Irrup­ción de los ban­cos chi­nos en Amé­ri­ca Lati­na: ¿oso pan­da o dra­gón?- Alfre­do Jali­fe-Rah­me

30-04-2008-eco-tres-bancos-chinos.jpg

Mi pró­xi­mo libro por salir, Irrup­ción de Chi­na en Lati­noa­mé­ri­ca: ¿oso pan­da o dra­gón?, de enfo­que mul­ti­di­men­sio­nal, con­ce­de un lugar apro­pia­do a las geo­fi­nan­zas sin caer en el vul­gar reduc­cio­nis­mo mer­can­ti­lis­ta (muy soco­rri­do en nues­tro medio).

El muy ses­ga­do Diá­lo­go inter­ame­ri­cano (AID, por sus siglas en inglés), con sede en Washing­ton y de cor­te neo­li­be­ral, publi­có la pene­tra­ción de la ban­ca chi­na en Amé­ri­ca Lati­na (AL) y el Cari­be, cuyo autor prin­ci­pal es Kevin Gallagher (ver Bajo la Lupa, 11/​4/​12: Los nue­vos ban­cos en la ciu­dad: las finan­zas chi­nas en AL).

El pre­si­den­te de AID es Michael Shif­ter, miem­bro del influ­yen­te Con­se­jo de Rela­cio­nes Exte­rio­res (CFR, por sus siglas en inglés); for­man par­te de su con­se­jo direc­ti­vo Ernes­to Zedi­llo y el des­ca­li­fi­ca­do his­to­ri­ci­da Fran­cis Fuku­ya­ma, con una plé­ya­de de con­no­ta­dos entre­guis­tas de lo ajeno entre sus miem­bros.

Los ban­cos chi­nos repre­sen­tan la mayor taja­da de ganan­cias ban­ca­rias glo­ba­les: 21 por cien­to del total glo­bal (The Ban­ker, 1/​7/​11).

Según Banks​daily​.com (2011), basa­do en capi­ta­li­za­ción de mer­ca­do, cua­tro ban­cos chi­nos apa­re­cen en los 10 pri­me­ros sitios glo­ba­les: Indus­trial Comer­cial Bank of Chi­na (ICBC: lugar uno), Chi­na Cons­truc­tion Bank (CCB: dos), Agri­cul­tu­ral Bank of Chi­na (cin­co) y Bank of Chi­na (BOC: sie­te).

Hoy las geo­fi­nan­zas son pri­mor­dial­men­te asiá­ti­cas: seis prin­ci­pa­les ban­cos chi­nos cuen­tan con una capi­ta­li­za­ción de mer­ca­do de 801 mil millo­nes de dóla­res y supe­ran a los seis más gran­des de Esta­dos Uni­dos con 569 mil millo­nes de dóla­res (Banks​daily​.com, 20/​1/​12).

Gallagher, de AID –con paten­te sino­fo­bia y lati­no­fo­bia, suma­da a una exa­ge­ra­da anglo­fi­lia – , ya había escri­to hace dos años el libro El dra­gón en la recá­ma­ra: Chi­na y el futu­ro de la indus­tria­li­za­ción de AL, en el que es muy crí­ti­co del mode­lo mer­can­ti­lis­ta de Méxi­co, vic­ti­mi­za­do por el neo­li­be­ral Con­sen­so de Washing­ton, don­de con­tras­ta el des­plo­me de la com­pe­ti­ti­vi­dad de Méxi­co en la eco­no­mía mun­dial fren­te al ascen­so de Chi­na.

A jui­cio de Gallagher, las dos ten­den­cias geme­las (sic) de pér­di­da de com­pe­ti­ti­vi­dad en la manu­fac­tu­ra y la revi­ta­li­za­ción de la pro­duc­ción de mate­rias pri­mas ame­na­zan la indus­tria­li­za­ción y la pers­pec­ti­va de lar­go pla­zo de AL por care­cer de inno­va­ción tec­no­ló­gi­ca, lo cual es correc­to en la paté­ti­ca situa­ción del Méxi­co neo­li­be­ral, pero erró­neo en el caso de Bra­sil.

Gallagher resu­me su pro­pio repor­te (ase​.tufts​.edu/​g​d​a​e​/​P​u​b​s​/​r​p​/​G​a​l​l​a​g​her ChineseFinanceLatinAmerica.pdf) y adu­ce que des­de 2005 Chi­na ha otor­ga­do emprés­ti­tos por más de 75 mil millo­nes de dóla­res a AL: sola­men­te sus emprés­ti­tos por 37 mil millo­nes de dóla­res en 2010 fue­ron mayo­res a los prés­ta­mos con­jun­tos del Ban­co Mun­dial (BM), Ban­co Inter­ame­ri­cano de Desa­rro­llo (BID) y el US Ex-Im. ¡Vaya dato!

El Ban­co de Expor­ta­cio­nes-Impor­ta­cio­nes de Chi­na ofre­ce meno­res tasas de inte­rés que su homó­lo­go de EU, lo cual es apro­ve­cha­do por Argen­ti­na, Ecua­dor y Vene­zue­la, que pade­cen el ostra­cis­mo y exor­cis­mo finan­cie­ris­tas del G‑7.

Expo­ne que los ban­cos occi­den­ta­les y chi­nos no se tras­la­pan sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te en AL debi­do a que otor­gan dife­ren­tes (sic) emprés­ti­tos en volu­men a dife­ren­tes (sic) sec­to­res en dife­ren­tes (sic) paí­ses, cuan­do los ban­cos chi­nos se han enfo­ca­do en prés­ta­mos basa­dos en recur­sos natu­ra­les y en los sec­to­res de infra­es­truc­tu­ra. ¡Obvio!: la ban­ca israe­lí-anglo­sa­jo­na es finan­cie­ris­ta espe­cu­la­ti­va, mien­tras la ban­ca chi­na es más eco­no­mi­cis­ta, cen­tra­da en true­ques de mate­rias pri­mas por cré­di­tos blan­dos.

Ase­ve­ra que los ban­cos chi­nos no impo­nen con­di­cio­nes polí­ti­cas a los gobier­nos, pero requie­ren com­pras de equi­pa­mien­to y algu­nas veces acuer­dos para ven­ta de petró­leo, cuan­do los tér­mi­nos finan­cie­ros de los acuer­dos para la ven­ta de petró­leo pare­cen ser mejo­res para los sud­ame­ri­ca­nos (¡super­sic!) ¡Que cons­te la semán­ti­ca divi­sión geo­po­lí­ti­ca entre Suda­mé­ri­ca (sic) y AL, des­pués de la deser­ción lati­no­fó­bi­ca del Méxi­co neo­li­be­ral!

Por cier­to, CDB es uno de los tres ban­cos de polí­ti­ca públi­ca de Chi­na, res­pon­sa­ble de mag­nos pro­yec­tos de infra­es­truc­tu­ra, y su tarea con­sis­te en el desa­rro­llo del sis­te­ma eco­nó­mi­co del mer­ca­do socia­lis­ta. ¡Al revés de Bano­bras, uno de cuyos direc­to­res fue Cal­de­rón!

Gallagher adu­ce en for­ma con­tro­ver­ti­da que los prés­ta­mos del Chi­ne­se Deve­lop­ment Bank (CDB) se rea­li­zan en tér­mi­nos más estric­tos (sic) que los del BM. De dudar­se: ¡no pue­de haber mayor emas­cu­la­ción finan­cie­ra que la del BM! Argu­ye que los reque­ri­mien­tos ambien­ta­les de Chi­na no se com­pa­ran con los de su con­tra­par­te occi­den­tal. De mila­gro no inven­tó una corre­la­ción arti­fi­cial entre emprés­ti­tos y dere­chos huma­nos.

Gallagher esti­ma que del total de los prés­ta­mos chi­nos a AL, 82 por cien­to son de CDB, 12 por cien­to de ban­co Chi­na Ex – Im, y 6 por cien­to de ICBC.

A mi jui­cio, la ban­ca de los BRICS lle­na el vacío del insol­ven­te G‑7 cuan­do EU y Cana­dá rehu­sa­ron insó­li­ta­men­te refi­nan­ciar al FMI (lo con­tra­rio del Méxi­co neo­li­be­ral, que rega­ló 14 mil millo­nes de dóla­res).

Gallagher expla­ya que los prés­ta­mos a AL no vie­nen apa­re­ja­dos de las con­di­cio­nan­tes de las ins­ti­tu­cio­nes finan­cie­ras inter­na­cio­na­les y de Occi­den­te, por lo que pue­den obte­ner mayor finan­cia­mien­to para sus pro­yec­tos indus­tria­les y de infra­es­truc­tu­ra que bus­can mejo­rar su desa­rro­llo de lar­go pla­zo en lugar de las modas (¡super­sic!) del desa­rro­llo occi­den­tal. ¡Sin duda!

Fus­ti­ga que AL paga un alto pre­mio por los prés­ta­mos de Chi­na, ya que la mayo­ría de los emprés­ti­tos chi­nos por petró­leo están vin­cu­la­dos a pre­cio de mer­ca­do y no a su volu­men cuan­do, ade­más, el cos­to del finan­cia­mien­to chino está vin­cu­la­do a cola­bo­rar con las empre­sas y con­tra­tis­tas chi­nos. ¿No es lo que ha hecho Occi­den­te des­de 1492?

Los mayo­res emprés­ti­tos de Chi­na en el perio­do 2005-11 van diri­gi­dos en pri­mer lugar a Vene­zue­la, por 38 mil 500 millo­nes de dóla­res (¡petró­leo man­da!); Bra­sil, 11 mil 731 millo­nes de dóla­res (segun­do: prác­ti­ca­men­te todo a Petro­bras: 10 mil millo­nes); Argen­ti­na (ter­ce­ro: 10 mil millo­nes para su sis­te­ma ferro­via­rio) y Ecua­dor (cuar­to: 6 mil 304 millo­nes de dóla­res, ¡hidro­car­bu­ros hablan!)

Resal­ta la sole­dad geo­fi­nan­cie­ra de la sino­fo­bia del Méxi­co neo­li­be­ral (exa­cer­ba­da en la eta­pa entre­guis­ta del PAN), con unos raquí­ti­cos mil millo­nes de dóla­res.

Lo intere­san­te radi­ca en que los emprés­ti­tos de los ban­cos chi­nos a AL se dis­pa­ra­ron en for­ma expo­nen­cial a par­tir de 2007. Ya para 2010 Chi­na apor­ta­ba 37 mil millo­nes de dóla­res fren­te a 14 mil millo­nes del BM, 12 mil millo­nes del BID y mil millo­nes de dóla­res del US Ex – Im. ¡En sola­men­te tres años las finan­zas chi­nas en AL pasa­ron de mil millo­nes de dóla­res a un acu­mu­la­do de 75 mil millo­nes!

Según The Finan­cial Times (17÷1÷11), AL cons­ti­tu­ye hoy la mayor por­ción de los cré­di­tos chi­nos en el extran­je­ro (¡super­sic!): del total de prés­ta­mos chi­nos duran­te 2009 – 2010 por 110 mil millo­nes de dóla­res, más de la mitad fue­ron otor­ga­dos a AL, cuyas 23 par­tes fue­ron en for­ma de prés­ta­mos por petró­leo (¡super­sic!)

Los pro­pa­gan­dis­tas de los mul­ti­me­dia israe­lí anglo­sa­jo­nes, así como sus ins­tru­men­tos aca­dé­mi­cos muy ses­ga­dos, como AID –obs­ce­na­men­te sinó­fo­bo y lati­nó­fo­bo – , pre­ten­den colo­car a las inver­sio­nes chi­nas y sus finan­cia­mien­tos en AL con el ros­tro del dra­gón. De los pro­pios paí­ses de AL depen­de­rá que su ros­tro se parez­ca más al oso pan­da. No hay que repe­tir los mis­mos erro­res.

http://​www​.jor​na​da​.unam​.mx/​2​0​1​2​/​0​4​/​2​5​/​o​p​i​n​i​o​n​/​0​2​2​o​1​pol

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *