Ambien­te fes­ti­vo en el txu­pi­na­zo por los impu­tados en los san­fer­mi­nes de 2010

p016_f02_148x124.jpg

GARA |

Gigan­tes, zan­pan­tzar, dan­tza­ris y txa­la­par­ta, entre otros, pusie­ron Iru­ñea a medio­día de ayer en pie de fies­ta dos meses antes del míti­co 7 de julio, coin­ci­dien­do con la esca­le­ra san­fer­mi­ne­ra que glo­sa la can­ción; 5 de mayo, 6 de junio… Una ini­cia­ti­va envuel­ta de ambien­te fes­ti­vo para una pro­tes­ta que estu­vo pre­si­di­da por una gran iku­rri­ña, que por­ta­ron algu­nos de los 13 jóve­nes impu­tados por los inci­den­tes ocu­rri­dos en el txu­pi­na­zo san­fer­mi­ne­ro de 2010 y rodea­da de gri­tos de «Iku­rri­ña bai, espai­no­la ez», ade­más de una gran pita­da dedi­ca­da al Ayun­ta­mien­to iruindarra.

El acto, con­vo­ca­do por el movi­mien­to por los dere­chos civi­les y polí­ti­cos Eleak, denun­ció que 13 jóve­nes de Iru­ñe­rria serán juz­ga­dos pró­xi­ma­men­te por inten­tar des­ple­gar una iku­rri­ña en la pla­za con­sis­to­rial, ante agen­tes de la Poli­cía Muni­ci­pal que se emplea­ron «con porras con­ven­cio­na­les, porras exten­si­bles e inclu­so a puñe­ta­zos» en unos inci­den­tes en los que un joven madri­le­ño resul­tó gra­ve­men­te heri­do a con­se­cuen­cia de un botellazo.

Sie­te meses des­pués del txu­pi­na­zo, 16 jóve­nes fue­ron dete­ni­dos y acu­sa­dos de des­ór­de­nes públi­cos, se denun­ció con el acto de ayer, ponien­do el acen­to en las penas a las que se enfren­tan los impu­tados, de entre dos y tres años de pri­sión para cada uno y de 5 años y 3 meses para el pre­sun­to autor del bote­lla­zo. La acu­sa­ción par­ti­cu­lar pide 11 años de pri­sión para cada uno de los encau­sa­dos, a los que acu­sa, ade­más, de aten­ta­do a la auto­ri­dad, así como una pena de 17 años de cár­cel y 350.000 euros de indem­ni­za­ción al pre­sun­to autor del botellazo.

Uno de los jóve­nes acu­sa­dos recor­dó la situa­ción a la que se enfren­tan por unos inci­den­tes, en los que, según su opi­nión, la actua­ción de la Poli­cía Muni­ci­pal no fue «pro­por­cio­na­da», en su inten­to por impe­dir que se des­ple­ga­ra la iku­rri­ña en la pla­za, pro­duc­to de la «obse­sión de UPN por inten­tar borrar todo lo que tie­ne que ver con la cul­tu­ra vas­ca», una impre­sión que com­par­te Eleak, quien ya denun­ció días atrás que «los inci­den­tes que se pro­du­je­ron en la pla­za son res­pon­sa­bi­li­dad de UPN y su Poli­cía Muni­ci­pal, que entra­ron teme­ra­ria­men­te a cen­su­rar la iku­rri­ña, apa­lea­ron a dece­nas de jóve­nes y pro­vo­ca­ron una situa­ción de gran peligro».

Des­de Eleak sub­ra­ya­ron que la fecha de ayer era la «idó­nea» para denun­ciar la sin­ra­zón del Gobierno muni­ci­pal de Iru­ñea y mos­trar que mucha gen­te en Iru­ñea defien­de que la iku­rri­ña debe estar pre­sen­te en las fies­tas. Eleak expre­só el deseo de que la iku­rri­ña esté pre­sen­te «con nor­ma­li­dad» en san­fer­mi­nes, por­que prohi­bir­la supo­ne una «con­cul­ca­ción de derechos».

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.