Lla­ma­mos a res­pon­der al jui­cio con­tra D3M y Aska­ta­su­na el sába­do en las calles de Bil­bao- Ezker Abertzalea

Como sabéis este jui­cio esta­ba fija­do para el día 30 de abril, en la sede que la Audien­cia Nacio­nal tie­ne en San Fer­nan­do de Hena­res, en el polí­gono indus­trial “Las Fron­te­ras”, a unos 15 Km. de Madrid. Final­men­te, el jui­cio ten­drá comien­zo, en el mis­mo lugar, el jue­ves 3 de mayo y se pro­lon­ga­rá duran­te los días 4, 7, 8, 9, 17 y 18 de mayo.

Antes de par­tir hacia Madrid hemos que­ri­do hacer una valo­ra­ción de este jui­cio des­de nues­tra pers­pec­ti­va como per­so­nas imputadas.

En pri­mer lugar, tene­mos que decir que, a día de hoy, no sabe­mos quie­nes com­po­nen el tri­bu­nal que nos va a juz­gar. Debi­do a los cam­bios que han teni­do lugar en la Sala de lo Penal de la Audien­cia Nacio­nal con la toma de pose­sión, el pasa­do 16 de abril, del juez Fer­nan­do Gran­de-Mar­las­ka como pre­si­den­te de dicha Sala, en sus­ti­tu­ción del juez Javier Gómez Ber­mú­dez, este últi­mo no for­ma ya par­te de la Sec­ción pri­me­ra de esta Sala que es la que nos va a juz­gar. Y nues­tros abo­ga­dos no han reci­bi­do nin­gu­na comu­ni­ca­ción de quién le va a sustituir.

Cree­mos que este hecho, mues­tra evi­den­te del mal fun­cio­na­mien­to del sis­te­ma judi­cial espa­ñol, nos oca­sio­na una cla­ra inde­fen­sión. Inde­fen­sión que se une al hecho de que nues­tra defen­sa pre­sen­tó a 64 per­so­nas como tes­ti­gos, y sólo 6 han sido admi­ti­das, mien­tras que todos los tes­ti­gos (poli­cías) de la fis­ca­lía han sido admitidos.

Nos van a juz­gar por cons­ti­tuir la pla­ta­for­ma elec­to­ral D3M y el par­ti­do Aska­ta­su­na y pre­sen­tar can­di­da­tu­ras a las últi­mas elec­cio­nes auto­nó­mi­cas de la CAV que tuvie­ron lugar el 1 de mar­zo de 2009. Ese es nues­tro deli­to: pre­sen­tar una ofer­ta elec­to­ral aber­tza­le y de izquier­das a la ciu­da­da­nía vasca.

La acu­sa­ción: ser miem­bros o cola­bo­ra­do­res de ETA. Acu­sa­ción sin nin­gu­na base, pero que nos pue­de lle­var a la cár­cel entre 7 y 9 años, según la peti­ción fiscal.

A pesar de esta situa­ción, que­re­mos mani­fes­tar que vamos a Madrid tran­qui­las y tran­qui­los, sabien­do que nues­tro úni­co deli­to ha sido tra­ba­jar polí­ti­ca­men­te en favor del cam­bio polí­ti­co y social para con­se­guir una Eus­kal Herria inde­pen­dien­te y basa­da en la jus­ti­cia social, don­de los tres millo­nes de per­so­nas que vivi­mos en Eus­kal Herria ten­ga­mos reco­no­ci­dos todos nues­tros dere­chos. Obje­ti­vos que en este país son com­par­ti­dos por miles y miles de per­so­nas. Nos ha toca­do a noso­tras y noso­tros, pero en el ban­qui­llo quie­ren situar a todo aquel o aque­lla que defien­de un nue­vo esce­na­rio para Eus­kal Herria. Ese esce­na­rio de paz y demo­cra­cia que tan­to anhe­la la mayo­ría social de este país y hacia el que vamos avan­zan­do cada vez con más fuerza.

El Gobierno espa­ñol hace oídos sor­dos a las rei­vin­di­ca­cio­nes de este pue­blo para que dé pasos y apro­ve­che la opor­tu­ni­dad que se ha abier­to tras la apues­ta uni­la­te­ral de la izquier­da aber­tza­le para resol­ver el con­flic­to his­tó­ri­co por vías demo­crá­ti­cas. Se afe­rra a polí­ti­cas de excep­ción, a las ile­ga­li­za­cio­nes y a la nega­ción de dere­chos civi­les y polí­ti­cos bási­cos como es el dere­cho a la par­ti­ci­pa­ción elec­to­ral, por la que nos van a juzgar.

Pero esas son rece­tas cadu­cas, que hace tiem­po han fra­ca­sa­do. Con este nue­vo jui­cio polí­ti­co, el Esta­do espa­ñol inten­ta blo­quear el camino abier­to en Eus­kal Herria hacia un nue­vo esce­na­rio que aca­be con toda vul­ne­ra­ción de dere­chos. Y no lo va a con­se­guir, por­que a cada nue­va agre­sión del Esta­do vamos a res­pon­der con más acu­mu­la­ción de fuer­zas dicien­do bien alto que ya bas­ta, que no pue­de haber más jui­cios polí­ti­cos, que no acep­ta­mos mas vul­ne­ra­cio­nes de dere­chos civi­les y políticos.

Lo hemos vis­to en estas últi­mas sema­nas con las dife­ren­tes movi­li­za­cio­nes de denun­cia a este jui­cio: en la acam­pa­da de Gas­teiz, en el inten­to de encie­rro y ayuno en el Par­la­men­to Vas­co, en la Uni­ver­si­dad, en las mani­fes­ta­cio­nes en nues­tros pue­blos, en los miles de per­so­nas que el sába­do en Donos­tia recons­tru­ye­ron el puzz­le roto de los derechos,…

Sabe­mos que con­ta­mos con el apo­yo de la mayo­ría social de este país que quie­re aca­bar de una vez por todas con estas polí­ti­cas repre­si­vas y abrir las puer­tas a la demo­cra­cia para los tres millo­nes de per­so­nas que vivi­mos en Eus­kal Herria (lo que sig­ni­fi­ca­ban las siglas D3M).

Lo vere­mos en el jui­cio al que van a acu­dir repre­sen­ta­cio­nes de orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas, socia­les y sin­di­ca­les, para denun­ciar su carác­ter exclu­si­va­men­te polí­ti­co, o en las con­cen­tra­cio­nes que ten­drán lugar el día 3, comien­zo del jui­cio, a la tar­de, en dife­ren­tes pue­blos y ciu­da­des de Eus­kal Herria. Y sobre todo lo vamos a ver en las calles de Bil­bo el día 5, sába­do, a las 17:30 en la mani­fes­ta­ción que sal­drá de La Casi­lla en favor de “Todos los dere­chos para todos los pro­yec­tos. No a los jui­cios políticos”.

Des­de aquí que­re­mos hacer un lla­ma­mien­to a todos esos miles de ciu­da­da­nas y ciu­da­da­nos vas­cos que no acep­tan más atro­pe­llos y que desean un mar­co demo­crá­ti­co para Eus­kal Herria a acu­dir a estas movi­li­za­cio­nes, unien­do nues­tras fuer­zas a favor de que ésta sea la últi­ma vez que ciu­da­da­nas y ciu­da­da­nos vas­cos nos ten­ga­mos que sen­tar en la Audien­cia Nacio­nal por defen­der ideas polí­ti­cas, por tra­ba­jar por un pro­yec­to inde­pen­den­tis­ta y de izquier­das para Eus­kal Herria.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.