«Está­ba­mos al ser­vi­cio de la socie­dad vas­ca, de nadie más». Herri­ko­lo­re entre­vis­ta a Ima­nol Nieto

imanol
Recien­te­men­te hemos sabi­do que la Audien­cia Nacio­nal ha cita­do para el pró­xi­mo 30 de abril a tre­ce ciu­da­da­nas y ciu­da­da­nos vas­cos para juz­gar­les por haber for­ma­do par­te de dos can­di­da­tu­ras elec­to­ra­les, D3M y Aska­ta­su­na. Ambas fue­ron ile­ga­li­za­das por los tri­bu­na­les espa­ño­les antes de pro­du­cir­se la con­tien­da elec­to­ral auto­nó­mi­ca de 2009. Char­la­mos con Ima­nol Nie­to, vecino de Ses­tao impu­tado en este pro­ce­so para cono­cer las pro­pues­tas de cara a hacer fren­te a la diná­mi­ca repre­si­va que pre­ten­de con­di­cio­nar el ciclo polí­ti­co abier­to en el país. Ima­nol ade­lan­ta que se pre­veé la crea­ción de una pla­ta­for­ma ciu­da­da­na en Ses­tao que jun­to con otras muchas res­pon­da a la diná­mi­ca repre­si­va gene­ran­do un gran «vien­tre colec­ti­vo».

Hk.-¿Cuál es el con­tex­to en el que sur­ge la pla­ta­for­ma D3M?
Ima­nol.- D3M sur­gió para par­ti­ci­par en las elec­cio­nes vas­con­ga­das que tuvie­ron lugar el día 1 de mar­zo de 2009. Sobre todo pre­ten­dia­mos res­pon­der a la polí­ti­ca de ile­ga­li­za­cio­nes y a lo que había dado de si la Ley de Par­ti­dos. No olvi­de­mos que duran­te el año ante­rior a estos hechos se había pro­du­ci­do la ile­ga­li­za­ción de EHAK y ANV, con lo que un gran espec­tro de la socie­dad de Eus­kal Herria, for­ma­do por dece­nas de miles de inde­pen­den­tis­tas de izquier­das del país que­da­ban sin opción polí­ti­ca con la que ver repre­sen­ta­da su par­ti­ci­pa­ción electoral.

Hk.- En esta oca­sión otro par­ti­do polí­ti­co más fue tam­bién ile­ga­li­za­do ¿ver­dad?
I.- Aún sien­do muy gra­ve la ile­ga­li­za­ción de D3M, la del par­ti­do polí­ti­co «Aska­ta­su­na» aún tie­ne mayor gra­ve­dad. Digo esto por­que «Aska­ta­su­na» era un par­ti­do legal des­de 1998. ¿Duran­te 10 años ese par­ti­do fue legal y jus­to cuan­do lle­ga una con­tien­da elec­to­ral a alguien se le ocu­rre que se tra­ta de un par­ti­do ile­gal al ser­vi­cio de ETA? Ahí pudi­mos ver lo que real­men­te se escon­día detrás de estas ile­ga­li­za­cio­nes. Se tra­ta­ba de una deci­sión polí­ti­ca del esta­do espa­ñol, por la cual se iban a cer­ce­nar los dere­chos civi­les y polí­ti­cos de dece­nas de miles de per­so­nas en el país.

Hk.- Lo cier­to es que el minis­tro de inte­rior en aque­lla épo­ca afir­mó que se tra­ta­ba de una ope­ra­ción poli­cial para bus­car los nexos de unión entre las per­so­nas dete­ni­das y ETA…
I.- Así es. No había prue­bas para ile­ga­li­zar D3M y Aska­ta­su­na pues­to que no esta­ba­mos al ser­vi­cio de nadie, a excep­ción de estar al ser­vi­cio de la socie­dad vas­ca. La deci­sión de cncul­car los dere­chos de dece­nas de miles de per­so­nas la adop­tó el minis­tro de turno que no era otro que el señor Rubal­ca­ba. Estas deten­cio­nes pre­ten­dían gene­rar en la socie­dad vas­ca y espa­ño­la una ten­den­cia cri­mi­na­li­za­do­ra con­tra noso­tras y noso­tros, para poder jus­ti­fi­car todo lo que vino des­pués, la nega­ti­va por par­te de la Audien­cia Nacio­nal y el Tri­bu­nal Supre­mo para que ni D3M ni Asa­ka­ta­su­na pudie­ran par­ti­ci­par en las elecciones.

matrioskaHk.- ¿Cuá­les son los dere­chos que que­dan vul­ne­ra­dos en este pro­ce­so judicial?
I.- Tene­mos cla­ro que lo que ocu­rrió en nues­tro caso sería impen­sa­ble en cual­quier esta­do que se auto­de­no­mi­ne demo­crá­ti­co. Lo que esta­ba con­cul­can­do con estas ile­ga­li­za­cio­nes eran dere­chos tan fun­da­men­ta­les como el dere­cho de reu­nión, de aso­cia­ción, …el dere­cho a la liber­tad polí­ti­ca. Este pro­ce­so no solo afec­ta­ba a las 13 per­so­nas que sere­mos juz­ga­das por per­te­ne­cer a D3M y Aska­ta­su­na sino a las dece­nas de miles de per­so­nas que se podrían ver repre­sen­ta­das estas opciones.

Hk.- ¿De qué os acu­sa la jus­ti­cia española?
I.- De las 13 per­so­nas impu­tadas, 9 esta­mos acu­sa­das de per­te­ne­cia a ETA, tiran­do nue­va­men­te de el hilo idea­do por el per­se­gui­dor Bal­ta­sar Gar­zón en el que afir­ma­ba que «todo es ETA». En base a esta línea argu­men­tal se nos acu­sa a las per­so­nas que estu­bi­mos tra­ba­jan­do acti­va­men­te en la pla­ta­for­ma elec­to­ral D3M de ser mili­tan­tes de ETA en gra­do inclu­so de diri­gen­te. Para estas 9 per­so­nas la peti­ción fis­cal es de 9 años. Otras 4 per­so­nas, con el mis­mo hilo argu­men­tal, se les acu­sa de cola­bo­ra­ción con ban­da arma­da para las cua­les la peti­ción fis­cal sería de 7 años.

Hk.- El esta­do con­ti­nua man­te­nien­do medi­das repre­si­vas de excep­ción que vie­nen de lar­go… ¿A qué os refe­rís cuan­do habláis de «jus­ti­cia tran­si­cio­nal» como pro­pues­ta para abor­dar el nue­vo ciclo polí­ti­co iniciado?
I.- El con­cep­to de jus­ti­cia tran­si­cio­nal es un con­cep­to poli­ti­co y jurí­di­co que hay que con­tex­tua­li­zar­lo en fases reso­lu­ti­vas de con­flic­tos pol­ti­cos y arma­dos. Tal y como se ha dado en otros con­flic­tos, nece­si­ta­re­mos de una jus­ti­cia tran­si­cio­nal que esta­blez­ca un con­jun­to de medi­das polí­ti­cas y jurí­di­cas que ayu­den a desa­rro­llar un pro­ce­so demo­crá­ti­co que per­mi­ta alcan­zar la paz. Esto es, un ins­tru­men­to para res­pon­der de for­ma posi­ti­va a la nece­si­dad de supe­rar las con­se­cuen­cias del con­flic­to y eli­mi­nar las cau­sas de injus­ti­cia de carác­ter estruc­tu­ral deri­va­das de él. Para ello se nece­si­ta la impli­ca­cion de todas la par­tes en con­flic­to. La orga­ni­za­cion ETA, como publi­ca­men­te ha hecho, se situa en estos para­me­tros, res­pon­dien­do posi­ti­va­men­te a lo que des­de el Acuer­do de Ger­ni­ka y des­de la decla­ra­cion de Aie­te se le pedia, mos­tran­do su dis­po­si­cion y com­pro­mi­so para ello. Quien se situa en con­tra siguen sien­do los esta­dos, espe­cial­men­te el esta­do espa­ñol, dan­do­le la espal­da a lo que la socie­dad vas­ca les exi­ge, que no es otra cosa que sen­tar­se con ETA para resol­ver las con­se­cuen­cias de la con­fron­ta­cion armada.

Hk.- Para poder hacer fren­te a las polí­ti­cas repre­si­vas habláis de la impor­tan­cia de crear un muro social fuer­te, inclu­so os refe­rís al «vien­tre colec­ti­vo» o a la «matrios­ka» que pro­te­ja a cual­quier per­so­na que se vea en el ries­go de sufrir la repre­sión esta­tal ¿Hay «vien­tre colec­ti­vo» que pue­da con poli­cias arma­dos has­ta los dientes?
I.- Esta­mos con­ven­cios que en tan­to en cuan­to la diná­mi­ca repre­si­va gene­re cos­tos polí­ti­cos y socia­les en Eus­kal Herria, el esta­do espa­ñol deja­rá de actuar de esta mane­ra. De hecho, en los últi­mos dos meses, aun­que es cier­to que la repre­sión con­ti­nua, el posi­cio­na­mien­to de la IA tan­to a favor de la Decla­ra­ción de Aie­te como la decla­ra­ción de Ger­ni­ka, ha obs­ta­cu­li­za­do la más que segu­ra inten­ción del esta­do de seguir lle­van­do has­ta el extre­mo su polí­ti­ca repre­si­va con­tra este país. ¿Esto sig­ni­fi­ca que van a dejar de poner con­di­cio­nan­tes para evi­tar que el pro­ce­so demo­crá­ti­co avan­ce? Por si solo no, es evi­den­te. Tene­mos que hacer que la ciu­da­da­nía se orga­ni­ce entorno a la defen­sa de los dere­chos civi­les y polí­ti­cos y así trans­mi­tir­le al esta­do que, o para esta polí­ti­ca de obs­ta­cu­li­za­ción o Eus­kal Herria se va a plantar.

Hk.- Supo­ne­mos que tenéis pre­vis­ta algún tipo de movi­li­za­cion ¿no es así?
I.- El movi­mien­to a favor de los dere­chos civi­les y polí­ti­cos ELEAK ha con­vo­ca­do una gran movi­li­za­ción en Bil­bo para el pró­xi­mo 5 de mayo. Antes de esta movi­li­za­ción y reto­man­do el con­cep­to de la matrios­ka. Plan­tea­mos que en los pue­blos y comar­cas de las per­so­nas impu­tadas se acti­ven diná­mi­cas de res­pues­ta y soli­da­ri­dad en torno a esta gra­ve con­cul­ca­ción de dere­chos. Esto ya se está lle­van­do a cabo. Aquí en Ses­tao una serie de veci­nos y ami­gos se han orga­ni­za­do en torno a una pla­ta­for­ma que pron­to será pre­sen­ta­da públi­ca­men­te. Des­de aquí se desa­rro­lla­rá una amplia diná­mi­ca de inter­pe­la­ción a agen­tes polí­ti­cos, sin­di­ca­les y socia­les con el fin de lograr su adhe­sión a un docu­men­to crí­ti­co con el pro­ce­so judi­cial con mar­ca­do carác­ter polí­ti­co en el que esta­mos impu­tados. No fal­ta­rán las movi­li­za­cio­nes, char­las, repar­to de propaganda…etc.
Unien­do las diná­mi­cas que se gene­ren en todas las comar­cas de las per­so­nas impu­tadas pre­ten­de­mos dar cuer­po a este impor­tan­te «vien­tre colec­ti­vo» que nos pro­te­ja de la repre­sión esta­tal. Que­re­mos crear una gran matrios­ka que no es otra que la socie­dad de Eus­kal Herria dicien­do que vale ya de repre­sión y que el esta­do debe reade­cuar­se al momen­to polí­ti­co para resol­ver de una vez por todas el con­flic­to polí­ti­co exis­ten­te en este país.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *