren­cia a per­ma­ne­cer en la mis­ma aula, y en algu­na s zonas no hay sufi­cien­te s escue­la s para pro­por­cio­nar la ins­truc­ción ade­cua­da en la len­gua nece­si­ta­da por los niños des­pla­za­dos de otras áreas (por ejem­plo, para los niños de len­gua ára­be en el nor­te de Iraq) [47].

Segu­ri­dad y sec­ta­ris­mo

La Estra­te­gia de Apo­yo a la Edu­ca­ción Nacio­nal de la UNESCO dada a cono­cer en 2008 esti­ma­ba que dos millo­nes de niños de edu­ca­ción pri­ma­ria no podían asis­tir a las escue­las debi­do a la situa­ción de la segu­ri­dad. Aun­que la situa­ción ha mejo­ra­do duran­te 2010, el acce­so de los niños a la edu­ca­ción sigue vién­do­se com­pro­me­ti­da por dicha situa­ción de la segu­ri­dad. “D e supues­tos ‘gru­pos de insur­gen­tes’ siguen lle­gan­do muchas ame­na­zas con­tra los cole­gios exi­gien­do cam­bios en los pro­gra­mas edu­ca­ti­vos o negan­do a los estu­dian­tes de cier­tos gru­pos per­se­gui­dos el acce­so a la edu­ca­ción. El cas­ti­go si no se cum­plen esas exi­gen­cias es a menu­do vio­len­to”, según el infor­me de 2010 del Alto Repre­sen­tan­te de la UNAMI [50]. ¿Quié­nes son esos “cier­tos gru­pos per­se­gui­dos” y que entien­de exac­ta­men­te el infor­me por “gru­pos de insur­gen­tes”?

Las polí­ti­cas sec­ta­rias del gobierno de Mali­ki obs­ta­cu­li­zan el dere­cho a la edu­ca­ción de los niños ira­quíes en zonas pre­do­mi­nan­te­men­te suníes. Los ata­ques con­tra las ins­ti­tu­cio­nes edu­ca­ti­vas por par­te del ejér­ci­to ira­quí y de las mili­cias guber­na­men­ta­les para inti­mi­dar, ate­rro­ri­zar, secues­trar, arres­tar y matar a los estu­dian­tes se suce­den de for­ma regu­lar. Como con­se­cuen­cia, la asis­ten­cia a los cole­gios ha dis­mi­nui­do de for­ma drás­ti­ca. Vea­mos unos cuan­tos ejem­plos para dejar más cla­ra esta situa­ción.

El 3 de febre­ro de 2011, la Bri­ga­da Muthan­na del ejér­ci­to ira­quí impi­dió que los estu­dian­tes del cole­gio Isra para chi­cos y del Ins­ti­tu­to Ascen­sión para chi­cas, en el área de Has­wa del dis­tri­to de Abu Ghraib, pudie­ran ir al cole­gio a rea­li­zar los exá­me­nes par­cia­les [51]. El miér­co­les 25 de enero de 2012 por la tar­de, en la zona suní situa­da al este de la ciu­dad de Taz­rib, Tikrit, las fuer­zas de segu­ri­dad del gobierno ira­quí per­te­ne­cien­tes a la LEWA [17] de la IV Divi­sión del ejér­ci­to ira­quí irrum­pie­ron en el ins­ti­tu­to mix­to secun­da­rio de Medi­na, ata­can­do y regis­tran­do a los alum­nos, arres­tan­do de for­ma bru­tal a sie­te de ellos –estu­dian­tes de octa­vo y noveno gra­do, de eda­des de 13 y 14 años-. La escue­la fue asal­ta­da cuan­do los estu­dian­tes se encon­tra­ban hacien­do los exá­me­nes par­cia­les. Las fuer­zas del gobierno no die­ron razón o moti­vo alguno para ese asal­to.

El sec­ta­ris­mo tam­bién pene­tra “por la puer­ta tra­se­ra”. Pare­ce que los estu­dian­tes de las pro­vin­cias de mayo­ría “chií” obtu­vie­ron mucho mejo­res resul­ta­dos en aque­llas pro­vin­cias con pobla­ción pre­do­mi­nan­te­men­te sun­ní. En 2009, en tres ciu­da­des musul­ma­nes sun­níes esta­lla­ron pro­tes­tas por el bajo núme­ro de estu­dian­tes que habían apro­ba­do los exá­me­nes nacio­na­les, ante las sos­pe­chas de que el gobierno chií de Iraq está dis­cri­mi­nan­do a los sun­níes y a otros gru­pos [52].

Plan de estu­dios

Las fuer­zas ocu­pan­tes cam­bia­ron los pla­nes de estu­dios exis­ten­tes y aho­ra el minis­te­rio de edu­ca­ción es inca­paz de refor­mar los pla­nes de estu­dio nacio­na­les de for­ma ade­cua­da debi­do al sec­ta­ris­mo del gobierno ira­quí, fal­ta de capa­ci­dad y expe­rien­cia. Todo el sis­te­ma edu­ca­ti­vo nacio­nal nece­si­ta refor­zar­se enor­me­men­te a nivel nacio­nal, de gober­no­ra­do y de dis­tri­to para ase­gu­rar el acce­so a una edu­ca­ción de cali­dad [53].

Apti­tu­des

Cada vez con­ta­mos con más prue­bas de que es muy pro­ba­ble que una gran par­te de los niños ira­quíes sufran difi­cul­ta­des de apren­di­za­je que hubie­ran podi­do pre­ve­nir­se y que están rela­cio­na­das con la fal­ta de esti­mu­la­ción y apren­di­za­je tem­pra­nos. Tal gra­do de retra­so en el len­gua­je pue­de ser resul­ta­do de las muy varia­das y exten­di­das con­se­cuen­cias psi­co­so­cia­les de la gue­rra, inclu­yen­do la pobre­za y el mie­do. Sin embar­go, las difi­cul­ta­des psi­co­so­cia­les y la pobre­za, inclui­da la preo­cu­pa­ción por la super­vi­ven­cia dia­ria entre los adul­tos, les impi­de poder hablar o esti­mu­lar a sus niños de for­ma nor­mal.

Ade­más de las difi­cul­ta­des cau­sa­das por la fal­ta de estí­mu­los, la defi­cien­te ali­men­ta­ción de que dis­po­nen afec­ta asi­mis­mo al desa­rro­llo cog­ni­ti­vo de los niños [54].

Según un infor­me de Oxfam del año 2007, alre­de­dor del 92% de los niños de Iraq pade­cen pro­ble­mas de apren­di­za­je [55].

La edu­ca­ción de las niñas

En la edu­ca­ción pri­ma­ria, las niñas repre­sen­tan el 44,74% del alum­na­do. Alre­de­dor del 75% de las niñas que empe­za­ron el cole­gio lo han aban­do­na­do duran­te o al final de la escue­la pri­ma­ria y por tan­to no han con­ti­nua­do con la ense­ñan­za secun­da­ria. Muchas de ellas han aban­do­na­do des­pués del pri­mer gra­do [56].

Aun­que las auto­ri­da­des esta­dou­ni­den­ses e ira­quíes creían que en el año esco­lar 2007 – 2008 habría un núme­ro mucho mayor de nue­vas matrí­cu­las esco­la­res, el 76,2% de las 1.513 ira­quíes encues­ta­das en una inves­ti­ga­ción de “Women for Women” dije­ron que a las niñas de sus fami­lias no se les per­mi­tía asis­tir al cole­gio, y el 56,7% de las encues­ta­das dijo que las posi­bi­li­da­des de que las niñas pue­dan asis­tir a cla­se ha n empeo­ra­do duran­te los últi­mos cua­tro años. Según el equi­po ira­quí de Women for Women Inter­na­tio­nal, las prin­ci­pa­les razo­nes de esa situa­ción son la pobre­za y la inse­gu­ri­dad.

En 2010, un infor­me de UNICEF des­cri­bía que el ambien­te del apren­di­za­je en Iraq esta­ba influi­do por la esca­sa segu­ri­dad, la pobre­za de las fami­lias y la renuen­cia a per­mi­tir que las mucha­chas ado­les­cen­tes asis­ta n a cla­se. El infor­me cita­ba las opi­nio­nes de las estu­dian­tes que se refe­rían a sus escue­las defi­nién­do­las como “poco aco­ge­do­ras, des­agra­da­bles, sucias, con mal man­te­ni­mien­to, con aseos sucios y sin agua pota­ble” [58].

La cró­ni­ca caren­cia de mate­ria­les edu­ca­ti­vos y de for­ma­ción y la redu­ci­da capa­ci­dad edu­ca­ti­va han afec­ta­do mucho más gra­ve­men­te a las fami­lias que tie­nen niños con dis­ca­pa­ci­da­des, lo que supo­ne una car­ga finan­cie­ra aña­di­da.

Muchos de los niños que sufren dis­ca­pa­ci­da­des viven en zonas rura­les o remo­tas con un impac­to gra­ve en su capa­ci­dad para acce­der a los ser­vi­cios dis­po­ni­bles a cau­sa del cos­te, la ausen­cia de trans­por­te públi­co y la fal­ta de cono­ci­mien­tos sobre la exis­ten­cia de esos ser­vi­cios. Pue­de ocu­rrir que las fami­lias de esas zonas remo­tas y rura­les no lle­guen a con­tac­tar nun­ca con pro­fe­sio­na­les sani­ta­rios. Y aun­que esos ser­vi­cios estu­vie­ran dis­po­ni­bles, el cos­te de la aten­ción médi­ca resul­ta prohi­bi­ti­vo para la mayo­ría de las fami­lias.

Ase­si­na­tos y fuga de cere­bros

Los ase­si­na­tos y ame­na­zas de muer­te con­tra los edu­ca­do­res han obli­ga­do a muchos de ellos a huir del país. Según la Ofi­ci­na de las Nacio­nes Uni­das para Asun­tos Huma­ni­ta­rios (OCHA), des­de 2006 han muer­to ase­si­na­dos 180 pro­fe­so­res, 100 sufrie­ron secues­tro s y, has­ta abril de 2008, 3.250 habían teni­do que esca­pa r del país [59] [60].

El Inter­na­tio­nal Medi­cal Corp s infor­ma­ba que la pobla­ción de ense­ñan­tes de Bag­dad se había redu­ci­do en un 80%, y que el per­so­nal médi­co pare­cía haber aban­do­na­do el país en cifras fue­ra de toda pro­por­ción [61]. Se cree que a fina­les de 2006 se había n mar­cha­do del país alre­de­dor del 40% de las cla­ses medias de Iraq [62]. La fuga de cere­bros y la des­truc­ción de los cole­gios y del sis­te­ma edu­ca­ti­vo es par­te de la lim­pie­za cul­tu­ra l de la iden­ti­dad de la socie­dad ira­quí [63]. Las cla­ses pro­fe­sio­nal es y edu­ca­das de Iraq, espe­cial­men­te los pro­fe­so­res, aca­dé­mi­cos y pro­fe­sio­na­les de la salud han deja­do Iraq ante una inmen­sa tarea de recons­truc­ción, no solo de su infra­es­truc­tu­ra sani­ta­ria y edu­ca­ti­va sino del capi­tal humano de espe­cia­lis­tas [67].

ARTÍCULO 20 (NIÑOS PRIVADOS DE UN ENTORNO FAMILIAR): Los niños que no pue­den ser aten­di­dos por sus pro­pias fami­lias tie­nen dere­cho a una aten­ción espe­cial

A cau­sa de la gue­rra y la ocu­pa­ción ha habi­do un aumen­to drás­ti­co del núme­ro de huér­fa­nos en Iraq. Según mues­tran las esta­dís­ti­cas ofi­cia­les del gobierno, h ay cin­co millo­nes de huér­fa­nos ira­quíes, lo que exi­ge que el gobierno, el par­la­men­to y las ONG deban estar en cons­tan­te con­tac­to con los niños sin padres de Iraq [68]. Alre­de­dor de 500.000 de estos huér­fa­nos viven en las calles sin los cui­da­dos de una fami­lia ni de ins­ti­tu­ción espe­cia­li­za­da algu­na [69].

Según la ONG “Spon­sor Ira­qi Chil­dren Foun­da­tion”, apro­xi­ma­da­men­te uno de cada seis niños ira q u íes meno­res de 18 años es huér­fano. Muchos huér­fa­nos men­di­gan por las calles o ven­den agua para ayu­dar a sus madres viu­das empo­bre­ci­das o her­ma­nos. Tie­nen una situa­ción muy vul­ne­ra­ble ante los arres­tos por men­di­ci­dad así como ante el posi­ble reclu­ta­mien­to o abu­sos por par­te de delin­cuen­tes, extre­mis­tas y tra­fi­can­tes huma­nos [70].

ARTÍCULO 22 (NIÑOS REFUGIADOS): Los niños tie­nen dere­cho a una pro­tec­ción y ayu­da espe­cia­les cuan­do son refu­gia­dos.

Como media, del 75 al 80% de las per­so­nas des­pla­za­das en una cri­sis [71] son muje­res y niños.

La Media Luna Roja Ira­quí esti­ma que más del 83% de las per­so­nas des­pla­za­das en Iraq son muje­res y niños, y la mayo­ría de esos niños son meno­res de doce años [72].

Según las cifras publi­ca­das el 22 de enero de 2008 por la Agen­cia de las Nacio­nes Uni­das para los Refu­gia­dos (ACNUR), los refu­gia­dos ira­quíes en Siria sufrían trau­mas más inten­sos que los refu­gia­dos de otros con­flic­tos recien­tes en otros luga­res. Ade­más se reve­ló que el 89,5% sufría depre­sión, el 81,6% ansie­dad y e l 67,6% tras­tor­nos de estrés pos trau­má­ti­co (PTSD, por sus siglas en inglés) [73].

Los pro­ble­mas de los niños que se vie­ron obli­ga­dos e emi­grar supo­nen un pro­ble­ma huma­ni­ta­rio muy gra­ve debi­do a que gran núme­ro de fami­lias no cuen­tan con un refu­gio, ni fon­dos, ni aten­ción sani­ta­ria, edu­ca­ción o segu­ri­dad de algún tipo [74].

El estu­dio de la Dra. Suad Al-Azza­wi mues­tra en su gru­po de estu­dio que, del 43,6% de los niños de las fami­lias que salie­ron de Iraq, el 12,8% se había vis­to for­za­do a aban­do­nar sus áreas de resi­den­cia y el 11,7% de los niños a dejar el país. Todo esto a cau­sa de la fal­ta de ser­vi­cios, segu­ri­dad y ausen­cia de ley ante el temor por sus vidas. Por tan­to, el 75,5% de los niños en el gru­po estu­dia­do se habían vis­to obli­ga­dos a emi­grar de las zonas don­de vivían en Iraq [75].

Ade­más, el 22,4% de los niños no podía seguir con su edu­ca­ción por las gra­ves difi­cul­ta­des finan­cie­ras de sus padres. Los refu­gia­dos ira­quíes en Siria no podían ofre­cer a sus niños edu­ca­ción gra­tui­ta. Otros niños se vie­ron obli­ga­dos a tra­ba­jar para ayu­da r a sus fami­lias a sobre­vi­vir.

Las inves­ti­ga­cio­nes del ACNUR en 2009 afir­ma­ban que el 20% de las per­so­nas inter­na­men­te des­pla­za­das y el 5% de los refu­gia­dos que habían vuel­to afir­ma­ron haber per­di­do a sus niños. En noviem­bre de 2009, se esti­mó que la pobla­ción inter­na­men­te des­pla­za­da lle­ga­ba a 2,76 millo­nes de per­so­nas o 467.517 fami­lias. Un sim­ple cálcu­lo mues­tra que más de 93.500 niños de las fami­lias inter­na­men­te des­pla­za­das están des­apa­re­ci­dos [76].

ARTÍCULO 23 (NIÑOS CON DISCAPACIDADES) [77]

Es muy pro­ba­ble que la dis­tan­cia has­ta los cole­gio s , el mal esta­do de los edi­fi­cios, la caren­cia de ins­ta­la­cio­nes bási­cas, los pro­fe­so­res poco com­pren­si­vos, la fal­ta de ayu­da para asi­mi­lar las lec­cio­nes, la acción pro­tec­to­ra de las fami­lias y las acti­tu­des de la socie­dad repre­sen­ten obs­tácu­los insal­va­bles para las niñas con inca­pa­ci­da­des [78].

Ape­nas se cuen­ta con datos fia­bles acer­ca de los ser­vi­cios que pue­da haber en Iraq para niños dis­ca­pa­ci­ta­dos. Los años de las san­cio­nes de las Nacio­nes Uni­das logra­ron que no se pudie­ra seguir inves­ti­gan­do y, a fina­les de 1991, tuvie­ron que cerrar­se las cua­tro ins­ti­tu­cio­nes que se encar­ga­ban de la for­ma­ción espe­cia­li­za­da, así como las ins­ti­tu­cio­nes de coor­di­na­ción nacio­nal [79].

La caren­cia cró­ni­ca de mate­ria­les edu­ca­ti­vos y de for­ma­ción y la redu­ci­da capa­ci­dad edu­ca­ti­va pro­du­jo un incre­men­to de la vul­ne­ra­bi­li­dad eco­nó­mi­ca de las fami­lias con niños dis­ca­pa­ci­ta­dos, al repre­sen­tar una car­ga finan­cie­ra adi­cio­nal.

Muchos niños que pade­cen dis­ca­pa­ci­da­des viven en áreas rura­les o remo­tas, lo que impac­ta gra­ve­men­te en su posi­bi­li­dad de acce­der a los ade­cua­dos ser­vi­cios debi­do al cos­te, ausen­cia de trans­por­te públi­co y fal­ta de cono­ci­mien­to sobre los ser­vi­cios de que se podría dis­po­ner. Las fami­lias de zonas remo­tas y rura­les no con­sul­tan nun­ca con los pro­fe­sio­na­les de la sani­dad. Inclu­so aun­que hubie­ra dis­po­ni­bi­li­dad de ser vicios, el cos­te de la aten­ción médi­ca es prohi­bi­ti­vo para la mayo­ría de las fami­lias (Came­ron 2005) [80].

El Minis­te­rio de Tra­ba­jo y Asun­tos Socia­les es res­pon­sa­ble de la aten­ción ins­ti­tu­cio­nal y de la dota­ción de pres­ta­cio­nes. Aun­que hay un pre­su­pues­to habi­li­ta­do por el gobierno cen­tral para cubrir el ali­men­to, trans­por­te y otras ins­ta­la­cio­nes de ser­vi­cios socia­les, los equi­pos care­cen de for­ma­ción y las uni­da­des nece­si­tan de ins­ta­la­cio­nes moder­nas y fun­cio­na­les. Hay alre­de­dor de 200 tra­ba­ja­do­res socia­les, pero su fal­ta de expe­rien­cia les vuel­ve en gran medi­da inefi­ca­ces [81].

ARTÍCULO 33 (USO INDEBIDO DE DROGAS): Los gobier­nos deben uti­li­zar todos los medios de que dis­pon­gan para pro­te­ger a los niños del uso de dro­gas noci­vas y de que se les pue­da uti­li­zar en el trá­fi­co de dro­gas.

En la actua­li­dad, en Iraq, muchos niños no van al cole­gio y no jue­ga n en la calle sino que se camu­flan por las esqui­nas para tomar dro­gas o ven­der­las. Los exper­tos dicen que muchos niños, sobre todo los huér­fa­nos, se han vuel­to en los últi­mos años adic­tos a las dro­gas. Antes de la inva­sión esta­dou­ni­den­se de Iraq en 2003, prác­ti­ca­men­te no exis­tía la adic­ción a la dro­ga entre los niños, según Amir Moham­mad Bayat, un psi­có­lo­go que tra­ba­ja con niños adic­tos a las dro­gas. En muchos de los casos, los niños han entra­do en el mun­do de la dro­ga para tra­tar de ali­viar el dolor y los sufri­mien­tos infli­gi­dos por la gue­rra [82].

Los infor­mes de UNICEF están advir­tien­do que la adic­ción a la dro­ga se está con­vir­tien­do en un fenó­meno habi­tual entre los niños ira­quíes. Des­de 2005 se ha regis­tra­do un incre­men­to del 30% en las adic­cio­nes entre niños, y casi un 10% a lo lar­go del pasa­do año.

Pero el pro­ble­ma va más allá de la adic­ción. Muchos niños están atra­pa­dos en el flo­re­cien­te trá­fi­co de dro­gas del “nue­vo Iraq” (una ONG local está inten­tan­do abor­dar el pro­ble­ma en Bag­dad). Habi­tual­men­te, las ban­das de delin­cuen­tes esco­gen a niños que han per­di­do a sus seres que­ri­dos o que están tra­ba­jan­do por las calles. “Los tra­fi­can­tes les ofre­cen tra­ba­jo y ali­vio, hacien­do caer fácil­men­te a esos niños ino­cen­tes en la depen­den­cia de la dro­ga” [83].

ARTÍCULO 34 (EXPLOTACIÓN SEXUAL): Los gobier­nos deben pro­te­ger a los niños de toda for­ma de explo­ta­ción y abu­so sexual.

La Orga­ni­za­ción para la Libe­ra­ción de la Mujer en Iraq, un ONG ira­quí, esti­ma que alre­de­dor de 4.000 muje­res, de las cua­les la quin­ta par­te son meno­res de 18 años, des­apa­re­cie­ron en los pri­me­ros sie­te años de la gue­rra.

Niñas ino­cen­tes que debe­rían seguir dis­fru­tan­do de la infan­cia bajo la pro­tec­ción de sus madres están sien­do encar­ce­la­das por el deli­to de pros­ti­tu­ción, una espan­to­sa expe­rien­cia que las ha con­ver­ti­do en las escla­vas moder­nas. En estos momen­tos ni siquie­ra sabe­mos si las cifras de ado­les­cen­tes ira­quíes víc­ti­mas del trá­fi­co humano en los últi­mos años lle­ga a varios miles o a dece­nas de miles [85].

La OMS infor­ma que entre las muje­res pros­ti­tui­das, las meno­res alcan­zan e l 65% [86].

La vio­len­cia uti­li­za­da con­tra las muje­res y niñas pros­ti­tui­das se diri­ge sobre toda con­tra las emba­ra­za­das. Muchos infor­mes ase­gu­ran que abor­ta­ron a cau­sa de los gol­pes y las pata­das. A las muje­res y niñas que tuvie­ron un abor­to las obli­ga­ron a vol­ver al tra­ba­jo de inme­dia­to. Algu­nas de las niñas son víc­ti­mas de tor­tu­ras en casos de vio­la­ción masi­va. Los hijos de las muje­res pros­ti­tui­das son ven­di­dos o vio­la­dos por clien­tes pedó­fi­los y están con­de­na­dos a un círcu­lo vicio­so de encar­ce­la­mien­to debi­do a la pros­ti­tu­ción for­zo­sa y a par­tir de ahí no hay otra sali­da que la vuel­ta a la pros­ti­tu­ción. En algu­nos casos ha habi­do niñas que inclu­so han ven­di­do sus órga­nos [87].

Cuan­to más joven sea la mucha­cha, más lucra­ti­va la ganan­cia, la deman­da más alta es de niñas meno­res de die­ci­séis años. Según se ha sabi­do, los tra­fi­can­tes ven­den niñas de has­ta 11 y 12 años por 30.000 dóla­res, mien­tras que las mucha­chas “usa­das” mayo­res pue­den com­prar­se por has­ta 2.000 dóla­res. Los tra­fi­can­tes reci­ben la ayu­da de sofis­ti­ca das redes cri­mi­na­les que tie­nen capa­ci­dad para fal­si­fi­car docu­men­tos y pagar a fun­cio­na­rios corrup­tos para que eli­mi­nen cual­quier impe­di­men­to [88]. En algu­nos casos, las muje­res y niñas piden per­ma­ne­cer en los cen­tros de deten­ción inclu­so des­pués de cum­plir sen­ten­cia ante el temor de que sus fami­lias las maten [89].

Un infor­me publi­ca­do por la ONG con sede en Lon­dres Social Chan­ge for Edu­ca­tion in the Midd­le East (SCEME) [91] hace hin­ca­pié en la terri­ble situa­ción de niñas de has­ta 10 o 12 años que han sido obje­to de trá­fi­co humano en el Iraq de la pos­gue­rra hacia otros paí­ses, entre ellos Siria, Jor­da­nia, Líbano, Emi­ra­tos Ára­be s Uni­dos y Ara­bia Sau­dí para explo­tar­las sexual­men­te. Otras víc­ti­mas tra­fi­ca­das den­tro de Iraq aca­ban en clubs noc­tur­nos o bur­de­les, a menu­do en Bag­dad… Algu­nos de esos bur­de­les “se han crea­do úni­ca­men­te para satis­fa­cer la deman­da crea­da por el per­so­nal al ser­vi­cio de Esta­dos Uni­dos”, aña­de.

Aun­que en Iraq exis­tía explo­ta­ción sexual, como en todas par­tes, antes de que la gue­rra empe­za­ra en 2003, “la inva­sión e ines­ta­bi­li­dad que siguió creó un entorno don­de las muje­res jóve­nes y las ado­les­cen­tes fue­ron mucho más vul­ne­ra­bles ante el trá­fi­co sexual”.

A algu­nas de las jóve­nes víc­ti­mas se las enga­ña hacién­do­las creer en una pro­me­sa matri­mo­nial autén­ti­ca, dijo la Sra. Abu-Atta, para ser des­pués sexual­men­te explo­ta­das, rápi­da­men­te divor­cia­das y arro­ja­das a las calles, per­dien­do todo el honor a los ojos de la con­ser­va­do­ra socie­dad ára­be. Enton­ces se con­vier­ten en obje­ti­vos fáci­les de nue­vos abu­sos.

Otra prác­ti­ca cruel, espe­cial­men­te en las ciu­da­des san­tas chiíes de Nayaf y Ker­ba­la, y tam­bién en Siria, es el matri­mo­nio “mutaa”, por el cual una mucha­cha es casa­da a cam­bio de un pre­cio en pre­sen­cia de un reli­gio­so y se la entre­ga a un hom­bre duran­te un perío­do acor­da­do que pue­de ir de una hora a un par de meses [92].

El gobierno no se res­pon­sa­bi­li­za de nada

Cuan­do Imán Abu-Atta, una inves­ti­ga­do­ra clí­ni­ca, se enfren­tó a este pro­ble­ma encon­tró muchas resis­ten­cias [93].

El gobierno ira­quí y las auto­ri­da­des bri­tá­ni­cas y esta­dou­ni­den­ses, con pre­sen­cia de fuer­zas en Iraq y que con­tri­bu­yen en gran medi­da al agra­va­mien­to del pro­ble­ma, han hecho muy poco para com­ba­tir el trá­fi­co de muje­res y niñas: no ha habi­do pro­ce­sa­mien­to de cri­mi­na­les impli­ca­dos en el trá­fi­co humano, ni nin­gún pro­gra­ma amplio para abor­dar el pro­ble­ma ni apo­yo alguno a las víc­ti­mas, como se ha indi­ca­do ante­rior­men­te [94].

Los gru­pos por los dere­chos de la mujer dije­ron a Human Rights Watch que las muje­res víc­ti­mas de trá­fi­co (y víc­ti­mas de vio­len­cia sexual) aca­ban a menu­do en la cár­cel. El gobierno no les pro­por­cio­na ayu­da para que pue­dan ser repa­tria­das des­de el extran­je­ro. Las auto­ri­da­des ira­quíes pro­ce­san y acu­san a las víc­ti­mas del trá­fi­co por come­ter actos ilí­ci­tos que son con­se­cuen­cia de ese trá­fi­co. Se encar­ce­la tam­bién a las víc­ti­mas por pros­ti­tu­ción mien­tras las auto­ri­da­des igno­ran a sus ver­du­gos [95].

ARTÍCULO 38 (GUERRA Y CONFLICTOS ARMADOS): Los gobier­nos deben hacer cuan­to esté en su mano para pro­te­ger y cui­dar a los niños afec­ta­dos por la gue­rra

Pro­ble­mas psi­co­ló­gi­cos:

El colap­so total de la eco­no­mía ira­quí, la vio­len­cia sec­ta­ria, los ata­ques con­tra los civi­les por par­te de las tro­pas esta­dou­ni­den­ses, el ase­si­na­to de fami­lia­res, etc., han pri­va­do a los niños de Iraq de una infan­cia ino­cen­te y des­preo­cu­pa­da. Han teni­do que enfren­tar­se a la rup­tu­ra fami­liar, a la pobre­za y a una total fal­ta de segu­ri­dad. A los niños ira­quíes se les está obli­gan­do a asu­mir el rol de gene­ra­dor de ingre­sos por­que sus fami­lias sufren ham­bre y pobre­za. Han aban­do­na­do el cole­gio y tie­nen que enfren­tar­se a pro­ble­mas de adul­tos tales como el des­em­pleo, el tra­ba­jo manual, etc. Esta situa­ción les expo­ne a situa­cio­nes de mucha dure­za y con muchas for­mas de abu­sos. El hecho de estar expues­tos a dia­rio a la vio­len­cia ha afec­ta­do a su desa­rro­llo psi­co­ló­gi­co y a su con­duc­ta [96]. El 46,8% de la pobla­ción infan­til estu­dia­da se enfren­ta a gra­ves pro­ble­mas de salud como tras­tor­nos men­ta­les y psi­co­ló­gi­cos.

Según la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud, la cuar­ta cau­sa prin­ci­pal de enfer­me­dad entre los ira­quíes mayo­res de cin­co años son los “tras­tor­nos men­ta­les” y a un nivel mucho más preo­cu­pan­te que las enfer­me­da­des infec­cio­sas [98].

Un estu­dio de la Socie­dad Ira­quí de Psi­quia­tras en cola­bo­ra­ción con la OMS halló que el 70% de los niños (de una mues­tra de 10.000) de la zona de Shaab, Nor­te de Bag­dad, sufre sín­to­mas rela­cio­na­dos con trau­mas psi­co­ló­gi­cos [99].

En 2006 se com­ple­ta­ron varios estu­dios sobre la pre­va­len­cia de los tras­tor­nos men­ta­les en los niños en Bag­dad, Mosul y Dohuk. En el pri­mer estu­dio se halló que el 47% de los niños de ense­ñan­za pri­ma­ria se habían vis­to expues­tos a impor­tan­tes suce­sos trau­má­ti­cos duran­te los dos años ante­rio­res, pre­sen­tan­do el 14% tras­tor­nos de estrés pos­trau­má­ti­co (PTSD, por sus siglas en inglés): 9% en los niños, 17% en las niñas [100].

En el segun­do estu­dio, rea­li­za­do en Mosul, se inves­ti­ga­ron los tras­tor­nos men­ta­les entre ado­les­cen­tes: el 30% tenía sín­to­mas de PTSD: 26% los niños; 32% las niñas. Había una tasa más alta de PTSD entre los ado­les­cen­tes de más edad. El 92% de los ado­les­cen­tes enfer­mos no había reci­bi­do nun­ca tra­ta­mien­to [101].

Un estu­dio psi­quiá­tri­co efec­tua­do en 2005 por el depar­ta­men­to psi­quiá­tri­co del hos­pi­tal de pedia­tría gene­ral en Bag­dad halló: tras­tor­nos de ansie­dad (22%); pro­ble­mas de con­duc­ta, 18%; enure­sis no-orgá­ni­ca (15%); tar­ta­mu­dez (14%); epi­lep­sia (10%) y depre­sión (1,3%) (Al-Obai­di et al.).

Los niños se han vis­to expues­tos a com­ba­tes en la calle, a tener que ver cadá­ve­res camino del cole­gio, a ver parien­tes y ami­gos ase­si­na­dos o gra­ve­men­te heri­dos y a otras accio­nes de la gue­rra y la ocu­pa­ción. No solo tuvie­ron que con­tem­plar esas esce­nas duran­te un bre­ve tiem­po, lle­van años y años vien­do esas situa­cio­nes.

Casi todos los niños están cre­cien­do como hijo o hija de víc­ti­mas de gra­ves vio­la­cio­nes de los dere­chos huma­nos, como tor­tu­ra, vio­la­ción o ata­ques quí­mi­cos. La mayo­ría de los padres actua­les no han teni­do la posi­bi­li­dad de llo­rar sus pér­di­das y recu­pe­rar­se de las expe­rien­cias trau­má­ti­cas debi­do a la caren­cia de ser­vi­cios de reha­bi­li­ta­ción y de reco­no­ci­mien­to social. Los niños que viven en fami­lias de super­vi­vien­tes se con­vier­ten fre­cuen­te­men­te en víc­ti­mas de agre­sión, abu­sos emo­cio­na­les y físi­cos, con efec­tos de negli­gen­cia, de con­flic­tos inter­ge­ne­ra­cio­na­les y estruc­tu­ras fami­lia­res dis­fun­cio­na­les pro­vo­ca­das por el trau­ma colec­ti­vo.

Están expues­tos a la vio­len­cia fue­ra y den­tro de sus casas.

Como con­se­cuen­cia, sufren una amplia gama de alte­ra­cio­nes de la con­duc­ta y reac­cio­nes de estrés rela­cio­na­das con los trau­mas, como son des­ór­de­nes del sue­ño, con­duc­ta agi­ta­da e hiper­ac­ti­va, aban­dono social, depre­sión, ansie­dad, así como tras­tor­nos ali­men­ti­cios y de desa­rro­llo. Como los niños tie­nen a menu­do que sopor­tar de diver­sas for­mas la situa­ción de unos padres trau­ma­ti­za­dos, su pro­pio desa­rro­llo para poder con­ver­tir­se en miem­bros pro­duc­ti­vos de la socie­dad que­da inhi­bi­do.

Las espan­to­sas imá­ge­nes de cadá­ve­res des­tro­za­dos espar­ci­dos por las calles y las esce­nas de sus padres o fami­lia­res ase­si­na­dos fren­te a sus ojos per­ma­ne­ce­rán fir­me­men­te en las men­tes de los niños duran­te muchos años, dejan­do hue­llas psi­co­ló­gi­cas nega­ti­vas en sus futu­ras con­duc­tas.

El “ince­san­te baño de san­gre y la ausen­cia de ayu­da pro­fe­sio­nal hará que los niños de Iraq crez­can o bien pro­fun­da­men­te mar­ca­dos por la vio­len­cia o tan habi­tua­dos a ella que hará que man­ten­gan esa pau­ta de con­duc­ta cuan­do entren en la edad adul­ta”.

Ibn Rush es el úni­co hos­pi­tal psi­quiá­tri­co en la capi­tal de 6 millo­nes de per­so­nas [102]. Los psi­quia­tras ira­quíes, como la mayor par­te de los pro­fe­sio­na­les médi­cos del país, están pade­cien­do la fal­ta de finan­cia­ción y for­ma­ción. No exis­te nin­gún cen­tro de psi­co­te­ra­pia ni de aten­ción a situa­cio­nes de cri­sis.

De todas las esta­dís­ti­cas que des­cri­ben la devas­ta­ción impues­ta a Iraq por una gue­rra ile­gal, las cifras que des­cri­ben la espan­to­sa situa­ción de los niños ira­quíes son las más preo­cu­pan­tes y des­ga­rra­do­ras. Esos niños deter­mi­na­rán el futu­ro Iraq. Su bien­es­tar, o la ausen­cia del mis­mo, ten­drán un impac­to deso­la­dor en las vidas de todos los ira­quíes, inde­pen­dien­te­men­te de su sec­ta, reli­gión o etnia [103].

Las fuer­zas ocu­pan­tes anglo-esta­dou­ni­den­ses y el gobierno ira­quí han falla­do gro­se­ra­men­te a la hora de cum­plir con sus debe­res más bási­cos hacia los niños de Iraq.

Las poten­cias ocu­pan­tes tie­nen toda la res­pon­sa­bi­li­dad por las vio­la­cio­nes de las dis­po­si­cio­nes y con­ve­nios rela­ti­vos a los niños. Es pre­ci­so que se las res­pon­sa­bi­li­ce total­men­te por el daño infli­gi­do a los niños ira­quíes.

Las ins­ti­tu­cio­nes y meca­nis­mos ira­quíes que debe­rían ase­gu­rar la pro­tec­ción físi­ca, social y legal a las muje­res, niños y jóve­nes son dis­fun­cio­na­les y poco dig­nas de con­fian­za. Como con­se­cuen­cia, los más vul­ne­ra­bles se ven expues­tos a explo­ta­ción y abu­sos, tales como ase­si­na­to, secues­tro y vio­len­cia de géne­ro, trá­fi­co humano, reclu­ta­mien­to y uti­li­za­ción por gru­pos arma­dos, tra­ba­jo infan­til y pri­va­ción de liber­tad [104].

Pedi­mos a la comu­ni­dad inter­na­cio­nal y a todos los orga­nis­mos por los dere­chos huma­nos que abor­den y dis­cu­tan estos temas en el Con­se­jo de Segu­ri­dad y envíen un Rela­tor Espe­cial a Iraq.

NOTAS:

[1] Chris Floyd, 17 diciem­bre 2011, « War Without End, Amen: The Reality of America’s Aggres­sion Against Iraq », Empi­re Bur­les­que:

http://www.chris-floyd.com/component/content/article/1‑latest-news/2200-war-without-end-amen-the-reality-of-americas-aggression-against-iraq-.html

[2] Con­ve­nio (IV) rela­ti­vo a la Pro­tec­ción de Per­so­nas Civi­les en Tiem­po de Gue­rra. Gine­bra, 12 agos­to 194: http://​www​.icrc​.org/​i​h​l​.​n​s​f​/​f​u​l​l​/​380

[3] El Con­ve­nio fue rati­fi­ca­do por 194 paí­ses de la ONU, excep­to EEUU y Soma­lia.

[4] « Fallen off the agen­da? More and bet­ter aid nee­ded for Iraq reco­very » http://​relief​web​.int/​n​o​d​e​/​3​6​0​643

[5] FACT SHEET: « A sum­mary of the rights under the Con­ven­tion on the Rights of the Child »: http://www.unicef.or g /crc/index_30228.html

[6] « Iraq Deaths »: http://​www​.just​fo​reign​po​licy​.org/​i​raq

[7] El infor­me “The Wea­pons That Kill Civi­lians, Deaths of Chil­dren and Non­com­ba­tants in Iraq”, se reco­pi­ló a par­tir de una mues­tra de 60. 481 muer­tes acae­ci­das a lo lar­go de 14. 196 suce­sos duran­te un perío­do de cin­co años a par­tir de la inva­sión de 2003. Se exclu­ye­ron las víc­ti­mas civi­les de ata­ques de vio­len­cia con­cen­tra­da, como los dos ase­dios con­tra la ciu­dad de Falu­ya.

[8] « Iraq air raids hit mostly women and chil­dren », Kim Sen­gup­ta, 2009 http://​www​.inde​pen​dent​.co​.uk/​n​e​w​s​/​w​o​r​l​d​/​m​i​d​d​l​e​-​e​a​s​t​/​i​r​a​q​-​a​i​r​-​r​a​i​d​s​-​h​i​t​-​m​o​s​t​l​y​-​w​o​m​e​n​-​a​n​d​-​c​h​i​l​d​r​e​n​-​1​6​6​9​2​8​2​.​h​tml

[9] « Ira­qi deaths from vio­len­ce 2003 – 2011 Analy­sis and over­view from Iraq Body Coun t » (IBC), 2012 http://​www​.iraq​body​count​.org/​a​n​a​l​y​s​i​s​/​n​u​m​b​e​r​s​/​2​0​11/

[10] « UN Calls Rights Situa­tion in Iraq “Fra­gi­le” » http://​www​.com​mon​dreams​.org/​h​e​a​d​l​i​n​e​/​2​0​1​1​/​0​8​/08 – 3

[11] Merrill Sin­ger, G. Derrick Hod­ge: « The war machi­ne and glo­bal health: a cri­ti­cal medi­cal anth­ro­po­lo­gi­cal exa­mi­na­tion of the human costs of armed con­flict and the inter­na­tio­nal vio­len­ce industry ». Elai­ne A. Hills, Dah­lia S. Was­fi: « The cau­ses and human costs of tar­ge­ting Iraq », p. 119.

[12] http://www.iauiraq.org/documents/1375/images…unitionsHumanHealthinIraq.pdf

[13] http://​water​webs​ter​.org/​I​r​a​q​W​a​t​e​r​.​htm

[14] « Huma­ni­ta­rian Disas­ter In Fallu­jah: Unpre­ce­den­ted Num­bers of Birth Defects, Mis­ca­rria­ges and Can­cer Cases », por Malak Ham­dan http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​F​a​l​l​u​j​a​h​1​2​0​4​1​0​.​htm

[15] « Gene­tic dama­ge and health in Fallu­jah Iraq wor­se than Hiroshi­ma » http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​F​a​l​l​u​j​a​h​0​2​0​7​1​0​.​htm

[16] « The cau­se of con­ge­ni­tal ano­maly and can­cer in Fallu­jah Iraq is iden­ti­fied as Enri­ched Ura­nium from novel wea­pons sys­tems deplo­yed by the US », por Chris Busby and MalakHam­dan : http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​F​a​l​l​u​j​a​h​1​7​1​0​1​1​.​htm

[17] « Four Poly­ga­mous Fami­lies with Con­ge­ni­tal Birth Defects from Fallu­jah, Iraq », Sami­ra Alaa­ni, Mozh­gan Sava­bieas­faha­ni, Moham­mad Tafash y Pao­la Man­du­ca: http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​p​d​f​/​F​a​l​l​u​j​a​h​0​4​0​1​1​1​.​pdf

[18] « Ura­nium and other con­ta­mi­nants in hair from the parents of chil­dren with con­ge­ni­tal ano­ma­lies in Fallu­jah, Iraq », Sami­ra Alaa­ni, Muham­med Tafash, Chris­topher Busby, Malak Ham­dan y Eleo­no­re Blau­rock-Busch http://​www​.con​flic​tandhealth​.com/​c​o​n​t​e​n​t​/​5​/​1​/15

[19] « Can­cer, Infant Mor­ta­lity and Birth Sex-Ratio in Fallu­jah, Iraq, 2005 – 2009 », Chris Busby, Malak Ham­dan y Ente­sar Aria­bi. Int. J. Envi­ron. Res. Public Health 2010, 7, 2828 – 2837: http://​www​.mdpi​.com/​1​660 – 4601/​7/​7/​2828

[20] « Can­cer, Infant Mor­ta­lity and Birth Sex-Ratio in Fallu­jah, Iraq 2005 – 2009 », Chris Busby, Malak Ham­dan y Ente­sar Aria­bi. Int. J. Envi­ron. Res. P ublic Health 2010, 7, 2828 – 2837: http://​www​.mdpi​.com/​1​660 – 4601/​7/​7/​2828

[21] « Ura­nium and other con­ta­mi­nants in hair from the parents of chil­dren with con­ge­ni­tal ano­ma­lies in Fallu­jah, Iraq », Sami­ra Alaa­ni, Muham­med Tafash, Chris­topher Busby, Malak Ham­dan y Eleo­no­re Blau­rock-Busch: http://​www​.con​flic​tandhealth​.com/​c​o​n​t​e​n​t​/​5​/​1​/15

[22] « Occu­pa­tion could link to high child can­cer rates », 2011:

http://www.dw-world.de/dw/article/0„15615222,00.html

[23] « Moving ahead to impro­ve lives of Ira­qis affec­ted by land­mi­nes », 2011 http://​www​.uni​raq​.org/​n​e​w​s​r​o​o​m​/​g​e​t​a​r​t​i​c​l​e​.​a​s​p​?​A​r​t​i​c​l​e​I​D​=​1​495

[24] « Moving ahead to impro­ve lives of Ira­qis affec­ted by land­mi­nes », 2011 http://​www​.uni​raq​.org/​n​e​w​s​r​o​o​m​/​g​e​t​a​r​t​i​c​l​e​.​a​s​p​?​A​r​t​i​c​l​e​I​D​=​1​495

[25] « IRAQ – land­mi­nes, bombs, deple­ted ura­nium – devas­ta­tion – chil­dren ampu­tees »: http://www.indymedia.org.au/2011/12/04/iraq-%E2%80%93-landmines-bombs-depleted-uranium-%E2%80%93-devastation-%E2%80%93-children-amputees-how-you-can-hel

[26] « Iraq’s War Dis­fi­gu­red Babies », 2009:

http//www.heyetnet.org/eng/reports/3964-iraqs-war-disfigured-babies-.html

[27] « The Euro­pean poli­ti­cal lands­ca­pe regar­ding the ban on ura­nium wea­pons – with focus on Bel­gium », Ms. Ria­Ver­jauw, ICBUW, Bel­gium

www.rauhanpuolustajat.fi/…/seminaariraportti.pdf

[28] Dahr Jamail: “Ira­qi Hos­pi­tals Ailing under Occu­pa­tion”, World Tri­bu­nal on Iraq, Estam­bul, Tur­quía, 2005: http://​www​.brus​sels​tri​bu​nal​.org/​p​d​f​/​H​e​a​l​t​h​c​a​r​e​U​n​d​e​r​O​c​c​u​p​a​t​i​o​n​D​a​h​r​J​a​m​a​i​l​.​pdf

[29] « The Iraq health cri­sis »: http://​gori​llas​gui​des​.com/​2​0​0​8​/​0​1​/​1​6​/​m​e​d​a​c​t​-​w​m​d​-​c​o​n​f​l​i​c​t​-​t​h​e​-​i​r​a​q​-​h​e​a​l​t​h​-​c​r​i​s​is/

[30] « Women, chil­dren and youth in the Iraq cri­sis: a fact sheet », 2008 http://www.rhrc.org/resources/Iraqi_women_girls_factsheet%20FINAL%20JAn08.pdf

[31] Michael Haas: “Chil­dren and Unla­men­ted Vic­tims of Bush’s War Cri­mes”. ICH. 1 mayo 2009: http://​www​.infor​ma​tion​clea​ringhou​se​.info/​a​r​t​i​c​l​e​2​2​5​2​9​.​htm

[32] Dra. . Souad N. Al-Azza­wi: http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​p​d​f​/​I​r​a​q​i​C​h​i​l​d​r​e​n​S​u​f​f​e​r​i​n​g​2​0​1​0​.​pdf

[33] « Sur­vey on the sta­te of the envi­ron­ment in Iraq laun­ched », Bag­dad, 22 sep­tiem­bre 2011: http://​www​.uni​cef​.org/​m​e​d​i​a​/​m​e​d​i​a​_​5​9​8​9​2​.​h​tml

[34] Las cifras pro­vie­nen de una inves­ti­ga­ción rea­li­za­da en 2007 – 2008 por el Minis­te­rio de Sani­dad, el Minis­te­rio de Edu­ca­ción y sus homó­lo­gos del Gobierno Regio­nal del Kur­dis­tán en coope­ra­ción con la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud, Huma­ni­ta­rian Upda­te Iraq No. 6 ; abril 2009 : http://ochaonline.un.or/OchaLinkClick.aspx?link=ocha&docId=1111049

[35] http://​iraq​daily​ti​mes​.com/​i​r​a​q​i​-​t​r​a​d​e​-​m​i​n​i​s​t​r​y​-​i​n​t​r​o​d​u​c​e​s​-​i​n​c​o​m​e​-​b​a​s​e​d​-​r​a​t​i​o​n​i​n​g​-​a​s​s​e​s​s​m​e​nt/

[36] Infor­me sobre los Obje­ti­vos para el Desa­rro­llo del Mile­nio, Infor­me de las Nacio­nes Uni­das, 2010.

[37] Dra. . Souad N. Al-Azza­wi http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​p​d​f​/​I​r​a​q​i​C​h​i​l​d​r​e​n​S​u​f​f​e​r​i​n​g​2​0​1​0​.​pdf

[38] « Fallen off the agen­da? More and bet­ter aid nee­ded for Iraq reco­very »

http://​www​.inter​nal​-dis​pla​ce​ment​.org/​8​0​2​5​7​0​8​F​0​0​4​C​E​90B

[39] Dra. . Souad N. Al-Azza­wi http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​p​d​f​/​I​r​a​q​i​C​h​i​l​d​r​e​n​S​u​f​f​e​r​i​n​g​2​0​1​0​.​pdf

[40] http://​www​.aol​news​.com/​2​0​1​0​/​0​7​/​1​9​/​u​n​-​f​o​r​c​e​d​-​t​o​-​c​u​t​-​f​o​o​d​-​a​i​d​-​t​o​-​i​r​a​q​i​-​w​o​m​e​n​-​c​h​i​l​d​r​en/

[41] Dra. . Souad N. Al-Azza­wi http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​p​d​f​/​I​r​a​q​i​C​h​i​l​d​r​e​n​S​u​f​f​e​r​i​n​g​2​0​1​0​.​pdf

[42] «Cara – A Study of Edu­ca­tion Oppor­tu­ni­ties for Disa­bled Chil­dren and Youth and Early Childhood Deve­lop­ment (ECD) in Iraq 2010 »: https://www.escholar.manchester.ac.uk/api/datastream?publicationPid=uk-ac-man-scw:131680&datastreamId=SUPPLEMENTARY‑2.PDF

[43] UNICEF, 2011, la UE y el gobierno de Iraq ini­cian un pro­gra­ma por valor de 17 millo­nes de euros para mejo­rar la edu­ca­ción pri­ma­ria en Iraq: http://​www​.uni​cef​.org/​m​e​d​i​a​/​m​e​d​i​a​_​5​7​9​4​2​.​h​tml

[44] « Cara – A Study of Edu­ca­tion Oppor­tu­ni­ties for Disa­bled Chil­dren and Youth and Early Childhood Deve­lop­ment (ECD) in Iraq 2010 »: https://www.escholar.manchester.ac.uk/api/datastream?publicationPid=uk-ac-man-scw:131680&datastreamId=SUPPLEMENTARY‑2.PDF

[45] « Cara – A Study of Edu­ca­tion Oppor­tu­ni­ties for Disa­bled Chil­dren and Youth and Early Childhood Deve­lop­ment (ECD) in Iraq 2010 »: https://www.escholar.manchester.ac.uk/api/datastream?publicationPid=uk-ac-man-scw:131680&datastreamId=SUPPLEMENTARY‑2.PDF

[46] UNAMI HR 2010: http://​www​.ohchr​.org/​E​N​/​C​o​u​n​t​r​i​e​s​/​M​E​N​A​R​e​g​i​o​n​/​P​a​g​e​s​/​U​N​A​M​I​H​R​R​e​p​o​r​t​s​.​a​spx

[47] «Fallen off the agen­da? More and bet­te raid nee­ded for Iraq reco­very», julio 2010:

http://​www​.inter​nal​-dis​pla​ce​ment​.org/​8​0​2​5​7​0​8​F​0​0​4​C​E​90B

[48] Yale Law School: http://​ava​lon​.law​.yale​.edu/​s​u​b​j​e​c​t​_​m​e​n​u​s​/​l​a​w​w​a​r​.​asp

[49] “Edu­ca­tion under Attack 2010 – Iraq”- UNESCO

[50] UNAMI HR rap­port 2010: http://​www​.ohchr​.org/​E​N​/​C​o​u​n​t​r​i​e​s​/​M​E​N​A​R​e​g​i​o​n​/​P​a​g​e​s​/​U​N​A​M​I​H​R​R​e​p​o​r​t​s​.​a​spx

[51] Dirk Adriaen­sens: « Dying edu­ca­tion in the ‘blos­so­ming’ Ira­qi demo­cracy », 2011, http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​e​d​u​c​a​t​i​o​n​1​6​0​2​1​1​.​htm

[52] Saha­ris­sa: « Another legacy of war: Ira­qis losing faith in public schools », 2009:

http://​www​.mcclatchydc​.com/​w​o​r​l​d​/​s​t​o​r​y​/​7​5​1​9​6​.​h​tml

[53] «Fallen off the agen­da? More and bet­te raid nee­ded for Iraq reco­very», julio 2010:

http://​www​.inter​nal​-dis​pla​ce​ment​.org/​8​0​2​5​7​0​8​F​0​0​4​C​E​90B

[54] « Girls Edu­ca­tion in Iraq », 2010, Uni­cef: http://​relief​web​.int/​s​i​t​e​s​/​r​e​l​i​e​f​w​e​b​.​i​n​t​/​f​i​l​e​s​/​r​e​s​o​u​r​c​e​s​/​A​3​F​3​4​5​F​E​B​6​0​F​D​7​1​3​C​1​2​5​7​7​A​D​0​0​3​4​1​F​9​0​-​F​u​l​l​_​r​e​p​o​r​t​.​pdf

[55] Hans von Spo­neck in: « I raq: A Case of edu­ci­de», mar­zo 2011, Ghent http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​S​e​m​i​n​a​r​/​t​e​x​t​s​/​e​n​/​2​.​pdf

[56] « Girls Edu­ca­tion in Iraq », 2010, Uni­cef: http://​relief​web​.int/​s​i​t​e​s​/​r​e​l​i​e​f​w​e​b​.​i​n​t​/​f​i​l​e​s​/​r​e​s​o​u​r​c​e​s​/​A​3​F​3​4​5​F​E​B​6​0​F​D​7​1​3​C​1​2​5​7​7​A​D​0​0​3​4​1​F​9​0​-​F​u​l​l​_​r​e​p​o​r​t​.​pdf

[57] « Girls Edu­ca­tion in Iraq », 2010, Uni­cef: http://​relief​web​.int/​s​i​t​e​s​/​r​e​l​i​e​f​w​e​b​.​i​n​t​/​f​i​l​e​s​/​r​e​s​o​u​r​c​e​s​/​A​3​F​3​4​5​F​E​B​6​0​F​D​7​1​3​C​1​2​5​7​7​A​D​0​0​3​4​1​F​9​0​-​F​u​l​l​_​r​e​p​o​r​t​.​pdf

[58] Hans von Spo­neck in: «Iraq: A case of edu­ci­de», mar­zo 2011, Ghent http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​S​e​m​i​n​a​r​/​t​e​x​t​s​/​e​n​/​2​.​pdf

[59] « Huma­ni­ta­rian impli­ca­tions of the wars in Iraq », ICRC: http://​www​.icrc​.org/​e​n​g​/​r​e​s​o​u​r​c​e​s​/​d​o​c​u​m​e​n​t​s​/​a​r​t​i​c​l​e​/​r​e​v​i​e​w​/​r​e​v​i​e​w​-​8​6​8​-​p​9​2​9​.​htm

[60] « 196 pro­fes­sors killed, more than 100 kid­nap­ped sin­ce U.S. inva­sion »: http://​www​.azza​man​.com/​e​n​g​l​i​s​h​/​i​n​d​e​x​.​a​s​p​?​f​n​a​m​e​=​n​e​w​s​2​0​0​7​-03 – 15kurd1.htm

[61] http://​www​.relief​web​.int/​r​w​/​r​w​b​.​n​s​f​/​d​b​9​0​0​S​I​D​/​A​M​M​F​-​7​2​7​B​U​F​?​O​p​e​n​D​o​c​u​m​e​n​t​&​r​c​=​3​&​e​m​i​d​=​A​C​O​S​-​6​3​5​P5D

[62] « Iraq: Brain Drain Poses Threat To Futu­re »: http://​www​.rferl​.org/​c​o​n​t​e​n​t​/​a​r​t​i​c​l​e​/​1​0​7​2​7​9​3​.​h​tml

[63] Dra. . Souad N. Al-Azza­wi: http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​p​d​f​/​I​r​a​q​i​C​h​i​l​d​r​e​n​S​u​f​f​e​r​i​n​g​2​0​1​0​.​pdf

[64] « List of killed, threa­te­ned or kid­nap­ped Ira­qi Aca­de­mics »: http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​a​c​a​d​e​m​i​c​s​L​i​s​t​.​htm

[65] « Assas­si­na­ted Ira­qi media pro­fes­sio­nals»: http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​J​o​u​r​n​a​l​i​s​t​K​i​l​l​e​d​.​htm

[66] Dirk Adriaen­sens: « The des­truc­tion of Iraq’s edu­ca­tion », 2008: http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​I​r​a​q​E​d​u​c​a​t​i​o​n​0​6​0​8​.​htm

[67] « Cara – A Study of Edu­ca­tion Oppor­tu­ni­ties for Disa­bled Chil­dren and Youth and Early Childhood Deve­lop­ment (ECD) in Iraq 2010 »: https://www.escholar.manchester.ac.uk/api/datastream?publicationPid=uk-ac-man-scw:131680&datastreamId=SUPPLEMENTARY‑2.PDF

[68] « Occu­pa­tio­n’s Toll: 5 Million Ira­qi Chil­dren Orpha­ned »: http://​www​.alter​net​.org/​w​a​r​o​n​i​r​a​q​/​7​0​8​8​6​/​?​p​a​g​e​=​e​n​t​ire .

[69] Dra. . Souad N. Al-Azza­wi: http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​p​d​f​/​I​r​a​q​i​C​h​i​l​d​r​e​n​S​u​f​f​e​r​i​n​g​2​0​1​0​.​pdf

[70] « DC Area Foun­da­tion Reopens Bagh­dad Cen­ter for Street Chil­dren »: http://​www​.sic​fi​raq​.org/​w​p​/​n​e​ws/

[71] El gobierno infor­mó que, des de 2006 y has­ta enero de 2011, ha habi­do alre­de­dor de 1.343.568 per­so­nas inter­na­men­te des­pla­za­das en Iraq, sien­do Bag­dad la ciu­dad que mayor núme­ro ha reci­bi­do, con alre­de­dor de 358.457 per­so­nas (62.374 fami­lias). UNAMI HR 2010: http://​www​.ohchr​.org/​E​N​/​C​o​u​n​t​r​i​e​s​/​M​E​N​A​R​e​g​i​o​n​/​P​a​g​e​s​/​U​N​A​M​I​H​R​R​e​p​o​r​t​s​.​a​spx

[72] « Women, chil­dren and youth in the Iraq cri­sis: a fact sheet », enero 2008.

[73] « SYRIA: UN research indi­ca­tes high levels of trau­ma among Ira­qi refu­gees »: http://​www​.irin​news​.org/​R​e​p​o​r​t​.​a​s​p​x​?​R​e​p​o​r​t​I​d​=​7​6​360

[74] Dra. . Souad N. Al-Azza­wi http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​p​d​f​/​I​r​a​q​i​C​h​i​l​d​r​e​n​S​u​f​f​e​r​i​n​g​2​0​1​0​.​pdf

[75] Dra. . Souad N. Al-Azza­wi http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​p​d​f​/​I​r​a​q​i​C​h​i​l​d​r​e​n​S​u​f​f​e​r​i​n​g​2​0​1​0​.​pdf

[76] « Always someo­ne’s mother or father, always someo­ne’s child. The mis­sing per­sons of Iraq »: http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​p​d​f​/​D​i​s​a​p​p​e​a​r​a​n​c​e​s​_​m​i​s​s​i​n​g​_​p​e​r​s​o​n​s​_​i​n​_​I​r​a​q​.​pdf

[77] «Con­ve­nio sobre los Dere­chos de las Per­so­nas con Capa­ci­da­des» (CRPD, siglas en inglés)

[78] « Girls edu­ca­tion in Iraq, 2010 » http://​relief​web​.int/​s​i​t​e​s​/​r​e​l​i​e​f​w​e​b​.​i​n​t​/​f​i​l​e​s​/​r​e​s​o​u​r​c​e​s​/​A​3​F​3​4​5​F​E​B​6​0​F​D​7​1​3​C​1​2​5​7​7​A​D​0​0​3​4​1​F​9​0​-​F​u​l​l​_​r​e​p​o​r​t​.​pdf

[79] « Refe­rral Ins­ti­tu­tions and the Natio­nal Sys­tem for Disa­bi­lity Pre­ven­tion and Early Detec­tion »

[80] « Cara – A Study of Edu­ca­tion Oppor­tu­ni­ties for Disa­bled Chil­dren and Youth and Early Childhood Deve­lop­ment (ECD) in Iraq 2010 »: https://www.escholar.manchester.ac.uk/api/datastream?publicationPid=uk-ac-man-scw:131680&datastreamId=SUPPLEMENTARY‑2.PDF

[81] « Cara – A Study of Edu­ca­tion Oppor­tu­ni­ties for Disa­bled Chil­dren and Youth and Early Childhood Deve­lop­ment (ECD) in Iraq 2010 »: https://www.escholar.manchester.ac.uk/api/datastream?publicationPid=uk-ac-man-scw:131680&datastreamId=SUPPLEMENTARY‑2.PDF

[82] « Ira­q’s Chil­dren Drug Addicts », Dea­lers, 25 diciem­bre 2008 10:01

http://​forums​.unders​tan​ding​-islam​.com/​s​h​o​w​t​h​r​e​a​d​.​p​h​p​?​7​4​6​4​-​I​r​a​q​-​s​-​C​h​i​l​d​r​e​n​-​D​r​u​g​-​A​d​d​i​c​t​s​-​D​e​a​l​ers

[83] « Ira­q’s Chil­dren Drug Addicts », Dea­lers, 25 diciem­bre 2008 10:01

http://​forums​.unders​tan​ding​-islam​.com/​s​h​o​w​t​h​r​e​a​d​.​p​h​p​?​7​4​6​4​-​I​r​a​q​-​s​-​C​h​i​l​d​r​e​n​-​D​r​u​g​-​A​d​d​i​c​t​s​-​D​e​a​l​ers

[84] « Ira­q’s Chil­dren Drug Addicts », Dea­lers, 25 diciem­bre 2008 10:01

http://​forums​.unders​tan​ding​-islam​.com/​s​h​o​w​t​h​r​e​a​d​.​p​h​p​?​7​4​6​4​-​I​r​a​q​-​s​-​C​h​i​l​d​r​e​n​-​D​r​u​g​-​A​d​d​i​c​t​s​-​D​e​a​l​ers

[85] Orga­ni­za­tion of Women’s Free­dom in Iraq (OWFI): http://​www​.equa​lit​yi​ni​raq​.com/​a​c​t​i​v​i​t​i​e​s​/​1​1​7​-​p​r​o​s​t​i​t​u​t​ion – and-traf­fic­king-of-women-and-girls-in-iraq

[86] En 2007, la OWFI asu­mió el desa­fío de inves­ti­gar y docu­men­tar el alcan­ce del trá­fi­co y pros­ti­tu­ción den­tro de Iraq e hicie­ron un lis­ta­do de las casas de pros­ti­tu­ción y trá­fi­co de per­so­nas halla­das en 2008 en Bag­dad y sus subur­bios.

[87] Orga­ni­za­tion of Women’s Free­dom in Iraq: http://​www​.equa​lit​yi​ni​raq​.com/​a​c​t​i​v​i​t​i​e​s​/​1​1​7​-​p​r​o​s​t​i​t​u​t​i​o​n​-​a​n​d​-​t​r​a​f​f​i​c​k​i​n​g​-​o​f​-​w​o​m​e​n​-​a​n​d​-​g​i​r​l​s​-​i​n​-​i​raq

[88] « At a Cross­roads, Human Rights in Iraq Eight Years after the US-Led Inva­sion »: http://​www​.hrw​.org/​s​i​t​e​s​/​d​e​f​a​u​l​t​/​f​i​l​e​s​/​r​e​p​o​r​t​s​/​i​r​a​q​0​2​1​1​W​.​pdf

[89] « At a Cross­roads, Human Rights in Iraq Eight Years after the US-Led Inva­sion »:

http://​www​.hrw​.org/​s​i​t​e​s​/​d​e​f​a​u​l​t​/​f​i​l​e​s​/​r​e​p​o​r​t​s​/​i​r​a​q​0​2​1​1​W​.​pdf

[90] « Silent vic­tims: Ira­qi women traf­fic­ked for sex », Lau­ra Smith-Spark, CNN, 10 noviem­bre 2011, actua­li­za­do 12: 24 GMT (20: 24 HKT) http://​thecnn​free​dom​pro​ject​.blogs​.cnn​.com/​2​0​1​1​/​1​1​/​1​0​/​s​i​l​e​n​t​-​v​i​c​t​i​m​s​-​i​r​a​q​i​-​w​o​m​e​n​-​t​r​a​f​f​i​c​k​e​d​-​f​o​r​-​s​e​x​-​r​e​p​o​r​t​-​s​a​ys/

[91] « Entitled Kara­ma­tu­na, or Our Dig­nity ».

[92] « Silent vic­tims: Ira­qi women traf­fic­ked for sex » , Lau­ra Smith-Spark, CNN , 10 noviem­bre 2011 – Actua­li­za­do 12 : 24 GMT (20 : 24 HKT) http://​thecnn​free​dom​pro​ject​.blogs​.cnn​.com/​2​0​1​1​/​1​1​/​1​0​/​s​i​l​e​n​t​-​v​i​c​t​i​m​s​-​i​r​a​q​i​-​w​o​m​e​n​-​t​r​a​f​f​i​c​k​e​d​-​f​o​r​-​s​e​x​-​r​e​p​o​r​t​-​s​a​ys/

[93] « Silent vic­tims: Ira­qi women traf­fic­ked for sex » , Lau­ra Smith-Spark, CNN , 10 noviem­bre 2011 – Actua­li­za­do 12 : 24 GMT (20 : 24 HKT) http://​thecnn​free​dom​pro​ject​.blogs​.cnn​.com/​2​0​1​1​/​1​1​/​1​0​/​s​i​l​e​n​t​-​v​i​c​t​i​m​s​-​i​r​a​q​i​-​w​o​m​e​n​-​t​r​a​f​f​i​c​k​e​d​-​f​o​r​-​s​e​x​-​r​e​p​o​r​t​-​s​a​ys/

[94] « At a Cross­roads – Human Rights in Iraq Eight Years after the US-Led Inva­sion » , Human Rights Watch: http://​www​.hrw​.org/​s​i​t​e​s​/​d​e​f​a​u​l​t​/​f​i​l​e​s​/​r​e​p​o​r​t​s​/​i​r​a​q​0​2​1​1​W​.​pdf

[95] « At a Cross­roads – Human Rights in Iraq Eight Years after the US-Led Inva­sion » , Human Rights Watch: http://​www​.hrw​.org/​s​i​t​e​s​/​d​e​f​a​u​l​t​/​f​i​l​e​s​/​r​e​p​o​r​t​s​/​i​r​a​q​0​2​1​1​W​.​pdf

[96] Dra. . Souad N. Al-Azza­wi http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​p​d​f​/​I​r​a​q​i​C​h​i​l​d​r​e​n​S​u​f​f​e​r​i​n​g​2​0​1​0​.​pdf

[97] Dra. . Souad N. Al-Azza­wi http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​p​d​f​/​I​r​a​q​i​C​h​i​l​d​r​e​n​S​u​f​f​e​r​i​n​g​2​0​1​0​.​pdf

[98] WHO Eas­tern Medi­te­rra­nean Regio­nal Offi­ce, Divi­sion of Health Sys­tem and Ser­vi­ces Deve­lop­ment, Health Policy and Plan­ning Unit, “Health Sys­tems Pro­fi­le: Iraq,” 2005

[99] « The Plight of Ira­qi Chil­dren », Adnan Al-Dai­ni /​5 enero 2012 http://​dis​si​dent​voi​ce​.org/​2​0​1​2​/​0​1​/​t​h​e​-​p​l​i​g​h​t​-​o​f​-​i​r​a​q​i​-​c​h​i​l​d​r​en/

[100] « Men­tal health of Ira­qi chil­dren », Ali H Razokhi , Issam K Taha, Nezar Ismat Taib, Sabah Sadik, Naee­ma Al Gas­seer : http://​www​.lan​cet​.com/​j​o​u​r​n​a​l​s​/​l​a​n​c​e​t​/​a​r​t​i​c​l​e​/​P​I​I​S​0​1​4​0​-​6​7​3​6​(​0​6​)​6​9​320 – 3/​fulltext

[101] « Men­tal health of Ira­qi chil­dren », Ali H Razokhi , Issam K Taha, Nezar Ismat Taib, Sabah Sadik, Naee­ma Al Gas­seer :

http://​www​.lan​cet​.com/​j​o​u​r​n​a​l​s​/​l​a​n​c​e​t​/​a​r​t​i​c​l​e​/​P​I​I​S​0​1​4​0​-​6​7​3​6​(​0​6​)​6​9​320 – 3/​fulltext

[102] « PROTESTERS PLEAD FOR PEACE Civi­lian toll: Ira­qis exhi­bit more men­tal health pro­blem » , James Pal­mer, Chro­ni­cle Foreign Ser­vi­ce , lunes, 19 mar­zo 2007 :

http://​www​.sfga​te​.com/​c​g​i​-​b​i​n​/​a​r​t​i​c​l​e​.​c​g​i​?​f​=​/​c​/​a​/​2​0​0​7​/​0​3​/​1​9​/​M​N​G​0​6​O​N​M​I​B​1​.​D​T​L​#​i​x​z​z​1​j​c​D​U​8​UiD

[103] « The Plight of Ira­qi Chil­dren », Adnan Al-Dai­ni /​5 enero 2012 http://​dis​si​dent​voi​ce​.org/​2​0​1​2​/​0​1​/​t​h​e​-​p​l​i​g​h​t​-​o​f​-​i​r​a​q​i​-​c​h​i​l​d​r​en/

[104] « Fallen off the agen­da? More and bet­ter aid nee­ded for Iraq reco­very »: http://​relief​web​.int/​n​o​d​e​/​3​6​0​643

Bie Ken­ta­ne for­ma par­te del Tri­bu­nal de Bru­se­las ( http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/ )

Fuen­te: http://www.bruss e lls​tri​bu​nal​.org/​C​h​i​l​d​r​e​n​I​r​a​q​0​7​0​5​1​2​.​htm

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *