La caza de bru­jas de Gün­ter Grass y los pre­pa­ra­ti­vos de gue­rra con­tra Irán- Ulrich Rip­pert

21 de abril de 2012.- En el poe­ma polí­ti­co «Lo que es nece­sa­rio decir», el autor de El tam­bor de hoja­la­ta acu­sa­ba al Gobierno israe­lí de pre­pa­rar­se para lan­zar una gue­rra de agre­sión con­tra Irán y poner en peli­gro la paz mun­dial.

Gün­ter Grass seña­ló que Israel poseía armas nuclea­res en secre­to y, ni ha fir­ma­do el Tra­ta­do de no pro­li­fe­ra­ción Nuclear (TNP) ni per­mi­te ins­pec­cio­nes de sus armas. Sin embar­go, ha sido Irán, cuyo Gobierno ha fir­ma­do el TNP, y que per­mi­te el acce­so a los ins­pec­to­res, el acu­sa­do de cons­truir armas nuclea­res, y cas­ti­ga­do, sin que exis­tan prue­bas que res­pal­den la denun­cia.

Grass tam­bién se pro­nun­ció con­tra el sumi­nis­tro por par­te de Ale­ma­nia de sub­ma­ri­nos a Israel, y de con­si­de­rar­los, cíni­ca­men­te, una repa­ra­ción por los crí­me­nes de la dic­ta­du­ra nazi. Ins­tó a todos los preo­cu­pa­dos por la polí­ti­ca béli­ca de Israel a rom­per su silen­cio y a no per­mi­tir ser inti­mi­da­dos por la «omni­pre­sen­te» acu­sa­ción de anti­se­mi­tis­mo. La reac­ción no se hizo espe­rar. Los fero­ces ata­ques de los medios con­tra Grass fue­ron el pre­lu­dio de una gue­rra de pro­pa­gan­da, que recuer­da a la patrio­te­ría en vís­pe­ras de la pri­me­ra y segun­da Gue­rras Mun­dia­les. Grass ha sido insul­ta­do, denun­cia­do como anti­se­mi­ta y ata­ca­do por su bre­ve mili­tan­cia en las Waf­fen SS en las últi­mas sema­nas de la gue­rra, cuan­do era un ado­les­cen­te. El obje­ti­vo real de la crí­ti­ca de Grass — la pre­pa­ra­ción de una gue­rra de agre­sión con­tra Irán — fue igno­ra­do o abier­ta­men­te defen­di­do.

Quie­nes lide­ran el ata­que son perio­dis­tas que, duran­te mucho tiem­po se han des­ta­ca­do como pro­pa­gan­dis­tas de la gue­rra impe­ria­lis­ta en Orien­te Pró­xi­mo.

Uno de los pri­me­ros en hablar fue el perio­dis­ta y edi­tor de Die Zeit, Josef Jof­fe. En 2003, Jof­fe apo­yó con entu­sias­mo la ofen­si­va mili­tar y la ren­di­ción colo­nial de Iraq. En aquel tiem­po, las men­ti­ras sobre las supues­ta armas ira­quíes de des­truc­ción masi­va (de las cua­les no había nin­gu­na evi­den­cia) juga­ron un papel simi­lar a la actual pro­pa­gan­da acer­ca de las armas nuclea­res de Irán.

En Die Welt, Henryk M. Bro­der lan­zó una vio­len­ta dia­tri­ba con­tra Grass, acu­sán­do­lo de anti­se­mi­tis­mo y recor­dan­do los crí­me­nes de los nazis. Bro­der comen­zó su carre­ra perio­dís­ti­ca en el tabloi­de por­no­grá­fi­co St. Pau­li Nachrich­ten de Ham­bur­go. Es cono­ci­do por sus ram­plo­nes ata­ques perio­dís­ti­cos. Tan­to él como Jof­fe, fue­ron entu­sias­tas par­ti­da­rios de la gue­rra de Iraq.

Bro­der exi­ge aho­ra que los euro­peos ayu­den a Esta­dos Uni­dos e Israel en el «Desar­me de los mullahs». Su libro Hoo­ray, We Surren­der (Ber­lín, 2006) es un ata­que racis­ta con­tra los musul­ma­nes y el Islam. Antes de que el fas­cis­ta y terro­ris­ta norue­go, Anders Brei­vik, lle­va­ra a cabo su esca­la­da ase­si­na, había publi­ca­do un mani­fies­to polí­ti­co en el que repe­ti­da­men­te y de for­ma apro­ba­to­ria cita­ba a Bro­der.

Las adver­ten­cias de Grass sobre un ata­que mili­tar israe­lí con­tra Irán están más que jus­ti­fi­ca­das. Cada día, se publi­can nue­vos artícu­los e infor­mes sobre la cues­tión.

La sema­na pasa­da, el minis­tro de Defen­sa israe­lí, Ehud Barak, dejó cla­ro que Israel man­tie­ne la opción de un ata­que mili­tar con­tra Irán duran­te las actua­les nego­cia­cio­nes sobre el pro­gra­ma nuclear ira­ní. En una entre­vis­ta en la emi­so­ra del ejér­ci­to israe­lí, Barak dudó de que las nego­cia­cio­nes lle­ven a una con­clu­sión satis­fac­to­ria, y pidió un rápi­do fin a las con­ver­sa­cio­nes, sub­ra­yan­do que «cual­quier pér­di­da de tiem­po va en con­tra nues­tros intere­ses».

Es sor­pren­den­te que esta entre­vis­ta, amplia­men­te repro­du­ci­da en la pren­sa israe­lí e inter­na­cio­nal, no haya sido men­cio­na­da en los medios de comu­ni­ca­ción ale­ma­nes.

Vol­vien­do a febre­ro, el colum­nis­ta del Washing­ton Post, David Igna­tius, se refi­rió a los inten­sos pre­pa­ra­ti­vos de gue­rra en Israel. El secre­ta­rio de Defen­sa, Leon Panet­ta, afir­mó que creía que era «muy pro­ba­ble que Israel ata­ca­ra Irán en abril, mayo o junio, antes de que Irán, según Israel, entre en una «zona de inmu­ni­dad» y comien­ce a cons­truir una bom­ba nuclear.»

Jus­to un día antes, Barak, con­tra­par­te israe­lí de Panet­ta, había dicho en la Knes­set (Par­la­men­to) que pron­to ten­dría lugar un ata­que mili­tar. «El pro­gra­ma nuclear mili­tar de Irán va len­to pero es segu­ro que lle­ga­rá a la fase final», y advir­tió: «Pron­to, quie­nes dicen “des­pués” podrían encon­trar­se con que es dema­sia­do tar­de». Los comen­ta­rios de Barak iban diri­gi­dos al Gobierno de Washing­ton.

Die Zeit, en esos momen­tos, publi­có un artícu­lo titu­la­do «El temor de la gue­rra en el Pró­xi­mo Orien­te es cre­cien­te». Decía: «el rui­do de sables es cada vez más fuer­te. Esta­dos Uni­dos está lle­van­do a cabo unas enor­mes manio­bras nava­les en la cos­ta orien­tal de Amé­ri­ca con la par­ti­ci­pa­ción de 25 buques de gue­rra, 20.000 sol­da­dos y una ope­ra­ción simu­la­da de des­em­bar­co.»

Fue a media­dos de febre­ro. Des­de enton­ces, han teni­do lugar más con­ver­sa­cio­nes en Washing­ton, y las san­cio­nes con­tra Irán se han inten­si­fi­ca­do con­si­de­ra­ble­men­te.

Cual­quier des­acuer­do entre Washing­ton y Jeru­sa­lén es pura­men­te tác­ti­co. Mien­tras que Israel tie­ne la inten­ción de con­ti­nuar sien­do la poten­cia mili­tar domi­nan­te en Orien­te Pró­xi­mo, la admi­nis­tra­ción de Oba­ma per­si­gue obje­ti­vos más ambi­cio­sos. Washing­ton quie­re ase­gu­rar su hege­mo­nía sobre el Orien­te Pró­xi­mo, rico en petró­leo, y con­si­de­ra que el régi­men ira­ní es el mayor obs­tácu­lo para sus ambi­cio­nes.

www​.wsws​.org/​a​r​t​i​c​l​e​s​/​2​0​1​2​/​a​p​r​2​0​1​2​/​g​r​a​s​-​a​2​1​.​s​h​tml

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *