Juan Ramón Iba­rra con­de­na­do a 4,5 años de pri­sión por corrup­ción- Elkar­tzen

La Sala Segun­da del Tri­bu­nal Supre­mo ha con­de­na­do al exje­fe de la Ins­pec­ción de Hacien­da de Biz­kaia Juan Ramón Iba­rra, como autor de un deli­to con­ti­nua­do de fal­se­dad en docu­men­to ofi­cial, sin la con­cu­rren­cia de cir­cuns­tan­cias modi­fi­ca­ti­vas de la res­pon­sa­bi­li­dad, a una pena de 4 años, seis meses y un día de pri­sión, con la acce­so­ria de inha­bi­li­ta­ción espe­cial para el ejer­ci­cio del dere­cho de sufra­gio pasi­vo duran­te el tiem­po de la con­de­na, y a una mul­ta de quin­ce meses y un día, con una cuo­ta dia­ria de diez euros (unos irri­so­rios 4.500€).

Según el fallo, Iba­rra, quien fue nom­bra­do Sub­di­rec­tor de Ins­pec­ción del Depar­ta­men­to de Hacien­da y Finan­zas de Biz­kaia el 1 de febre­ro de 1989 y cesó en su car­go en el año 2004, orde­nó crear un lis­ta­do infor­má­ti­co al efec­to de simu­lar o apa­ren­tar que son con­tri­bu­yen­tes que está inves­ti­gan­do, cuan­do real­men­te no es así, pues ni los inves­ti­gó ni tenía pro­yec­ta­do inves­ti­gar­los.

Por ello, se le apli­ca el artícu­lo 390.1.2º del Códi­go Penal, en rela­ción con el artícu­lo 74, por los efec­tos que gene­ra un docu­men­to de esa índo­le en el trá­fi­co jurí­di­co de los ser­vi­cios de ges­tión y de ins­pec­ción de la Hacien­da Foral de Viz­ca­ya y el «menos­ca­bo del bien jurí­di­co que tute­la la nor­ma penal».

En una sen­ten­cia con fecha 12 de abril de 2012, el alto tri­bu­nal esti­ma par­cial­men­te el recur­so de casa­ción por infrac­ción de ley, inter­pues­to por el Minis­te­rio Fis­cal, con­tra la sen­ten­cia de la Audien­cia Pro­vin­cial de Viz­ca­ya, Sec­ción Pri­me­ra, de fecha 12 de abril de 2011, que absol­vió a Juan Ramón Iba­rra Oyar­zá­bal de los deli­tos de cohe­cho, des­obe­dien­cia, fal­se­dad docu­men­tal y pre­va­ri­ca­ción de los que venía sien­do acu­sa­do por el Minis­te­rio Fis­cal.

Ade­más, man­tie­ne la abso­lu­ción de una admi­nis­tra­ti­va de la Hacien­da Foral de Biz­kaia. Los hechos pro­ba­dos y la fun­da­men­ta­ción de la sen­ten­cia de ins­tan­cia con­tie­nen datos y razo­nes sufi­cien­tes para dic­tar ex novo en esta ins­tan­cia una sen­ten­cia con­de­na­to­ria.

Para los magis­tra­dos del Supre­mo, la fun­cio­na­ria acu­sa­da ha de ser absuel­ta, a tenor del con­te­ni­do del «fac­tum» de la sen­ten­cia recu­rri­da.

Por otra par­te, la sen­ten­cia seña­la que no pro­ce­de con­de­nar al acu­sa­do como autor de un deli­to con­ti­nua­do de pre­va­ri­ca­ción admi­nis­tra­ti­va, al no con­te­ner los hechos decla­ra­dos pro­ba­dos los ele­men­tos obje­ti­vos y sub­je­ti­vos del refe­ri­do tipo penal.

En cuan­to a la indi­vi­dua­li­za­ción judi­cial de la pena, el Supre­mo afir­ma que no con­cu­rren datos sin­gu­la­res rela­ti­vos a la gra­ve­dad del hecho ni cir­cuns­tan­cias per­so­na­les que jus­ti­fi­quen, dada la cuan­tía puni­ti­va que con­lle­va el tipo penal, impo­ner a Iba­rra una pena supe­rior a la míni­ma de cua­tro años, seis meses y un día de pri­sión, con la acce­so­ria de inha­bi­li­ta­ción espe­cial para el ejer­ci­cio del dere­cho de sufra­gio pasi­vo duran­te el tiem­po de la con­de­na. Ade­más, le con­de­na a quin­ce meses y un día de mul­ta, con una cuo­ta dia­ria de 10 euros (4.500€).

El Minis­te­rio Fis­cal había soli­ci­ta­do unas penas de cin­co años de pri­sión, con la acce­so­ria de inha­bi­li­ta­ción espe­cial para el ejer­ci­cio del dere­cho de sufra­gio pasi­vo duran­te el tiem­po de la con­de­na, y una mul­ta de vein­te meses, con una cuo­ta dia­ria de vein­te euros, sin refe­rir­se a la pena de inha­bi­li­ta­ción espe­cial para el car­go.

La cau­sa sobre la que se ha dic­ta­do esta últi­ma sen­ten­cia se ori­gi­nó a fina­les de 2002, des­pués de que la Fis­ca­lía Anti­co­rrup­ción ini­cia­ra inves­ti­ga­cio­nes sobre supues­tas prác­ti­cas irre­gu­la­res. En con­cre­to, se apun­ta­ba la exis­ten­cia de «con­tri­bu­yen­tes “tra­ba­dos” por el ex sub­di­rec­tor de Ins­pec­ción del fis­co de Biz­kaia, sobre los que no se actua­ba, pese a figu­rar como ins­pec­cio­na­dos de for­ma per­ma­nen­te.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *