Valo­ra­ción de la mani­fes­ta­ción “Sal­bues­pen neu­rriak indar­ga­be­tu. Kon­pon­bi­de garaia da”- Ezker Abertzalea

Median­te esta nota de pren­sa la Izquier­da Aber­tza­le quie­re valo­rar la mani­fes­ta­ción que con el lema “Sal­bues­pen neu­rriak indar­ga­be­tu. Kon­pon­bi­de garaia da” reco­rrió ayer las calles de Bilbao.

En pri­mer lugar, la Izquier­da Aber­tza­le quie­re resal­tar que, una vez más, dece­nas de miles de per­so­nas con­vir­tie­ron las calles de Bil­bao en un alta­voz por las solu­cio­nes y en un cla­mor con­tra­rio a las medi­das de excep­ción impul­sa­das por el Gobierno espa­ñol que bus­can abor­tar la opor­tu­ni­dad his­tó­ri­ca para cons­truir la paz en Eus­kal Herria.

En el día de ayer, miles de per­so­nas de diver­sas afi­ni­da­des polí­ti­cas e ideo­ló­gi­cas vol­vie­ron a sacar a la calle la rei­vin­di­ca­ción de que se deje de apli­car la cruel polí­ti­ca peni­ten­cia­ria de excep­ción que se apli­ca al Colec­ti­vo de Pre­sas y Pre­sos Polí­ti­cos Vas­cos. Una polí­ti­ca de excep­ción cuya últi­ma mani­fes­ta­ción ha sido la lega­li­za­ción de fac­to de la cade­na per­pe­tua por el Tri­bu­nal Constitucional.

Dicha rei­vin­di­ca­ción, trans­ver­sal en la socie­dad vas­ca, esta intrín­se­ca­men­te uni­da a la exi­gen­cia de que se dejen de poner obs­tácu­los al pro­ce­so de solu­cio­nes abier­to en nues­tro país, tal y como resu­mía el lema de la pan­car­ta que abrió la mul­ti­tu­di­na­ria mani­fes­ta­ción de ayer.

A la exi­gen­cia de com­pro­mi­sos por las solu­cio­nes mani­fes­ta­da ayer por dece­nas de miles de per­so­nas, se le suma la volun­tad mani­fes­ta­da por el EPPK a tra­vés de sus inter­lo­cu­to­res para enta­blar un dia­lo­go que con­duz­ca a la supera­ción de la situa­ción de gra­ve excep­cio­na­li­dad que se vive en las cár­ce­les, para poder, de esa mane­ra, seguir apor­tan­do al nue­vo esce­na­rio abier­to en nues­tro país.

Sin embar­go, esa acti­tud mayo­ri­ta­ria por las solu­cio­nes de la socie­dad vas­ca con­tras­ta con la polí­ti­ca de blo­queo que impul­sa el PP, cuyos máxi­mos defen­so­res son Mariano Rajoy, Jor­ge Fer­nán­dez Díaz y Anto­nio Basagoiti.

El PP quie­re abor­tar la posi­bi­li­dad de alcan­zar la paz median­te la reso­lu­ción defi­ni­ti­va del con­flic­to polí­ti­co. Para ello esta uti­li­zan­do una estra­te­gia basa­da en la vul­ne­ra­ción de dere­chos y la vio­len­cia. La vul­ne­ra­ción de dere­chos es su úni­co argu­men­to polí­ti­co y pre­ten­de escon­der su inmo­vi­lis­mo con una retahí­la de excusas.

Así, que el PP se opon­ga a medi­das colec­ti­vas para los pre­sos polí­ti­cos vas­cos resul­ta un ejer­ci­cio de hipo­cre­sía abso­lu­ta: Es el PP quien con­ti­núa con la polí­ti­ca del PSOE de apli­car de for­ma colec­ti­va una polí­ti­ca de excep­ción basa­da en la venganza.

El PP pre­ten­de evi­tar la nue­va reali­dad. Renie­ga cons­tan­te­men­te del dia­lo­go para avan­zar en el nue­vo esce­na­rio; un dia­lo­go impres­cin­di­ble para la reso­lu­ción inte­gral del con­flic­to. El PP se refu­gia en el bún­ker de la fal­ta de argu­men­tos fren­te a las cons­tan­tes lla­ma­das al dia­lo­go de la socie­dad vas­ca y la comu­ni­dad inter­na­cio­nal. Y para ello se afe­rra al pac­to pre­sen­ta­do en el Con­gre­so de Madrid jun­to con el PSOE y el PNV.

Ante esta reali­dad y esta posi­ción esta­tal de blo­queo y cerra­zón polí­ti­ca, la Izquier­da Aber­tza­le con­si­de­ra que la úni­ca for­ma de alcan­zar un esce­na­rio de paz y solu­cio­nes demo­crá­ti­cas es desa­rro­llar un pro­ce­so de diá­lo­go y acuer­do. La Decla­ra­ción de Aie­te y sus con­te­ni­dos son la hoja de ruta del pro­ce­so de solu­cio­nes y esta­mos con­ven­ci­dos, la mayo­ría social del país coin­ci­de con la idea base de la Decla­ra­ción de Aie­te: El dia­lo­go es la clave.

La Izquier­da Aber­tza­le con­si­de­ra que a la volun­tad per­ma­nen­te de boi­cot al pro­ce­so hay que res­pon­der­le, tal y como se visua­li­zo ayer, des­de el esque­ma de acu­mu­la­ción de fuer­zas, demos­trán­do­les que cada vez somos más los que apos­ta­mos por las solu­cio­nes y por hacer fren­te al inmo­vi­lis­mo y la polí­ti­ca repre­si­va del Estado.

Este es el esque­ma que ha posi­bi­li­ta­do un nue­vo tiem­po en nues­tro país y posi­bi­li­ta­rá ahon­dar en el pro­ce­so superan­do iner­cias y acti­tu­des obs­truc­cio­nis­tas. Esta­mos total­men­te segu­ros de ello y por ello, reite­ra­mos nues­tro lla­ma­mien­to a la socie­dad vas­ca a que con­ti­núe movi­li­zán­do­se y siga man­te­nien­do el papel pro­ta­go­nis­ta en la nue­va fase abier­ta en nues­tro país.

Ezker Aber­tza­lea,

2012ko api­ri­lak 15

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.