Los niños de Iraq- Bie Kentane

“…Ali­neen los cuer­pos de los niños, de los miles de niños –bebés, niños peque­ños, esco­la­res- cuyos cuer­pos aca­ba­ron des­tro­za­dos, que­ma­dos vivos o acri­bi­lla­dos a bala­zos duran­te la inva­sión y ocu­pa­ción esta­dou­ni­den­se de Iraq. Ali­néen­los en la are­na del desier­to, pasen cami­nan­do ante ellos, kiló­me­tro tras kiló­me­tros, ante todos esos cadá­ve­res retor­ci­dos, ante los jiro­nes de car­ne d esga­rra­da y vís­ce­ras secas, ante los ros­tros lívi­dos, ante los ojos per­di­dos para siem­pre en la nada. Esa es la reali­dad de lo que suce­dió en Iraq; no hay otra reali­dad…” (Chris Floyd, 17 diciem­bre 2011) [1].

Soy más tra­ba­ja­do­ra de la ayu­da huma­ni­ta­ria que polí­ti­ca o ana­lis­ta. Pero a tra­vés del segui­mien­to y obser­va­ción de la situa­ción de los niños ira­quíes me he con­ven­ci­do cada vez más de que ambos aspec­tos deben ir unidos.

Detrás de todos estos datos, cifras y núme­ros que les pre­sen­ta­ré, hay niños con nom­bre y per­so­na­li­dad; son her­ma­nas, her­ma­nos, hijos, nie­tos, ami­gos. Lamen­to tener que poner a cada uno de ellos en tablas y cate­go­rías, tan vul­ne­ra­bles y frá­gi­les, con­ver­ti­dos en víc­ti­mas de la ava­ri­cia y el ansia de poder y petró­leo, que no se mere­cían en abso­lu­to ser de esa for­ma tratados.

A lo lar­go de dos déca­das, los niños ira­quíes, jun­to con el res­to de la pobla­ción, se han vis­to some­ti­dos a gra­ves vio­la­cio­nes de los dere­chos huma­nos cau­sa­das por déca­das de gue­rra, ocu­pa­ción extran­je­ra y san­cio­nes internacionales.

Iraq se ha con­ver­ti­do en uno de los peo­res luga­res para los niños de todo Orien­te Medio y Nor­te de Áfri­ca, con alre­de­dor de 3,5 millo­nes vivien­do en la pobre­za, 1,5 millo­nes de meno­res de cin­co años en esta­do de des­nu­tri­ción y cien bebés murien­do cada día.

Este infor­me se cen­tra­rá en las vio­la­cio­nes de las fuer­zas ocu­pan­tes y del gobierno ira­quí del IV Con­ve­nio de Gine­bra rela­ti­vo a la Pro­tec­ción de Per­so­nas Civi­les en Tiem­po de Gue­rra, fir­ma­do el 12 de agos­to de 1949 [2], y de la Con­ven­ción de las Nacio­nes Uni­das para los Dere­chos de la Infancia.

Des­de la inva­sión de 2003, las fuer­zas de ocu­pa­ción anglo-esta­dou­ni­den­ses y el gobierno ira­quí actua­ron de la for­ma más gro­se­ra incum­plien­do sus debe­res más bási­cos hacia los niños de Iraq y vio­lan­do la Con­ven­ción de las Nacio­nes Uni­das sobre los Dere­chos de los Niños (CRC, por sus siglas en inglés), Reso­lu­ción 25/​sesión 44, noviem­bre de 1989. [3]

Los prin­ci­pios de la CRC hacen hin­ca­pié en la nece­si­dad de pro­te­ger los dere­chos de los niños a la vida y al desa­rro­llo físi­co, men­tal, moral y espi­ri­tual en un ambien­te seguro.

Las poten­cias ocu­pan­tes son total­men­te res­pon­sa­bles de la vio­la­ción de estas dis­po­si­cio­nes y Con­ven­cio­nes refe­ri­das a los niños. Debe­ría exi­gír­se­les todas las res­pon­sa­bi­li­da­des per­ti­nen­tes por todo el daño infli­gi­do a los niños de Iraq. Han cam­bia­do deli­be­ra­da­men­te la estruc­tu­ra social del país, uti­li­za­do la lim­pie­za étni­ca para rom­per la uni­dad del país, des­trui­do el sis­te­ma de tra­ta­mien­to y puri­fi­ca­ción del agua, las ins­ta­la­cio­nes sani­ta­rias y edu­ca­ti­vas y han bom­bar­dea­do indis­cri­mi­na­da­men­te den­sas zonas pobla­das, dejan­do a los niños en una situa­ción extre­ma­da­men­te vul­ne­ra­ble en todos los aspec­tos. Vivir en un país en gue­rra cau­sa tam­bién pro­ble­mas men­ta­les a prác­ti­ca men­te todos los niños, agu­di­zan­do las situa­cio­nes de ansie­dad y depre­sión, cuan­do no psi­co­sis, en núme­ro considerable.

Las ins­ti­tu­cio­nes ira­quíes y los meca­nis­mos que debe­rían ase­gu­rar la pro­tec­ción físi­ca, social y legal de muje­res, niños y jóve­nes han deve­ni­do dis­fun­cio­na­les e ines­ta­bles. Como con­se­cuen­cia, los más vul­ne­ra­bles han que­da­do expues­tos a explo­ta­ción y abu­sos tales como ase­si­na­tos y muti­la­cio­nes, secues­tro, vio­len­cia de géne­ro, trá­fi­co humano, reclu­ta­mien­to y uti­li­za­ción por gru­pos arma­dos, tra­ba­jo infan­til y pri­va­ción de liber­tad [4].

La comu­ni­dad inter­na­cio­nal y los orga­nis­mos inter­na­cio­na­les de los dere­chos huma­nos tam­bién tie­nen una con­si­de­ra­ble res­pon­sa­bi­li­dad en esta alar­man­te situa­ción, por­que han fra­ca­sa­do a la hora de abor­dar ade­cua­da­men­te las gra­ves vio­la­cio­nes infli­gi­das los jóve­nes y vul­ne­ra­bles de la socie­dad ira­quí y no se han preo­cu­pa­do de iden­ti­fi­car a los autén­ti­cos culpables.

ARTÍCULO 6 (SUPERVIVENCIA Y DESARROLLO): Los niños tie­nen dere­cho a la vida. Los gobier­nos deben ase­gu­rar que los niños sobre­vi­van y se desa­rro­lle n con salud [5].

Ase­si­na­tos directos:

Las cifras ofi­cia­les y las esti­ma­cio­nes de los medios en Iraq, como Iraq Body Count, no han reco­gi­do el 70 – 95% de todas las muer­tes. Las esti­ma­cio­nes más rea­lis­tas y cien­tí­fi­cas de las muer­tes rela­cio­na­das con la gue­rra se encuen­tran en Just­Fo­reign Policy​.org, que afir­ma que en enero de 2011 había 1.455.590 víc­ti­mas [6].

Los aná­li­sis [7] lle­va­dos a cabo por el gru­po de inves­ti­ga­ción de Iraq Body Count halla­ron que el 39% de los ase­si­na­dos que murie­ron en los ata­ques aéreos de la coa­li­ción diri­gi­da por EEUU eran niños. Entre las bajas cau­sa­das por las fuer­zas del gobierno esta­dou­ni­den­se, el ira­quí y tam­bién por los insur­gen­tes, el 42% eran niños [8].

De las 45.779 muer­tes vio­len­tas de las que IBC pudo obte­ner datos de eda­des, 3.911 (8,54%) eran niños meno­res de 18 años. De las víc­ti­mas civi­les ase­si­na­das por las fuer­zas de la coa­li­ción de las que se pudo dis­po­ner de datos de edad, el 29% eran niños [9].

Ase­si­na­tos indirectos

Hay muchos más niños que han sido víc­ti­mas indi­rec­tas a cau­sa de enfer­me­da­des, des­nu­tri­ción o inanición.

La exten­di­da pobre­za, el estan­ca­mien­to eco­nó­mi­co, la fal­ta de opor­tu­ni­da­des, la degra­da­ción del medio ambien­te y la ausen­cia de ser­vi­cios bási­cos, cons­ti­tu­yen vio­la­cio­nes “silen­cio­sas” de los dere­chos huma­nos que afec­tan a gran des sec­to­res de la pobla­ción, según con­clu­ye un infor­me de las Nacio­nes Uni­das publi­ca­do el 8 de agos­to de 2011 [10].

La OMS, el Pro­gra­ma de las Nacio­nes Uni­das para el Medio Ambien­te, la Real Socie­dad Bri­tá­ni­ca y la Aca­de­mia Nacio­nal de Cien­cias de EEUU han publi­ca­do algu­nos estu­dios gene­ra­les sobre los efec­tos en la salud del ura­nio empo­bre­ci­do que sugie­ren que los mayo­res ries­gos para la salud los pade­cen los niños en las zonas de pos con­flic­to béli­co (Har­per 2008), como es el caso de Iraq [11].

  • · Medio ambien­te tóxi­co: La des­truc­ción béli­ca de la infra­es­truc­tu­ra mili­tar e indus­trial ha libe­ra­do meta­les pesa­dos y otras sus­tan­cias peli­gro­sas a l aire, sue­lo y aguas sub­te­rrá­neas. En los luga­res don­de se han ido acu­mu­lan­do resi­duos sani­ta­rios y muni­ci­pa­les hay ries­go de epi­de­mias de enfer­me­da­des. Hay fir­mes sos­pe­chas de que la con­ta­mi­na­ción de ura­nio empo­bre­ci­do (UE) y otro tipo de con­ta­mi­na­cio­nes rela­cio­na­das con los aspec­tos béli­cos están cau­san­do un agu­do incre­men­to en las mal­for­ma­cio­nes con­gé­ni­tas y en los casos de cán­cer en Iraq [12] y está hacien­do del país un lugar en el que no hay quien viva. Los bajos nive­les de agua en lagos y ríos augu­ran un desas­tre a cau­sa de los sis­te­mas de aguas resi­dua­les que enve­ne­na n simul­tá­nea­men­te el agua hacien­do que sea inade­cua­da para el con­su­mo humano y ani­mal. Los sumi­nis­tros de agua pro­ce­den­tes de los ríos Éufra­tes y Tigris se han redu­ci­do con­si­de­ra­ble­men­te, afec­tan­do a las tie­rras agrí­co­las fér­ti­les, y los sumi­nis­tros a par­tir de las aguas sub­te­rrá­neas se han redu­ci­do sin que haya indi­cios de recu­pe­ra­ción. En con­se­cuen­cia, la sequía se ha con­ver­ti­do en un pro­ble­ma nacio­nal [13]

Los doc­to­res de Falu­ya están sien­do tes­ti­gos (2010) de cifras sin pre­ce­den­tes de mal­for­ma­cio­nes con­gé­ni­tas, abor­tos y casos de cán­cer. Según los gine­có­lo­gos, pedia­tras y neu­ró­lo­gos de Falu­ya, las cifras de esos casos han aumen­ta­do veloz­men­te a par­tir de 2005, menos de un año des­pués de que se pro­du­je­ra la atroz cam­pa­ña de bom­bar­deos de las fuer­zas ocu­pan­tes en 2004 [14] [15] [16].

  • · Recién naci­dos con mal­for­ma­cio­nes: Los datos de que se dis­po­nía con ante­rio­ri­dad, basa­dos en casos docu­men­ta­dos en 2010, mues­tran que la tasa de car­dio­pa­tías en Falu­ya es tre­ce veces supe­rior a la de Euro­pa. Y en cuan­to a las mal­for­ma­cio­nes gené­ti­cas que afec­tan al sis­te­ma ner­vio­so, la tasa es 33 veces supe­rior a la halla­da en Euro­pa para el mis­mo núme­ro de naci­mien­tos [17].

Los doc­to­res japo­ne­ses creen que las mal­for­ma­cio­nes con­gé­ni­tas son las mis­mas que se die­ron en Hiroshi­ma y Naga­sa­ki. Allí las tasas fue­ron de entre el 1 – 2%. Los casos de mal­for­ma­cio­nes con­gé­ni­tas rela­cio­na­das con la radia­ción pro­ce­den­te de las bom­bas nuclea­res esta­dou­ni­den­ses lle­ga al 14,7% de todos los bebés naci­dos en Falu­ya, más de cator­ce veces la inci­den­cia de las zonas afec­ta­das en su día Japón [18].

  • · Cán­cer: Se ha acha­ca­do a los agen­tes car­ci­nó­ge­nos y muta­gé­ni­cos (como el ura­nio empo­bre­ci­do) emplea­dos en las gue­rras de 1991 y 2003, de los incre­men­tos en los casos de cán­cer, leu­ce­mia y ano­ma­lías con­gé­ni­tas en Iraq (2010). Recien­te­men­te se han inves­ti­ga­do los aumen­tos de casos de leu­ce­mia infan­til en Baso­ra (Busby, Ham­dam, Aria­bi, 2010) y los hallaz­gos con­fir­man que des­de 1991 se ha pro­du­ci­do un aumen­to impor­tan­te de los mis­mos [19].

Los aumen­tos de casos de cán­cer y la mor­ta­li­dad infan­til son alar­man­te­men­te altos. La nota­ble reduc­ción en la ratio de sexos en la cohor­te de los naci­dos un año des­pués de los bom­bar­deos de 2004, iden­ti­fi­ca ese año como el momen­to cla­ve de la con­ta­mi­na­ción medioam­bien­tal [20].

La expo­si­ción al ura­nio empo­bre­ci­do es o bien cau­sa fun­da­men­tal o bien cau­sa rela­cio­na­da de las ano­ma­lías con­gé­ni­tas y los aumen­tos de casos de cán­cer. Por tan­to, se plan­tean muchos inte­rro­gan­tes en rela­ción a las carac­te­rís­ti­cas y com­po­si­ción de las armas que están hoy en día des­ple­gán­do­se en las bata­llas moder­nas [21].

Un estu­dio publi­ca­do por la Uni­ver­si­dad de Washing­ton y la Uni­ver­si­dad de Baso­ra con­cluía en que las tasas de leu­ce­mia entre los niños de Baso­ra se habían más que dupli­ca­do en un perío­do de quin­ce años. El estu­dio seña­la­ba que la inci­den­cia de cán­cer era sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te más alta en la pro­vin­cia de Baso­ra que en otras zonas de Iraq [22].

  • · Bom­bas de raci­mo y minas terres­tres: Las minas terres­tres y los resi­duos explo­si­vos de la gue­rra tie­nen un efec­to devas­ta­dor sobre los niños de Iraq; alre­de­dor del 25% de todas las víc­ti­mas son niños meno­res de 14 años (2011) [23].

Las víc­ti­mas de la sub­mu­ni­ción con­te­ni­da en las bom­bas de raci­mo sin explo­tar aumen­ta­ron entre 1991 y 2007 de 5.500 a 80.000, el 45,7% de las mis­mas en eda­des com­pren­di­das entre los 15 y 29 años, y el 23,9% entre niños meno­res de 14 años. Tan­to UNICEF como el PNUD creen que esas cifras son muy infe­rio­res a las reales [24].

Esta pasa­da déca­da, las pro­vin­cias de Al Munthan­na y Baso­ra en Iraq han supe­ra­do a Ango­la por la alta pro­por­ción, res­pec­to a la pobla­ción total, del núme­ro de niños que ha sufri­do ampu­tacio­nes [25].

Los doc­to­res insis­ten en que es res­pon­sa­bi­li­dad de los Esta­dos Uni­dos tra­tar de repa­rar par­te del daño infli­gi­do. “El gobierno esta­dou­ni­den­se ha gas­ta­do miles de millo­nes en esta gue­rra pero no ha inver­ti­do nada en los pro­ble­mas cau­sa­dos por su peli­gro­so arma­men­to”, excla­ma indig­na­do el Dr. Bashier Mazim, otro doc­tor de la Uni­ver­si­dad de Bag­dad. “Pue­do ase­gu­rar que esos niños naci­dos con mal­for­ma­cio­nes y cán­ce­res son el resul­ta­do del desas­tre que se aba­tió sobre nues­tra tie­rra con la pre­sen­cia esta­dou­ni­den­se” [26].

Las prue­bas cada vez más fir­mes de los efec­tos tóxi­cos quí­mi­cos y radio­ló­gi­cos del uso de ura­nio empo­bre­ci­do nos obli­ga a hablar cla­ro y a pedir a nues­tros gobier­nos nacio­na­les y a las orga­ni­za­cio­nes inter­na­cio­na­les que pro­te­jan a sus civi­les y sol­da­dos y que apli­quen el prin­ci­pio de pre­cau­ción. Esto sig­ni­fi­ca que cuan­do está en jue­go la salud huma­na y el medio ambien­te, pue­de no ser nece­sa­rio espe­rar a tener cer­te­zas cien­tí­fi­cas para adop­tar medi­das pro­tec­to­ras. El prin­ci­pio de pro­tec­ción debe apli­car­se tan­to a la salud huma­na como al entorno. La asun­ción éti­ca sub­ya­cen­te en ese prin­ci­pio es que los huma­nos son res­pon­sa­bles de pro­te­ger, pre­ser­var y recu­pe­rar los eco­sis­te­mas glo­ba­les de los que depen­de toda la vida, inclu­yen­do la nues­tra [27].

ARTÍCULO 24 (SALUD Y SERVICIOS SANITARIOS)

La des­truc­ción de las infra­es­truc­tu­ras comu­ni­ta­rias y sani­ta­rias ha pro­vo­ca­do muer­tes de niños que podían haber­se evitado.

Ase­si­na­tos inten­cio­na­dos y emi­gra­ción for­zo­sa de doc­to­res y per­so­nal sani­ta­rio [28]:

Has­ta un 75% de doc­to­res, far­ma­céu­ti­cos y enfer­me­ras ira­quíes tuvie­ron que aban­do­nar sus pues­tos de tra­ba­jo des­de la inva­sión diri­gi­da por EEUU en 2003. Casi el 70% de los pacien­tes heri­dos gra­ve­men­te a cau­sa la vio­len­cia murie­ron en uni­da­des de cui­da­dos inten­si­vos y de urgen­cia debi­do a la caren­cia de equi­po com­pe­ten­te, medi­ci­nas y equi­pa­mien­to [29]. Sin aten­ción sani­ta­ria, murió muchí­si­ma más gen­te, inclui­dos niños, muje­res y ancianos.

La Media Luna Roja advier­te que las tasas de des­nu­tri­ción infan­til han aumen­ta­do del 19%, antes de la inva­sión de 2003, al 28%. Solo uno de cada tres niños ira­quíes meno­res de cin­co años tie­ne acce­so al agua pota­ble y uno de cada cua­tro está cró­ni­ca­men­te des­nu­tri­do [30].

La con­ta­mi­na­ción y la fal­ta de ser­vi­cios de sanea­mien­to, inclu­yen­do la esca­sez de agua pota­ble afec­tan al 70% de la pobla­ción [31], cau­san­do la muer­te de “uno de cada ocho niños ira­quíes” antes de los cin­co años. La muer­te de los niños peque­ños en Iraq se debe a enfer­me­da­des de tras­mi­sión por el agua, tales como dia­rrea, cóle­ra, tifus, hepa­ti­tis, etc. [32]. Un estu­dio del gobierno de Iraq, en coope­ra­ción con UNICEF y la Unión Euro­pea, ha halla­do que el 79% de la pobla­ción tie­ne acce­so a la red de dis­tri­bu­ción del agua pota­ble, dejan­do a uno de cada cin­co ira­quíes sin acce­so. En las zonas rura­les, quie­nes no tie­nen acce­so al agua pota­ble se dupli­ca, afec­tan­do a dos de cada cin­co ira­quíes [33].

La mitad de los cole­gios ira­quíes expo­nen a los niños a un ambien­te poco salu­da­ble. La mitad de todos los cole­gios en Iraq no cum­plen los nive­les míni­mos que ase­gu­ren un entorno segu­ro y salu­da­ble para los estu­dian­tes, y en el 63% de los mis­mos no se lle­va a cabo un tra­ta­mien­to con clo­ro, lo que pone a los niños en situa­ción de ries­go de enfer­me­da­des de trans­mi­sión por el agua [34].

ARTÍCULO 26 (SEGURIDAD SOCIAL)

Los niños tie­nen dere­cho a reci­bir ayu­da del gobierno si son pobres o están en situa­ción de necesidad.

Un infor­me de la FAO de las Nacio­nes Uni­das situa­ba a Iraq entre los 22 paí­ses que sufren pobre­za agu­da y fal­ta de segu­ri­dad ali­men­ta­ria a cau­sa de la gue­rra y del fra­ca­so de la ins­ti­tu­cio­nes guber­na­men­ta­les a la hora de pro­por­cio­nar el sus­ten­to nece­sa­rio [35].

El impac­to del con­flic­to en Iraq se refle­ja en el aumen­to de per­so­nas que viven en cha­bo­las. La pro­por­ción de resi­den­tes urba­nos que viven en barrios muy pobres se ha más que tri­pli­ca­do, del 17% en 2000 (2,9 millo­nes de per­so­nas) a alre­de­dor del 53% en 2010 (10,7 millo­nes de per­so­nas) [36].

La pobre­za, debi­da al colap­so eco­nó­mi­co y a la corrup­ción, está cau­san­do des­nu­tri­ción agu­da entre los niños ira­quíes. Según infor­mó OXFAM en julio de 200 7, has­ta ocho millo­nes de ira­quíes nece­si­ta­ron de inme­dia­ta ayu­da de emer­gen­cia, con casi la mitad de la pobla­ción vivien­do en la “abso­lu­ta pobreza”.

Dejar morir de ham­bre a ciu­da­des ente­ras como cas­ti­go colec­ti­vo blo­quean­do la entre­ga de ali­men­tos, la ayu­da y el sus­ten­to antes de ata­car­las incre­men­ta­ron el sufri­mien­to de los niños acu­mu­lan­do más víc­ti­mas entre ellos [37].

Los padres se ven a menu­do obli­ga­dos a pedir a sus hijos, sobre todo a los chi­cos, que ayu­den a man­te­ner finan­cie­ra­men­te a la fami­lia en lugar de ir al cole­gio. UNICEF esti­ma que 1 de cada 9 niños de eda­des com­pren­di­das entre los cin­co y los cator­ce años está tra­ba­jan­do. Los niños lim­pian zapa­tos y se dedi­can a la ven­ta calle­je­ra con carri­tos ambu­lan­tes [38].

La situa­ción finan­cie­ra de la mayo­ría de esas fami­lias está muy por deba­jo del nivel medio de vida, aun­que la mayo­ría de los padres de los niños ten­gan estu­dios uni­ver­si­ta­rios (pro­fe­so­res, ingenieros…).

Pode­mos tam­bién con­cluir que la mayo­ría de esas fami­lias no pue­de per­mi­tir­se satis­fa­cer ni las nece­si­da­des más bási­cas como son una comi­da con un míni­mo de cali­dad, aten­ción sani­ta­ria y una vivien­da salu­da­ble y segu­ra [39].

En diciem­bre de 2007, el gobierno ira­quí anun­ció que iba a recor­tar las racio­nes ali­men­ta­ria s y los sub­si­dios en casi un 50% de su pre­su­pues­to glo­bal para 2008, a cau­sa de la insu­fi­cien­cia de fon­dos y el incre­men­to de la infla­ción. Casi diez millo­nes de ira­quíes que viven en la pobre­za depen­den total­men­te del sis­te­ma de racio­na­mien­to. Los niños son las pri­me­ras víc­ti­mas de la reduc­ción del sis­te­ma de racio­na­mien­to alimentario.

En 2010, la fal­ta de finan­cia­ción de los donan­tes for­zó a las Nacio­nes Uni­das a reba­jar sus esfuer­zos huma­ni­ta­rios en Iraq, tenien­do que dejar sus agen­cias de dis­tri­buir ali­men­tos a cien­tos de miles de muje­res y niños. La sus­pen­sión de la ayu­da ali­men­ta­ria afec­ta­rá a 800.000 muje­res emba­ra­za­das y lac­tan­tes y niños des­nu­tri­dos, así como a 960.000 esco­la­res, según Edward Kallon, el repre­sen­tan­te para Iraq del Pro­gra­ma Mun­dial Ali­men­ta­rio de las Nacio­nes Uni­das [40].

ARTÍCULO 28 (DERECHO A LA EDUCACION), ARTÍCULO 29 (OBJETIVOS DE LA EDUCACION)

Todos los niños tie­nen dere­cho a reci­bir edu­ca­ción pri­ma­ria, que debe­rá ser gratuita.

La des­truc­ción y cie­rre de escue­las y uni­ver­si­da­des, el des­pla­za­mien­to de la pobla­ción y el hecho de que los pro­fe­so­res sean miem­bros de la cla­se pro­fe­sio­nal que más ase­si­na­tos sufrió y más se vio obli­ga­da a huir de Iraq, ha pro­vo­ca­do la pér­di­da de esco­la­ri­dad de niños y jóve­nes y, por tan­to, la pér­di­da de opor­tu­ni­da­des para abrir­se camino en la vida. Muchos niños tuvie­ron que des­pla­zar­se con sus padres duran­te la ocu­pa­ción a cau­sa de las polí­ti­cas sec­ta­rias impues­tas por los ocu­pan­tes, lo que no les per­mi­tió dis­po­ner de las ins­ta­la­cio­nes ade­cua­das para su esco­la­ri­za­ción. Esa pér­di­da es muy difí­cil de repa­rar. No solo esos niños y jóve­nes vie­ron redu­ci­das sus posi­bi­li­da­des para una vida pos­te­rior sino tam­bién la comu­ni­dad y, final­men­te, tam­bién el esta­do pier­de por esa caren­cia de educación.

Ins­crip­cio­nes

Las esta­dís­ti­cas publi­ca­das por el Minis­te­rio de Edu­ca­ción en octu­bre de 2006, indi­ca­ban que solo el 30% de los 3,5 millo­nes de estu­dian­tes del país asis­tía a cla­se. Antes de la inva­sión esta­dou­ni­den­se, la UNESCO seña­ló que la asis­ten­cia a cla­se era casi del 100% [41].

La infor­ma­ción sobre la edu­ca­ción pre­es­co­lar indi­ca tasas extre­ma­da­men­te bajas, con­fir­man­do la ausen­cia de pro­gra­mas de desa­rro­llo para los niños en edad pre­es­co­lar den­tro del sis­te­ma edu­ca­ti­vo for­mal. Solo el 3,7% de los niños de entre 36 y 59 meses esta­ban ins­cri­tos en guar­de­rías o jar­di­nes de infan­cia (MICS 2000). El 5% de los niños ins­cri­tos tie­nen entre 48 – 59 meses fren­te al 2,6 de los niños de eda­des meno­res. La ins­crip­ción pre­es­co­lar es del 5,2 en zonas urba­nas fren­te al 0,9 en zonas rura­les [42].

En la actua­li­dad (2011), es de alre­de­dor del 87%, la tasa de ins­crip­cio­nes en la escue­la pri­ma­ria está por deba­jo de los Obje­ti­vos de Desa­rro­llo del Mile­nio para 2015 en Iraq, que es del 98%, una dife­ren­cia de alre­de­dor 700.000 nue­vos niños que alcan­zan la edad esco­lar de pri­ma­ria no asis­ten nun­ca a la escue­la pri­ma­ria cada año. Ade­más, unos 600.000 alum­nos repi­ten su gra­do de escue­la pri­ma­ria al año siguien­te, inclu­yen­do muchos que tam­bién aban­do­nan el cole­gio. Menos del 50% de todos los niños que se han ins­cri­to en la ense­ñan­za pri­ma­ria se ins­cri­ben des­pués en la inter­me­dia y secun­da­ria duran­te sus años ado­les­cen­tes [43].

Res­pec­to a la asis­ten­cia a la escue­la de edu­ca­ción pri­ma­ria y secun­da­ria, UNESCO y UNICEF halla­ron que uno de cada cin­co niños en edad esco­lar no podía asis­tir al cole­gio (Relief-Web/U­CHO 2008), cifras que coin­ci­den con las de asis­ten­cia del MICS 2006 de cin­co de cada seis (o un 83%, MICS 2006). La ratio de asis­ten­cia en zonas urbanas/​rurales es de 89% fren­te al 75% (MISCS 2006) [44]

Cali­dad de las instalaciones

La pobre­za de la dota­ción esco­lar está tenien­do un impac­to cada vez más nega­ti­vo en la cali­dad de la edu­ca­ción y en las tasas de asis­ten­cia. Un infor­me del Minis­te­rio de Sani­dad de 2004 con­cluía que el 80% de los edi­fi­cios esco­la­res nece­si­ta­ban de impor­tan­te recons­truc­ción, alre­de­dor de 1.000 una recons­truc­ción total y más de 4.600 repa­ra­cio­nes impor­tan­tes (MoH, 2004, “Health in Iraq”).

Estas cifras fue­ron con­fir­ma­das en 2007 por UNESCO y UNICEF, que halla­ron que el 70% de las ins­ta­la­cio­nes esco­la­res esta­ban muy dete­rio­ra­das a cau­sa de la gue­rra y el aban­dono (cf. Relief-Web/U­CHO 2008) [45].

Según UNICEF (2011), más de uno de cada seis cole­gios fue­ron arra­sa­dos, daña­dos o des­trui­dos en dos o inclu­so tres oca­sio­nes, ade­más de las agu­das caren­cias de mate­ria­les esen­cia­les para la enseñanza/​aprendizaje.

La mayo­ría de los cole­gios no dis­po­nen de agua pota­ble, baños y cubos de basu­ra. La fal­ta de acce­so a ins­ta­la­cio­nes de sanea­mien­to com­pli­ca espe­cial­men­te la vida de las niñas [46].

Ade­más, las tasas de repe­ti­do­res han esta­do obli­gan­do a los estu­dian­tes con has­ta seis años de edad de dife­ren­cia a per­ma­ne­cer en la mis­ma aula, y en algu­na s zonas no hay sufi­cien­te s escue­la s para pro­por­cio­nar la ins­truc­ción ade­cua­da en la len­gua nece­si­ta­da por los niños des­pla­za­dos de otras áreas (por ejem­plo, para los niños de len­gua ára­be en el nor­te de Iraq) [47].

Segu­ri­dad y sectarismo

La Estra­te­gia de Apo­yo a la Edu­ca­ción Nacio­nal de la UNESCO dada a cono­cer en 2008 esti­ma­ba que dos millo­nes de niños de edu­ca­ción pri­ma­ria no podían asis­tir a las escue­las debi­do a la situa­ción de la segu­ri­dad. Aun­que la situa­ción ha mejo­ra­do duran­te 2010, el acce­so de los niños a la edu­ca­ción sigue vién­do­se com­pro­me­ti­da por dicha situa­ción de la segu­ri­dad. “D e supues­tos ‘gru­pos de insur­gen­tes’ siguen lle­gan­do muchas ame­na­zas con­tra los cole­gios exi­gien­do cam­bios en los pro­gra­mas edu­ca­ti­vos o negan­do a los estu­dian­tes de cier­tos gru­pos per­se­gui­dos el acce­so a la edu­ca­ción. El cas­ti­go si no se cum­plen esas exi­gen­cias es a menu­do vio­len­to”, según el infor­me de 2010 del Alto Repre­sen­tan­te de la UNAMI [50]. ¿Quié­nes son esos “cier­tos gru­pos per­se­gui­dos” y que entien­de exac­ta­men­te el infor­me por “gru­pos de insurgentes”?

Las polí­ti­cas sec­ta­rias del gobierno de Mali­ki obs­ta­cu­li­zan el dere­cho a la edu­ca­ción de los niños ira­quíes en zonas pre­do­mi­nan­te­men­te suníes. Los ata­ques con­tra las ins­ti­tu­cio­nes edu­ca­ti­vas por par­te del ejér­ci­to ira­quí y de las mili­cias guber­na­men­ta­les para inti­mi­dar, ate­rro­ri­zar, secues­trar, arres­tar y matar a los estu­dian­tes se suce­den de for­ma regu­lar. Como con­se­cuen­cia, la asis­ten­cia a los cole­gios ha dis­mi­nui­do de for­ma drás­ti­ca. Vea­mos unos cuan­tos ejem­plos para dejar más cla­ra esta situación.

El 3 de febre­ro de 2011, la Bri­ga­da Muthan­na del ejér­ci­to ira­quí impi­dió que los estu­dian­tes del cole­gio Isra para chi­cos y del Ins­ti­tu­to Ascen­sión para chi­cas, en el área de Has­wa del dis­tri­to de Abu Ghraib, pudie­ran ir al cole­gio a rea­li­zar los exá­me­nes par­cia­les [51]. El miér­co­les 25 de enero de 2012 por la tar­de, en la zona suní situa­da al este de la ciu­dad de Taz­rib, Tikrit, las fuer­zas de segu­ri­dad del gobierno ira­quí per­te­ne­cien­tes a la LEWA [17] de la IV Divi­sión del ejér­ci­to ira­quí irrum­pie­ron en el ins­ti­tu­to mix­to secun­da­rio de Medi­na, ata­can­do y regis­tran­do a los alum­nos, arres­tan­do de for­ma bru­tal a sie­te de ellos –estu­dian­tes de octa­vo y noveno gra­do, de eda­des de 13 y 14 años-. La escue­la fue asal­ta­da cuan­do los estu­dian­tes se encon­tra­ban hacien­do los exá­me­nes par­cia­les. Las fuer­zas del gobierno no die­ron razón o moti­vo alguno para ese asalto.

El sec­ta­ris­mo tam­bién pene­tra “por la puer­ta tra­se­ra”. Pare­ce que los estu­dian­tes de las pro­vin­cias de mayo­ría “chií” obtu­vie­ron mucho mejo­res resul­ta­dos en aque­llas pro­vin­cias con pobla­ción pre­do­mi­nan­te­men­te sun­ní. En 2009, en tres ciu­da­des musul­ma­nes sun­níes esta­lla­ron pro­tes­tas por el bajo núme­ro de estu­dian­tes que habían apro­ba­do los exá­me­nes nacio­na­les, ante las sos­pe­chas de que el gobierno chií de Iraq está dis­cri­mi­nan­do a los sun­níes y a otros gru­pos [52].

Plan de estudios

Las fuer­zas ocu­pan­tes cam­bia­ron los pla­nes de estu­dios exis­ten­tes y aho­ra el minis­te­rio de edu­ca­ción es inca­paz de refor­mar los pla­nes de estu­dio nacio­na­les de for­ma ade­cua­da debi­do al sec­ta­ris­mo del gobierno ira­quí, fal­ta de capa­ci­dad y expe­rien­cia. Todo el sis­te­ma edu­ca­ti­vo nacio­nal nece­si­ta refor­zar­se enor­me­men­te a nivel nacio­nal, de gober­no­ra­do y de dis­tri­to para ase­gu­rar el acce­so a una edu­ca­ción de cali­dad [53].

Apti­tu­des

Cada vez con­ta­mos con más prue­bas de que es muy pro­ba­ble que una gran par­te de los niños ira­quíes sufran difi­cul­ta­des de apren­di­za­je que hubie­ran podi­do pre­ve­nir­se y que están rela­cio­na­das con la fal­ta de esti­mu­la­ción y apren­di­za­je tem­pra­nos. Tal gra­do de retra­so en el len­gua­je pue­de ser resul­ta­do de las muy varia­das y exten­di­das con­se­cuen­cias psi­co­so­cia­les de la gue­rra, inclu­yen­do la pobre­za y el mie­do. Sin embar­go, las difi­cul­ta­des psi­co­so­cia­les y la pobre­za, inclui­da la preo­cu­pa­ción por la super­vi­ven­cia dia­ria entre los adul­tos, les impi­de poder hablar o esti­mu­lar a sus niños de for­ma normal.

Ade­más de las difi­cul­ta­des cau­sa­das por la fal­ta de estí­mu­los, la defi­cien­te ali­men­ta­ción de que dis­po­nen afec­ta asi­mis­mo al desa­rro­llo cog­ni­ti­vo de los niños [54].

Según un infor­me de Oxfam del año 2007, alre­de­dor del 92% de los niños de Iraq pade­cen pro­ble­mas de apren­di­za­je [55].

La edu­ca­ción de las niñas

En la edu­ca­ción pri­ma­ria, las niñas repre­sen­tan el 44,74% del alum­na­do. Alre­de­dor del 75% de las niñas que empe­za­ron el cole­gio lo han aban­do­na­do duran­te o al final de la escue­la pri­ma­ria y por tan­to no han con­ti­nua­do con la ense­ñan­za secun­da­ria. Muchas de ellas han aban­do­na­do des­pués del pri­mer gra­do [56].

Aun­que las auto­ri­da­des esta­dou­ni­den­ses e ira­quíes creían que en el año esco­lar 2007 – 2008 habría un núme­ro mucho mayor de nue­vas matrí­cu­las esco­la­res, el 76,2% de las 1.513 ira­quíes encues­ta­das en una inves­ti­ga­ción de “Women for Women” dije­ron que a las niñas de sus fami­lias no se les per­mi­tía asis­tir al cole­gio, y el 56,7% de las encues­ta­das dijo que las posi­bi­li­da­des de que las niñas pue­dan asis­tir a cla­se ha n empeo­ra­do duran­te los últi­mos cua­tro años. Según el equi­po ira­quí de Women for Women Inter­na­tio­nal, las prin­ci­pa­les razo­nes de esa situa­ción son la pobre­za y la inseguridad.

En 2010, un infor­me de UNICEF des­cri­bía que el ambien­te del apren­di­za­je en Iraq esta­ba influi­do por la esca­sa segu­ri­dad, la pobre­za de las fami­lias y la renuen­cia a per­mi­tir que las mucha­chas ado­les­cen­tes asis­ta n a cla­se. El infor­me cita­ba las opi­nio­nes de las estu­dian­tes que se refe­rían a sus escue­las defi­nién­do­las como “poco aco­ge­do­ras, des­agra­da­bles, sucias, con mal man­te­ni­mien­to, con aseos sucios y sin agua pota­ble” [58].

La cró­ni­ca caren­cia de mate­ria­les edu­ca­ti­vos y de for­ma­ción y la redu­ci­da capa­ci­dad edu­ca­ti­va han afec­ta­do mucho más gra­ve­men­te a las fami­lias que tie­nen niños con dis­ca­pa­ci­da­des, lo que supo­ne una car­ga finan­cie­ra añadida.

Muchos de los niños que sufren dis­ca­pa­ci­da­des viven en zonas rura­les o remo­tas con un impac­to gra­ve en su capa­ci­dad para acce­der a los ser­vi­cios dis­po­ni­bles a cau­sa del cos­te, la ausen­cia de trans­por­te públi­co y la fal­ta de cono­ci­mien­tos sobre la exis­ten­cia de esos ser­vi­cios. Pue­de ocu­rrir que las fami­lias de esas zonas remo­tas y rura­les no lle­guen a con­tac­tar nun­ca con pro­fe­sio­na­les sani­ta­rios. Y aun­que esos ser­vi­cios estu­vie­ran dis­po­ni­bles, el cos­te de la aten­ción médi­ca resul­ta prohi­bi­ti­vo para la mayo­ría de las familias.

Ase­si­na­tos y fuga de cerebros

Los ase­si­na­tos y ame­na­zas de muer­te con­tra los edu­ca­do­res han obli­ga­do a muchos de ellos a huir del país. Según la Ofi­ci­na de las Nacio­nes Uni­das para Asun­tos Huma­ni­ta­rios (OCHA), des­de 2006 han muer­to ase­si­na­dos 180 pro­fe­so­res, 100 sufrie­ron secues­tro s y, has­ta abril de 2008, 3.250 habían teni­do que esca­pa r del país [59] [60].

El Inter­na­tio­nal Medi­cal Corp s infor­ma­ba que la pobla­ción de ense­ñan­tes de Bag­dad se había redu­ci­do en un 80%, y que el per­so­nal médi­co pare­cía haber aban­do­na­do el país en cifras fue­ra de toda pro­por­ción [61]. Se cree que a fina­les de 2006 se había n mar­cha­do del país alre­de­dor del 40% de las cla­ses medias de Iraq [62]. La fuga de cere­bros y la des­truc­ción de los cole­gios y del sis­te­ma edu­ca­ti­vo es par­te de la lim­pie­za cul­tu­ra l de la iden­ti­dad de la socie­dad ira­quí [63]. Las cla­ses pro­fe­sio­nal es y edu­ca­das de Iraq, espe­cial­men­te los pro­fe­so­res, aca­dé­mi­cos y pro­fe­sio­na­les de la salud han deja­do Iraq ante una inmen­sa tarea de recons­truc­ción, no solo de su infra­es­truc­tu­ra sani­ta­ria y edu­ca­ti­va sino del capi­tal humano de espe­cia­lis­tas [67].

ARTÍCULO 20 (NIÑOS PRIVADOS DE UN ENTORNO FAMILIAR): Los niños que no pue­den ser aten­di­dos por sus pro­pias fami­lias tie­nen dere­cho a una aten­ción especial

A cau­sa de la gue­rra y la ocu­pa­ción ha habi­do un aumen­to drás­ti­co del núme­ro de huér­fa­nos en Iraq. Según mues­tran las esta­dís­ti­cas ofi­cia­les del gobierno, h ay cin­co millo­nes de huér­fa­nos ira­quíes, lo que exi­ge que el gobierno, el par­la­men­to y las ONG deban estar en cons­tan­te con­tac­to con los niños sin padres de Iraq [68]. Alre­de­dor de 500.000 de estos huér­fa­nos viven en las calles sin los cui­da­dos de una fami­lia ni de ins­ti­tu­ción espe­cia­li­za­da algu­na [69].

Según la ONG “Spon­sor Ira­qi Chil­dren Foun­da­tion”, apro­xi­ma­da­men­te uno de cada seis niños ira q u íes meno­res de 18 años es huér­fano. Muchos huér­fa­nos men­di­gan por las calles o ven­den agua para ayu­dar a sus madres viu­das empo­bre­ci­das o her­ma­nos. Tie­nen una situa­ción muy vul­ne­ra­ble ante los arres­tos por men­di­ci­dad así como ante el posi­ble reclu­ta­mien­to o abu­sos por par­te de delin­cuen­tes, extre­mis­tas y tra­fi­can­tes huma­nos [70].

ARTÍCULO 22 (NIÑOS REFUGIADOS): Los niños tie­nen dere­cho a una pro­tec­ción y ayu­da espe­cia­les cuan­do son refugiados.

Como media, del 75 al 80% de las per­so­nas des­pla­za­das en una cri­sis [71] son muje­res y niños.

La Media Luna Roja Ira­quí esti­ma que más del 83% de las per­so­nas des­pla­za­das en Iraq son muje­res y niños, y la mayo­ría de esos niños son meno­res de doce años [72].

Según las cifras publi­ca­das el 22 de enero de 2008 por la Agen­cia de las Nacio­nes Uni­das para los Refu­gia­dos (ACNUR), los refu­gia­dos ira­quíes en Siria sufrían trau­mas más inten­sos que los refu­gia­dos de otros con­flic­tos recien­tes en otros luga­res. Ade­más se reve­ló que el 89,5% sufría depre­sión, el 81,6% ansie­dad y e l 67,6% tras­tor­nos de estrés pos trau­má­ti­co (PTSD, por sus siglas en inglés) [73].

Los pro­ble­mas de los niños que se vie­ron obli­ga­dos e emi­grar supo­nen un pro­ble­ma huma­ni­ta­rio muy gra­ve debi­do a que gran núme­ro de fami­lias no cuen­tan con un refu­gio, ni fon­dos, ni aten­ción sani­ta­ria, edu­ca­ción o segu­ri­dad de algún tipo [74].

El estu­dio de la Dra. Suad Al-Azza­wi mues­tra en su gru­po de estu­dio que, del 43,6% de los niños de las fami­lias que salie­ron de Iraq, el 12,8% se había vis­to for­za­do a aban­do­nar sus áreas de resi­den­cia y el 11,7% de los niños a dejar el país. Todo esto a cau­sa de la fal­ta de ser­vi­cios, segu­ri­dad y ausen­cia de ley ante el temor por sus vidas. Por tan­to, el 75,5% de los niños en el gru­po estu­dia­do se habían vis­to obli­ga­dos a emi­grar de las zonas don­de vivían en Iraq [75].

Ade­más, el 22,4% de los niños no podía seguir con su edu­ca­ción por las gra­ves difi­cul­ta­des finan­cie­ras de sus padres. Los refu­gia­dos ira­quíes en Siria no podían ofre­cer a sus niños edu­ca­ción gra­tui­ta. Otros niños se vie­ron obli­ga­dos a tra­ba­jar para ayu­da r a sus fami­lias a sobrevivir.

Las inves­ti­ga­cio­nes del ACNUR en 2009 afir­ma­ban que el 20% de las per­so­nas inter­na­men­te des­pla­za­das y el 5% de los refu­gia­dos que habían vuel­to afir­ma­ron haber per­di­do a sus niños. En noviem­bre de 2009, se esti­mó que la pobla­ción inter­na­men­te des­pla­za­da lle­ga­ba a 2,76 millo­nes de per­so­nas o 467.517 fami­lias. Un sim­ple cálcu­lo mues­tra que más de 93.500 niños de las fami­lias inter­na­men­te des­pla­za­das están des­apa­re­ci­dos [76].

ARTÍCULO 23 (NIÑOS CON DISCAPACIDADES) [77]

Es muy pro­ba­ble que la dis­tan­cia has­ta los cole­gio s , el mal esta­do de los edi­fi­cios, la caren­cia de ins­ta­la­cio­nes bási­cas, los pro­fe­so­res poco com­pren­si­vos, la fal­ta de ayu­da para asi­mi­lar las lec­cio­nes, la acción pro­tec­to­ra de las fami­lias y las acti­tu­des de la socie­dad repre­sen­ten obs­tácu­los insal­va­bles para las niñas con inca­pa­ci­da­des [78].

Ape­nas se cuen­ta con datos fia­bles acer­ca de los ser­vi­cios que pue­da haber en Iraq para niños dis­ca­pa­ci­ta­dos. Los años de las san­cio­nes de las Nacio­nes Uni­das logra­ron que no se pudie­ra seguir inves­ti­gan­do y, a fina­les de 1991, tuvie­ron que cerrar­se las cua­tro ins­ti­tu­cio­nes que se encar­ga­ban de la for­ma­ción espe­cia­li­za­da, así como las ins­ti­tu­cio­nes de coor­di­na­ción nacio­nal [79].

La caren­cia cró­ni­ca de mate­ria­les edu­ca­ti­vos y de for­ma­ción y la redu­ci­da capa­ci­dad edu­ca­ti­va pro­du­jo un incre­men­to de la vul­ne­ra­bi­li­dad eco­nó­mi­ca de las fami­lias con niños dis­ca­pa­ci­ta­dos, al repre­sen­tar una car­ga finan­cie­ra adicional.

Muchos niños que pade­cen dis­ca­pa­ci­da­des viven en áreas rura­les o remo­tas, lo que impac­ta gra­ve­men­te en su posi­bi­li­dad de acce­der a los ade­cua­dos ser­vi­cios debi­do al cos­te, ausen­cia de trans­por­te públi­co y fal­ta de cono­ci­mien­to sobre los ser­vi­cios de que se podría dis­po­ner. Las fami­lias de zonas remo­tas y rura­les no con­sul­tan nun­ca con los pro­fe­sio­na­les de la sani­dad. Inclu­so aun­que hubie­ra dis­po­ni­bi­li­dad de ser vicios, el cos­te de la aten­ción médi­ca es prohi­bi­ti­vo para la mayo­ría de las fami­lias (Came­ron 2005) [80].

El Minis­te­rio de Tra­ba­jo y Asun­tos Socia­les es res­pon­sa­ble de la aten­ción ins­ti­tu­cio­nal y de la dota­ción de pres­ta­cio­nes. Aun­que hay un pre­su­pues­to habi­li­ta­do por el gobierno cen­tral para cubrir el ali­men­to, trans­por­te y otras ins­ta­la­cio­nes de ser­vi­cios socia­les, los equi­pos care­cen de for­ma­ción y las uni­da­des nece­si­tan de ins­ta­la­cio­nes moder­nas y fun­cio­na­les. Hay alre­de­dor de 200 tra­ba­ja­do­res socia­les, pero su fal­ta de expe­rien­cia les vuel­ve en gran medi­da inefi­ca­ces [81].

ARTÍCULO 33 (USO INDEBIDO DE DROGAS): Los gobier­nos deben uti­li­zar todos los medios de que dis­pon­gan para pro­te­ger a los niños del uso de dro­gas noci­vas y de que se les pue­da uti­li­zar en el trá­fi­co de drogas.

En la actua­li­dad, en Iraq, muchos niños no van al cole­gio y no jue­ga n en la calle sino que se camu­flan por las esqui­nas para tomar dro­gas o ven­der­las. Los exper­tos dicen que muchos niños, sobre todo los huér­fa­nos, se han vuel­to en los últi­mos años adic­tos a las dro­gas. Antes de la inva­sión esta­dou­ni­den­se de Iraq en 2003, prác­ti­ca­men­te no exis­tía la adic­ción a la dro­ga entre los niños, según Amir Moham­mad Bayat, un psi­có­lo­go que tra­ba­ja con niños adic­tos a las dro­gas. En muchos de los casos, los niños han entra­do en el mun­do de la dro­ga para tra­tar de ali­viar el dolor y los sufri­mien­tos infli­gi­dos por la gue­rra [82].

Los infor­mes de UNICEF están advir­tien­do que la adic­ción a la dro­ga se está con­vir­tien­do en un fenó­meno habi­tual entre los niños ira­quíes. Des­de 2005 se ha regis­tra­do un incre­men­to del 30% en las adic­cio­nes entre niños, y casi un 10% a lo lar­go del pasa­do año.

Pero el pro­ble­ma va más allá de la adic­ción. Muchos niños están atra­pa­dos en el flo­re­cien­te trá­fi­co de dro­gas del “nue­vo Iraq” (una ONG local está inten­tan­do abor­dar el pro­ble­ma en Bag­dad). Habi­tual­men­te, las ban­das de delin­cuen­tes esco­gen a niños que han per­di­do a sus seres que­ri­dos o que están tra­ba­jan­do por las calles. “Los tra­fi­can­tes les ofre­cen tra­ba­jo y ali­vio, hacien­do caer fácil­men­te a esos niños ino­cen­tes en la depen­den­cia de la dro­ga” [83].

ARTÍCULO 34 (EXPLOTACIÓN SEXUAL): Los gobier­nos deben pro­te­ger a los niños de toda for­ma de explo­ta­ción y abu­so sexual.

La Orga­ni­za­ción para la Libe­ra­ción de la Mujer en Iraq, un ONG ira­quí, esti­ma que alre­de­dor de 4.000 muje­res, de las cua­les la quin­ta par­te son meno­res de 18 años, des­apa­re­cie­ron en los pri­me­ros sie­te años de la guerra.

Niñas ino­cen­tes que debe­rían seguir dis­fru­tan­do de la infan­cia bajo la pro­tec­ción de sus madres están sien­do encar­ce­la­das por el deli­to de pros­ti­tu­ción, una espan­to­sa expe­rien­cia que las ha con­ver­ti­do en las escla­vas moder­nas. En estos momen­tos ni siquie­ra sabe­mos si las cifras de ado­les­cen­tes ira­quíes víc­ti­mas del trá­fi­co humano en los últi­mos años lle­ga a varios miles o a dece­nas de miles [85].

La OMS infor­ma que entre las muje­res pros­ti­tui­das, las meno­res alcan­zan e l 65% [86].

La vio­len­cia uti­li­za­da con­tra las muje­res y niñas pros­ti­tui­das se diri­ge sobre toda con­tra las emba­ra­za­das. Muchos infor­mes ase­gu­ran que abor­ta­ron a cau­sa de los gol­pes y las pata­das. A las muje­res y niñas que tuvie­ron un abor­to las obli­ga­ron a vol­ver al tra­ba­jo de inme­dia­to. Algu­nas de las niñas son víc­ti­mas de tor­tu­ras en casos de vio­la­ción masi­va. Los hijos de las muje­res pros­ti­tui­das son ven­di­dos o vio­la­dos por clien­tes pedó­fi­los y están con­de­na­dos a un círcu­lo vicio­so de encar­ce­la­mien­to debi­do a la pros­ti­tu­ción for­zo­sa y a par­tir de ahí no hay otra sali­da que la vuel­ta a la pros­ti­tu­ción. En algu­nos casos ha habi­do niñas que inclu­so han ven­di­do sus órga­nos [87].

Cuan­to más joven sea la mucha­cha, más lucra­ti­va la ganan­cia, la deman­da más alta es de niñas meno­res de die­ci­séis años. Según se ha sabi­do, los tra­fi­can­tes ven­den niñas de has­ta 11 y 12 años por 30.000 dóla­res, mien­tras que las mucha­chas “usa­das” mayo­res pue­den com­prar­se por has­ta 2.000 dóla­res. Los tra­fi­can­tes reci­ben la ayu­da de sofis­ti­ca das redes cri­mi­na­les que tie­nen capa­ci­dad para fal­si­fi­car docu­men­tos y pagar a fun­cio­na­rios corrup­tos para que eli­mi­nen cual­quier impe­di­men­to [88]. En algu­nos casos, las muje­res y niñas piden per­ma­ne­cer en los cen­tros de deten­ción inclu­so des­pués de cum­plir sen­ten­cia ante el temor de que sus fami­lias las maten [89].

Un infor­me publi­ca­do por la ONG con sede en Lon­dres Social Chan­ge for Edu­ca­tion in the Midd­le East (SCEME) [91] hace hin­ca­pié en la terri­ble situa­ción de niñas de has­ta 10 o 12 años que han sido obje­to de trá­fi­co humano en el Iraq de la pos­gue­rra hacia otros paí­ses, entre ellos Siria, Jor­da­nia, Líbano, Emi­ra­tos Ára­be s Uni­dos y Ara­bia Sau­dí para explo­tar­las sexual­men­te. Otras víc­ti­mas tra­fi­ca­das den­tro de Iraq aca­ban en clubs noc­tur­nos o bur­de­les, a menu­do en Bag­dad… Algu­nos de esos bur­de­les “se han crea­do úni­ca­men­te para satis­fa­cer la deman­da crea­da por el per­so­nal al ser­vi­cio de Esta­dos Uni­dos”, añade.

Aun­que en Iraq exis­tía explo­ta­ción sexual, como en todas par­tes, antes de que la gue­rra empe­za­ra en 2003, “la inva­sión e ines­ta­bi­li­dad que siguió creó un entorno don­de las muje­res jóve­nes y las ado­les­cen­tes fue­ron mucho más vul­ne­ra­bles ante el trá­fi­co sexual”.

A algu­nas de las jóve­nes víc­ti­mas se las enga­ña hacién­do­las creer en una pro­me­sa matri­mo­nial autén­ti­ca, dijo la Sra. Abu-Atta, para ser des­pués sexual­men­te explo­ta­das, rápi­da­men­te divor­cia­das y arro­ja­das a las calles, per­dien­do todo el honor a los ojos de la con­ser­va­do­ra socie­dad ára­be. Enton­ces se con­vier­ten en obje­ti­vos fáci­les de nue­vos abusos.

Otra prác­ti­ca cruel, espe­cial­men­te en las ciu­da­des san­tas chiíes de Nayaf y Ker­ba­la, y tam­bién en Siria, es el matri­mo­nio “mutaa”, por el cual una mucha­cha es casa­da a cam­bio de un pre­cio en pre­sen­cia de un reli­gio­so y se la entre­ga a un hom­bre duran­te un perío­do acor­da­do que pue­de ir de una hora a un par de meses [92].

El gobierno no se res­pon­sa­bi­li­za de nada

Cuan­do Imán Abu-Atta, una inves­ti­ga­do­ra clí­ni­ca, se enfren­tó a este pro­ble­ma encon­tró muchas resis­ten­cias [93].

El gobierno ira­quí y las auto­ri­da­des bri­tá­ni­cas y esta­dou­ni­den­ses, con pre­sen­cia de fuer­zas en Iraq y que con­tri­bu­yen en gran medi­da al agra­va­mien­to del pro­ble­ma, han hecho muy poco para com­ba­tir el trá­fi­co de muje­res y niñas: no ha habi­do pro­ce­sa­mien­to de cri­mi­na­les impli­ca­dos en el trá­fi­co humano, ni nin­gún pro­gra­ma amplio para abor­dar el pro­ble­ma ni apo­yo alguno a las víc­ti­mas, como se ha indi­ca­do ante­rior­men­te [94].

Los gru­pos por los dere­chos de la mujer dije­ron a Human Rights Watch que las muje­res víc­ti­mas de trá­fi­co (y víc­ti­mas de vio­len­cia sexual) aca­ban a menu­do en la cár­cel. El gobierno no les pro­por­cio­na ayu­da para que pue­dan ser repa­tria­das des­de el extran­je­ro. Las auto­ri­da­des ira­quíes pro­ce­san y acu­san a las víc­ti­mas del trá­fi­co por come­ter actos ilí­ci­tos que son con­se­cuen­cia de ese trá­fi­co. Se encar­ce­la tam­bién a las víc­ti­mas por pros­ti­tu­ción mien­tras las auto­ri­da­des igno­ran a sus ver­du­gos [95].

ARTÍCULO 38 (GUERRA Y CONFLICTOS ARMADOS): Los gobier­nos deben hacer cuan­to esté en su mano para pro­te­ger y cui­dar a los niños afec­ta­dos por la guerra

Pro­ble­mas psicológicos:

El colap­so total de la eco­no­mía ira­quí, la vio­len­cia sec­ta­ria, los ata­ques con­tra los civi­les por par­te de las tro­pas esta­dou­ni­den­ses, el ase­si­na­to de fami­lia­res, etc., han pri­va­do a los niños de Iraq de una infan­cia ino­cen­te y des­preo­cu­pa­da. Han teni­do que enfren­tar­se a la rup­tu­ra fami­liar, a la pobre­za y a una total fal­ta de segu­ri­dad. A los niños ira­quíes se les está obli­gan­do a asu­mir el rol de gene­ra­dor de ingre­sos por­que sus fami­lias sufren ham­bre y pobre­za. Han aban­do­na­do el cole­gio y tie­nen que enfren­tar­se a pro­ble­mas de adul­tos tales como el des­em­pleo, el tra­ba­jo manual, etc. Esta situa­ción les expo­ne a situa­cio­nes de mucha dure­za y con muchas for­mas de abu­sos. El hecho de estar expues­tos a dia­rio a la vio­len­cia ha afec­ta­do a su desa­rro­llo psi­co­ló­gi­co y a su con­duc­ta [96]. El 46,8% de la pobla­ción infan­til estu­dia­da se enfren­ta a gra­ves pro­ble­mas de salud como tras­tor­nos men­ta­les y psicológicos.

Según la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud, la cuar­ta cau­sa prin­ci­pal de enfer­me­dad entre los ira­quíes mayo­res de cin­co años son los “tras­tor­nos men­ta­les” y a un nivel mucho más preo­cu­pan­te que las enfer­me­da­des infec­cio­sas [98].

Un estu­dio de la Socie­dad Ira­quí de Psi­quia­tras en cola­bo­ra­ción con la OMS halló que el 70% de los niños (de una mues­tra de 10.000) de la zona de Shaab, Nor­te de Bag­dad, sufre sín­to­mas rela­cio­na­dos con trau­mas psi­co­ló­gi­cos [99].

En 2006 se com­ple­ta­ron varios estu­dios sobre la pre­va­len­cia de los tras­tor­nos men­ta­les en los niños en Bag­dad, Mosul y Dohuk. En el pri­mer estu­dio se halló que el 47% de los niños de ense­ñan­za pri­ma­ria se habían vis­to expues­tos a impor­tan­tes suce­sos trau­má­ti­cos duran­te los dos años ante­rio­res, pre­sen­tan­do el 14% tras­tor­nos de estrés pos­trau­má­ti­co (PTSD, por sus siglas en inglés): 9% en los niños, 17% en las niñas [100].

En el segun­do estu­dio, rea­li­za­do en Mosul, se inves­ti­ga­ron los tras­tor­nos men­ta­les entre ado­les­cen­tes: el 30% tenía sín­to­mas de PTSD: 26% los niños; 32% las niñas. Había una tasa más alta de PTSD entre los ado­les­cen­tes de más edad. El 92% de los ado­les­cen­tes enfer­mos no había reci­bi­do nun­ca tra­ta­mien­to [101].

Un estu­dio psi­quiá­tri­co efec­tua­do en 2005 por el depar­ta­men­to psi­quiá­tri­co del hos­pi­tal de pedia­tría gene­ral en Bag­dad halló: tras­tor­nos de ansie­dad (22%); pro­ble­mas de con­duc­ta, 18%; enure­sis no-orgá­ni­ca (15%); tar­ta­mu­dez (14%); epi­lep­sia (10%) y depre­sión (1,3%) (Al-Obai­di et al.).

Los niños se han vis­to expues­tos a com­ba­tes en la calle, a tener que ver cadá­ve­res camino del cole­gio, a ver parien­tes y ami­gos ase­si­na­dos o gra­ve­men­te heri­dos y a otras accio­nes de la gue­rra y la ocu­pa­ción. No solo tuvie­ron que con­tem­plar esas esce­nas duran­te un bre­ve tiem­po, lle­van años y años vien­do esas situaciones.

Casi todos los niños están cre­cien­do como hijo o hija de víc­ti­mas de gra­ves vio­la­cio­nes de los dere­chos huma­nos, como tor­tu­ra, vio­la­ción o ata­ques quí­mi­cos. La mayo­ría de los padres actua­les no han teni­do la posi­bi­li­dad de llo­rar sus pér­di­das y recu­pe­rar­se de las expe­rien­cias trau­má­ti­cas debi­do a la caren­cia de ser­vi­cios de reha­bi­li­ta­ción y de reco­no­ci­mien­to social. Los niños que viven en fami­lias de super­vi­vien­tes se con­vier­ten fre­cuen­te­men­te en víc­ti­mas de agre­sión, abu­sos emo­cio­na­les y físi­cos, con efec­tos de negli­gen­cia, de con­flic­tos inter­ge­ne­ra­cio­na­les y estruc­tu­ras fami­lia­res dis­fun­cio­na­les pro­vo­ca­das por el trau­ma colectivo.

Están expues­tos a la vio­len­cia fue­ra y den­tro de sus casas.

Como con­se­cuen­cia, sufren una amplia gama de alte­ra­cio­nes de la con­duc­ta y reac­cio­nes de estrés rela­cio­na­das con los trau­mas, como son des­ór­de­nes del sue­ño, con­duc­ta agi­ta­da e hiper­ac­ti­va, aban­dono social, depre­sión, ansie­dad, así como tras­tor­nos ali­men­ti­cios y de desa­rro­llo. Como los niños tie­nen a menu­do que sopor­tar de diver­sas for­mas la situa­ción de unos padres trau­ma­ti­za­dos, su pro­pio desa­rro­llo para poder con­ver­tir­se en miem­bros pro­duc­ti­vos de la socie­dad que­da inhibido.

Las espan­to­sas imá­ge­nes de cadá­ve­res des­tro­za­dos espar­ci­dos por las calles y las esce­nas de sus padres o fami­lia­res ase­si­na­dos fren­te a sus ojos per­ma­ne­ce­rán fir­me­men­te en las men­tes de los niños duran­te muchos años, dejan­do hue­llas psi­co­ló­gi­cas nega­ti­vas en sus futu­ras conductas.

El “ince­san­te baño de san­gre y la ausen­cia de ayu­da pro­fe­sio­nal hará que los niños de Iraq crez­can o bien pro­fun­da­men­te mar­ca­dos por la vio­len­cia o tan habi­tua­dos a ella que hará que man­ten­gan esa pau­ta de con­duc­ta cuan­do entren en la edad adulta”.

Ibn Rush es el úni­co hos­pi­tal psi­quiá­tri­co en la capi­tal de 6 millo­nes de per­so­nas [102]. Los psi­quia­tras ira­quíes, como la mayor par­te de los pro­fe­sio­na­les médi­cos del país, están pade­cien­do la fal­ta de finan­cia­ción y for­ma­ción. No exis­te nin­gún cen­tro de psi­co­te­ra­pia ni de aten­ción a situa­cio­nes de crisis.

De todas las esta­dís­ti­cas que des­cri­ben la devas­ta­ción impues­ta a Iraq por una gue­rra ile­gal, las cifras que des­cri­ben la espan­to­sa situa­ción de los niños ira­quíes son las más preo­cu­pan­tes y des­ga­rra­do­ras. Esos niños deter­mi­na­rán el futu­ro Iraq. Su bien­es­tar, o la ausen­cia del mis­mo, ten­drán un impac­to deso­la­dor en las vidas de todos los ira­quíes, inde­pen­dien­te­men­te de su sec­ta, reli­gión o etnia [103].

Las fuer­zas ocu­pan­tes anglo-esta­dou­ni­den­ses y el gobierno ira­quí han falla­do gro­se­ra­men­te a la hora de cum­plir con sus debe­res más bási­cos hacia los niños de Iraq.

Las poten­cias ocu­pan­tes tie­nen toda la res­pon­sa­bi­li­dad por las vio­la­cio­nes de las dis­po­si­cio­nes y con­ve­nios rela­ti­vos a los niños. Es pre­ci­so que se las res­pon­sa­bi­li­ce total­men­te por el daño infli­gi­do a los niños iraquíes.

Las ins­ti­tu­cio­nes y meca­nis­mos ira­quíes que debe­rían ase­gu­rar la pro­tec­ción físi­ca, social y legal a las muje­res, niños y jóve­nes son dis­fun­cio­na­les y poco dig­nas de con­fian­za. Como con­se­cuen­cia, los más vul­ne­ra­bles se ven expues­tos a explo­ta­ción y abu­sos, tales como ase­si­na­to, secues­tro y vio­len­cia de géne­ro, trá­fi­co humano, reclu­ta­mien­to y uti­li­za­ción por gru­pos arma­dos, tra­ba­jo infan­til y pri­va­ción de liber­tad [104].

Pedi­mos a la comu­ni­dad inter­na­cio­nal y a todos los orga­nis­mos por los dere­chos huma­nos que abor­den y dis­cu­tan estos temas en el Con­se­jo de Segu­ri­dad y envíen un Rela­tor Espe­cial a Iraq.

NOTAS:

[1] Chris Floyd, 17 diciem­bre 2011, « War Without End, Amen: The Reality of America’s Aggres­sion Against Iraq », Empi­re Burlesque:

http://www.chris-floyd.com/component/content/article/1‑latest-news/2200-war-without-end-amen-the-reality-of-americas-aggression-against-iraq-.html

[2] Con­ve­nio (IV) rela­ti­vo a la Pro­tec­ción de Per­so­nas Civi­les en Tiem­po de Gue­rra. Gine­bra, 12 agos­to 194: http://​www​.icrc​.org/​i​h​l​.​n​s​f​/​f​u​l​l​/​380

[3] El Con­ve­nio fue rati­fi­ca­do por 194 paí­ses de la ONU, excep­to EEUU y Somalia.

[4] « Fallen off the agen­da? More and bet­ter aid nee­ded for Iraq reco­very » http://​relief​web​.int/​n​o​d​e​/​3​6​0​643

[5] FACT SHEET: « A sum­mary of the rights under the Con­ven­tion on the Rights of the Child »: http://www.unicef.or g /crc/index_30228.html

[6] « Iraq Deaths »: http://​www​.just​fo​reign​po​licy​.org/​i​raq

[7] El infor­me “The Wea­pons That Kill Civi­lians, Deaths of Chil­dren and Non­com­ba­tants in Iraq”, se reco­pi­ló a par­tir de una mues­tra de 60. 481 muer­tes acae­ci­das a lo lar­go de 14. 196 suce­sos duran­te un perío­do de cin­co años a par­tir de la inva­sión de 2003. Se exclu­ye­ron las víc­ti­mas civi­les de ata­ques de vio­len­cia con­cen­tra­da, como los dos ase­dios con­tra la ciu­dad de Faluya.

[8] « Iraq air raids hit mostly women and chil­dren », Kim Sen­gup­ta, 2009 http://​www​.inde​pen​dent​.co​.uk/​n​e​w​s​/​w​o​r​l​d​/​m​i​d​d​l​e​-​e​a​s​t​/​i​r​a​q​-​a​i​r​-​r​a​i​d​s​-​h​i​t​-​m​o​s​t​l​y​-​w​o​m​e​n​-​a​n​d​-​c​h​i​l​d​r​e​n​-​1​6​6​9​2​8​2​.​h​tml

[9] « Ira­qi deaths from vio­len­ce 2003 – 2011 Analy­sis and over­view from Iraq Body Coun t » (IBC), 2012 http://​www​.iraq​body​count​.org/​a​n​a​l​y​s​i​s​/​n​u​m​b​e​r​s​/​2​0​11/

[10] « UN Calls Rights Situa­tion in Iraq “Fra­gi­le” » http://​www​.com​mon​dreams​.org/​h​e​a​d​l​i​n​e​/​2​0​1​1​/​0​8​/08 – 3 

[11] Merrill Sin­ger, G. Derrick Hod­ge: « The war machi­ne and glo­bal health: a cri­ti­cal medi­cal anth­ro­po­lo­gi­cal exa­mi­na­tion of the human costs of armed con­flict and the inter­na­tio­nal vio­len­ce industry ». Elai­ne A. Hills, Dah­lia S. Was­fi: « The cau­ses and human costs of tar­ge­ting Iraq », p. 119.

[12] http://www.iauiraq.org/documents/1375/images…unitionsHumanHealthinIraq.pdf

[13] http://​water​webs​ter​.org/​I​r​a​q​W​a​t​e​r​.​htm

[14] « Huma­ni­ta­rian Disas­ter In Fallu­jah: Unpre­ce­den­ted Num­bers of Birth Defects, Mis­ca­rria­ges and Can­cer Cases », por Malak Ham­dan http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​F​a​l​l​u​j​a​h​1​2​0​4​1​0​.​htm

[15] « Gene­tic dama­ge and health in Fallu­jah Iraq wor­se than Hiroshi­ma » http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​F​a​l​l​u​j​a​h​0​2​0​7​1​0​.​htm

[16] « The cau­se of con­ge­ni­tal ano­maly and can­cer in Fallu­jah Iraq is iden­ti­fied as Enri­ched Ura­nium from novel wea­pons sys­tems deplo­yed by the US », por Chris Busby and MalakHam­dan : http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​F​a​l​l​u​j​a​h​1​7​1​0​1​1​.​htm

[17] « Four Poly­ga­mous Fami­lies with Con­ge­ni­tal Birth Defects from Fallu­jah, Iraq », Sami­ra Alaa­ni, Mozh­gan Sava­bieas­faha­ni, Moham­mad Tafash y Pao­la Man­du­ca: http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​p​d​f​/​F​a​l​l​u​j​a​h​0​4​0​1​1​1​.​pdf

[18] « Ura­nium and other con­ta­mi­nants in hair from the parents of chil­dren with con­ge­ni­tal ano­ma­lies in Fallu­jah, Iraq », Sami­ra Alaa­ni, Muham­med Tafash, Chris­topher Busby, Malak Ham­dan y Eleo­no­re Blau­rock-Busch http://​www​.con​flic​tandhealth​.com/​c​o​n​t​e​n​t​/​5​/​1​/15

[19] « Can­cer, Infant Mor­ta­lity and Birth Sex-Ratio in Fallu­jah, Iraq, 2005 – 2009 », Chris Busby, Malak Ham­dan y Ente­sar Aria­bi. Int. J. Envi­ron. Res. Public Health 2010, 7, 2828 – 2837: http://​www​.mdpi​.com/​1​660 – 4601/​7/​7/​2828

[20] « Can­cer, Infant Mor­ta­lity and Birth Sex-Ratio in Fallu­jah, Iraq 2005 – 2009 », Chris Busby, Malak Ham­dan y Ente­sar Aria­bi. Int. J. Envi­ron. Res. P ublic Health 2010, 7, 2828 – 2837: http://​www​.mdpi​.com/​1​660 – 4601/​7/​7/​2828

[21] « Ura­nium and other con­ta­mi­nants in hair from the parents of chil­dren with con­ge­ni­tal ano­ma­lies in Fallu­jah, Iraq », Sami­ra Alaa­ni, Muham­med Tafash, Chris­topher Busby, Malak Ham­dan y Eleo­no­re Blau­rock-Busch: http://​www​.con​flic​tandhealth​.com/​c​o​n​t​e​n​t​/​5​/​1​/15

[22] « Occu­pa­tion could link to high child can­cer rates », 2011:

http://www.dw-world.de/dw/article/0„15615222,00.html

[23] « Moving ahead to impro­ve lives of Ira­qis affec­ted by land­mi­nes », 2011 http://​www​.uni​raq​.org/​n​e​w​s​r​o​o​m​/​g​e​t​a​r​t​i​c​l​e​.​a​s​p​?​A​r​t​i​c​l​e​I​D​=​1​495

[24] « Moving ahead to impro­ve lives of Ira­qis affec­ted by land­mi­nes », 2011 http://​www​.uni​raq​.org/​n​e​w​s​r​o​o​m​/​g​e​t​a​r​t​i​c​l​e​.​a​s​p​?​A​r​t​i​c​l​e​I​D​=​1​495

[25] « IRAQ – land­mi­nes, bombs, deple­ted ura­nium – devas­ta­tion – chil­dren ampu­tees »: http://www.indymedia.org.au/2011/12/04/iraq-%E2%80%93-landmines-bombs-depleted-uranium-%E2%80%93-devastation-%E2%80%93-children-amputees-how-you-can-hel

[26] « Iraq’s War Dis­fi­gu­red Babies », 2009:

http//www.heyetnet.org/eng/reports/3964-iraqs-war-disfigured-babies-.html

[27] « The Euro­pean poli­ti­cal lands­ca­pe regar­ding the ban on ura­nium wea­pons – with focus on Bel­gium », Ms. Ria­Ver­jauw, ICBUW, Belgium

www.rauhanpuolustajat.fi/…/seminaariraportti.pdf

[28] Dahr Jamail: “Ira­qi Hos­pi­tals Ailing under Occu­pa­tion”, World Tri­bu­nal on Iraq, Estam­bul, Tur­quía, 2005: http://​www​.brus​sels​tri​bu​nal​.org/​p​d​f​/​H​e​a​l​t​h​c​a​r​e​U​n​d​e​r​O​c​c​u​p​a​t​i​o​n​D​a​h​r​J​a​m​a​i​l​.​pdf

[29] « The Iraq health cri­sis »: http://​gori​llas​gui​des​.com/​2​0​0​8​/​0​1​/​1​6​/​m​e​d​a​c​t​-​w​m​d​-​c​o​n​f​l​i​c​t​-​t​h​e​-​i​r​a​q​-​h​e​a​l​t​h​-​c​r​i​s​is/

[30] « Women, chil­dren and youth in the Iraq cri­sis: a fact sheet », 2008 http://www.rhrc.org/resources/Iraqi_women_girls_factsheet%20FINAL%20JAn08.pdf

[31] Michael Haas: “Chil­dren and Unla­men­ted Vic­tims of Bush’s War Cri­mes”. ICH. 1 mayo 2009: http://​www​.infor​ma​tion​clea​ringhou​se​.info/​a​r​t​i​c​l​e​2​2​5​2​9​.​htm

[32] Dra. . Souad N. Al-Azza­wi: http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​p​d​f​/​I​r​a​q​i​C​h​i​l​d​r​e​n​S​u​f​f​e​r​i​n​g​2​0​1​0​.​pdf

[33] « Sur­vey on the sta­te of the envi­ron­ment in Iraq laun­ched », Bag­dad, 22 sep­tiem­bre 2011: http://​www​.uni​cef​.org/​m​e​d​i​a​/​m​e​d​i​a​_​5​9​8​9​2​.​h​tml

[34] Las cifras pro­vie­nen de una inves­ti­ga­ción rea­li­za­da en 2007 – 2008 por el Minis­te­rio de Sani­dad, el Minis­te­rio de Edu­ca­ción y sus homó­lo­gos del Gobierno Regio­nal del Kur­dis­tán en coope­ra­ción con la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud, Huma­ni­ta­rian Upda­te Iraq No. 6 ; abril 2009 : http://ochaonline.un.or/OchaLinkClick.aspx?link=ocha&docId=1111049

[35] http://​iraq​daily​ti​mes​.com/​i​r​a​q​i​-​t​r​a​d​e​-​m​i​n​i​s​t​r​y​-​i​n​t​r​o​d​u​c​e​s​-​i​n​c​o​m​e​-​b​a​s​e​d​-​r​a​t​i​o​n​i​n​g​-​a​s​s​e​s​s​m​e​nt/

[36] Infor­me sobre los Obje­ti­vos para el Desa­rro­llo del Mile­nio, Infor­me de las Nacio­nes Uni­das, 2010.

[37] Dra. . Souad N. Al-Azza­wi http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​p​d​f​/​I​r​a​q​i​C​h​i​l​d​r​e​n​S​u​f​f​e​r​i​n​g​2​0​1​0​.​pdf

[38] « Fallen off the agen­da? More and bet­ter aid nee­ded for Iraq recovery »

http://​www​.inter​nal​-dis​pla​ce​ment​.org/​8​0​2​5​7​0​8​F​0​0​4​C​E​90B

[39] Dra. . Souad N. Al-Azza­wi http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​p​d​f​/​I​r​a​q​i​C​h​i​l​d​r​e​n​S​u​f​f​e​r​i​n​g​2​0​1​0​.​pdf

[40] http://​www​.aol​news​.com/​2​0​1​0​/​0​7​/​1​9​/​u​n​-​f​o​r​c​e​d​-​t​o​-​c​u​t​-​f​o​o​d​-​a​i​d​-​t​o​-​i​r​a​q​i​-​w​o​m​e​n​-​c​h​i​l​d​r​en/

[41] Dra. . Souad N. Al-Azza­wi http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​p​d​f​/​I​r​a​q​i​C​h​i​l​d​r​e​n​S​u​f​f​e​r​i​n​g​2​0​1​0​.​pdf

[42] «Cara – A Study of Edu­ca­tion Oppor­tu­ni­ties for Disa­bled Chil­dren and Youth and Early Childhood Deve­lop­ment (ECD) in Iraq 2010 »: https://www.escholar.manchester.ac.uk/api/datastream?publicationPid=uk-ac-man-scw:131680&datastreamId=SUPPLEMENTARY‑2.PDF

[43] UNICEF, 2011, la UE y el gobierno de Iraq ini­cian un pro­gra­ma por valor de 17 millo­nes de euros para mejo­rar la edu­ca­ción pri­ma­ria en Iraq: http://​www​.uni​cef​.org/​m​e​d​i​a​/​m​e​d​i​a​_​5​7​9​4​2​.​h​tml

[44] « Cara – A Study of Edu­ca­tion Oppor­tu­ni­ties for Disa­bled Chil­dren and Youth and Early Childhood Deve­lop­ment (ECD) in Iraq 2010 »: https://www.escholar.manchester.ac.uk/api/datastream?publicationPid=uk-ac-man-scw:131680&datastreamId=SUPPLEMENTARY‑2.PDF

[45] « Cara – A Study of Edu­ca­tion Oppor­tu­ni­ties for Disa­bled Chil­dren and Youth and Early Childhood Deve­lop­ment (ECD) in Iraq 2010 »: https://www.escholar.manchester.ac.uk/api/datastream?publicationPid=uk-ac-man-scw:131680&datastreamId=SUPPLEMENTARY‑2.PDF

[46] UNAMI HR 2010: http://​www​.ohchr​.org/​E​N​/​C​o​u​n​t​r​i​e​s​/​M​E​N​A​R​e​g​i​o​n​/​P​a​g​e​s​/​U​N​A​M​I​H​R​R​e​p​o​r​t​s​.​a​spx

[47] «Fallen off the agen­da? More and bet­te raid nee­ded for Iraq reco­very», julio 2010:

http://​www​.inter​nal​-dis​pla​ce​ment​.org/​8​0​2​5​7​0​8​F​0​0​4​C​E​90B

[48] Yale Law School: http://​ava​lon​.law​.yale​.edu/​s​u​b​j​e​c​t​_​m​e​n​u​s​/​l​a​w​w​a​r​.​asp

[49] “Edu­ca­tion under Attack 2010 – Iraq”- UNESCO

[50] UNAMI HR rap­port 2010: http://​www​.ohchr​.org/​E​N​/​C​o​u​n​t​r​i​e​s​/​M​E​N​A​R​e​g​i​o​n​/​P​a​g​e​s​/​U​N​A​M​I​H​R​R​e​p​o​r​t​s​.​a​spx

[51] Dirk Adriaen­sens: « Dying edu­ca­tion in the ‘blos­so­ming’ Ira­qi demo­cracy », 2011, http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​e​d​u​c​a​t​i​o​n​1​6​0​2​1​1​.​htm

[52] Saha­ris­sa: « Another legacy of war: Ira­qis losing faith in public schools », 2009:

http://​www​.mcclatchydc​.com/​w​o​r​l​d​/​s​t​o​r​y​/​7​5​1​9​6​.​h​tml

[53] «Fallen off the agen­da? More and bet­te raid nee­ded for Iraq reco­very», julio 2010:

http://​www​.inter​nal​-dis​pla​ce​ment​.org/​8​0​2​5​7​0​8​F​0​0​4​C​E​90B

[54] « Girls Edu­ca­tion in Iraq », 2010, Uni­cef: http://​relief​web​.int/​s​i​t​e​s​/​r​e​l​i​e​f​w​e​b​.​i​n​t​/​f​i​l​e​s​/​r​e​s​o​u​r​c​e​s​/​A​3​F​3​4​5​F​E​B​6​0​F​D​7​1​3​C​1​2​5​7​7​A​D​0​0​3​4​1​F​9​0​-​F​u​l​l​_​r​e​p​o​r​t​.​pdf

[55] Hans von Spo­neck in: « I raq: A Case of edu­ci­de», mar­zo 2011, Ghent http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​S​e​m​i​n​a​r​/​t​e​x​t​s​/​e​n​/​2​.​pdf

[56] « Girls Edu­ca­tion in Iraq », 2010, Uni­cef: http://​relief​web​.int/​s​i​t​e​s​/​r​e​l​i​e​f​w​e​b​.​i​n​t​/​f​i​l​e​s​/​r​e​s​o​u​r​c​e​s​/​A​3​F​3​4​5​F​E​B​6​0​F​D​7​1​3​C​1​2​5​7​7​A​D​0​0​3​4​1​F​9​0​-​F​u​l​l​_​r​e​p​o​r​t​.​pdf

[57] « Girls Edu­ca­tion in Iraq », 2010, Uni­cef: http://​relief​web​.int/​s​i​t​e​s​/​r​e​l​i​e​f​w​e​b​.​i​n​t​/​f​i​l​e​s​/​r​e​s​o​u​r​c​e​s​/​A​3​F​3​4​5​F​E​B​6​0​F​D​7​1​3​C​1​2​5​7​7​A​D​0​0​3​4​1​F​9​0​-​F​u​l​l​_​r​e​p​o​r​t​.​pdf

[58] Hans von Spo­neck in: «Iraq: A case of edu­ci­de», mar­zo 2011, Ghent http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​S​e​m​i​n​a​r​/​t​e​x​t​s​/​e​n​/​2​.​pdf

[59] « Huma­ni­ta­rian impli­ca­tions of the wars in Iraq », ICRC: http://​www​.icrc​.org/​e​n​g​/​r​e​s​o​u​r​c​e​s​/​d​o​c​u​m​e​n​t​s​/​a​r​t​i​c​l​e​/​r​e​v​i​e​w​/​r​e​v​i​e​w​-​8​6​8​-​p​9​2​9​.​htm

[60] « 196 pro­fes­sors killed, more than 100 kid­nap­ped sin­ce U.S. inva­sion »: http://​www​.azza​man​.com/​e​n​g​l​i​s​h​/​i​n​d​e​x​.​a​s​p​?​f​n​a​m​e​=​n​e​w​s​2​0​0​7​-03 – 15kurd1.htm

[61] http://​www​.relief​web​.int/​r​w​/​r​w​b​.​n​s​f​/​d​b​9​0​0​S​I​D​/​A​M​M​F​-​7​2​7​B​U​F​?​O​p​e​n​D​o​c​u​m​e​n​t​&​r​c​=​3​&​e​m​i​d​=​A​C​O​S​-​6​3​5​P5D

[62] « Iraq: Brain Drain Poses Threat To Futu­re »: http://​www​.rferl​.org/​c​o​n​t​e​n​t​/​a​r​t​i​c​l​e​/​1​0​7​2​7​9​3​.​h​tml

[63] Dra. . Souad N. Al-Azza­wi: http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​p​d​f​/​I​r​a​q​i​C​h​i​l​d​r​e​n​S​u​f​f​e​r​i​n​g​2​0​1​0​.​pdf

[64] « List of killed, threa­te­ned or kid­nap­ped Ira­qi Aca­de­mics »: http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​a​c​a​d​e​m​i​c​s​L​i​s​t​.​htm

[65] « Assas­si­na­ted Ira­qi media pro­fes­sio­nals»: http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​J​o​u​r​n​a​l​i​s​t​K​i​l​l​e​d​.​htm

[66] Dirk Adriaen­sens: « The des­truc­tion of Iraq’s edu­ca­tion », 2008: http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​I​r​a​q​E​d​u​c​a​t​i​o​n​0​6​0​8​.​htm

[67] « Cara – A Study of Edu­ca­tion Oppor­tu­ni­ties for Disa­bled Chil­dren and Youth and Early Childhood Deve­lop­ment (ECD) in Iraq 2010 »: https://www.escholar.manchester.ac.uk/api/datastream?publicationPid=uk-ac-man-scw:131680&datastreamId=SUPPLEMENTARY‑2.PDF

[68] « Occu­pa­tio­n’s Toll: 5 Million Ira­qi Chil­dren Orpha­ned »: http://​www​.alter​net​.org/​w​a​r​o​n​i​r​a​q​/​7​0​8​8​6​/​?​p​a​g​e​=​e​n​t​ire .

[69] Dra. . Souad N. Al-Azza­wi: http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​p​d​f​/​I​r​a​q​i​C​h​i​l​d​r​e​n​S​u​f​f​e​r​i​n​g​2​0​1​0​.​pdf

[70] « DC Area Foun­da­tion Reopens Bagh­dad Cen­ter for Street Chil­dren »: http://​www​.sic​fi​raq​.org/​w​p​/​n​e​ws/

[71] El gobierno infor­mó que, des de 2006 y has­ta enero de 2011, ha habi­do alre­de­dor de 1.343.568 per­so­nas inter­na­men­te des­pla­za­das en Iraq, sien­do Bag­dad la ciu­dad que mayor núme­ro ha reci­bi­do, con alre­de­dor de 358.457 per­so­nas (62.374 fami­lias). UNAMI HR 2010: http://​www​.ohchr​.org/​E​N​/​C​o​u​n​t​r​i​e​s​/​M​E​N​A​R​e​g​i​o​n​/​P​a​g​e​s​/​U​N​A​M​I​H​R​R​e​p​o​r​t​s​.​a​spx

[72] « Women, chil­dren and youth in the Iraq cri­sis: a fact sheet », enero 2008.

[73] « SYRIA: UN research indi­ca­tes high levels of trau­ma among Ira­qi refu­gees »: http://​www​.irin​news​.org/​R​e​p​o​r​t​.​a​s​p​x​?​R​e​p​o​r​t​I​d​=​7​6​360

[74] Dra. . Souad N. Al-Azza­wi http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​p​d​f​/​I​r​a​q​i​C​h​i​l​d​r​e​n​S​u​f​f​e​r​i​n​g​2​0​1​0​.​pdf

[75] Dra. . Souad N. Al-Azza­wi http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​p​d​f​/​I​r​a​q​i​C​h​i​l​d​r​e​n​S​u​f​f​e​r​i​n​g​2​0​1​0​.​pdf

[76] « Always someo­ne’s mother or father, always someo­ne’s child. The mis­sing per­sons of Iraq »: http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​p​d​f​/​D​i​s​a​p​p​e​a​r​a​n​c​e​s​_​m​i​s​s​i​n​g​_​p​e​r​s​o​n​s​_​i​n​_​I​r​a​q​.​pdf

[77] «Con­ve­nio sobre los Dere­chos de las Per­so­nas con Capa­ci­da­des» (CRPD, siglas en inglés)

[78] « Girls edu­ca­tion in Iraq, 2010 » http://​relief​web​.int/​s​i​t​e​s​/​r​e​l​i​e​f​w​e​b​.​i​n​t​/​f​i​l​e​s​/​r​e​s​o​u​r​c​e​s​/​A​3​F​3​4​5​F​E​B​6​0​F​D​7​1​3​C​1​2​5​7​7​A​D​0​0​3​4​1​F​9​0​-​F​u​l​l​_​r​e​p​o​r​t​.​pdf

[79] « Refe­rral Ins­ti­tu­tions and the Natio­nal Sys­tem for Disa­bi­lity Pre­ven­tion and Early Detection »

[80] « Cara – A Study of Edu­ca­tion Oppor­tu­ni­ties for Disa­bled Chil­dren and Youth and Early Childhood Deve­lop­ment (ECD) in Iraq 2010 »: https://www.escholar.manchester.ac.uk/api/datastream?publicationPid=uk-ac-man-scw:131680&datastreamId=SUPPLEMENTARY‑2.PDF

[81] « Cara – A Study of Edu­ca­tion Oppor­tu­ni­ties for Disa­bled Chil­dren and Youth and Early Childhood Deve­lop­ment (ECD) in Iraq 2010 »: https://www.escholar.manchester.ac.uk/api/datastream?publicationPid=uk-ac-man-scw:131680&datastreamId=SUPPLEMENTARY‑2.PDF

[82] « Ira­q’s Chil­dren Drug Addicts », Dea­lers, 25 diciem­bre 2008 10:01

http://​forums​.unders​tan​ding​-islam​.com/​s​h​o​w​t​h​r​e​a​d​.​p​h​p​?​7​4​6​4​-​I​r​a​q​-​s​-​C​h​i​l​d​r​e​n​-​D​r​u​g​-​A​d​d​i​c​t​s​-​D​e​a​l​ers

[83] « Ira­q’s Chil­dren Drug Addicts », Dea­lers, 25 diciem­bre 2008 10:01

http://​forums​.unders​tan​ding​-islam​.com/​s​h​o​w​t​h​r​e​a​d​.​p​h​p​?​7​4​6​4​-​I​r​a​q​-​s​-​C​h​i​l​d​r​e​n​-​D​r​u​g​-​A​d​d​i​c​t​s​-​D​e​a​l​ers

[84] « Ira­q’s Chil­dren Drug Addicts », Dea­lers, 25 diciem­bre 2008 10:01

http://​forums​.unders​tan​ding​-islam​.com/​s​h​o​w​t​h​r​e​a​d​.​p​h​p​?​7​4​6​4​-​I​r​a​q​-​s​-​C​h​i​l​d​r​e​n​-​D​r​u​g​-​A​d​d​i​c​t​s​-​D​e​a​l​ers

[85] Orga­ni­za­tion of Women’s Free­dom in Iraq (OWFI): http://​www​.equa​lit​yi​ni​raq​.com/​a​c​t​i​v​i​t​i​e​s​/​1​1​7​-​p​r​o​s​t​i​t​u​t​ion – and-trafficking-of-women-and-girls-in-iraq 

[86] En 2007, la OWFI asu­mió el desa­fío de inves­ti­gar y docu­men­tar el alcan­ce del trá­fi­co y pros­ti­tu­ción den­tro de Iraq e hicie­ron un lis­ta­do de las casas de pros­ti­tu­ción y trá­fi­co de per­so­nas halla­das en 2008 en Bag­dad y sus suburbios.

[87] Orga­ni­za­tion of Women’s Free­dom in Iraq: http://​www​.equa​lit​yi​ni​raq​.com/​a​c​t​i​v​i​t​i​e​s​/​1​1​7​-​p​r​o​s​t​i​t​u​t​i​o​n​-​a​n​d​-​t​r​a​f​f​i​c​k​i​n​g​-​o​f​-​w​o​m​e​n​-​a​n​d​-​g​i​r​l​s​-​i​n​-​i​raq

[88] « At a Cross­roads, Human Rights in Iraq Eight Years after the US-Led Inva­sion »: http://​www​.hrw​.org/​s​i​t​e​s​/​d​e​f​a​u​l​t​/​f​i​l​e​s​/​r​e​p​o​r​t​s​/​i​r​a​q​0​2​1​1​W​.​pdf

[89] « At a Cross­roads, Human Rights in Iraq Eight Years after the US-Led Invasion »:

http://​www​.hrw​.org/​s​i​t​e​s​/​d​e​f​a​u​l​t​/​f​i​l​e​s​/​r​e​p​o​r​t​s​/​i​r​a​q​0​2​1​1​W​.​pdf

[90] « Silent vic­tims: Ira­qi women traf­fic­ked for sex », Lau­ra Smith-Spark, CNN, 10 noviem­bre 2011, actua­li­za­do 12: 24 GMT (20: 24 HKT) http://​thecnn​free​dom​pro​ject​.blogs​.cnn​.com/​2​0​1​1​/​1​1​/​1​0​/​s​i​l​e​n​t​-​v​i​c​t​i​m​s​-​i​r​a​q​i​-​w​o​m​e​n​-​t​r​a​f​f​i​c​k​e​d​-​f​o​r​-​s​e​x​-​r​e​p​o​r​t​-​s​a​ys/

[91] « Entitled Kara­ma­tu­na, or Our Dignity ».

[92] « Silent vic­tims: Ira­qi women traf­fic­ked for sex » , Lau­ra Smith-Spark, CNN , 10 noviem­bre 2011 – Actua­li­za­do 12 : 24 GMT (20 : 24 HKT) http://​thecnn​free​dom​pro​ject​.blogs​.cnn​.com/​2​0​1​1​/​1​1​/​1​0​/​s​i​l​e​n​t​-​v​i​c​t​i​m​s​-​i​r​a​q​i​-​w​o​m​e​n​-​t​r​a​f​f​i​c​k​e​d​-​f​o​r​-​s​e​x​-​r​e​p​o​r​t​-​s​a​ys/

[93] « Silent vic­tims: Ira­qi women traf­fic­ked for sex » , Lau­ra Smith-Spark, CNN , 10 noviem­bre 2011 – Actua­li­za­do 12 : 24 GMT (20 : 24 HKT) http://​thecnn​free​dom​pro​ject​.blogs​.cnn​.com/​2​0​1​1​/​1​1​/​1​0​/​s​i​l​e​n​t​-​v​i​c​t​i​m​s​-​i​r​a​q​i​-​w​o​m​e​n​-​t​r​a​f​f​i​c​k​e​d​-​f​o​r​-​s​e​x​-​r​e​p​o​r​t​-​s​a​ys/

[94] « At a Cross­roads – Human Rights in Iraq Eight Years after the US-Led Inva­sion » , Human Rights Watch: http://​www​.hrw​.org/​s​i​t​e​s​/​d​e​f​a​u​l​t​/​f​i​l​e​s​/​r​e​p​o​r​t​s​/​i​r​a​q​0​2​1​1​W​.​pdf

[95] « At a Cross­roads – Human Rights in Iraq Eight Years after the US-Led Inva­sion » , Human Rights Watch: http://​www​.hrw​.org/​s​i​t​e​s​/​d​e​f​a​u​l​t​/​f​i​l​e​s​/​r​e​p​o​r​t​s​/​i​r​a​q​0​2​1​1​W​.​pdf

[96] Dra. . Souad N. Al-Azza­wi http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​p​d​f​/​I​r​a​q​i​C​h​i​l​d​r​e​n​S​u​f​f​e​r​i​n​g​2​0​1​0​.​pdf

[97] Dra. . Souad N. Al-Azza­wi http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/​p​d​f​/​I​r​a​q​i​C​h​i​l​d​r​e​n​S​u​f​f​e​r​i​n​g​2​0​1​0​.​pdf

[98] WHO Eas­tern Medi­te­rra­nean Regio­nal Offi­ce, Divi­sion of Health Sys­tem and Ser­vi­ces Deve­lop­ment, Health Policy and Plan­ning Unit, “Health Sys­tems Pro­fi­le: Iraq,” 2005

[99] « The Plight of Ira­qi Chil­dren », Adnan Al-Dai­ni /​5 enero 2012 http://​dis​si​dent​voi​ce​.org/​2​0​1​2​/​0​1​/​t​h​e​-​p​l​i​g​h​t​-​o​f​-​i​r​a​q​i​-​c​h​i​l​d​r​en/

[100] « Men­tal health of Ira­qi chil­dren », Ali H Razokhi , Issam K Taha, Nezar Ismat Taib, Sabah Sadik, Naee­ma Al Gas­seer : http://​www​.lan​cet​.com/​j​o​u​r​n​a​l​s​/​l​a​n​c​e​t​/​a​r​t​i​c​l​e​/​P​I​I​S​0​1​4​0​-​6​7​3​6​(​0​6​)​6​9​320 – 3/​fulltext

[101] « Men­tal health of Ira­qi chil­dren », Ali H Razokhi , Issam K Taha, Nezar Ismat Taib, Sabah Sadik, Naee­ma Al Gasseer :

http://​www​.lan​cet​.com/​j​o​u​r​n​a​l​s​/​l​a​n​c​e​t​/​a​r​t​i​c​l​e​/​P​I​I​S​0​1​4​0​-​6​7​3​6​(​0​6​)​6​9​320 – 3/​fulltext

[102] « PROTESTERS PLEAD FOR PEACE Civi­lian toll: Ira­qis exhi­bit more men­tal health pro­blem » , James Pal­mer, Chro­ni­cle Foreign Ser­vi­ce , lunes, 19 mar­zo 2007 :

http://​www​.sfga​te​.com/​c​g​i​-​b​i​n​/​a​r​t​i​c​l​e​.​c​g​i​?​f​=​/​c​/​a​/​2​0​0​7​/​0​3​/​1​9​/​M​N​G​0​6​O​N​M​I​B​1​.​D​T​L​#​i​x​z​z​1​j​c​D​U​8​UiD

[103] « The Plight of Ira­qi Chil­dren », Adnan Al-Dai­ni /​5 enero 2012 http://​dis​si​dent​voi​ce​.org/​2​0​1​2​/​0​1​/​t​h​e​-​p​l​i​g​h​t​-​o​f​-​i​r​a​q​i​-​c​h​i​l​d​r​en/

[104] « Fallen off the agen­da? More and bet­ter aid nee­ded for Iraq reco­very »: http://​relief​web​.int/​n​o​d​e​/​3​6​0​643

Bie Ken­ta­ne for­ma par­te del Tri­bu­nal de Bru­se­las ( http://​www​.brus​sells​tri​bu​nal​.org/ )

Fuen­te: http://www.bruss e lls​tri​bu​nal​.org/​C​h​i​l​d​r​e​n​I​r​a​q​0​7​0​5​1​2​.​htm

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.