Pro­tes­ta comu­nis­ta en Mos­cú con­tra la Base de la OTAN en la ciu­dad de Lenín

«Sí a las elec­cio­nes jus­tas, no a la ocu­pa­ción de la OTAN», se podía leer en las con­sig­nas de los acti­vis­tas comu­nis­tas que se han mani­fes­ta­do en el cen­tro de Mos­cú. En medio de un mar de ban­de­ras rojas, alre­de­dor de mil de per­so­nas pro­tes­ta­ron con­tra el esta­ble­ci­mien­to de una esta­ción de trán­si­to de la OTAN en una ciu­dad rusa emble­má­ti­ca para los comu­nis­tas.

Los líde­res comu­nis­tas rusos orga­ni­za­ron este acto en la pla­za Púsh­kins­ka­ya para pro­tes­tar con­tra la crea­ción de una esta­ción de trán­si­to de la OTAN en la ciu­dad rusa de Uliá­novsk (en la par­te euro­pea de Rusia). Esta loca­li­dad (anti­gua­men­te lla­ma­da Sim­birsk) está situa­da a unos 900 kiló­me­tros al este de Mos­cú y tie­ne un sim­bo­lis­mo his­tó­ri­co impor­tan­te para la izquier­da rusa por ser la ciu­dad natal de Vla­dí­mir Ilich Uliá­nov, Lenin.

Por su par­te el Minis­te­rio de Rela­cio­nes Exte­rio­res de Rusia ha reite­ra­do que no se tra­ta de una base mili­tar de la OTAN, sino de un pun­to de paso para las tro­pas nor­te­ame­ri­ca­nas que se diri­gen a Afga­nis­tán. Por eso la esta­ción no esta­rá bajo el con­trol del per­so­nal mili­tar o civil de la Alian­za, sino que será ges­tio­na­da por las agen­cias y el ser­vi­cio adua­ne­ro rusos.

Los par­ti­da­rios del actual líder comu­nis­ta, Guen­na­di Ziu­gá­nov, pro­tes­ta­ron tam­bién con­tra la vic­to­ria del actual pri­mer minis­tro, Vla­dí­mir Putin, en la pri­me­ra ron­da de las recien­tes elec­cio­nes pre­si­den­cia­les en las que Ziu­gá­nov fue el segun­do con el 17,18% de los votos.

El Par­ti­do Comu­nis­ta, la segun­da fuer­za polí­ti­ca de Rusia, se ha nega­do reco­no­cer los resul­ta­dos de la vota­ción, ale­gan­do que se pro­du­jo un frau­de a gran esca­la. Sin embar­go, los obser­va­do­res inter­na­cio­na­les seña­la­ron que las irre­gu­la­ri­da­des regis­tra­das por las cáma­ras web no influen­cia­ron nota­ble­men­te en los resul­ta­dos de la vota­ción.

Ade­más, los mani­fes­tan­tes exi­gie­ron cam­bios en el sis­te­ma polí­ti­co y que se pres­te mayor aten­ción des­de la admi­nis­tra­ción a los pro­ble­mas de la edu­ca­ción y de la polí­ti­ca social en el país.

La mani­fes­ta­ción pací­fi­ca auto­ri­za­da por el Ayun­ta­mien­to de Mos­cú duró cer­ca de una hora y con­clu­yó sin inci­den­tes. El pasa­do 5 de mar­zo, en la mis­ma pla­za Púsh­kins­ka­ya, cer­ca­na al Krem­lin, la Poli­cía detu­vo a unos 150 opo­si­to­res de dife­ren­tes ideo­lo­gías polí­ti­cas que se nega­ron a aban­do­nar el lugar cuan­do el acto de pro­tes­ta auto­ri­za­do fina­li­zó.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *