Juan Barre­to: “Hay una gue­rra civil de baja inten­si­dad de la bur­gue­sía con­tra los sec­to­res popu­la­res”

Los diri­gen­tes socia­lis­tas Iris Vare­la y Juan Barre­to –dos de los más noto­rios pro­ta­go­nis­tas de la rebe­lión que aca­bó con el gol­pe de Esta­do de abril de 2002- par­ti­ci­pa­ron en un foro sobre el tema cele­bra­do en el Tea­tro Tere­sa Carre­ño.

Barre­to cen­tró su inter­ven­ción en dis­cer­nir qué es el fas­cis­mo para empa­ren­tar esa con­di­ción con la opo­si­ción vene­zo­la­na, mane­ja­da por la bur­gue­sía.

“El fas­cis­mo, más que una doc­tri­na de la dere­cha polí­ti­ca, es un con­jun­to de com­por­ta­mien­tos ancla­dos en los pre­jui­cios”, pon­ti­fi­có Barre­to, perio­dis­ta y quien para 2002 era dipu­tado a la Asam­blea Nacio­nal. Tam­bién es pro­fe­sor de la Uni­ver­si­dad Cen­tral de Vene­zue­la y exal­cal­de metro­po­li­tano de Cara­cas,

“Más que una doc­tri­na, es un deve­nir”, pro­fun­di­zó.

A la bur­gue­sía la tachó de des­na­cio­na­li­za­da; es decir, es nati­va al nacer en Vene­zue­la, pero sus pen­sa­mien­tos e intere­ses están en otro lado. “Es una suer­te de tro­pa de ocu­pa­ción”.

Barre­to ase­ve­ró que esta con­di­ción la hace más pro­cli­ve a la esqui­zo­fre­nia social per­ma­nen­te, y así se crean las con­di­cio­nes para ser fas­cis­ta sin saber­lo.

“Leo­pol­do López y Hen­ri­que Capri­les son fas­cis­tas y yo no sé si ellos lo saben. Ellos no están min­tién­do­le a nadie; tie­nen una visión del mun­do que es así”, dijo, sin áni­mo de hacer bro­ma.

Puso por caso la con­cep­ción que las cla­ses domi­nan­tes tie­nen de la paz. “Para ellos es repre­sión, man­te­ner con­te­ni­da la pobre­za en los már­ge­nes de exis­ten­cia” que impi­da que inva­da la ciu­dad urba­na y orde­ne, “que toda la socie­dad sea como Cha­cao.

“En Vene­zue­la no exis­te opo­si­ción sino un enemi­go de cla­se del pro­ce­so popu­lar. Hay una gue­rra civil de baja inten­si­dad de la bur­gue­sía con­tra los sec­to­res popu­la­res”, resu­mió.

En esa gue­rra, la bur­gue­sía se pro­po­ne paci­fi­car el país “aca­ban­do con noso­tros. La pro­fun­di­za­ción hace a las cla­ses medias más fas­cis­toi­des. El úni­co que pue­de garan­ti­zar la paz de los pobres y los exclui­dos es Chá­vez”.

Para Barre­to, todo el tra­ba­jo revo­lu­cio­na­rio tie­ne que ser rea­li­za­do como si se vivie­ra un esta­do de gue­rra.

“Se está vivien­do con la ins­ti­tu­cio­na­li­dad bur­gue­sa y es una esta­fa que nos hace­mos a noso­tros mis­mos”, cues­tio­nó.

Rela­tó algu­nas de las expe­rien­cias comu­ni­ta­rias en las que par­ti­ci­pa con el colec­ti­vo Ale­xis Vive, del 23 de Enero, don­de ope­ran varias empre­sas de pro­duc­ción social.

De hecho, Barre­to anun­ció que Cona­tel había auto­ri­za­do a la emi­so­ra Arse­nal (98.1 FM) para ope­rar nacio­nal­men­te y para admi­nis­trar una cableo­pe­ra­do­ra que ya tie­ne 5 mil sus­crip­cio­nes.

VARELA: DESAPARECER DEL MAPA POLÍTICO

“No esta­mos defen­dien­do el gobierno sino nues­tras vidas”, comen­zó Vare­la, lue­go de feli­ci­tar a Barre­to por la diser­ta­ción sobre el fas­cis­mo.

La hoy minis­tra, quien era dipu­tada en abril de 2002, indi­có que lo que la bur­gue­sía no le per­do­na a la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na es que haya toma­do sus espa­cios y por los cua­les son capa­ces de matar.

Home­na­jeó a Richard Peñal­ver, Henry Aten­cio y Rafael Cabri­ces (ya falle­ci­do) por haber impe­di­do que la opo­si­ción lle­ga­ra a Mira­flo­res el 11 de abril de 2002, con la pre­ten­sión de ase­si­nar al pre­si­den­te Chá­vez.

Reve­ló que el día del gol­pe de Esta­do se com­pro­bó que la opo­si­ción había con­tra­ta­do fran­co­ti­ra­do­res sal­va­do­re­ños para aten­tar con­tra las per­so­nas y acu­sar el Gobierno.

Men­cio­nó el caso de un sal­va­do­re­ño que fue apre­sa­do por los revo­lu­cio­na­rios, a quien ella res­ca­tó de la gol­pi­za que el pue­blo le esta­ba dan­do y quien tenía un car­né de la Alcal­día de Cha­cao (en aquel enton­ces bajo el man­do de Leo­pol­do López) y otro de una empre­sa de segu­ri­dad del empre­sa­rio Isaac Pérez Recao, el mis­mo que se encar­gó per­so­nal­men­te de la cus­to­dia del dic­ta­dor Pedro Car­mo­na Estan­ga.

De aquel día recor­dó que estu­vo en Mira­flo­res has­ta que el pre­si­den­te Chá­vez se reti­ró a Fuer­te Tiu­na. Antes de que esto ocu­rrie­ra, se tro­pe­zó con el gene­ral Manuel Rosen­do (el inter­me­dia­rio de los gol­pis­tas), a quien le gri­tó trai­dor.

Vare­la pien­sa que la opo­si­ción acu­di­rá a la cita elec­to­ral del 7 de octu­bre para acu­mu­lar fuer­zas y des­pués “meter el zar­pa­zo”.

Les envió un men­sa­je deter­mi­nan­te: “Reco­noz­can o no los resul­ta­dos los vamos a ven­cer y des­apa­re­cer del mapa polí­ti­co”.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *