Los socia­lis­tas fran­ce­ses siem­pre fue­ron par­ti­da­rios de las gue­rras impe­ria­lis­tas- James Petras

El soció­lo­go nor­te­ame­ri­cano, pro­fe­sor James Petras ana­li­za en su colum­na sema­nal en espa­ñol para la audien­cia de CX36 Radio Cen­te­na­rio, www​.radio36​.com​.uy

Chury: Le esta­mos dan­do los bue­nos días a James Petras. ¿Cómo estás?

Petras: Esta­mos muy bien, estu­dian­do los resul­ta­dos elec­to­ra­les de Fran­cia. En pri­me­ra ins­tan­cia debe­mos reco­no­cer que los resul­ta­dos mues­tran una pola­ri­za­ción muy fuer­te. Si cal­cu­la­mos el voto para toda la izquier­da, todos los sec­to­res, alcan­zan a un 45%; mien­tras que la dere­cha en su con­jun­to alcan­za el 46% y el cen­tro y cen­tro dere­cha, un 9%.

Eso es para mi una sor­pre­sa, por­que todas las encues­tas mos­tra­ban que la izquier­da tenía un mayor mar­gen inclu­so en la pri­mer vuel­ta. Pero la sor­pre­sa la dio la dere­cha con el gran sal­to que dio el fas­cis­mo, el par­ti­do de Mari­ne Le Pen que con­si­guió sie­te millo­nes de votos con un pro­gra­ma xenó­fo­bo, anti­is­lá­mi­co y abier­ta­men­te racis­ta.

¿Y cómo expli­ca­mos el sur­gi­mien­to de la ultra­de­re­cha en Fran­cia? Es algo que debe­mos ana­li­zar.

Por mucho tiem­po, la izquier­da –par­ti­cu­lar­men­te el Par­ti­do Socia­lis­ta- no han dado la bata­lla con­tra el racis­mo. En segun­do lugar, la ultra­de­re­cha tenía la fuer­za de la cri­sis para medrar; explo­tó todas las debi­li­da­des de muchos sec­to­res que están sufrien­do la cri­sis eco­nó­mi­ca. La izquier­da no pudo atraer a la gran masa afec­ta­da por la cri­sis. Es decir, atra­jo a un sec­tor acti­vo –des­ocu­pa­dos, obre­ros, emplea­dos. Pero impor­tan­tes sec­to­res de la socie­dad fran­ce­sa se fue­ron a la dere­cha, que dio el men­sa­je de que el pro­ble­ma de la cri­sis vino con los inmi­gran­tes que roban el tra­ba­jo, viven de los pro­gra­mas socia­les y que si se expul­sa a los inmi­gran­tes la cali­dad de vida de los fran­ce­ses va a mejo­rar mucho.

Tam­bién que Sar­kozy bajó mucho, bajó a 27%; pues los que cose­cha­ron un impor­tan­te sec­tor de los más afec­ta­dos por la cri­sis fue­ron pre­ci­sa­men­te los fas­cis­tas. Sie­te millo­nes de votos no son pocos, son tres millo­nes más que el voto ante­rior de la ultra­de­re­cha…

Mien­tras tan­to, la izquier­da con­se­cuen­te con Jean Luc Melen­chon sólo obtie­ne un 11,5%, un ter­cio menos de lo que espe­ra­ba. Es posi­ti­vo que la izquier­da con­se­cuen­te haya alcan­za­do ese por­cen­ta­je de los votos, unos cua­tro millo­nes y algo. Pero, podría­mos decir que la pola­ri­za­ción entre la dere­cha fas­cis­ta y la izquier­da con­se­cuen­te, ter­mi­nó favo­re­cien­do a la dere­cha,

Y debe­mos enten­der ade­más, que el resul­ta­do final no es tan segu­ro, por­que si Sar­kozy sigue atra­yen­do a la ultra­de­re­cha en la segun­da vuel­ta, va a acu­mu­lar una fuer­za de casi el 50%. En con­tras­te, la izquier­da debe com­bi­nar todos los votos de par­ti­dos, sec­to­res y gru­pos, más un por­cen­ta­je del cen­tro.

En ese con­tex­to mucho va a depen­der de cómo la izquier­da, o los socia­lis­tas mejor dicho, pue­den com­bi­nar una cam­pa­ña que man­ten­ga o atrai­ga a la izquier­da y encuen­tre apo­yo en el cen­tro.

Lo que está en jue­go aquí es el apo­yo de los peque­ños comer­cian­tes mino­ris­tas, más sus emplea­dos. Creo que la izquier­da va a atraer a una bue­na par­te del sec­tor de emplea­dos públi­cos y muni­ci­pa­les. Aho­ra la incóg­ni­ta es qué va a pasar con los peque­ños comer­cian­tes, ese sec­tor muy afec­ta­do por la cri­sis pero que teme a la solu­ción alter­na­ti­va de los socia­lis­tas.

Por tan­to creo que en este pano­ra­ma se va a dar el resul­ta­do. Yo no creo que la izquier­da gane con más del 51% de los votos. La idea de que va a triun­far auto­má­ti­ca­men­te por el des­pres­ti­gio de Sar­kozy, no está cla­ra.

Chury: En caso de que Fra­nçois Hollan­de alcan­ce la pre­si­den­cia, se sabe muy poco de su pro­gra­ma. ¿Cuál es su polí­ti­ca res­pec­to a Siria?

Petras: En tér­mi­nos gene­ra­les, los socia­lis­tas tie­ne una mala rela­ción con la polí­ti­ca anti­co­lo­nial, anti­im­pe­ria­lis­ta. His­tó­ri­ca­men­te el Par­ti­do Socia­lis­ta siem­pre fue par­ti­da­rio de las gue­rras impe­ria­lis­tas y prac­ti­can­te de las gue­rras colo­nia­les, tan­to en Arge­lia como en Indo­chi­na. En los últi­mos años hemos vis­to ambi­güe­dad en el Par­ti­do Socia­lis­ta, pues mien­tras que en algu­nos casos cri­ti­can la polí­ti­ca impe­rial, por otro lado al final de cuen­tas, como miem­bros de la OTAN man­dan tro­pas y apo­yan en la prác­ti­ca las gue­rras impe­ria­les. Siem­pre con este doble dis­cur­so. Enton­ces hay que ver en que gra­do el señor Hollan­de va a man­te­ner la mis­ma doble posi­ción: cri­ti­car pero en la prác­ti­ca apo­yar a tra­vés de la OTAN.

Es impor­tan­te en este sen­ti­do que el apo­yo de los sec­to­res anti­im­pe­ria­lis­tas se de pidien­do el pro­nun­cia­mien­to de Hollan­de en estos casos como Libia, Siria o Irán.

Podría­mos decir que la ambi­güe­dad de los socia­lis­tas no es bue­na señal. Has­ta aho­ra no se han pro­nun­cia­do sobre la agre­sión israe­li­ta con­tra Iran y Pales­ti­na. Hablan poco sobre Sar­kozy y su cola­bo­ra­ción con los dere­chis­tas con­tra el gobierno de Siria. Ellos man­tie­nen esta ambi­güe­dad por­que den­tro del Par­ti­do Socia­lis­ta hay tan­tos crí­ti­cos como sim­pa­ti­zan­tes de la polí­ti­ca de la OTAN.

Chury: Que­ría­mos cono­cer tu opi­nión sobre esta impor­tan­te la deci­sión del gobierno argen­tino res­pec­to a sus recur­sos –petró­leo, gas, etc.- y el lío que se vino con Espa­ña, por Rep­sol, y has­ta los pro­pios Esta­dos Uni­dos.

Petras: El pro­ble­ma fun­da­men­tal es la estra­te­gia ori­gi­nal que empe­zó con Car­los Saúl Menem, con la pri­va­ti­za­ción, y con­ti­nuó con la polí­ti­ca de Nés­tor Kirch­ner. Por­que Kirch­ner con­fir­mó acuer­dos con Rep­sol, inclu­so puso a un capi­ta­lis­ta –la fami­lia Eske­na­zi- como socios, una empre­sa capi­ta­lis­ta pri­va­da y no decía nada con­tra Rep­sol, mien­tras explo­ta­ba el país. Una vez que acep­tas cola­bo­rar con las mul­ti­na­cio­na­les exter­nas, que entran fácil­men­te pero salen muy difí­cil­men­te, no vie­nen como hués­pe­des, vie­nen para que­dar­se, estás ata­do. El lío es que des­cu­brie­ron que Rep­sol no invier­te para aumen­tar la pro­duc­ción, se lle­va las ganan­cias del país. No intro­du­ce tec­no­lo­gía, no pro­du­ce nin­gún resul­ta­do. Desin­vier­te en el país por­que el pre­cio no es sufi­cien­te­men­te alto, está con­tro­la­do. Todos estos vicios o pro­ble­mas, vie­nen del mode­lo de empre­sas mix­tas con empre­sas extran­je­ras. Aho­ra quie­ren echar­los y hay un gran lío. Es el pro­ble­ma que hay que ana­li­zar.

Pri­me­ro los resul­ta­dos nega­ti­vos. La deci­sión de pro­du­cir y no pro­du­cir, expor­tar o no, son deci­sio­nes que están en manos del capi­tal extran­je­ro; y si deci­den no inver­tir, ¿cómo vas a rec­ti­fi­car si recha­zan una con­ci­lia­ción con arro­gan­cia? Una vez que quie­res rec­ti­fi­car la situa­ción encuen­tras el gran lío. En Euro­pa, las empre­sas, los gober­nan­tes, la pren­sa finan­cie­ra, todos con­de­nan a Cris­ti­na Fer­nán­dez en for­ma viru­len­ta, pese a ser una medi­da nece­sa­ria para el desa­rro­llo. No es una deci­sión de izquier­da, ni mucho menos, por­que el país solo que­da con el 51% de las accio­nes.

La con­clu­sión que debe­mos decir es que es jus­to, por­que Fer­nán­dez debe enfren­tar el gran des­equi­li­brio en las cuen­tas exter­nas por la impor­ta­ción de petró­leo por cul­pa de Rep­sol. Por eso, cuan­do cri­ti­ca­mos las inver­sio­nes extran­je­ras, cuan­do recha­za­mos el capi­tal extran­je­ro, no es por una cues­tión emo­cio­nal, no es algo de la ban­de­ra, es por razo­nes prác­ti­cas como pode­mos ver en este caso con la con­duc­ta de Rep­sol anti­de­sa­rro­llo y las con­se­cuen­cias de tra­tar de refor­mar la situa­ción. Por­que la medi­da de Fer­nán­dez no es revo­lu­cio­na­ria ni mucho menos socia­lis­ta, sino que es un esfuer­zo para incluir el petró­leo en un pro­yec­to desa­rro­llis­ta, se podría decir con un dis­cur­so nacio­na­lis­ta. Por­que en el fon­do Rep­sol no quie­re entrar en el desa­rro­llo de Argen­ti­na, pese a que está sacan­do miles de millo­nes de dóla­res de ganan­cias.

Chury: Las empre­sas públi­co-pri­va­das, ese nue­vo sis­te­ma crea­do por el impe­ria­lis­mo para pri­va­ti­zar con menos rui­do, para evi­tar el levan­ta­mien­to de la gen­te. ¿Por qué se habla tan poco de eso?

Petras: Por lo del dis­cur­so neo­li­be­ral, de la empre­sa del Esta­do inefi­caz, del Esta­do como inca­paz, y la efi­cien­cia del sec­tor pri­va­do, la capa­ci­dad de encon­trar nue­vos mer­ca­dos e intro­du­cir tec­no­lo­gías avan­za­das. Todo ese dis­cur­so no ana­li­za todos los pro­ble­mas vin­cu­la­dos con la pri­va­ti­za­ción, como decía­mos recién.

Cuan­do la empre­sa pri­va­da entra, son ellos los que deter­mi­nan cuán­to van a inver­tir, qué tec­no­lo­gías van a intro­du­cir, a qué mer­ca­do van a ven­der. Toda la ges­tión esen­cial y estra­té­gi­ca que­da en manos de los geren­tes de las mul­ti­na­cio­na­les que cal­cu­lan don­de pue­den maxi­mi­zar las ganan­cias. Mien­tras que toda la posi­bi­li­dad, la fle­xi­bi­li­dad de maxi­mi­zar los intere­ses nacio­na­les y popu­la­res, sólo se pue­de con­se­guir a par­tir de las empre­sas públi­cas. Y ese es el deba­te.

El con­tex­to mun­dial don­de fun­cio­nan las empre­sas pri­va­ti­za­das indi­ca que a lar­go pla­zo per­ju­di­can toda la estruc­tu­ra de la eco­no­mía nacio­nal. Los que invi­tan a las mul­ti­na­cio­na­les cal­cu­lan que aho­ra van a entrar mil millo­nes en algún sec­tor eco­nó­mi­co, pero no con­si­de­ran todas las otras varia­bles que esta­mos dis­cu­tien­do, como por ejem­plo la varia­bi­li­dad de los pre­cios domés­ti­cos e inter­na­cio­na­les afec­tan al mer­ca­do y la com­pe­ten­cia. No cal­cu­lan toda la matriz de la inver­sión, solo expo­nen tan­ta inver­sión, tan­to de impues­tos y no miran más allá de este pac­to, con un con­tex­to muy limi­ta­do.

Chury: Cuan­do se cono­ció la deci­sión de la pre­si­den­te argen­ti­na, el vice­pre­si­den­te uru­gua­yo, Dani­lo Asto­ri, apo­ya­do por el pre­si­den­te José Muji­ca salió dis­pa­ra­do hacia Espa­ña para con­se­guir inver­so­res.

Petras: Si, es una espe­cie de Judas, una trai­ción. Por­que va a plan­tear allá que ellos (los argen­ti­nos) son malos, pero noso­tros somos bue­nos, no van a tener pro­ble­mas con noso­tros, no vamos a insis­tir en con­trol de pre­cios, vamos a faci­li­tar la expor­ta­ción de ganan­cias, etc.

Es una trai­ción, una fal­ta total de soli­da­ri­dad, del gobierno de Muji­ca con el gobierno de Cris­ti­na Fer­nán­dez, apro­ve­chán­do­se del con­flic­to para tra­tar de atraer a Rep­sol a Uru­guay. Son esos tipos de con­duc­tas que se podrían espe­rar por ejem­plo de Esta­dos Uni­dos, Méxi­co, Colom­bia, o sea de gobier­nos impe­ria­lis­tas, entre­guis­tas y ven­di­dos.

Pero voy a decir una cosa, que todos los comen­ta­rios que se hacen des­de Espa­ña o Méxi­co, son en base a pro­yec­tos eco­nó­mi­cos fra­ca­sa­dos. ¿Qué dere­cho tie­nen ellos de ase­so­rar a Argen­ti­na que cre­ce 8%? Mien­tras el gobierno de Rajoy, en Espa­ña, que ha baja­do la eco­no­mía a un 6% nega­ti­vo; con un 25% de des­ocu­pa­ción. ¿Qué mode­lo espa­ñol pue­de jus­ti­fi­car la idea de ase­so­rar a cual­quier gobierno? Y mucho menos a Argen­ti­na sobre qué debe hacer eco­nó­mi­ca­men­te. En Méxi­co, Cal­de­rón tie­ne el peor récord en toda Amé­ri­ca Lati­na en los últi­mos diez años, con más pobre­za y menos cre­ci­mien­to. Y ellos tam­bién cri­ti­can a Argen­ti­na por­que dicen que nacio­na­li­zar es malo y que pri­va­ti­zar es bueno. Pero no tie­ne nin­gu­na base para cri­ti­car una eco­no­mía rela­ti­va­men­te exi­to­sa, fren­te al fra­ca­so con­tun­den­te de Euro­pa que está en cri­sis y Méxi­co que está que­bra­da…

En Ita­lia, Espa­ña, Gre­cia, la pri­va­ti­za­ción lle­va a los paí­ses a la catás­tro­fe.

Extrac­ta­do por La Hai­ne

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *