Terro­ris­mo en Fran­cia: estig­mas de una ope­ra­ción psi­co­ló­gi­ca de los ser­vi­cios de infor­ma­ción y de ope­ra­cio­nes de ban­de­ra fal­sa

Tra­du­ci­do del fran­cés por Boltxe kolek­ti­boa

Moha­med Merah, el sos­pe­cho­so de los ase­si­na­tos de sie­te per­so­nas inclui­das las de una escue­la judía de Tou­lou­se, Fran­cia, corres­pon­de al per­fil de un miem­bro de Al Qae­da mani­pu­la­do por los ser­vi­cios de infor­ma­ción. Según la BBC, esta­ba con­tro­la­do por las auto­ri­da­des fran­ce­sas a cau­sa de sus visi­tas a Afga­nis­tán y al «nido de mili­tan­tes» de la pro­vin­cia de Wazi­ris­tan en Pakis­tán. Más con­cre­ta­men­te, Merah esta­ba con­tro­la­do por la DCRI fran­ce­sa «des­de hace años», según ha dicho Clau­de Gué­rant, minis­tro del inte­rior fran­cés.

Merah, un ciu­da­da­do fran­cés de ori­gen alge­lino, fue dete­ni­do el 19 de diciem­bre de 2007 y con­de­na­do a tres años de cár­cel por haber pues­to bom­bas en la pro­vin­cia del sur de Afga­nis­tán, Kan­dehar. En abril de 2011, Esta­dos Uni­dos ha inter­ve­ni­do en pri­sio­nes mili­ta­res secre­tas en Afga­nis­tan en don­de sos­pe­cho­sos de terro­ris­mo esta­ban dete­ni­dos y los ha inte­rro­ga­do sin haber sido incul­pa­dos de nada.

El tris­te­men­te céle­bre cen­tro de deten­ción de la base aérea de Bagram está diri­gi­do por el Joint Spe­cial Ope­ra­tion Com­mand et le Defen­se Coun­te­ri­n­te­lli­gen­ce and Human Inte­lli­gen­ce Cen­ter (DCHC), que «es res­pon­sa­ble de desa­rro­llar una capa­ci­dad de ope­ra­cio­nes ofen­si­vas de con­tra­es­pio­na­je para el minis­te­rio de defen­sa, que podría incluir accio­nes para pene­trar, corrom­per y some­ter, acti­vi­da­des de infor­ma­ción de fuer­zas estran­je­ras, diri­gi­das con­tra Esta­dos Uni­dos», expli­ca­ba Secrecy News en 2008 des­pués de que el gobierno hubie­ra anun­cia­do la crea­ción del DCHC.

El pen­ta­gono y la CIA se espe­cia­li­zan en la crea­ción de terro­ris­tas que for­man par­te de una doc­tri­na diga­mos de gue­rra enmas­ca­ra­da y no con­ven­cio­nal que data del fin de la Segu­na Gue­rra Mun­dial.

A pesar de que vir­tual­men­te está igno­ra­do por la pren­sa de masas, es un hecho esta­ble­ci­do que la CIA y los ser­vi­cios de infor­ma­ción pakis­ta­ne­ses han crea­do lo que se cono­ce con el nom­bre de Al Qae­da a par­tir de lo que que­da­ba de los mud­jai­di­nes afga­nos de des­pués de la gue­rra secre­ta de 3 mil millo­nes de dóla­res de la CIA con­tra la URSS en Afga­niss­tán.

Fue el lla­ma­do Safa­ri Club, orga­ni­za­do bajo el con­trol de la CIA y con par­ti­ci­pa­ción de los ser­vi­cios de infor­ma­ción de Fran­cia, Egip­to, Ara­bia Sau­dí, Marrue­cos e Irán (enton­ces bajo el régi­men del Shah), el que inten­tó hacer creer, a tra­vés de argu­men­tos rocam­bo­les­cos, en una ame­na­za de terro­ris­mo inter­na­cio­nal antes y duran­te la gue­rra fabri­ca­da por la CIA en Afga­nis­tán.

Las agen­cias de infor­ma­ción se han espe­cia­li­za­do en la crea­ción secre­ta y no tan secre­ta de terro­ris­tas que son uti­li­za­dos para dar une rai­son d’ê­tre (una razón de ser) cíni­ca al lan­za­mien­to de inter­ven­cio­nes mili­ta­res en el mun­do así como para uti­li­zar­los como pre­tex­tos para cons­truir un Esta­do poli­cial en per­pe­tua expan­sión. Un caso de escue­la de esta estra­te­gia es el fias­co del terro­ris­ta con un slip-bom­ba en navi­dad de 2009, que fue segui­da­men­te expues­to como una ope­ra­ción de fal­sa ban­de­ra, hecha para obli­gar a acep­tar las cáma­ras de secu­ri­dad con escá­ner en los aereo­puer­tos ame­ri­ca­nos, escá­ners que emi­ten peli­gro­sas radia­cio­nes y que toman una foto de los pasa­je­ros des­nu­dos a los que se obli­ga a pasar por ese escá­ner.

El hecho de que Moha­med Merah fue­ra dete­ni­do por el Joint Spe­cial Ope­ra­tions Com­mand en Afga­nis­tán, que haya habi­do una supuess­ta eva­sión de la cár­cel de Sar­po­sa orques­ta­da por los tali­ba­nes (igual­men­te una crea­ción de la CIA y de los ervi­cios pakis­ta­ne­ses del ISI), plan­tea algu­nas cues­tio­nes sobre los ata­ques que han teni­do lugar en Fran­cia, en don­de unas ele­cio­nes nacio­na­les van a rea­li­zar­se muy pron­to.

El Tele­graph de Gran Bre­ta­ña expli­ca que los ata­ques rea­li­za­dos por Merah, supues­ta­men­te conec­ta­do con Al Qae­da, juga­rían a favor de la can­di­da­ta del Fren­te Nacio­nal Mari­ne Lepen, que tenía muy pocas posi­bi­li­da­des de lle­gar a ser algún día pre­si­den­ta de Fran­cia,

Ade­más estos ata­ques han dado un pre­tex­to a Nico­las Sar­kozy para poner el sur de Fran­cia en aler­ta máxi­ma y anu­lar las reunio­nes de los can­di­da­tos a las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les en esta región. Sar­kozy gana­rá con estos ata­ques terro­ris­tas y ha juga­do al papel de un líder fuer­te en una cri­sis nacio­nal.

A cor­to tér­mino, está cla­ro que todo esto bene­fi­cia­rá al pre­si­den­te Sar­kozy. «Ha toma­do en mano este asun­to con mucha rapi­dez. Ha ido rápi­da­men­te a Tou­lou­se. Ha sus­pen­di­do su cam­pa­ña elec­to­ral. Ha habla­do en tan­to que pre­si­den­te de la Repú­bli­ca» ha expli­ca­do Gavin Hewett para la BBC.

Kurt Nim­mo

22 de mar­zo de 2012

Mon​dia​li​sa​tion​.ca

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *