Piden entre 4 y 10 años de cár­cel a los acu­sa­dos de dar un tar­ta­zo a la Bar­ci­na

Así lo ha acor­da­do el magis­tra­do en un auto en el que pro­ce­sa a los miem­bros del colec­ti­vo “Mugi­tu” ‑opues­to a la cons­truc­ción del TAV- Ibon Gar­cía Garri­do, Julio Mar­tín Villa­nue­va, Mikel Álva­rez For­ca­da y Gor­ka Ove­je­ro por un deli­to con­tra la auto­ri­dad, pena­do con entre 4 y 6 años de cár­cel y mul­ta de seis a doce meses.Según indi­ca el juez, “ha de con­si­de­rar­se auto­ri­dad” a Bar­ci­na, en con­cre­to miem­bro del Con­se­jo de Gobierno de una comu­ni­dad autó­no­ma, que aquel día se encon­tra­ba pre­si­dien­do el 29 Con­se­jo Ple­na­rio de la Comu­ni­dad de Tra­ba­jo de los Piri­neos (CTP) en Tou­lou­se.

No obs­tan­te, dada la con­di­ción de tenien­te de alcal­de de Arrua­zu (Nava­rra) de Gor­ka Ove­je­ro Gam­boa, que ade­más asis­tió al acto “en cali­dad de tal”, podría apre­ciar­se en él una agra­van­te por su con­di­ción de auto­ri­dad, por lo que la Fis­ca­lía podría recla­mar has­ta 10 años de cár­cel para él, según fuen­tes jurí­di­cas.

El juez expli­ca que bas­ta con que se dé “una acción direc­ta­men­te diri­gi­da a ata­car a la auto­ri­dad” median­te actos de “aco­me­ti­mien­to, empleo de fuer­za, inti­mi­da­ción gra­ve o resis­ten­cia acti­va” y, en este caso, cree que los tar­ta­zos “se con­si­de­ran como tal agre­sión”.

En este sen­ti­do, ase­gu­ra que los cua­tro cono­cían dicha con­di­ción, ya que Mugi­tu se atri­bu­yó en un comu­ni­ca­do los tar­ta­zos para “agra­de­cer los ímpro­bos esfuer­zos que como máxi­ma res­pon­sa­ble polí­ti­ca de Nava­rra esta­ba rea­li­zan­do por la impo­si­ción de esa infra­es­truc­tu­ra”, ade­más de ser “una ele­gan­te mane­ra de dar­le la bien­ve­ni­da a su nue­vo car­go”.

A ello se suma el moti­vo ale­ga­do por el pro­pio Álva­rez For­ca­da en una rue­da de pren­sa con­vo­ca­da un día des­pués de la acción en la que ase­gu­ró que no bus­ca­ban vio­len­cia con ella, sino “dañar su ima­gen públi­ca” como diri­gen­te de la Comu­ni­dad de Tra­ba­jo de los Piri­neos (CTP), con lo que reco­no­ció, a jui­cio de Pedraz, “pre­ten­der ofen­der, deni­grar o des­co­no­cer el prin­ci­pio de auto­ri­dad”.

En un prin­ci­pio, el magis­tra­do impu­tó a Gar­cía Garri­do, Mar­tín Villa­nue­va y Gor­ka Ove­je­ro, a los que el pasa­do mes de noviem­bre les prohi­bió aban­do­nar el terri­to­rio nacio­nal y les reti­ró el pasa­por­te el pasa­do mes de noviem­bre.

Pos­te­rior­men­te, a peti­ción de la Fis­ca­lía, exten­dió la impu­tación al her­mano del exdi­ri­gen­te de Bata­su­na Jose­ba Álva­rez For­ca­da, al que no impu­so nin­gu­na medi­da cau­te­lar el pasa­do mes de febre­ro.

El magis­tra­do trans­for­mó enton­ces las dili­gen­cias pre­vias en suma­rio “para ave­ri­guar y hacer cons­tar la per­pe­tra­ción del deli­to” y la “cul­pa­bi­li­dad de las per­so­nas res­pon­sa­bles”, ya que la pena que podrían con­lle­var los deli­tos que se inves­ti­gan supe­ran el lími­te legal de 9 años esta­ble­ci­do para que sea pro­ce­di­mien­to abre­via­do.

Según rela­ta Pedraz, los cua­tro pro­ce­sa­dos acor­da­ron “estam­par” unas tar­tas a la pre­si­den­ta nava­rra.

Con tal efec­to, sobre las 16.30 horas del pasa­do 27 de octu­bre, Ove­je­ro, que por­ta­ba “ocul­ta en una car­pe­ta una tar­ta”, la sacó “de for­ma sor­pre­si­va” y “se aba­lan­zó por delan­te sobre la pre­si­den­ta estam­pan­do la tar­ta en su cabe­za”.

Inme­dia­ta­men­te des­pués, aña­de el auto, y “mien­tras la cita­da se encon­tra­ba atur­di­da como con­se­cuen­cia del impac­to”, se acer­ca­ron por la espal­da suce­si­va­men­te Mar­tín Villa­nue­va y Gar­cía Garri­do, “estam­pán­do­la res­pec­ti­va­men­te cada uno una tar­ta en la cabe­za”.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *