Ante la com­pa­re­cen­cia de Rodol­fo Ares, en rela­ción a la muer­te de Iñi­go Caba­cas pro­vo­ca­da por la Ertzain­tza- Ezker Aber­tza­lea

La Izquier­da Aber­tza­le ante la com­pa­re­cen­cia del Con­se­je­ro de Inte­rior del Gobierno Vas­co, Rodol­fo Ares, en rela­ción a la muer­te del joven Iñi­go Caba­cas pro­vo­ca­da por la Ertzain­tza:

  • En pri­mer lugar, la Izquier­da Aber­tza­le cali­fi­ca como muy gra­ve que ante la gra­ve­dad de los hechos acae­ci­dos, el Lehen­da­ka­ri Patxi López vuel­va a estar des­apa­re­ci­do.
  • La Izquier­da Aber­tza­le con­si­de­ra que la com­pa­re­cen­cia de Ares no ha sido más que un bur­do inten­to de jus­ti­fi­car lo injus­ti­fi­ca­ble y evi­tar asu­mir res­pon­sa­bi­li­da­des.
  • A lo lar­go de los últi­mos días, Ares ha men­ti­do des­ca­ra­da­men­te y ha ocul­ta­do infor­ma­ción a la fami­lia y ami­gos de Iñi­go Caba­cas, a la ciu­da­da­nía de Bil­bao y a toda la socie­dad vas­ca. En la com­pa­re­cen­cia de hoy, Ares no ha hecho más que dar for­ma a la gran men­ti­ra que vie­ne mane­jan­do el depar­ta­men­to de inte­rior des­de el pasa­do jue­ves.
  • Ares ha sido cons­cien­te des­de el pri­mer momen­to de que las heri­das que han pro­vo­ca­do el falle­ci­mien­to de Iñi­go Caba­cas fue­ron pro­vo­ca­das por un pelo­ta­zo efec­tua­do por la Ertzain­tza en el mar­co de una car­ga poli­cial total­men­te dis­cri­mi­na­da e injus­ti­fi­ca­da.
  • Ares ha tar­da­do más de cua­tro días en dar la cara, y aún así toda­vía rehú­ye dar una ver­sión creí­ble de lo acon­te­ci­do.
  • Ares inten­ta de for­ma irres­pon­sa­ble jus­ti­fi­car la vio­len­ta actua­ción de los poli­cías a sus órde­nes, aún y cuan­do todos los tes­ti­mo­nios y prue­bas reco­gi­das echan por tie­rra la ver­sión con la que el Depar­ta­men­to de Inte­rior ha inten­ta­do jus­ti­fi­car las car­gas del pasa­do jue­ves. Con­si­de­ra­mos suma­men­te gra­ve que Ares mues­tre seme­jan­te des­pre­cio hacía los tes­ti­gos y afec­ta­dos.
  • Ares ha men­ti­do y ocul­ta­do infor­ma­ción de for­ma deli­be­ra­da, con el obje­ti­vo de mos­trar una ver­sión total­men­te dis­tor­sio­na­da de los hechos y eva­dir res­pon­sa­bi­li­da­des. El Gobierno Vas­co, basán­do­se en cálcu­los polí­ti­cos, ha pasa­do de inten­tar ocul­tar los hechos a una mani­pu­la­ción des­ca­ra­da de los mis­mos.
  • Ares pre­ten­de hacer creer que la muer­te de Iñi­go Caba­cas es un hecho for­tui­to y acci­den­tal, cuan­do tan solo una sema­na antes el joven Xuban Nafa­rre­te era ingre­sa­do en la UCI ha con­se­cuen­cia del pelo­ta­zo reci­bi­do en otra vio­len­ta actua­ción de la Ertzain­tza.
  • Los casos de Iñi­go Caba­cas y Xuban Nafa­rre­te son las con­se­cuen­cias más gra­ves de la peli­gro­sa diná­mi­ca empren­di­da por la Ertzain­tza a las orde­nes de Ares: la de inten­tar a toda cos­ta pro­vo­car inci­den­tes, rea­li­zan­do para ellos cons­tan­tes pro­vo­ca­cio­nes y agre­sio­nes.

Por todo ello, la Izquier­da Aber­tza­le con­si­de­ra­mos que para evi­tar que se repi­tan hechos tan gra­ves como los acon­te­ci­dos en las últi­mas sema­nas, debe­rían de tomar­se diver­sas medi­das. Por ello:

  • Exi­gi­mos la inme­dia­ta dimi­sión del res­pon­sa­ble polí­ti­co últi­mo de la Ertzain­tza, el Con­se­je­ro de Inte­rior Rodol­fo Ares. Ares es el res­pon­sa­ble polí­ti­co de la muer­te de Iñi­go Caba­cas. Tras su lamen­ta­ble inter­ven­ción en el Par­la­men­to de Gas­teiz, la exi­gen­cia de dimi­sión no hace sino refor­zar­se.
  • Exi­gi­mos la inme­dia­ta inves­ti­ga­ción y depu­ra­ción de res­pon­sa­bi­li­da­des entre los poli­cías impli­ca­dos en las últi­mas actua­cio­nes poli­cia­les que han deri­va­do en heri­dos muy gra­ves o falle­ci­dos. La socie­dad vas­ca esta har­ta da que los impli­ca­dos en la repre­sión gocen de total impu­ni­dad.
  • No es sufi­cien­te que se limi­te el uso de pelo­tas de goma u otros mate­ria­les peli­gro­sos a la Bri­ga­da Móvil. La Bri­ga­da Móvil es una uni­dad espe­cial des­ti­na­da a tareas repre­si­vas que en su vio­len­to his­to­rial, ha gene­ra­do cien­tos de heri­dos.
  • Con­si­de­ra­mos que el mode­lo de poli­cía ha de cam­biar de raíz. PNV y PSE se han esfor­za­do duran­te años para que la Ertzain­tza fue­se una poli­cía inte­gral, espe­cia­li­za­da en la repre­sión de la disi­den­cia polí­ti­ca y los movi­mien­tos socia­les. Hay que supe­rar ese mode­lo: las dife­ren­tes poli­cías que ope­ran en nues­tro país deben de dejar de uti­li­zar mate­ria­les alta­men­te peli­gro­sos como las pelo­tas de goma y las uni­da­des espe­cia­les des­ti­na­das a tareas repre­si­vas, como la Bri­ga­da Móvil de la Ertzain­tza o las uni­da­des espe­cia­les de la Poli­cía Foral, Poli­cía Nacio­nal o Guar­dia Civil, han de ser disuel­tas

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *