[Video] Nue­vo dis­co de Anje Duhal­de en direc­to

«La fun­ción del músi­co es tocar ante el públi­co»

Seis años des­pués de su últi­mo dis­co en estu­dio, Sor­mi­ne­tan, Anje Duhal­de (Arran­goitze, 1950) regre­sa con otro dis­co en direc­to, el cuar­to que edi­ta en su carre­ra como músi­co, que se alar­ga ya duran­te cua­tro déca­das. En Ibi­lean (Elkar) el músi­co labor­tano con­fir­ma que sigue en el camino por­que «la fun­ción del músi­co es tocar ante el públi­co». Por ello vuel­ve a publi­car un tra­ba­jo en vivo, en el que alter­na temas anti­guos, dos ver­sio­nes de John Hiatt y otros temas más cer­ca­nos, entre soni­dos eléc­tri­cos y acús­ti­cos.

Con un pie en el folk eus­kal­dun y otro en el rock de raí­ces esta­dou­ni­den­ses. Así ha desa­rro­lla­do siem­pre su carre­ra Anje Duhal­de, pio­ne­ro del rock eus­kal­dun en los 70 en el gru­po Erro­bi y pos­te­rior­men­te con un carre­ra en soli­ta­rio en la que ha sabi­do difu­mi­nar la muga entre Ipa­rral­de y Hegoal­de, y con­ver­tir­se en un sím­bo­lo de la músi­ca de toda Eus­kal Herria. Tras más de cua­tro déca­das de via­jes y can­cio­nes, el labor­tano pre­sen­tó ayer su nue­vo dis­co, Ibi­lean, que es el cuar­to tra­ba­jo en direc­to de su carre­ra tras el pri­me­ro, Bizi bizian, de Erro­bi, edi­ta­do en 1978; Zuze­nean (1993); y Anje Duhal­de Geor­ge Bras­sen­sens kan­ta­ri (2001).

El títu­lo del dis­co es toda una decla­ra­ción de prin­ci­pios y una auto­afir­ma­ción de su ofi­cio de músi­co en la carre­te­ra. «El últi­mo fin y la fun­ción del músi­co es can­tar delan­te del públi­co. En los años 80 y 90 hubo una moda de gra­bar muchos dis­cos, pero yo siem­pre he pen­sa­do que lo impor­tan­te era tocar en direc­to. Con esa filo­so­fía, encuen­tro natu­ral y nor­mal gra­bar los con­cier­tos, pero que lue­go se com­pren ¿eh? Eso sí, con inter­net y lo digi­tal, la gen­te pue­de ele­gir más. A mí mis­mo me cues­ta oír un CD de 12 temas. Esa es la con­tra­dic­ción que tene­mos»

cuA­tro déca­das Sobre la con­ti­nui­dad de su carre­ra duran­te cua­tro déca­das, el labor­tano, que agra­de­ció el apo­yo de Daniel Lan­dart y Xabier Anun­za, indi­có que es una for­ma de man­te­ner­se en con­tac­to con la gen­te. «A veces me dicen que por qué gra­bar más dis­cos si has hecho ya 15 o 16. Es como pre­gun­tar­le a un escul­tor o a un pin­tor. Es una mane­ra de ense­ñar al públi­co lo que haces», apos­ti­lló.

Ibi­lean fue gra­ba­do en direc­to en los Kafe Antzo­kia de Bil­bao y Onda­rroa el año pasa­do, dos esce­na­rios «muy entra­ña­bles» para Duhal­de, que tuvo que lidiar con «un cata­rro» impre­vis­to. El álbum ofre­ce «un soni­do envol­ven­te» sus­ten­ta­do en el gru­po que acom­pa­ña al de Ipa­rral­de en la últi­ma déca­da: el bera­ta­rra Iñi­go Telletxea (bajo); el uzta­riz­ta­rra Remy Gachis (gui­ta­rra); y su hijo Txo­min Duhal­de (bate­ría). «El úni­co invi­ta­do en el dis­co, y muy espe­cial, es Urbil Arto­la, que inclu­ye su gui­ta­rra laps­teel en tres can­cio­nes», indi­có.

El reper­to­rio repa­sa bue­na par­te de la tra­yec­to­ria del músi­co, de «las can­cio­nes que siem­pre me han acom­pa­ña­do», inclui­das Amnis­tia­ren dema, Kan­tuz Gure leku­ko­ta­su­na, de Erro­bi, a otras más recien­tes, como Oh, Gar­bi­ñe, inclui­da en su últi­mo dis­co de estu­dio y ele­gi­do como sin­gle. «Ade­más, hay varias can­cio­nes que no sue­lo tocar en direc­to», expli­có. El CD ofre­ce tam­bién dos ver­sio­nes de John Hiatt, uno de los músi­cos que más ha influi­do en su carre­ra. «No me quie­ro com­pa­rar con él, pero ha sido una gran ins­pi­ra­ción por­que es un gran can­tan­te, buen músi­co y mag­ní­fi­co com­po­si­tor de letras. Es un poco loser, per­de­dor y, ade­más, una per­so­na mara­vi­llo­sa y nor­mal, nada estre­lla, como com­pro­bé cuan­do actuó en Donos­tia».

«Hiatt es solo uno de los muchos artis­tas que can­tan en otras len­guas dife­ren­tes al eus­ke­ra y que me gus­tan. No me cie­rro, como pro­bé con el dis­co dedi­ca­do a Bras­sens», con­clu­yó Duhal­de.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *