Comien­za el terror a los inte­gran­tes de la Mar­cha Patriótica

Carlos Lozano, director del semanario Voz cuyo escolta fue asesinado anoche, viernes 27 de abril en Bogota. ¿Es la respuesta del estado terrorista por la fundación de la Marcha Patriótica?

Mao Enri­que Rodrí­guez, inte­gran­te del equi­po de la segu­ri­dad del Par­ti­do Comu­nis­ta Colom­biano PCC, ads­cri­to a la Uni­dad Nacio­nal de Pro­tec­ción a car­go del Minis­te­rio del Inte­rior, fue ase­si­na­do en horas de la noche del vier­nes 27 de abril en la ciu­dad Bogotá.

Car­los Lozano Gui­llén, direc­tor del Sema­na­rio VOZ e inte­gran­te del Comi­té Eje­cu­ti­vo Nacio­nal del PCC emi­tió un pro­nun­cia­mien­to sobre este cri­men a tra­vés de su cuen­ta en Twit­ter recla­man­do las garan­tías para el par­ti­do de izquierda:

¿Cuá­les son las garan­tías? Hace pocas horas acri­bi­lla­ron a mi escol­ta de años, Mao Enri­que Rodrí­guez. Estoy tris­te pero no hay vuel­ta atrás. 

El tono anti­co­mu­nis­ta y las ame­na­zas ha subi­do y han aumen­ta­do res­pec­ti­va­men­te des­de que nació la Mar­cha Patrió­ti­ca con una inmen­sa mani­fes­ta­ción este lunes. Las 1700 orga­ni­za­cio­nes pre­ten­den a con­ver­tir el movi­mien­to en un par­ti­do de izquier­da, Con­se­jo Nacio­nal Patrió­ti­co (CNP) y ha cau­sa­do una tor­men­ta y rabia de la cla­se polí­ti­ca y la cúpu­la mili­tar que acu­sa a este des­co­mu­nal movi­mien­to por ser crea­do por la insur­gen­cia colom­bia­na. Y las acu­sa­cio­nes en Colom­bia de tal cali­bre son equi­va­len­tes a una muer­te anun­cia­da. Her­nán Henry Díaz, líder cam­pe­sino del depar­ta­men­to de Putu­ma­yo, en el sur, esta­ba encar­ga­do de la coor­di­na­ción de 200 cam­pe­si­nos que iba a rum­bo a Bogo­ta para par­ti­ci­par en la mar­cha le lunes pasa­do. Pero des­apre­ció y es toma­do como el pri­mer ejem­plo de un ini­cio de la gue­rra sucia de la cual sufrió la Unión Patrió­ti­ca y todo el movi­mien­to popu­lar que sur­gió como un resul­ta­do del acuer­do de cese de fue­go entre le gobierno con­ser­va­dor de Beli­sa­rio Betan­court y la gue­rri­lla de las FARC-EP en mayo de 1984. Más de 5000 mili­tan­tes fue­ron ase­si­na­dos por los orga­nis­mos de segu­ri­dad y de los para­mi­li­ta­res, mons­truo crea­do por el esta­do terro­ris­ta para aplas­tar cual­quier alter­na­ti­va popu­lar ame­na­zan­te al bipar­ti­dis­mo liberal-conservador.

Car­los Lozano, direc­tor del sema­na­rio Voz, órgano del PCC, tam­bién es el ejem­plo ilus­tra­ti­vo en como el Esta­do y sus agen­tes del DAS-G3 le hacia segui­mien­to segun­do por segun­do, hechos reve­la­dos en las car­pe­tas deco­mi­sa­das por la fis­ca­lía en febre­ro de 2009 cuan­do el escán­da­lo de las “CHUZADAS” se reven­tó. Fue obje­to por sinies­tros mon­ta­jes de fotos en situa­cio­nes ínti­mas para des­pres­ti­giar al cole­ga, ami­go y com­pa­ñe­ro. ¿El Moti­vo? Por haber lucha­do toda su vida por una Nue­va Colom­bia y haber faci­li­ta­do la libe­ra­ción de los pri­sio­ne­ros de guerra.

Y aho­ra le ase­si­nas los mis­mos sec­to­res fas­cis­tas a su escol­ta, comu­nis­ta y per­so­na humil­de que daba la vida por la cau­sa popu­lar en Colombia.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *