¿Quie­nes están reven­tan­do el alto el fue­go en Siria?- Dia­rio Octubre

x Tamer Sar­kis Fernández

ALERTA: TERGIVERSACIÓN PERIODÍSTICA ASESINA EN LA «COBERTURA» A LA TREGUA QUE ENMARCA LA MISIÓN CIVIL DE OBSERVADORES DE NACIONES UNIDAS. Es surrea­lis­ta cómo las «noti­cias» ver­ti­das por TVE y su canal 24h están mani­pu­lan­do la cues­tión del alto el fue­go en Siria, y su rup­tu­ra ince­san­te. Si lla­man­do día a la noche, el día se con­vir­tie­ra efec­ti­va­men­te en noche, TVE serían mala­ba­ris­tas del sol y de la luna. En serio: es bochor­no­so. Dicen que el ejér­ci­to dis­pa­ra, pero, ¿qué quie­ren que haga?: más de 1.000 vio­la­cio­nes de la tre­gua por dis­pa­ro ofen­si­vo a car­go de las ban­das mer­ce­na­rias y para­mi­li­ta­res lla­ma­das «ejér­ci­to rebel­de». Por favor, ayu­den a la con­tra-infor­ma­ción. La infor­ma­ción de TVE man­cha de san­gre a Siria y la deni­gra. Esos perio­dis­tas son vio­la­do­res. Son ase­si­nos. Reci­ban un indig­na­do salu­do anti-hege­mo­nis­ta. Venceremos.

Tamer Sar­kis Fernández

TREGUA EN SIRIA: LOS REVENTADORES INCESANTES DEL ALTO EL FUEGO Y SU TRASFONDO DE RACIONALIDAD

A. Las “noti­cias” del Canal 24h

Ver­güen­za para Radio-Tele­vi­sión Espa­ño­la en lo que es su enési­mo acto de ter­gi­ver­sa­ción, al que estos ase­si­nos audio­vi­sua­les alla­na­do­res osan cali­fi­car de “noti­cia”.

Afir­ma el Tele­dia­rio que “los obser­va­do­res inter­na­cio­na­les de Nacio­nes Uni­das exi­gen al gobierno el fin de la vio­len­cia en Siria, y más tras la últi­ma masa­cre perpetrada”.

Pero hay un “deta­lle” que la “noti­cia” omi­te. Los pro­pios obser­va­do­res “inter­na­cio­na­les” no han des­men­ti­do has­ta la fecha los tres siguien­tes datos estatales:

1º. Des­de su entra­da en vigor, el “Alto el Fue­go” ha sido vio­la­do con unas 1.300 accio­nes ofen­si­vas de dis­pa­ro o de explo­sión por par­te del Ham­pa de delin­cuen­tes que se hacen lla­mar “rebel­des” y “Opo­si­ción militar”.

2º. En el últi­mo mes esta Mafia ha pro­li­fe­ra­do en sus secues­tros a la pobla­ción civil, lle­va­da por moti­vos eco­nó­mi­cos de lucro y de finan­cia­ción a su infra­es­truc­tu­ra. Pare­ce que aho­ra hay que sacar­le el dine­ro a las fami­lias, nue­va “tác­ti­ca” que en últi­ma ins­tan­cia res­pon­de a la par­cial reti­ra­da de sumi­nis­tro “pre­su­pues­ta­rio” por par­te de las Poten­cias impe­ria­lis­tas orques­ta­do­ras (una vez más se cons­ta­ta que a par­tir de cier­to momen­to “Roma no paga Traidores”).

3º. No dejan de pene­trar en Siria ‑dis­pues­tos a aco­me­ter sus incursiones‑, suje­tos arma­dos pro­ce­den­tes de Libia (17 fue­ron neu­tra­li­za­dos hace unos días cer­ca de Lata­kia). Así como tune­ci­nos y egip­cios, mien­tras sus gobier­nos neo-isla­mis­tas pos”revolución pri­ma­ve­ral” hacen la vis­ta gor­da a las raz­zias. He ahí los Gobier­nos terro­ris­tas a quie­nes los Pue­blos, y no sus páli­das fal­si­fi­ca­cio­nes espec­ta­cu­la­res, habrán de ajus­ti­ciar en un futu­ro de genui­na consciencia.

Ante el Pano­ra­ma real per­ci­bi­do hoy por los obser­va­do­res, Kofi Annan hace oídos sor­dos al tiem­po que el Orga­ni­gra­ma de fil­tra­do de Nacio­nes Uni­das imper­mea­bi­li­za su Agen­da de Actua­ción res­pec­to de datos incó­mo­dos. Pero ahí están los hechos, y “no hay más cie­go que quien no quie­re ver”. Quie­nes des­de Tele­vi­sión Espa­ño­la o su Alto Car­go en Nacio­nes Uni­das se dedi­can a cegar a la “opi­nión públi­ca”, pue­den pro­se­guir con su sinies­tra come­dia exi­gién­do­le al Gobierno sirio la magia y mila­gros de (tex­tual­men­te) “garan­ti­zar el fin de la vio­len­cia”. ¿Y cómo se supo­ne que éste va a hacer­lo?. El Ejér­ci­to res­pon­de por­que tie­ne que pro­te­ger a las víc­ti­mas de esa ban­di­lla de mafio­sos ase­si­nos con spon­sor.

Pero es que, en el fon­do, ése es el Plan: como el gobierno sirio habría de seguir “repri­mien­do”, y así lo “reve­lan” las “noti­cias” de TVE entre cien­tos de otros cóm­pli­ces perio­dís­ti­cos, la “misión ONU de paci­fi­ca­ción” no pue­de con­ti­nuar imple­men­tán­do­se sólo con obser­va­do­res civi­les”, así que habría que lle­gar a “otro gra­do”. Por el momen­to, y en con­se­cuen­cia, las pri­me­ras dece­nas de Boi­nas Azu­les de Nacio­nes Uni­das están ya ope­ran­tes sobre sue­lo sirio.

Por su par­te (y refle­xió­ne­se sobre siguien­te el dato), de los 300 obser­va­do­res civi­les pro­yec­ta­dos han lle­ga­do tan sola­men­te 7 (5 más 2 obser­va­do­res chi­nos lle­ga­dos ayer 25 de abril), sin que por supues­to se halla ini­cia­do toda­vía la ins­pec­ción ni menos toda­vía la con­fec­ción de infor­mes. Con­di­ción de neo-nata, pues, tie­ne la Misión de Nacio­nes Uni­das, lo que no es óbi­ce para que el Minis­tro de Exte­rio­res fran­cés Alain Jup­pé excla­me tex­tual­men­te que… “La Misión Civil en Siria ha fra­ca­sa­do”. ¿Se pue­de ser ya más cíni­co a la hora de hacer valer el Plan que a prio­ri se tie­ne en Agen­da?. ¿Se le pue­de ver más a uno “el plumero”?.

B. ¿Qué “Alto el Fue­go” pue­de el pro­pio Fuego?:

Para las ban­das y sus titi­ri­te­ros, las armas no son un medio de fuer­za hacia el diá­lo­go polí­ti­co sirio entre supues­tas “par­tes”, sino un esca­lón en el Pro­yec­to forá­neo de des­truc­ción nacional/​domesticación política

En su pro­fun­di­dad, la Cate­go­ría jurí­di­co-mili­tar de “Alto el Fue­go” apli­ca­da a este pre­ci­so con­tex­to sirio, no deja de ser mis­ti­fi­ca­ción semán­ti­ca en sí. Su mis­ma subs­tan­cia de sig­ni­fi­ca­do es ni más ni menos que podre­dum­bre con­fu­sio­nis­ta. Pues está fue­ra de todo lugar de reali­dad “lle­gar a un alto el fue­go” con quie­nes ingre­san las cifras en su fran­co-bri­tá­ni­ca o en su fran­co-sau­dí Cuen­ta Corrien­te jun­to al men­sa­je finan­cie­ro “pren­ded Siria y que arda”.

Así pues, la vio­la­ción reite­ra­da del lla­ma­do “mar­co de Alto el Fue­go”, pone sobre el tape­te ‑más pro­fun­da­men­te a moti­va­cio­nes voli­ti­vas y más allá de fana­tis­mos motri­ces- la cues­tión de cuál es la Enti­dad de estos arma­dos:

¿En serio alguien pue­de creer que una orga­ni­za­ción que tuvie­ra real­men­te carác­ter mili­tar, con víncu­los con­so­li­da­dos entre cier­to frag­men­to de la pobla­ción siria y repre­sen­tan­do en el plano mili­tar los intere­ses de cier­tas frac­cio­nes de cla­se ‑por ejem­plo a la peque­ña bur­gue­sía mer­can­til, a la bur­gue­sía comer­cial, a la peque­ña bur­gue­sía teo­ló­gi­ca…-, iba a dedi­car­se a sabo­tear incan­sa­ble­men­te una tre­gua lle­ga­da en medio de los serios y regu­la­res reve­ses que esa orga­ni­za­ción mis­ma ha esta­do sufriendo?.

La res­pues­ta a esta escan­da­lo­sa con­tra­dic­ción es la siguiente:

Aque­llo que los medios como TVE han urdi­do en lla­mar ejér­ci­to sirio rebel­de, ejér­ci­to libre de Siria, pue­blo rebel­de de Siria y fór­mu­las simi­la­res, no es en reali­dad ni un ejér­ci­to, ni es libre, ni por supues­to tam­po­co es sirio.

Los ejér­ci­tos no son otra cosa que dis­po­si­ti­vos mate­ria­les tra­du­cien­do al plano de la vio­len­cia las rela­cio­nes inter-cla­se cuan­do éstas han lle­ga­do al gra­do de des­en­vol­ver­se cons­cien­te­men­te de acuer­do a la natu­ra­le­za polí­ti­ca en el fon­do inhe­ren­te a los anta­go­nis­mos de cla­se, a las nece­si­da­des de las cla­ses y a sus intere­ses. Pero a este curio­sí­si­mo “ejér­ci­to”, quien ha vio­la­do más de 1.000 veces la tre­gua des­de su ini­cio, no se le ven nin­gu­nas ganas de anclar en un mar­co de diá­lo­go o de nego­cia­cio­nes que sir­vie­ra para sen­tar las bases a “nue­vos gra­dos de aper­tu­ra polí­ti­ca”. Es decir, que sir­vie­ra para poner las bases en pro de una re-modi­fi­ca­ción del sis­te­ma jurí­di­co-ins­ti­tu­cio­nal con que posi­bi­li­tar asu­mir poder polí­ti­co a las frac­cio­nes cla­sis­tas cuyos intere­ses la supues­ta “orga­ni­za­ción mili­tar” habría de estar repre­sen­tan­do.

¿Por qué ése actuar des­mar­ca­do de ten­der hacia la pro­pia “for­ma­li­za­ción Polí­ti­ca como fuer­za” y con­se­cuen­te­men­te des­mar­ca­do de la tre­gua que sería la atmós­fe­ra per­mi­si­va a tal acce­so?:

Pues por­que el carác­ter de cla­se obje­ti­vo que sub­ya­ce a estos arma­dos no se ubi­ca en Siria, sino fue­ra de Siria, y por­que a tal cla­se deter­mi­nan­te ‑la Bur­gue­sía Mono­po­lis­ta de Esta­do impe­ria­lis­ta- se la trae al pai­ro hacer­se con más o menos cuo­tas de poder polí­ti­co. Lo que nece­si­ta el impe­ria­lis­mo es El Poder Polí­ti­co como tal en Siria, y esa Dic­ta­du­ra suya que el Capi­tal finan­cie­ro tie­ne por fina­li­dad no pue­de edi­fi­car­la, obvia­men­te, des­de nin­gún mar­co de diá­lo­go que val­ga ni des­de nin­gún pro­ce­so de “aper­tu­ra polí­ti­ca”: el impe­ria­lis­mo sabe per­fec­ta­men­te de la natu­ra­le­za anta­gó­ni­ca entre sí y cual­quier mar­co polí­ti­co nacio­nal de concurrencia/​lucha/​distribución/​articulación entre las cla­ses. En su racio­na­li­dad tan­to eco­nó­mi­ca como geo­po­lí­ti­ca, Siria le es “todo o nada”: no cabe el consenso.

Dicha racio­na­li­dad exte­rior de natu­ra­le­za mani­quea sólo pue­de rea­li­zar­se en el inte­rior a tra­vés de tres con­jun­tos acto­ria­les arma­dos, a quie­nes impor­ta tres pimien­tos los estra­gos pobla­cio­na­les y pro­duc­ti­vos con­se­cuen­tes a sus acciones.

Al con­tra­rio, la úni­ca enco­men­da­ción hecha a tales tres acto­res es la de ten­sar cada vez más la cuer­da des­truc­ti­va dis­po­nien­do así la “Reve­la­ción solu­cio­na­do­ra”, que debe correr a car­go de “La Comu­ni­dad Inter­na­cio­nal”, y lle­gán­do­se final­men­te, de mano de ésta, al vacia­mien­to nacio­nal de Siria y a su com­ple­ta ane­xión orde­na­da al Mun­do-Cir­cui­to de las Bur­gue­sías Finan­cie­ras Impe­ria­lis­tas. Mun­do-Cir­cui­to don­de paí­ses y Pue­blos ope­ran como chips trans­mi­so­res de ener­gía hacia el altar mam­mó­ni­co de la depo­si­ció­n/­re-inver­sión de capi­ta­les. Pro­ce­de vol­ver a seña­lar el botón de mues­tra: esta­mos vien­do ya el des­plie­gue inci­pien­te de Boi­nas Azu­les en Siria.

Tales tres gru­pos acto­ria­les arma­dos eje­cu­to­res son:

1) Los mer­ce­na­rios extran­je­ros (des­de yan­kies has­ta afga­nos, pasan­do por tur­cos y fran­ce­ses) avi­tua­lla­dos has­ta los dientes;

2) El lum­pen, cri­men, ex-con­vic­tos tra­fi­can­tes de más o menos mon­ta y delin­cuen­cia paga­dos, quie­nes hacen de avan­za­di­lla como car­ne de cañón del Impe­ria­lis­mo, pero quie­nes jue­gan un rol por cono­ce­do­res de los mar­cos físi­cos en que el pri­mer gru­po tie­ne que desenvolverse;

3) Ele­men­tos des­pren­di­dos de la ofi­cia­lía mili­tar con aspi­ra­cio­nes a bur­gue­sía mili­tar-buro­crá­ti­ca, quie­nes no repre­sen­tan, obje­ti­va­men­te y en últi­ma ins­tan­cia, más que a sí mis­mos, al Impe­ria­lis­mo que les patro­ci­na y a las “opo­si­cio­nes” con aspi­ra­cio­nes oli­gár­qui­cas y sitas en Euro­pa (ele­men­tos resi­den­tes en Fran­cia, en GB, en Espa­ña reu­ni­dos hace pocos meses en Madrid con la enton­ces minis­tra Tri­ni­dad Gimé­nez, etc.).

C. ¿Gue­rra Civil entre fran­jas pobla­cio­na­les-cla­sis­tas con ejér­ci­tos res­pec­ti­vos?. ¿O Nación aco­sa­da por jau­rías ausen­tes de repre­sen­tar en lo pro­fun­do a tras­fon­do cla­sis­ta o poli­cla­sis­ta nacio­nal alguno?

En resu­mi­das cuentas:

Habién­do­se lle­ga­do a un Alto el Fue­go, su reven­tar cada día a manos de estos boi­co­tea­do­res es un acto que bien sería Irra­cio­nal des­de cual­quier ópti­ca de cálcu­lo de bene­fi­cios sec­to­ria­les. Y más tenien­do en cuen­ta el cur­so de los acon­te­ci­mien­tos, que les es mar­ca­da­men­te desfavorable.

Si se sabe “leer entre líneas”, dicho acto pone de mani­fies­to que no esta­mos ante nin­gu­na “Gue­rra Civil” defi­ni­da como pro­ce­so don­de dos o más gru­pos pobla­cio­na­les nacio­na­les con­fron­tan en el plano mili­tar el anta­go­nis­mo de SUS intere­ses mate­ria­les POLÍTICOS de cla­se y, por con­si­guien­te, de cos­mo­vi­sio­nes e ideo­lo­gías. Pues­to que, con­tra­ria­men­te a las pelí­cu­las mediá­ti­cas, la con­tra­dic­ción prin­ci­pal que hoy se tra­du­ce como pro­ce­so “sirio” no es con­tra­dic­ción en últi­ma ins­tan­cia enmar­ca­da en Siria, y ni mucho menos en el con­jun­to de rela­cio­nes inter-cla­se de ámbi­to sirio.

Por eso mis­mo, cual­quier pro­pó­si­to hones­to de paci­fi­ca­ción (ya pro­pues­to por el Por­ta­voz del Gobierno sirio en la pro­pia ONU) orien­ta­do des­pla­zar la con­tra­dic­ción polí­ti­ca des­de el Plano de la vio­len­cia arma­da hacia un Plano polí­ti­co elec­ti­vo “más abier­to” o bien hacia un Plano polí­ti­co de con­ci­lia­ción y con­sen­so, es un pro­pó­si­to que rom­pe de raíz los pla­nes de la “Opo­si­ción arma­da”. Pues ésta, al no repre­sen­tar a base social o a base cla­sis­ta algu­na nacio­nal, sino a la cama­ri­lla exte­rior de can­di­da­tos sirios a fun­dar Oli­gar­quía depen­dien­te del Impe­ria­lis­mo, es una “Opo­si­ción” sus­pen­di­da en el aire, muy limi­ta­da para entron­car con el sue­lo social de Siria. Es pura pan­ta­lla pri­va­da de subs­tan­cia y que por tan­to nace­ría polí­ti­co-elec­ti­va­men­te muer­ta en un con­tex­to de férrea cons­cien­cia nacio­nal-popu­lar como es la socie­dad siria toma­da en su abru­ma­do­ra mayo­ría (véa­se el cariz de las mani­fes­ta­cio­nes masi­vas a lo lar­go de más de un año de ase­dio fas­cis­ta-entre­guis­ta exterior/​interior).

Y a toda esta des­crip­ción hay que mati­zar aque­llo rela­ti­vo a acu­ñar un sis­te­ma polí­ti­co “más abierto”:

Me esta­ba refi­rien­do, cla­ro, a “más abier­to” como para que pudie­ran optar a con­cu­rrir en él estos vehícu­los de los intere­ses impe­ria­les anti-nacio­na­les. Pues­to que, en sí, Siria ya goza de un sis­te­ma polí­ti­co abier­to, pero al Pue­blo: Siria se pre­pa­ra para las Elec­cio­nes de mayo, don­de se pre­sen­tan más de 7.000 can­di­da­tos para poco más de 120 esca­ños, entre los cua­les casi 80 están reser­va­dos a comi­tés obre­ros y cam­pe­si­nos. ¿Con qué cara­du­ra afir­ma “nues­tra” pren­sa que “Siria es una Dic­ta­du­ra”?. Y sin embar­go, recor­de­mos: no exis­te “la Demo­cra­cia” abs­trac­ta a su pro­pio carác­ter de cla­se: a “nues­tra” pren­sa la ampa­ra la demo­cra­cia del Capi­tal finan­cie­ro (Dic­ta­du­ra sobre los paí­ses opri­mi­dos del Mun­do), pre­ten­dien­te a fago­ci­tar tam­bién a Siria. Y la demo­cra­cia siria es indi­so­cia­ble­men­te Dic­ta­du­ra popu­lar con­tra esa Dic­ta­du­ra oli­gár­qui­ca.

Lo que hay ver­da­de­ra­men­te (lejos de ser “fue­go béli­co” en el seno de una “pobla­ción civil bipo­la­ri­za­da”), es una mal-lla­ma­da “par­te” cuya com­po­si­ción Direc­ti­va no se vin­cu­la a Siria sal­vo en el uso que rea­li­za de acto­res cla­sis­tas ter­ce­ros sirios que no le son a ella más que vehi­cu­la­res. Una “par­te del con­flic­to” cuyas metas no son en pro­fun­di­dad dar cabi­da polí­ti­ca con­cu­rren­cial en Siria a esas frac­cio­nes inte­rio­res de cla­se de que se sir­ve, y que por tan­to como “par­te” no tie­ne nada que nego­ciar.

Una “par­te” a la que, en tal medi­da, nada impor­ta la san­gre ver­ti­da; y la que menos le impor­ta es la san­gre de sus movi­li­za­dos inte­rio­res, pues esa “par­te” mis­ma no per­te­ne­ce a aque­llas frac­cio­nes de adep­tos o de sedu­ci­dos, ni le anu­da nin­gún víncu­lo nacio­nal con ellos (ni siquie­ra víncu­lo de cla­se en el plano inte­rior sirio).

Al revés: se tra­ta de una par­te cuya fun­ción espe­cia­li­za­da es cau­sar san­gre has­ta que la san­gre lle­gue al río pre­me­di­ta­do de la apro­pia­ción anglo-sio­nis­ta de Siria pla­ni­fi­ca­da por su espan­ta­pá­ja­ros las “Nacio­nes Unidas”.

A tenor de estas con­si­de­ra­cio­nes, pode­mos lle­gar a des­en­tra­ñar final­men­te la Enti­dad de los supues­tos ejér­ci­tos re-pre­sen­ta­dos como “rebel­des” en sue­lo sirio:

A. No son nin­gún Ejér­ci­to: Los ofi­cia­les sirios que lo repre­sen­tan ava­la­dos con la pelí­cu­la perio­dís­ti­ca de “la deser­ción mili­tar” de “la incor­po­ra­ción civil rebel­de a la ofi­cia­lía mili­tar de gra­do bajo o medio”, son en reali­dad hom­bres de paja sin mar­gen de direc­triz. Los úni­cos Ejér­ci­tos que com­po­nen esa mal-lla­ma­da “par­te”, y que coman­dan laten­te­men­te, son muy otros: US Army, Ejér­ci­to fran­cés, tur­co, bri­tá­ni­co, israe­lí… Ahí deben bus­car­se las ofi­cia­lías de fac­to.

B. Por lo mis­mo, no es “Libre”: Con­tra la pelí­cu­la perio­dís­ti­ca rela­ti­va al reclu­ta­mien­to volun­ta­rio de sus tro­pas de base entre sol­da­dos rasos “deser­to­res” y entre “civi­les que han con­se­gui­do auto-armar­se” y han for­ma­do un ejér­ci­to, el grue­so de com­po­si­ción real corres­pon­de a cama­das a suel­do y entre­na­das en cam­pos tur­cos, libios, qata­ríes… Y quie­nes sí son sol­da­dos pro­ce­den­tes de estruc­tu­ras mili­ta­res no son pre­ci­sa­men­te sirios, sino tur­cos, fran­ce­ses, y sol­da­dos USA incor­po­ra­dos por la empre­sa Black Water sobre todo des­de sue­lo irakí.

C. Este no-ejér­ci­to no-libre tam­po­co es “de Siria”: Aun­que es ver­dad que varias frac­cio­nes entre la peque­ña bur­gue­sía mer­can­til y reli­gio­sa, entre la bur­gue­sía comer­cial siria y entre la buro­cra­cia siria con los ojos pues­tos sobre la acu­mu­la­ción de terre­nos y sue­los, son frac­cio­nes muy intere­sa­das ‑y vol­ca­das-en la vic­to­ria de esta pseu­do-insu­rrec­ción, lo cier­to es que los mayo­res bene­fi­cia­rios, finan­cie­ros y “reclu­ta­do­res” del dis­po­si­ti­vo “mili­tar” son acto­res forá­neos al mar­co nacio­nal (no habla­mos ya de mar­co patrió­ti­co o de mar­co popu­lar). Esos acto­res deben ser bus­ca­dos en otras lati­tu­des, empe­zan­do por Tel-Aviv.

Pero enton­ces, lle­ga­dos a este pun­to de aná­li­sis, y aun­que peque­mos de ser “incí­vi­cos polí­ti­cos”, lo lógi­co y cohe­ren­te es preguntarse:

Si la “opo­si­ción arma­da” no es opo­si­ción. Si es mas­ca­ra­da de acto­res “aje­nos” al país y enemi­gos de su mejo­ra. Si tal fuer­za actuan­te care­ce de cons­truc­ti­vi­dad ni siquie­ra al nivel del posi­cio­na­mien­to inten­cio­nal sub­je­ti­vo. Si se tra­ta de un órgano en sí des­truc­ti­vo e inco­ne­xo a la vida nacio­nal, a sus inten­tos de pro­gre­so (que bien pudie­ran ser hones­ta­men­te pen­sa­dos y pro­mo­vi­dos por vía opo­si­to­ra) o a intere­ses autóc­to­nos aun­que estos fue­ran par­cia­les de cla­se o de frac­ción… (excep­tuan­do intere­ses pro­to-oli­gár­qui­cos de entro­ni­za­ción)…, enton­ces: ¿a qué tan­to “Alto el Fue­go”?. ¿No se reve­la gro­tes­co tal para­dig­ma que pasa por “cese de las hos­ti­li­da­des”?. ¿De qué asun­tos tra­tar con quie­nes, no es que pre­ten­dan la des­en­vol­tu­ra nacio­nal por tal o cual camino, o por aquí, o por allí, o por ese otro o por el de más allá…; sino que com­ba­ten la exis­ten­cia nacio­nal mis­ma?. ¿Qué fór­mu­las de inte­gra­ción polí­ti­ca bus­car con una fuer­za cuyo par­ti­cu­la­ris­mo eco­nó­mi­co de cla­se y frac­cio­na­rio estri­ba en satis­fa­cer­se con la extin­ción (con o el some­ti­mien­to exte­rior) de la vida pro­duc­ti­va gene­ral?.

Sin duda el Esta­do sirio cono­ce bien qué tác­ti­ca afir­mar en cada momen­to, bajo una coyun­tu­ra inter­na­cio­nal suma­men­te hos­til. Pero, en el fon­do, si la fuer­za anti-popu­lar no tie­ne nada que nego­ciar con el país (pues no pue­de nego­ciar su mani-ata­du­ra), la pre­mi­sa es rigu­ro­sa­men­te cier­ta tam­bién a la inver­sa: el país no tie­ne con ellos pun­tos con­ci­lia­bles sobre los que negociar.

Los pro­fe­sio­na­les que pre­pa­ran, mon­tan, edi­tan, escri­ben y leen sin disen­tir y sin obje­tar noti­cias como la de ayer noche en TVE (con­tra la loa­ble dimi­sión de ya varios perio­dis­tas de Al-Jazee­ra, lle­va­dos a ello por moti­vos de con­cien­cia), son ase­si­nos puros y duros. Ellos ponen voz las­ti­me­ra dan­do la cró­ni­ca del “irres­pe­to guber­na­men­tal por el alto el fue­go” y de “la agu­di­za­ción de las pre­sio­nes emi­ti­das por Kofi Annan”. Cuan­do cier­ta­men­te cono­cen que esa lacri­mó­ge­na voz perio­dís­ti­ca suya está inser­ta en aquel mar­co dis­cur­si­vo que es herra­mien­ta impe­ria­lis­ta para pro­se­guir un día más con su des­plie­gue de san­gre sobre Siria y de lágri­mas de san­gre. Un día los Pue­blos les tra­ta­re­mos por lo que son.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *