Terro­ris­mo en Fran­cia: estig­mas de una ope­ra­ción psi­co­ló­gi­ca de los ser­vi­cios de infor­ma­ción y de ope­ra­cio­nes de ban­de­ra falsa

Tra­du­ci­do del fran­cés por Boltxe kolektiboa

Moha­med Merah, el sos­pe­cho­so de los ase­si­na­tos de sie­te per­so­nas inclui­das las de una escue­la judía de Tou­lou­se, Fran­cia, corres­pon­de al per­fil de un miem­bro de Al Qae­da mani­pu­la­do por los ser­vi­cios de infor­ma­ción. Según la BBC, esta­ba con­tro­la­do por las auto­ri­da­des fran­ce­sas a cau­sa de sus visi­tas a Afga­nis­tán y al «nido de mili­tan­tes» de la pro­vin­cia de Wazi­ris­tan en Pakis­tán. Más con­cre­ta­men­te, Merah esta­ba con­tro­la­do por la DCRI fran­ce­sa «des­de hace años», según ha dicho Clau­de Gué­rant, minis­tro del inte­rior francés.

Merah, un ciu­da­da­do fran­cés de ori­gen alge­lino, fue dete­ni­do el 19 de diciem­bre de 2007 y con­de­na­do a tres años de cár­cel por haber pues­to bom­bas en la pro­vin­cia del sur de Afga­nis­tán, Kan­dehar. En abril de 2011, Esta­dos Uni­dos ha inter­ve­ni­do en pri­sio­nes mili­ta­res secre­tas en Afga­nis­tan en don­de sos­pe­cho­sos de terro­ris­mo esta­ban dete­ni­dos y los ha inte­rro­ga­do sin haber sido incul­pa­dos de nada.

El tris­te­men­te céle­bre cen­tro de deten­ción de la base aérea de Bagram está diri­gi­do por el Joint Spe­cial Ope­ra­tion Com­mand et le Defen­se Coun­te­ri­n­te­lli­gen­ce and Human Inte­lli­gen­ce Cen­ter (DCHC), que «es res­pon­sa­ble de desa­rro­llar una capa­ci­dad de ope­ra­cio­nes ofen­si­vas de con­tra­es­pio­na­je para el minis­te­rio de defen­sa, que podría incluir accio­nes para pene­trar, corrom­per y some­ter, acti­vi­da­des de infor­ma­ción de fuer­zas estran­je­ras, diri­gi­das con­tra Esta­dos Uni­dos», expli­ca­ba Secrecy News en 2008 des­pués de que el gobierno hubie­ra anun­cia­do la crea­ción del DCHC.

El pen­ta­gono y la CIA se espe­cia­li­zan en la crea­ción de terro­ris­tas que for­man par­te de una doc­tri­na diga­mos de gue­rra enmas­ca­ra­da y no con­ven­cio­nal que data del fin de la Segu­na Gue­rra Mundial.

A pesar de que vir­tual­men­te está igno­ra­do por la pren­sa de masas, es un hecho esta­ble­ci­do que la CIA y los ser­vi­cios de infor­ma­ción pakis­ta­ne­ses han crea­do lo que se cono­ce con el nom­bre de Al Qae­da a par­tir de lo que que­da­ba de los mud­jai­di­nes afga­nos de des­pués de la gue­rra secre­ta de 3 mil millo­nes de dóla­res de la CIA con­tra la URSS en Afganisstán.

Fue el lla­ma­do Safa­ri Club, orga­ni­za­do bajo el con­trol de la CIA y con par­ti­ci­pa­ción de los ser­vi­cios de infor­ma­ción de Fran­cia, Egip­to, Ara­bia Sau­dí, Marrue­cos e Irán (enton­ces bajo el régi­men del Shah), el que inten­tó hacer creer, a tra­vés de argu­men­tos rocam­bo­les­cos, en una ame­na­za de terro­ris­mo inter­na­cio­nal antes y duran­te la gue­rra fabri­ca­da por la CIA en Afganistán.

Las agen­cias de infor­ma­ción se han espe­cia­li­za­do en la crea­ción secre­ta y no tan secre­ta de terro­ris­tas que son uti­li­za­dos para dar une rai­son d’ê­tre (una razón de ser) cíni­ca al lan­za­mien­to de inter­ven­cio­nes mili­ta­res en el mun­do así como para uti­li­zar­los como pre­tex­tos para cons­truir un Esta­do poli­cial en per­pe­tua expan­sión. Un caso de escue­la de esta estra­te­gia es el fias­co del terro­ris­ta con un slip-bom­ba en navi­dad de 2009, que fue segui­da­men­te expues­to como una ope­ra­ción de fal­sa ban­de­ra, hecha para obli­gar a acep­tar las cáma­ras de secu­ri­dad con escá­ner en los aereo­puer­tos ame­ri­ca­nos, escá­ners que emi­ten peli­gro­sas radia­cio­nes y que toman una foto de los pasa­je­ros des­nu­dos a los que se obli­ga a pasar por ese escáner.

El hecho de que Moha­med Merah fue­ra dete­ni­do por el Joint Spe­cial Ope­ra­tions Com­mand en Afga­nis­tán, que haya habi­do una supuess­ta eva­sión de la cár­cel de Sar­po­sa orques­ta­da por los tali­ba­nes (igual­men­te una crea­ción de la CIA y de los ervi­cios pakis­ta­ne­ses del ISI), plan­tea algu­nas cues­tio­nes sobre los ata­ques que han teni­do lugar en Fran­cia, en don­de unas ele­cio­nes nacio­na­les van a rea­li­zar­se muy pronto.

El Tele­graph de Gran Bre­ta­ña expli­ca que los ata­ques rea­li­za­dos por Merah, supues­ta­men­te conec­ta­do con Al Qae­da, juga­rían a favor de la can­di­da­ta del Fren­te Nacio­nal Mari­ne Lepen, que tenía muy pocas posi­bi­li­da­des de lle­gar a ser algún día pre­si­den­ta de Francia,

Ade­más estos ata­ques han dado un pre­tex­to a Nico­las Sar­kozy para poner el sur de Fran­cia en aler­ta máxi­ma y anu­lar las reunio­nes de los can­di­da­tos a las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les en esta región. Sar­kozy gana­rá con estos ata­ques terro­ris­tas y ha juga­do al papel de un líder fuer­te en una cri­sis nacional.

A cor­to tér­mino, está cla­ro que todo esto bene­fi­cia­rá al pre­si­den­te Sar­kozy. «Ha toma­do en mano este asun­to con mucha rapi­dez. Ha ido rápi­da­men­te a Tou­lou­se. Ha sus­pen­di­do su cam­pa­ña elec­to­ral. Ha habla­do en tan­to que pre­si­den­te de la Repú­bli­ca» ha expli­ca­do Gavin Hewett para la BBC.

Kurt Nim­mo

22 de mar­zo de 2012

Mon​dia​li​sa​tion​.ca

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.