[Video] Libro-Dis­co de «Gen­te del Pue­blo», his­tó­ri­co gru­po de sevi­lla­nas rei­vin­di­ca­ti­vas

Dentro de la finca

«Gen­te del Pue­blo» es un his­tó­ri­co gru­po de sevi­lla­nas rei­vin­di­ca­ti­vas que en la lla­ma­da «tran­si­ción» hizo vibrar a más de uno y de una con su músi­ca y con sus letras, com­pro­me­ti­das y valien­tes.

Casi 30 años des­pués que el míti­co gru­po deja­se de gra­bar y actuar, ha vis­to la luz, este tra­ba­jo que nos habla de aque­llos años, que segu­ro hará las deli­cias de más de un cin­cuen­tón y cin­cuen­to­na. Y para los más jover­nes una deli­cia cono­cer este gru­po.

Lo más boni­to de todo este tra­ba­jo es que el dine­ro que lo gren con las ven­tas va a ir des­ti­na­do a pagar las mul­tas que el esta­do capi­ta­lis­ta impo­ne al SAT, ami­gos de Eus­kal Herria, y sin­di­ca­to de cla­se andauz, que des­ta­ca por su tena­ci­dad en lape­lea y en la lucha por la tie­rra y por la liber­tad.

Die­go Caña­me­ro, hace poco entre­vis­ta­do por Boltxe, ha escri­to un tex­to, inclui­do en la info, acer­ca del libro-dis­co y su impor­tan­cia como memo­ría his­to­ri­ca como herra­mien­ta de tra­ba­jo en el pre­sen­te.

Os ani­ma­mos a adqui­rir­lo, lla­man­do al telé­fono 625 110982 de 6 a 8 de la tar­de, ade­más de cono­cer un magi­ni­fi­co gru­po, vais a con­tri­buir con vues­tro dine­ro a la cau­sa e la libe­ra­ción social y nacio­nal anda­lu­za, pue­blo her­mano de Eus­kal Herria. Ekl pre­cio es de 8 euros más gas­tos de envio

A Gen­te del Pue­blo, por Die­go Caña­me­ro

Para la mayo­ría de quie­nes empe­za­mos a tomar con­cien­cia de la reali­dad social en los últi­mos años de la Dic­ta­du­ra y la Tran­si­ción, decir el nom­bre Gen­te del Pue­blo nos lle­va a retro­ce­der 35 años atrás para recor­dar un gru­po de sevi­lla­nas demo­crá­ti­cas que sur­gió en las mis­mas entra­ñas del movi­mien­to jor­na­le­ro.

Sus letras comen­za­ron a ser el refle­jo de la vida dia­ria de miles de fami­lias anda­lu­zas cas­ti­ga­das por el paro, la emi­gra­ción, la explo­ta­ción y la injus­ti­cia. Eran letras que rom­pían con el papel tra­di­cio­nal de un esti­lo musi­cal liga­do al fol­klo­re, a las ferias o a las rome­rías reli­gio­sas, unas cir­cuns­tan­cias que no les faci­li­tó el camino y les aca­rreó duras crí­ti­cas de los sec­to­res reac­cio­na­rios. Inclu­so uno de sus com­po­nen­tes dio con sus hue­sos en la cár­cel.

Pero Gen­te del Pue­blo ini­ció muy pron­to un inten­so reco­rri­do por cien­tos de luga­res den­tro y fue­ra de Anda­lu­cía, lle­van­do sus men­sa­jes de denun­cias y rei­vin­di­ca­cio­nes a todos los rin­co­nes. Eran lla­ma­dos des­de cual­quier par­te por aque­llos que lucha­ban por la jus­ti­cia, por la Refor­ma Agra­ria y por una tie­rra que die­ra a sus hom­bres y muje­res: pan, tra­ba­jo y liber­tad.

Fue­ron años inten­sos de acti­vi­dad sin­di­cal y polí­ti­ca y ellos fue­ron evo­lu­cio­nan­do con las cir­cuns­tan­cias, adap­tan­do el con­te­ni­do de sus letras a las inquie­tu­des, y acom­pa­ñan­do su can­to a las aspi­ra­cio­nes de toda la izquier­da del esta­do espa­ñol. Fue­ron años tam­bién de dura repre­sión con­tra la que el gru­po alzó su voz para defen­der a quie­nes per­die­ron la vida en ello. Bas­ta leer sus letras para encon­trar un can­to car­ga­do de rebel­día fren­te la injus­ti­cia.

A lo lar­go de una déca­da aque­llos jóve­nes plas­ma­ron en sus dis­cos el pro­yec­to de una nue­va socie­dad y nadie mejor que ellos aban­de­ra­ron el himno de Anda­lu­cía al gri­to de: anda­lu­ces levan­taos, pedid tie­rra y liber­tad.

Duran­te las ocu­pa­cio­nes de fin­cas muchos jor­na­le­ros tata­rea­mos sus letras y Gen­te del Pue­blo se con­vir­tió en un pode­ro­so medio para difun­dir nues­tro sue­ño. Nun­ca nos die­ron la espal­da y siem­pre estu­vie­ron dis­po­ni­bles. Ni la fama ni las difi­cul­ta­des les hizo olvi­dar sus raí­ces. Fue­ron años de entre­ga a una cau­sa jus­ta que no ha sido resuel­ta y su tra­ba­jo entró a for­mar par­te de un patri­mo­nio de la cla­se obre­ra que no ha que­da­do muer­to en el tiem­po.

Aho­ra vuel­ven a pedir la voz y la pala­bra en unos momen­tos que nos han devuel­to al peor ros­tro del sis­te­ma con­tra el que tan­to hemos lucha­do. El paro, el abu­so y la explo­ta­ción se han adue­ña­do de nues­tros pue­blos y ciu­da­des, la Refor­ma Agra­ria se que­dó en pro­me­sas, nues­tra juven­tud se encuen­tra ante un futu­ro incier­to y la repre­sión es con­ti­nua.

Las cir­cuns­tan­cias en las que sur­gió Gen­te del Pue­blo siguen vigen­tes, lo mis­mo que la mayo­ría de sus letras. Por eso exis­te un esfuer­zo colec­ti­vo por recu­pe­rar y actua­li­zar un tra­ba­jo que pre­ten­de dejar de ser recuer­do para con­ver­tir­se en pre­sen­te.

Des­de el Sin­di­ca­to Obre­ro del Cam­po y des­de el Sin­di­ca­to Anda­luz de Tra­ba­ja­do­res que­re­mos dar­le todo nues­tro apo­yo para que lo mejor de nues­tra his­to­ria más recien­te no que­de cubier­to con el man­to del silen­cio.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *