[Video] Nue­vo dis­co de Anje Duhal­de en directo

«La fun­ción del músi­co es tocar ante el público»

Seis años des­pués de su últi­mo dis­co en estu­dio, Sor­mi­ne­tan, Anje Duhal­de (Arran­goitze, 1950) regre­sa con otro dis­co en direc­to, el cuar­to que edi­ta en su carre­ra como músi­co, que se alar­ga ya duran­te cua­tro déca­das. En Ibi­lean (Elkar) el músi­co labor­tano con­fir­ma que sigue en el camino por­que «la fun­ción del músi­co es tocar ante el públi­co». Por ello vuel­ve a publi­car un tra­ba­jo en vivo, en el que alter­na temas anti­guos, dos ver­sio­nes de John Hiatt y otros temas más cer­ca­nos, entre soni­dos eléc­tri­cos y acústicos.

Con un pie en el folk eus­kal­dun y otro en el rock de raí­ces esta­dou­ni­den­ses. Así ha desa­rro­lla­do siem­pre su carre­ra Anje Duhal­de, pio­ne­ro del rock eus­kal­dun en los 70 en el gru­po Erro­bi y pos­te­rior­men­te con un carre­ra en soli­ta­rio en la que ha sabi­do difu­mi­nar la muga entre Ipa­rral­de y Hegoal­de, y con­ver­tir­se en un sím­bo­lo de la músi­ca de toda Eus­kal Herria. Tras más de cua­tro déca­das de via­jes y can­cio­nes, el labor­tano pre­sen­tó ayer su nue­vo dis­co, Ibi­lean, que es el cuar­to tra­ba­jo en direc­to de su carre­ra tras el pri­me­ro, Bizi bizian, de Erro­bi, edi­ta­do en 1978; Zuze­nean (1993); y Anje Duhal­de Geor­ge Bras­sen­sens kan­ta­ri (2001).

El títu­lo del dis­co es toda una decla­ra­ción de prin­ci­pios y una auto­afir­ma­ción de su ofi­cio de músi­co en la carre­te­ra. «El últi­mo fin y la fun­ción del músi­co es can­tar delan­te del públi­co. En los años 80 y 90 hubo una moda de gra­bar muchos dis­cos, pero yo siem­pre he pen­sa­do que lo impor­tan­te era tocar en direc­to. Con esa filo­so­fía, encuen­tro natu­ral y nor­mal gra­bar los con­cier­tos, pero que lue­go se com­pren ¿eh? Eso sí, con inter­net y lo digi­tal, la gen­te pue­de ele­gir más. A mí mis­mo me cues­ta oír un CD de 12 temas. Esa es la con­tra­dic­ción que tenemos»

cuA­tro déca­das Sobre la con­ti­nui­dad de su carre­ra duran­te cua­tro déca­das, el labor­tano, que agra­de­ció el apo­yo de Daniel Lan­dart y Xabier Anun­za, indi­có que es una for­ma de man­te­ner­se en con­tac­to con la gen­te. «A veces me dicen que por qué gra­bar más dis­cos si has hecho ya 15 o 16. Es como pre­gun­tar­le a un escul­tor o a un pin­tor. Es una mane­ra de ense­ñar al públi­co lo que haces», apostilló.

Ibi­lean fue gra­ba­do en direc­to en los Kafe Antzo­kia de Bil­bao y Onda­rroa el año pasa­do, dos esce­na­rios «muy entra­ña­bles» para Duhal­de, que tuvo que lidiar con «un cata­rro» impre­vis­to. El álbum ofre­ce «un soni­do envol­ven­te» sus­ten­ta­do en el gru­po que acom­pa­ña al de Ipa­rral­de en la últi­ma déca­da: el bera­ta­rra Iñi­go Telletxea (bajo); el uzta­riz­ta­rra Remy Gachis (gui­ta­rra); y su hijo Txo­min Duhal­de (bate­ría). «El úni­co invi­ta­do en el dis­co, y muy espe­cial, es Urbil Arto­la, que inclu­ye su gui­ta­rra laps­teel en tres can­cio­nes», indicó.

El reper­to­rio repa­sa bue­na par­te de la tra­yec­to­ria del músi­co, de «las can­cio­nes que siem­pre me han acom­pa­ña­do», inclui­das Amnis­tia­ren dema, Kan­tuz Gure leku­ko­ta­su­na, de Erro­bi, a otras más recien­tes, como Oh, Gar­bi­ñe, inclui­da en su últi­mo dis­co de estu­dio y ele­gi­do como sin­gle. «Ade­más, hay varias can­cio­nes que no sue­lo tocar en direc­to», expli­có. El CD ofre­ce tam­bién dos ver­sio­nes de John Hiatt, uno de los músi­cos que más ha influi­do en su carre­ra. «No me quie­ro com­pa­rar con él, pero ha sido una gran ins­pi­ra­ción por­que es un gran can­tan­te, buen músi­co y mag­ní­fi­co com­po­si­tor de letras. Es un poco loser, per­de­dor y, ade­más, una per­so­na mara­vi­llo­sa y nor­mal, nada estre­lla, como com­pro­bé cuan­do actuó en Donostia».

«Hiatt es solo uno de los muchos artis­tas que can­tan en otras len­guas dife­ren­tes al eus­ke­ra y que me gus­tan. No me cie­rro, como pro­bé con el dis­co dedi­ca­do a Bras­sens», con­clu­yó Duhalde.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.