La tor­men­ta somos noso­tros- Patxi Zamora

Dia­rio de Nava­rra pre­sen­tó recien­te­men­te su Anua­rio 2012 con el boa­to de las gran­des oca­sio­nes: invi­ta­dos de pos­tín y edi­to­rial polí­ti­ca ante los pre­sen­tes por par­te de su direc­to­ra, Inés Arta­jo. En su alo­cu­ción, Arta­jo repa­só los hitos “de un mun­do que muda de piel cada día…y que nos invi­ta, y casi urge, a la refle­xión”. Has­ta ahí com­par­to el aná­li­sis de la vete­ra­na e influ­yen­te perio­dis­ta. Des­pués pasó a ala­bar a un “iné­di­to” gobierno de coa­li­ción (sin aña­dir que el PSN lle­va años apo­yan­do a UPN des­de una opo­si­ción más que ama­ble) que “está tar­dan­do en engra­nar”. Tam­bién sub­ra­yó “el enor­me poten­cial de for­ta­le­za en esta alian­za: el de su amplia base social”, aun­que es de supo­ner que a muchos socia­lis­tas no les hará mucha gra­cia esta afir­ma­ción. Y, de la defen­sa de ese pac­to entre UPN y PSN, pasó a cri­ti­car y cul­par de todos los males de este mun­do a su “bicha” pre­fe­ri­da: “des­de las ban­ca­das de la opo­si­ción, llá­men­se Bil­du o Bata­su­na, pre­ten­den sacar par­ti­do de las difi­cul­ta­des para jugar al cuan­to peor, mejor. El pro­pó­si­to, no lo duden, es el de soca­var los cimien­tos del pro­yec­to ins­ti­tu­cio­nal de Nava­rra. Pre­ten­den hacer sal­tar por los aires la esta­bi­li­dad polí­ti­ca que da el Gobierno”. ¿Esta­bi­li­dad? Cri­sis, paro y recor­tes en sani­dad, edu­ca­ción y asis­ten­cia social que, según su aná­li­sis, son fomen­ta­dos y es más, ale­gran a los sobe­ra­nis­tas de izquier­das. Que me dis­cul­pe la seño­ra Arta­jo, pero ya no cue­la por mucho que se empe­ñe, pues adap­tan­do un pasa­je de Ray Brad­bury: “¡Eh, gri­tó Will (PSN), la gen­te corre como si ya hubie­se lle­ga­do la tor­men­ta! ¡Lle­gó, gri­tó Jim (UPN), la tor­men­ta somos nosotros!”

Dia­rio de Nava­rra se ha con­ver­ti­do en el máxi­mo vale­dor del pac­to UPN-PSN. Hace poco más de 70 años ani­ma­ron a quie­nes masa­cra­ron a la repú­bli­ca y sus “hor­das de rojos y sepa­ra­tis­tas”, para impo­ner “la nación pre­di­lec­ta de Dios”, la de “los ver­da­de­ros espa­ño­les”. En épo­cas más recien­tes, vol­vie­ron a demos­trar su espí­ri­tu demo­crá­ti­co apo­yan­do el lema de “a por ellos” para aplas­tar al inde­pen­den­tis­mo de izquier­das con méto­dos que des­cri­ben sus idea­les: ile­ga­li­za­cio­nes, encar­ce­la­mien­tos, tor­tu­ras, cie­rre de medios de comu­ni­ca­ción… Por supues­to, el Dia­rio de Nava­rra no sue­le citar cues­tio­nes que, intere­sa­da­men­te, son “agua pasa­da”. Su talan­te demo­crá­ti­co está enfer­mo de raíz, por eso no se ha opues­to a las medi­das con­tra­rias a la liber­tad de expre­sión y par­ti­ci­pa­ción polí­ti­ca. El influ­yen­te rota­ti­vo defen­dió ideas anti­de­mo­crá­ti­cas des­de su fun­da­ción y, espe­cial­men­te, duran­te los muchos años en que fue diri­gi­do por Rai­mun­do Gar­cía, “Gar­ci­la­so”, uno de los inven­to­res del nava­rris­mo espa­ño­lis­ta, cuyo papel fue deci­si­vo para lle­var a cabo el gol­pe de esta­do del “36”. Dia­rio de Nava­rra fue pro-nazi y su línea edi­to­rial fran­quis­ta con­ti­nuó, inclu­so des­pués de la muer­te del Cau­di­llo, bajo la direc­ción de Uran­ga, a quien le cos­tó enor­mes esfuer­zos des­ha­cer­se de su cami­sa azul. La direc­to­ra del Dia­rio de Nava­rra con­ti­nua defen­dien­do gobier­nos “esta­bles”, que con­ser­ven las esen­cias del ran­cio nava­rris­mo con­ser­va­dor, con la ayu­da de un PSN que no ha dado pié con bola des­de los tiem­pos de aquel “gran espa­da de la polí­ti­ca nava­rra”, como deno­mi­na­ba el rota­ti­vo al corrup­to ex pre­si­den­te Gabriel Urralburu.

Esta arti­ma­ña de echar la cul­pa “a los de siem­pre” es muy recu­rren­te entre el unio­nis­mo his­pano. No hace mucho, el euro­par­la­men­ta­rio del PP, Car­los Itur­gaiz, lla­mó “hie­nas bol­che­vi­ques” a quie­nes esta­ban inves­ti­gan­do la tra­ma de sobor­nos Gür­tel, que afec­ta­ba a miem­bros de su par­ti­do. No es de extra­ñar pues que, ante la pro­me­te­do­ra uni­dad de acción de la izquier­da nava­rra sobe­ra­nis­ta, que ya está dan­do sus fru­tos y que pone en peli­gro inmi­nen­te el pro­yec­to regio­na­lis­ta, car­guen sus tin­tas con­tra ella y le acha­quen la gra­ve situa­ción que pade­ce­mos. Por el con­tra­rio, el Dia­rio de Nava­rra nun­ca ha acu­sa­do al FMI ni a los gran­des espe­cu­la­do­res que han crea­do la cri­sis, como Leh­man Brothers, don­de tra­ba­ja­ba como res­pon­sa­ble del esta­do espa­ñol y Por­tu­gal el actual minis­tro de eco­no­mía, Luis de Guin­dos. Tam­po­co ha cues­tio­na­do a UPN-PSN por su nefas­ta polí­ti­ca que aumen­tó en 10 años un 35% los altos car­gos en la admi­nis­tra­ción nava­rra y un 67% en el ayun­ta­mien­to iruin­da­rra. Ni una sola alu­sión hizo Inés Arta­jo con­tra Sanz, Bar­ci­na, Jimé­nez o Miran­da en los rui­no­sos asun­tos de Guen­du­láin, auto­vía del Camino, Canal de Nava­rra, Cir­cui­to de Los Arcos, etc, que siem­pre fue­ron denun­cia­dos por la izquier­da nava­rra, la mis­ma a la que la here­de­ra de “Gar­ci­la­so” y Uran­ga, Inés Arta­jo, quie­re incul­par de la preo­cu­pan­te situa­ción actual. Tam­po­co habló del desas­tre de la CAN, oscu­ras die­tas inclui­das, que hubie­ra pro­vo­ca­do dimi­sio­nes y ceses en cual­quier país ver­da­de­ra­men­te demo­crá­ti­co, ¿o es que un direc­tor de banco/​caja, que pier­de cien­tos de millo­nes en dis­pa­ra­ta­das espe­cu­la­cio­nes debe con­ser­var su pues­to sin ser cues­tio­na­do por los polí­ti­cos garan­tes de la enti­dad? La direc­to­ra no dijo ni una pala­bra sobre la medio­cri­dad y pre­po­ten­cia de estos diri­gen­tes, pre­sen­tes en el acto, que están resul­tan­do carí­si­mas para la socie­dad nava­rra y, aun­que no lo nom­bra­ra, su perió­di­co tam­bién está apo­yan­do el empe­ño cerril y mega­ló­mano de con­ti­nuar con el “TAV/​TAP”, pro­yec­to que nos recuer­da al de otro des­ta­ca­do diri­gen­te levan­tino del PP, Fabra, quien en la inau­gu­ra­ción del aero­puer­to sin vue­los de Cas­te­llón, fue pilla­do por las cáma­ras comen­tán­do­le a su nie­to: “¿qué, te gus­ta el aero­puer­to del abuelo?”.

Seño­ra Arta­jo, la rui­na por el derro­che de años pre­ce­den­tes no es res­pon­sa­bi­li­dad de Bil­du. ¡No quie­ra des­viar la aten­ción sobre los ver­da­de­ros cau­san­tes del desa­gui­sa­do! “La tor­men­ta somos noso­tros” debie­ra ser el sin­ce­ro lema de cam­pa­ña de UPN. Entien­do su preo­cu­pa­ción por­que su tor­men­ta sea barri­da por los vien­tos de liber­tad que empu­jan, con fuer­za, des­de esa izquier­da que recla­ma en Nava­rra auto­go­bierno, para lle­var ade­lan­te una polí­ti­ca social que res­pon­da a los intere­ses de la mayo­ría de la socie­dad, y no a man­te­ner los pri­vi­le­gios de la cas­po­sa “Nava­rra siem­pre p´alante”.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.