Miles de per­so­nas exi­gen en Iru­ñea el fin de la «ven­gan­za» car­ce­la­ria

Gara

p002_f01_214x132.jpg

«¿Cómo libe­rar a los cator­ce pre­sos y pre­sas con enfer­me­da­des gra­ves? ¿Cómo ter­mi­nar con la cade­na per­pe­tua?, ¿Cómo aca­bar con el inmo­vi­lis­mo de los esta­dos espa­ñol y fran­cés?». Cer­ca de 3.000 per­so­nas se for­mu­la­ron estas mis­mas pre­gun­tas ayer en las calles de Iru­ñea, don­de se rei­vin­di­có con fuer­za la pues­ta en liber­tad de los repre­sa­lia­dos enfer­mos, así como la de todos aque­llos que han cum­pli­do ya su pena y con­ti- núan entre rejas por la apli­ca­ción de la doc­tri­na que aca­ba de ava­lar el Cons­ti­tu­cio­nal.

Las pre­gun­tas fue­ron lan­za­das por Fran Bal­da, repre­sen­tan­te de Herri­ra, que tomó la pala­bra al ter­mi­nó de una mani­fes- tación con­vo­ca­da para plan­tar cara a las medi­das de excep­ción pues­tas en mar­cha por los gobier­nos de Madrid y París, y espe­cial­men­te para recor­dar a los cator­ce pre­sos que con­ti­núan en pri­sión pese estar gra­ve­men­te enfer­mos. Entre ellos hay cua­tro nava­rros: Iña­ki Erro, Josetxo Ariz­ku­ren, Jesús Mari Men­di­nue­ta e Iña­ki Etxe­be­rria. El acto denun­ció que per­ma­ne­cen encar­ce­la­dos en con­tra del pro­pio regla­men­to peni­ten­cia­rio vigen­te en el Esta­do espa­ñol, que admi­te la apli­ca­ción de la liber­tad cuan­do una per­so­na pade­ce «enfer­me­da­des muy gra­ves».

Más allá de este aspec­to con­cre­to, Bal­da recla­mó a los dos esta­dos un «nue­vo rum­bo» en la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria. «Le pedi­mos con urgen­cia y has­ta con ansie­dad, por­que es nece­sa­rio para este país, por­que las medi­das de excep­ción que se apli­can a los pre­sos siguen gene­ran­do sufri­mien­to a miles de per­so­nas, y eso los gobier­nos lo saben», denun­ció des­de el Paseo de Sara­sa­te.

Sin embar­go, tal como él recor­dó, la polí­ti­ca de los eje­cu­ti­vos con­ser­va­do­res de Madrid y París «retie­ne a per­so­nas con cán­cer, con cua­dros síqui­cos gra­ves, muchas de ellas con toda su pena cum­pli­da, sabien­do que la pri­sión está agra­van­do sus pato­lo­gías». «Todo esto sigue rezu­man­do a ven­gan­za, a cruel­dad», cla­mó Bal­da ante las cer­ca de 3.000 per­so­nas que esta­ban con­gre­ga­das jun­to al Monu­men­to a los Fue­ros.

Para poner fin a esta situa­ción, el por­ta­voz de la pla­ta­for­ma apos­tó por incre­men­tar la movi­li­za­ción social. En su opi­nión, la socie­dad vas­ca debe poner en mar­cha un «gran movi­mien­to que trai­ga a casa lo antes posi­ble» a los pre­sos polí­ti­cos, a los enfer­mos, a los que se les ha apli­ca­do la doc­tri­na del Supre­mo aho­ra rati­fi­ca­da por el Cons­ti­tu­cio­nal y a los todos los que se encuen­tran dis­per­sa­dos fue­ra de Eus­kal Herria.

«Les que­re­mos vivos»

Pre­sos como Txus Mar­tín, que per­ma­ne­ce encar­ce­la­do en la pri­sión ala­ve­sa de Zaba­lla pese a pade­cer una gra­ve enfer­me­dad men­tal. Ayer fue su pare­ja, Kontxi Gon­zá­lez, quien se encar­gó de repre­sen­tar a los fami­lia­res de los pre­sos enfer­mos. Una vez fina­li­za­da la mani­fes­ta­ción, jun­to al Par­la­men­to de Nafa­rroa, la com­pa­ñe­ra de Mar­tín lan­zó un gri­to alto y cla­ro: «¡Les que­re­mos en casa y les que­re­mos vivos!».

Duran­te su inter­ven­ción, Gon­zá­lez denun­ció que «no es de reci­bo, ni jus­to, ni admi­si­ble» que per­so­nas que pade­cen enfer­me­da­des gra­ves con­ti­núen en la cár­cel. Según expli­có, la actual legis­la­ción peni­ten­cia­ria ha crea­do una «situa­ción cruel e inhu­ma­na».

«Nos gus­ta­ría no tener que hablar de con­se­cuen­cias irre­ver­si­bles, pero para ello es nece­sa­rio que se tomen medi­das cuan­to antes. Es decir que sean excar­ce­la­dos lo antes posi­ble. Nues­tros fami­lia­res deben ser libe­ra­dos», sub­ra­yó antes de dar las gra­cias a todos los pre­sen­tes, entre los que se encon­tra­ban diri­gen­tes de la izquier­da aber­tza­le, EA y Ara­lar.

A este res­pec­to, cabe seña­lar que al ini­cio de la mar­cha, jun­to a los cines Golem, Per­nan­do Barre­na, Sabino Cua­dra, Maior­ga Ramí­rez y Xabier Lasa rei­vin­di­ca­ron los dere­chos de los pre­sos polí­ti­cos vas­cos y car­ga­ron con­tra el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal.

El dipu­tado de Amaiur Sabino Cua­dra, que cri­ti­có la «sen­ten­cia de ven­gan­za» dic­ta­da por el TC en casi todos los casos que ha revi­sa­do, reali­zó un lla­ma­mien­to a la socie­dad para «no des­fa­lle­cer» ante este tipo de deci­sio­nes, pese a no ocul­tar su gra­ve­dad.

Según expli­có Per­nan­do Barre­na, repre­sen­tan­te de la izquier­da aber­tza­le, el Eje­cu­ti­vo del PP «está en el no, pero esta­mos segu­ros de que podre­mos traer a ese Gobierno a posi­cio­nes de cam­bio en polí­ti­ca peni­ten­cia­ria por medio de la movi­li­za­ción social y de la pre­sión polí­ti­ca».

Un día mar­ca­do

La movi­li­za­ción social cita­da por Barre­na toma­rá for­ma el pró­xi­mo 14 de abril, cuan­do está pre­vis­ta una mar­cha en Bil­bo con­tra la deci­sión del TC. La mani­fes­ta­ción, con­vo­ca­da por los agen­tes fir­man­tes del Acuer­do de Ger­ni­ka, es una pri­me­ra res­pues­ta a una deci­sión que ha teni­do nota­ble impac­to en la socie­dad vas­ca.

Ade­más, en su dis­cur­so Fran Bal­da recor­dó que el 19 de mayo Herri­ra ten­drá ante si un reto impor­tan­te, que pasa por lle­nar todas las pla­zas de los pue­blos y ciu­da­des de Eus­kal Herria repro­du­cien­do a esca­la local la movi­li­za­ción colo­sal del 7 de enero en Bil­bo. «Lle­nas por la liber­tad de los pre­sos enfer­mos, por la liber­tad de los que han cum­pli­do su con­de­na y por el fin de la dis­per­sión», con­clu­yó.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *