La tor­men­ta somos noso­tros- Patxi Zamo­ra

Dia­rio de Nava­rra pre­sen­tó recien­te­men­te su Anua­rio 2012 con el boa­to de las gran­des oca­sio­nes: invi­ta­dos de pos­tín y edi­to­rial polí­ti­ca ante los pre­sen­tes por par­te de su direc­to­ra, Inés Arta­jo. En su alo­cu­ción, Arta­jo repa­só los hitos “de un mun­do que muda de piel cada día…y que nos invi­ta, y casi urge, a la refle­xión”. Has­ta ahí com­par­to el aná­li­sis de la vete­ra­na e influ­yen­te perio­dis­ta. Des­pués pasó a ala­bar a un “iné­di­to” gobierno de coa­li­ción (sin aña­dir que el PSN lle­va años apo­yan­do a UPN des­de una opo­si­ción más que ama­ble) que “está tar­dan­do en engra­nar”. Tam­bién sub­ra­yó “el enor­me poten­cial de for­ta­le­za en esta alian­za: el de su amplia base social”, aun­que es de supo­ner que a muchos socia­lis­tas no les hará mucha gra­cia esta afir­ma­ción. Y, de la defen­sa de ese pac­to entre UPN y PSN, pasó a cri­ti­car y cul­par de todos los males de este mun­do a su “bicha” pre­fe­ri­da: “des­de las ban­ca­das de la opo­si­ción, llá­men­se Bil­du o Bata­su­na, pre­ten­den sacar par­ti­do de las difi­cul­ta­des para jugar al cuan­to peor, mejor. El pro­pó­si­to, no lo duden, es el de soca­var los cimien­tos del pro­yec­to ins­ti­tu­cio­nal de Nava­rra. Pre­ten­den hacer sal­tar por los aires la esta­bi­li­dad polí­ti­ca que da el Gobierno”. ¿Esta­bi­li­dad? Cri­sis, paro y recor­tes en sani­dad, edu­ca­ción y asis­ten­cia social que, según su aná­li­sis, son fomen­ta­dos y es más, ale­gran a los sobe­ra­nis­tas de izquier­das. Que me dis­cul­pe la seño­ra Arta­jo, pero ya no cue­la por mucho que se empe­ñe, pues adap­tan­do un pasa­je de Ray Brad­bury: “¡Eh, gri­tó Will (PSN), la gen­te corre como si ya hubie­se lle­ga­do la tor­men­ta! ¡Lle­gó, gri­tó Jim (UPN), la tor­men­ta somos noso­tros!”

Dia­rio de Nava­rra se ha con­ver­ti­do en el máxi­mo vale­dor del pac­to UPN-PSN. Hace poco más de 70 años ani­ma­ron a quie­nes masa­cra­ron a la repú­bli­ca y sus “hor­das de rojos y sepa­ra­tis­tas”, para impo­ner “la nación pre­di­lec­ta de Dios”, la de “los ver­da­de­ros espa­ño­les”. En épo­cas más recien­tes, vol­vie­ron a demos­trar su espí­ri­tu demo­crá­ti­co apo­yan­do el lema de “a por ellos” para aplas­tar al inde­pen­den­tis­mo de izquier­das con méto­dos que des­cri­ben sus idea­les: ile­ga­li­za­cio­nes, encar­ce­la­mien­tos, tor­tu­ras, cie­rre de medios de comu­ni­ca­ción… Por supues­to, el Dia­rio de Nava­rra no sue­le citar cues­tio­nes que, intere­sa­da­men­te, son “agua pasa­da”. Su talan­te demo­crá­ti­co está enfer­mo de raíz, por eso no se ha opues­to a las medi­das con­tra­rias a la liber­tad de expre­sión y par­ti­ci­pa­ción polí­ti­ca. El influ­yen­te rota­ti­vo defen­dió ideas anti­de­mo­crá­ti­cas des­de su fun­da­ción y, espe­cial­men­te, duran­te los muchos años en que fue diri­gi­do por Rai­mun­do Gar­cía, “Gar­ci­la­so”, uno de los inven­to­res del nava­rris­mo espa­ño­lis­ta, cuyo papel fue deci­si­vo para lle­var a cabo el gol­pe de esta­do del “36”. Dia­rio de Nava­rra fue pro-nazi y su línea edi­to­rial fran­quis­ta con­ti­nuó, inclu­so des­pués de la muer­te del Cau­di­llo, bajo la direc­ción de Uran­ga, a quien le cos­tó enor­mes esfuer­zos des­ha­cer­se de su cami­sa azul. La direc­to­ra del Dia­rio de Nava­rra con­ti­nua defen­dien­do gobier­nos “esta­bles”, que con­ser­ven las esen­cias del ran­cio nava­rris­mo con­ser­va­dor, con la ayu­da de un PSN que no ha dado pié con bola des­de los tiem­pos de aquel “gran espa­da de la polí­ti­ca nava­rra”, como deno­mi­na­ba el rota­ti­vo al corrup­to ex pre­si­den­te Gabriel Urral­bu­ru.

Esta arti­ma­ña de echar la cul­pa “a los de siem­pre” es muy recu­rren­te entre el unio­nis­mo his­pano. No hace mucho, el euro­par­la­men­ta­rio del PP, Car­los Itur­gaiz, lla­mó “hie­nas bol­che­vi­ques” a quie­nes esta­ban inves­ti­gan­do la tra­ma de sobor­nos Gür­tel, que afec­ta­ba a miem­bros de su par­ti­do. No es de extra­ñar pues que, ante la pro­me­te­do­ra uni­dad de acción de la izquier­da nava­rra sobe­ra­nis­ta, que ya está dan­do sus fru­tos y que pone en peli­gro inmi­nen­te el pro­yec­to regio­na­lis­ta, car­guen sus tin­tas con­tra ella y le acha­quen la gra­ve situa­ción que pade­ce­mos. Por el con­tra­rio, el Dia­rio de Nava­rra nun­ca ha acu­sa­do al FMI ni a los gran­des espe­cu­la­do­res que han crea­do la cri­sis, como Leh­man Brothers, don­de tra­ba­ja­ba como res­pon­sa­ble del esta­do espa­ñol y Por­tu­gal el actual minis­tro de eco­no­mía, Luis de Guin­dos. Tam­po­co ha cues­tio­na­do a UPN-PSN por su nefas­ta polí­ti­ca que aumen­tó en 10 años un 35% los altos car­gos en la admi­nis­tra­ción nava­rra y un 67% en el ayun­ta­mien­to iruin­da­rra. Ni una sola alu­sión hizo Inés Arta­jo con­tra Sanz, Bar­ci­na, Jimé­nez o Miran­da en los rui­no­sos asun­tos de Guen­du­láin, auto­vía del Camino, Canal de Nava­rra, Cir­cui­to de Los Arcos, etc, que siem­pre fue­ron denun­cia­dos por la izquier­da nava­rra, la mis­ma a la que la here­de­ra de “Gar­ci­la­so” y Uran­ga, Inés Arta­jo, quie­re incul­par de la preo­cu­pan­te situa­ción actual. Tam­po­co habló del desas­tre de la CAN, oscu­ras die­tas inclui­das, que hubie­ra pro­vo­ca­do dimi­sio­nes y ceses en cual­quier país ver­da­de­ra­men­te demo­crá­ti­co, ¿o es que un direc­tor de banco/​caja, que pier­de cien­tos de millo­nes en dis­pa­ra­ta­das espe­cu­la­cio­nes debe con­ser­var su pues­to sin ser cues­tio­na­do por los polí­ti­cos garan­tes de la enti­dad? La direc­to­ra no dijo ni una pala­bra sobre la medio­cri­dad y pre­po­ten­cia de estos diri­gen­tes, pre­sen­tes en el acto, que están resul­tan­do carí­si­mas para la socie­dad nava­rra y, aun­que no lo nom­bra­ra, su perió­di­co tam­bién está apo­yan­do el empe­ño cerril y mega­ló­mano de con­ti­nuar con el “TAV/​TAP”, pro­yec­to que nos recuer­da al de otro des­ta­ca­do diri­gen­te levan­tino del PP, Fabra, quien en la inau­gu­ra­ción del aero­puer­to sin vue­los de Cas­te­llón, fue pilla­do por las cáma­ras comen­tán­do­le a su nie­to: “¿qué, te gus­ta el aero­puer­to del abue­lo?”.

Seño­ra Arta­jo, la rui­na por el derro­che de años pre­ce­den­tes no es res­pon­sa­bi­li­dad de Bil­du. ¡No quie­ra des­viar la aten­ción sobre los ver­da­de­ros cau­san­tes del desa­gui­sa­do! “La tor­men­ta somos noso­tros” debie­ra ser el sin­ce­ro lema de cam­pa­ña de UPN. Entien­do su preo­cu­pa­ción por­que su tor­men­ta sea barri­da por los vien­tos de liber­tad que empu­jan, con fuer­za, des­de esa izquier­da que recla­ma en Nava­rra auto­go­bierno, para lle­var ade­lan­te una polí­ti­ca social que res­pon­da a los intere­ses de la mayo­ría de la socie­dad, y no a man­te­ner los pri­vi­le­gios de la cas­po­sa “Nava­rra siem­pre p´alante”.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *