Hace 75 años, los fas­cis­tas bom­bar­dea­ron Gernika

Un brutal bombardeo contra la población civil arrasa Gernika

Fué la Legión Cón­dor, pero hacian un “tra­ba­ji­llo de encar­go”. El fas­cis­mo espa­ñol, diri­gi­do por el mili­tar cri­mi­nal Fran­cis­co Fran­co, fué quien reali­zó el san­grien­ta peti­ción. El obje­ti­co cau­sar cien­tos de muer­tos (obje­ti­vo con­se­gui­do por esa cater­va de ase­si­nos) y ter­mi­nar con unas pro­vin­cias que con­si­de­ra­ban “trai­do­ras”. Las pro­vin­cias que con­for­man esta nación lla­ma­da Eus­kal Herria. 75 años des­pués pode­mos decir que ese obje­ti­vo , no fué cum­pli­do. Eus­kal Herria, sigue en pie, viva y luchan­do por su soberania.

Repa­so a lo ocu­rri­do hace 75 años en Ger­ni­ka. Cró­ni­ca de un corres­pon­sal de la época

27 de abril de 1937. El infierno cayó ayer sobre Ger­ni­ka. La villa sím­bo­lo de los vas­cos ardió por los cua­tro cos­ta­dos, como ha podi­do com­pro­bar en per­so­na este corres­pon­sal. La des­truc­ción ha sido total y cien­tos, qui­zás miles, de per­so­nas han muer­to o des­apa­re­ci­do. Aún es pron­to para eva­luar la mag­ni­tud de la masa­cre, pero está cla­ro que el impac­to psi­co­ló­gi­co será bru­tal y pue­de ser deter­mi­nan­te en una gue­rra en la que el Gobierno de Eus­ka­di ha per­ma­ne­ci­do leal en todo momen­to a la República.

Con los res­col­dos aún calien­tes, que­dan muchas pre­gun­tas sin res­pues­ta para poder expli­car un ata­que que ha roto las reglas de cual­quier gue­rra moder­na. ¿Quién? ¿Por qué? ¿Con qué obje­ti­vo? ¿Para qué? En el aire flo­tan las sos­pe­chas (se dice que se han halla­do car­ca­sas de bom­bas de la avia­ción ale­ma­na y que algu­nos cazas lle­va­ban dis­tin­ti­vos de la avia­ción de Hitler) y tam­bién una cer­te­za: Ger­ni­ka ha sido el pri­mer bom­bar­deo sis­te­má­ti­co con­tra una pobla­ción civil de la his­to­ria. Se había oído hablar de las atro­ci­da­des come­ti­das des­de el aire por los ita­lia­nos en Abi­si­nia, pero esto supera con cre­ces cual­quier desas­tre conocido.

El ata­que comen­zó sobre las cua­tro y media de la tar­de. A esa hora, el pue­blo bullía de acti­vi­dad. El mer­ca­do daba sus últi­mos cole­ta­zos y había varios par­ti­dos de pelo­ta pro­gra­ma­dos, pese a que el dele­ga­do del Gobierno había pedi­do por la radio a la pobla­ción que se que­da­ra en casa. No fue el caso. Ger­ni­ka esta­ba ates­ta­da de veci­nos, refu­gia­dos y gen­te de los pue­blos vecinos.

El zum­bi­do de los moto­res rom­pió la ten­sa cal­ma de la reta­guar­dia. Los pri­me­ros avio­nes lle­ga­ron por el oes­te. Las cam­pa­nas de la igle­sia de San Juan comen­za­ron a tañir anun­cian­do el ini­cio de la llu­via de fue­go y metra­lla. La gen­te corrió des­pa­vo­ri­da. Sona­ron las pri­me­ras explo­sio­nes. Y caye­ron los pri­me­ros muertos.

Uno de los pri­me­ros que ha podi­do ser iden­ti­fi­ca­do ha sido Tomás Arrien Ispi­zua, eba­nis­ta de pro­fe­sión. Por la maña­na esta­ba “feliz” en el mer­ca­do, “por­que había cobra­do unos tra­ba­jos que le debían des­de hacía tiem­po”, rela­tó uno de sus alle­ga­dos. Al pare­cer, salió del refu­gio anti­aé­reo don­de había bus­ca­do cobi­jo al per­ca­tar­se de que su casa, con el dine­ro que había per­ci­bi­do, esta­ba ardiendo.

Des­cal­zos e indefensos

Tras la pri­me­ra olea­da lle­ga­ron más avio­nes. La pobla­ción huía hacia el cerro de Lumo, en una carre­ra entre la vida y la muer­te. El olor a que­ma­do era inso­por­ta­ble. Pero no sólo caye­ron bom­bas sobre Ger­ni­ka. Los pilo­tos comen­za­ron a ame­tra­llar a los civi­les, sobre todo en las cam­pas de San­ta Lucía. Les ame­tra­lla­ban sin pie­dad, una pasa­da tras otra. Algu­nas de las víc­ti­mas de esta bar­ba­rie iban des­cal­zas. Habían per­di­do sus zapa­tos y esta­ban total­men­te indefensas.

El bom­bar­deo se pro­lon­gó has­ta las sie­te menos cuar­to. Enton­ces los habi­tan­tes de la villa y super­vi­vien­tes que anda­ban des­per­di­ga­dos por el mon­te se reu­nie­ron en gru­pos, espe­cial­men­te nume­ro­so fue el que subió a la coli­na de Lumo. Jun­tos y horro­ri­za­dos vie­ron arder la villa duran­te horas. Sus casas, vidas y sue­ños han que­da­do arra­sa­das. Sólo el roble de la Casa de Jun­tas ha resul­ta­do ile­so. Tam­bién las fábri­cas de armas de Astra, que se supo­ne iban a ser el obje­ti­vo de cual­quier ataque.

Muchos veci­nos habían tacha­do de alar­mis­tas a los sol­da­dos que habían lle­ga­do, en días pre­ce­den­tes, del fren­te bus­can­do refu­gio, y que rela­ta­ban his­to­rias de ven­gan­zas y ajus­ti­cia­mien­tos suma­rí­si­mos. La per­cep­ción gene­ral era que Fran­co no se iba a atre­ver a ata­car la villa, por su sim­bo­lis­mo para el pue­blo vas­co. Nada más lejos de la reali­dad. Ger­ni­ka llo­ra hoy una tra­ge­dia e igno­mi­nia sin pre­ce­den­tes en la his­to­ria de la Humanidad.

Tes­ti­mo­nio de un super­vi­vien­te del cri­mi­nal bom­bar­deo “Pase mucho miedo”

Luis Iriondo (i), vecino de Gernika (Bizkaia) y superviviente del bombardeo en la localidad hace 75 años, posa junto al busto colocado en las calles del municipio del fotógrafo de guerra George Steer

Luis Irion­do, vecino de Ger­ni­ka que tenía enton­ces 14 años, logró salir vivo tras escon­der­se en uno de los cua­tro refu­gios que habían sido habi­li­ta­dos en el mer­ca­do de esta villa, don­de duran­te tres horas y media per­ma­ne­ció a res­guar­do de las bom­bas que esta­lla­ban en el exterior.

“Cla­ro que pasa­mos mie­do. En el refu­gio había una espe­cia de túnel estre­cho y no sabía­mos si aque­llo se nos iba a caer enci­ma”, ha ase­gu­ra­do hoy, poco antes del ini­cio del home­na­je al perio­dis­ta bri­tá­ni­co Geor­ge Steer, cuyas cró­ni­cas die­ron a cono­cer al mun­do el bombardeo.

Cuan­do el rui­do de los avio­nes cesó y salió al exte­rior, com­pro­bó que su pue­blo era pas­to de las lla­mas y, ya jun­to a su fami­lia, salió de Ger­ni­ka, a don­de no regre­só para vivir has­ta ocho años después.

“Hubo muchas menos víc­ti­mas de las que podría haber habi­do, por­que las pri­me­ras bom­bas tra­ta­ron de des­truir un puen­te, un pun­to estra­té­gi­co. Y, al oir­las, la gen­te entró en los refu­gios”, ha explicado.

Irion­do ha recor­da­do que, tras el ata­que, los medios infor­ma­ti­vos espa­ño­les cul­pa­ban “a los rojos sepa­ra­tis­tas” de haber incen­dia­do el municipio.

“Todos los perio­dis­tas decían que habían sido los rojos sepa­ra­tis­tas quie­nes habían dado fue­go a Ger­ni­ka en su reti­ra­da. Nin­guno venía a pre­gun­tar a Ger­ni­ka qué había pasa­do. Si lo hubie­ran hecho, se lo habría­mos con­ta­do”, ha afir­ma­do Iriondo.

Otro super­vi­vien­te, Mateo Malas Etxe­ba­rria, que fue foto­gra­fia­do por Steer en una de las imá­ge­nes que acom­pa­ña­ron a sus cró­ni­cas del bom­bar­deo, ha expli­ca­do a Efe que tenía 10 años cuan­do, en el case­río de su fami­lia, situa­do a dos kiló­me­tros de la villa ata­ca­da, vio caer las pri­me­ras bombas.

“Era un lunes por la maña­na. Los avio­nes de caza andu­vie­ron dos horas por la zona de Mar­ki­na, baja­ban en barre­na y oía­mos el rui­do de sus moto­res y de sus ame­tra­lla­do­ras. Mi padre y mi madre todos los lunes iban al mer­ca­do de Ger­ni­ka, pero mi padre dijo que ese día no irían”, ha relatado.

Cuan­do Mateo oyó las sire­nas que avi­sa­ban de la posi­bi­li­dad de un ata­que, vio volar el pri­mer avión que se diri­gía a Ger­ni­ka. “El avión venía altí­si­mo. Era bimo­tor, yo lo sabía por el rui­do. La bom­ba iba bajan­do en altu­ra, has­ta que cayó. La bom­ba bri­lla­ba con el sol”.

En aquel momen­to, un guda­ri que cir­cu­la­ba por la zona en moto le pidió que le ayu­da­ra a cubrir su vehícu­lo ante el temor de poder ser des­cu­bier­to por los pilotos.

“Con las man­tas de las vacas cubri­mos su moto. En aquel momen­to, paría una ter­ne­ra y, mien­tras la lim­piá­ba­mos, el avión se mar­chó. Quin­ce minu­tos des­pués apa­re­cie­ron otros dos bimo­to­res, y lue­go vinie­ron los cazas, que dis­pa­ra­ban a todo lo que se movía. ¿Si pasé mie­do? Hom­bre, con los cazas, sí”, ha confesado.

Con­tra el fas­cis­mo de ayer y de hoy. 75 ani­ver­sa­rio del bom­bar­deo fas­cis­ta de Ger­ni­ka. Actos programados

APIRILAK 29an GERNIKARA /​EL 29 DE ABRIL A GERNIKAATZOKO ETA GAURKO FAXISMOAREN AURKA!!
ERASO INPERIALISTARIK EZ GERNIKAN EZ INON!!

CONTRA EL FASCISMO DE AYER Y DE HOY!! NO A LAs AGRESIONES IMPERIALISTAS!! NO MAS GERNIKAS!!

El pŕo­xi­mo domin­go 29 de Abril la aso­cia­ción Ahaz­tuak 1936 – 1977 (Vic­ti­mas del gol­pe de esta­do, de la repre­sión y del régi­men fran­quis­ta) y la orga­ni­za­ción inter­na­cio­na­lis­ta Aska­pe­na, cele­bra­re­mos con­jun­ta­men­te en Ger­ni­ka una Jor­na­da de Memo­ria en la que des­de la rei­vin­di­ca­ción de la Memo­ria His­tó­ri­ca Demo­cra­ti­ca y Anti­fas­cis­ta de Eus­kal Herria y tam­bien des­de su pers­pec­ti­va inter­na­cio­na­lis­ta rea­li­za­re­mos dife­ren­tes acti­vi­da­des en torno a este 75 ani­ver­sa­rio del bom­bar­deo de la villa por la avia­ción fas­cis­ta de las fuer­zas que el 18 de Julio de 1936 habian dado el gol­pe de esta­do con­tra la lega­li­dad repu­bli­ca­na y la volun­tad popular.Nuestros actos comen­za­rán a las 12:00 en la Casa de Jun­tas de Ger­ni­ka don­de, jun­to a algu­nos guda­ris y mili­cia­nos que aún se encuen­tran entre [email protected] reno­va­re­mos y asu­mi­re­mos el com­pro­mi­so de lucha con­tra el fas­cis­mo y por la Liber­tad que ellos asu­mie­ron hace 76 años al fir­mar el ingre­so en el Eus­ko Guda­ros­tea o en las mili­cias repu­bli­ca­nas. Lo hare­mos fir­man­do todo aquel que lo desee una hoja de reclu­ta­mien­to copia de las que ellos fir­ma­ron enton­ces y que el pró­xi­mo día 29 fir­ma­rán por segun­da vez.

Tras ello, a las 12:30 y par­tien­do des­de la pla­za del Ayun­ta­mien­to, cele­bra­re­mos una mani­fes­ta­ción bajo el lema “Era­so inpe­ria­lis­ta­rik ez Ger­ni­kan ez inon /​No a las agre­sio­nes impe­ria­lis­tas!! No más Ger­ni­kas!!” con la que que­re­mos denun­ciar que enten­dien­do el bom­bar­deo de Ger­ni­ka como par­te de una estra­te­gia de agre­sión impe­ria­lis­ta con­tra el dere­cho a deci­dir de las per­so­nas y de los Pue­blos siguen han veni­do pro­du­cien­do­se ded­se 1937 y siguen pro­du­cien­do­se hoy agre­sio­nes del mis­mo tipo que debe­mos denun­ciar y fre­nar: Pales­ti­na, Kur­dis­tan, Irak, Afga­nis­tan, Siria… son algu­nas de ellas.

A las 13.00 h. y en la pla­za del Ayto. cele­bra­re­mos un Acto de Memo­ria que bajo el lema “Faxis­moa­ren aur­ka atzo, gaur eta beti /​Con­tra el fas­cis­mo ayer, hoy y siem­pre” home­na­jea­rá la memo­ria y la lucha de todas aque­llas lucha­do­ras y lucha­do­res que se enfren­ta­ron al fas­cis­mo y a su mode­lo espa­ñol, el fran­quis­mo, des­de el mis­mo día del gol­pe de esta­do del 18 de Julio y den­tro de ellos a todos aque­llos hom­bres y muje­res que des­de otras tie­rras vinie­ron a com­ba­tir a sue­lo vas­co. En este home­na­je y en repre­sen­ta­ción de todos esos lucha­do­res ten­dre­mos un recuer­do espa­cial para Fritz Tep­pich ‑inter­na­cio­na­lis­ta ale­mán que con el nom­bre de Alfre­do T. Salu­tre­gi com­ba­tió en el Eus­ko Guda­ros­tea y cuyo hijo nos acom­pa­ña­rá ese día‑, para Nino Nanet­ti, inter­na­cio­na­lis­ta ita­liano heri­do de muer­te en com­ba­te en Zalla (Biz­kaia) y para Feli­pe Mata­rranz, mili­ciano astu­riano que par­ti­ci­pó en los com­ba­tes de Irún y en el asal­to a los cuar­te­les de Loio­la y que tam­bien nos acompañará.

Tras este acto será la hora de la Comi­da Popu­lar y tras ella podre­mos dis­fru­tar del reco­ri­do de memo­ria his­tó­ri­ca musi­ca­da que Sal­va­dor Amor y Gabriel Orte­ga nos ofre­ce­rán a tra­vés de la pre­se­ne­ta­ción de su dis­co “Rojo. Can­cio­ne­ro y ban­de­ras rotas”.

Una Jor­na­da que como la “Audien­cia Públi­ca con­tra el Regi­men Fran­quis­ta y la Impu­ni­dad de sus cri­me­nes” que Ahaz­tuak 1936 – 1977 cele­bra­re­mos el dia ante­rior, sába­do 28, tam­bien en Ger­ni­ka inten­ta­rá, en este 75 ani­ver­sa­rio del bom­bar­deo fas­cis­ta de esta villa, sumar fuer­zas y empu­je a la lucha nece­sa­ria por la Memo­ria His­tó­ri­ca Demo­crá­ti­ca y Anti­fas­cis­ta de Eus­kal Herria y a la lucha con­tra la impu­ni­dad de los crí­me­nes del franquismo.

AHAZTUAK 1936 – 1977 /​ASKAPENA

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.