Ambien­te fes­ti­vo en el txu­pi­na­zo por los impu­tados en los san­fer­mi­nes de 2010

p016_f02_148x124.jpg

GARA |

Gigan­tes, zan­pan­tzar, dan­tza­ris y txa­la­par­ta, entre otros, pusie­ron Iru­ñea a medio­día de ayer en pie de fies­ta dos meses antes del míti­co 7 de julio, coin­ci­dien­do con la esca­le­ra san­fer­mi­ne­ra que glo­sa la can­ción; 5 de mayo, 6 de junio… Una ini­cia­ti­va envuel­ta de ambien­te fes­ti­vo para una pro­tes­ta que estu­vo pre­si­di­da por una gran iku­rri­ña, que por­ta­ron algu­nos de los 13 jóve­nes impu­tados por los inci­den­tes ocu­rri­dos en el txu­pi­na­zo san­fer­mi­ne­ro de 2010 y rodea­da de gri­tos de «Iku­rri­ña bai, espai­no­la ez», ade­más de una gran pita­da dedi­ca­da al Ayun­ta­mien­to iruin­da­rra.

El acto, con­vo­ca­do por el movi­mien­to por los dere­chos civi­les y polí­ti­cos Eleak, denun­ció que 13 jóve­nes de Iru­ñe­rria serán juz­ga­dos pró­xi­ma­men­te por inten­tar des­ple­gar una iku­rri­ña en la pla­za con­sis­to­rial, ante agen­tes de la Poli­cía Muni­ci­pal que se emplea­ron «con porras con­ven­cio­na­les, porras exten­si­bles e inclu­so a puñe­ta­zos» en unos inci­den­tes en los que un joven madri­le­ño resul­tó gra­ve­men­te heri­do a con­se­cuen­cia de un bote­lla­zo.

Sie­te meses des­pués del txu­pi­na­zo, 16 jóve­nes fue­ron dete­ni­dos y acu­sa­dos de des­ór­de­nes públi­cos, se denun­ció con el acto de ayer, ponien­do el acen­to en las penas a las que se enfren­tan los impu­tados, de entre dos y tres años de pri­sión para cada uno y de 5 años y 3 meses para el pre­sun­to autor del bote­lla­zo. La acu­sa­ción par­ti­cu­lar pide 11 años de pri­sión para cada uno de los encau­sa­dos, a los que acu­sa, ade­más, de aten­ta­do a la auto­ri­dad, así como una pena de 17 años de cár­cel y 350.000 euros de indem­ni­za­ción al pre­sun­to autor del bote­lla­zo.

Uno de los jóve­nes acu­sa­dos recor­dó la situa­ción a la que se enfren­tan por unos inci­den­tes, en los que, según su opi­nión, la actua­ción de la Poli­cía Muni­ci­pal no fue «pro­por­cio­na­da», en su inten­to por impe­dir que se des­ple­ga­ra la iku­rri­ña en la pla­za, pro­duc­to de la «obse­sión de UPN por inten­tar borrar todo lo que tie­ne que ver con la cul­tu­ra vas­ca», una impre­sión que com­par­te Eleak, quien ya denun­ció días atrás que «los inci­den­tes que se pro­du­je­ron en la pla­za son res­pon­sa­bi­li­dad de UPN y su Poli­cía Muni­ci­pal, que entra­ron teme­ra­ria­men­te a cen­su­rar la iku­rri­ña, apa­lea­ron a dece­nas de jóve­nes y pro­vo­ca­ron una situa­ción de gran peli­gro».

Des­de Eleak sub­ra­ya­ron que la fecha de ayer era la «idó­nea» para denun­ciar la sin­ra­zón del Gobierno muni­ci­pal de Iru­ñea y mos­trar que mucha gen­te en Iru­ñea defien­de que la iku­rri­ña debe estar pre­sen­te en las fies­tas. Eleak expre­só el deseo de que la iku­rri­ña esté pre­sen­te «con nor­ma­li­dad» en san­fer­mi­nes, por­que prohi­bir­la supo­ne una «con­cul­ca­ción de dere­chos».

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *