Las dos dele­ga­das de Konec­ta BTO cum­plen más de 10 días en huel­ga de ham­bre y siguen sin tener noti­cias de la empre­sa

Cuan­do se cum­ple el 11º día en huel­ga de ham­bre de las dos dele­ga­das de LAB y habien­do per­di­do res­pec­ti­va­men­te 7 y 5.5 Kg., las mues­tras de can­san­cio físi­co de estas dos tra­ba­ja­do­ras aumen­tan, pero su deter­mi­na­ción en la rei­vin­di­ca­ción que están lle­van­do a cabo no sien­te mer­ma y su lucha con­ti­núa.
Mien­tras, las mues­tras de apo­yo aumen­tan en todo Enkar­te­rri y fue­ra de la comar­ca. En la últi­ma con­cen­tra­ción de apo­yo lle­va­da a cabo el vier­nes se con­gre­ga­ron delan­te de la casa de cul­tu­ra de Güe­ñes más de 200 tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras, sin­di­ca­lis­tas de LAB, veci­nos y veci­nas etc. en apo­yo a esta lucha por la read­mi­sión de las des­pe­di­das y tras­la­da­das.

Konec­ta BTO, empre­sa sub­con­tra­ta­da por Iber­dro­la para la aten­ción tele­fó­ni­ca de sus clien­tes, una vez más se ha eri­gi­do en avan­za­di­lla de la con­cul­ca­ción de dere­chos labo­ra­les de sus tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras. Pri­me­ro, no reco­no­cien­do el dere­cho de sus emplea­das y emplea­dos a ser subro­ga­dos en los dife­ren­tes cam­bios de empre­sa y man­dán­do­los a la calle, a pesar de haber algu­na sen­ten­cia que habla a las cla­ras de suce­sión empre­sa­rial; segun­do, no res­pe­tan­do el dere­cho a huel­ga de sus tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras, y por ulti­mo, hacien­do de avan­za­di­lla en la apli­ca­ción de la ulti­ma refor­ma labo­ral que es un autén­ti­co esta­do de excep­ción labo­ral que aba­ra­ta y faci­li­ta el des­pi­do y con­cul­ca los dere­chos de todos los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras.

El pasa­do 1 de mar­zo, les noti­fi­ca­ron sin pre­vio avi­so a 11 de estas tra­ba­ja­do­ras, su des­pi­do pro­ce­den­te, ampa­rán­do­se en el absen­tis­mo de estas, quie­nes a pesar de tener sus bajas jus­ti­fi­ca­das por pres­crip­ción médi­ca, com­pro­ba­ron en sus pro­pias car­nes el alcan­ce de la refor­ma, cuan­do por haber esta­do más de un 20% de su jor­na­da labo­ral de baja en un perío­do de dos meses con­se­cu­ti­vos, lo que equi­va­le a 9 días de baja, son des­pe­di­das con una indem­ni­za­ción de 20 días por año con un tope de 12 men­sua­li­da­des. Esta medi­da se hizo efec­ti­va el mis­mo día de su comu­ni­ca­ción.

A otras 7 com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros, en esa mis­ma fecha les noti­fi­ca­ron la inten­ción de la empre­sa de tras­la­dar­las a Bar­ce­lo­na, ampa­rán­do­se en la movi­li­dad geo­grá­fi­ca, art.52 que tam­bién se ha vis­to modi­fi­ca­do. Estos tie­nen de pla­zo para rein­cor­po­rar­se a su pues­to en su des­tino has­ta que el 1 de abril, perío­do nece­sa­rio de un mes que dic­ta el ET. De no acep­tar, el des­pi­do será obje­ti­vo, con una can­ti­dad indem­ni­za­to­ria idén­ti­ca a la de los 11 des­pe­di­dos y des­pe­di­das.

La refor­ma que nos han ven­di­do como nece­sa­ria para la crea­ción de empleo y que des­de LAB ya anun­cia­mos que iba a dejar un regue­ro de des­pi­dos, no ha hecho más que empe­zar en su apli­ca­ción; se extien­de a casi todas las cir­cuns­tan­cias el des­pi­do con 20 días de indem­ni­za­ción y 12 meses como tope.

Esta situa­ción kaf­kia­na, que se ceba extra­or­di­na­ria­men­te con la mujer tra­ba­ja­do­ra, ha lle­va­do a 2 dele­ga­das de LAB de esta empre­sa, a tomar la deci­sión de poner­se en huel­ga de ham­bre, ponien­do en peli­gro su salud pero a buen res­guar­do su dig­ni­dad y en nom­bre de toda la plan­ti­lla exi­gir la read­mi­sión de estas 11 des­pe­di­das, que la empre­sa de mar­cha a tras en su polí­ti­ca de tras­la­dos y para exi­gir tam­bién al par­ti­do que gobier­na en el Ayun­ta­mien­to de Güe­ñes el PNV, que no haga deja­ción de sus fun­cio­nes y que rene­go­cie las con­di­cio­nes del acuer­do de cesión del sue­lo públi­co con Iber­dro­la y el edi­fi­cio don­de tra­ba­jan estas tra­ba­ja­do­ras, pro­pie­dad de la mul­ti­na­cio­nal, para el man­te­ni­mien­to del empleo.

Las 2 dele­ga­das de LAB, siguen sin tener noti­fi­ca­ción algu­na sobre la empre­sa sub­con­tra­ta­da ni sobre la empre­sa matriz.

Con­si­de­ra­mos que la res­pon­sa­bi­li­dad máxi­ma, radi­ca en la com­pa­ñía Iber­dro­la, quien no duda en decir que no tie­ne nada que ver con la empre­sa sub­con­tra­ta­da, más halla del ser­vi­cio que le pres­tan, pues bien, Iber­dro­la empre­sa que hace gala de res­pon­sa­bi­li­dad ambien­tal ‚y social, y de gene­ra­ción de rique­za en este pue­blo nos mues­tra cual es su ver­da­de­ra cara ‚y don­de empie­za y aca­ba su res­pon­sa­bi­li­dad:

1º El edi­fi­cio don­de desem­pe­ñan sus fun­cio­nes es pro­pie­dad de la com­pa­ñía Iber­dro­la.

2º El con­tra­to del Ayun­ta­mien­to para la cesión del sue­lo, don­de se asien­ta su edi­fi­cio, esta fir­ma­do por ella.

3º Estas fun­cio­nes, anta­ño las rea­li­za­ban plan­ti­lla de la pro­pia Iber­dro­la y las tra­ba­ja­do­ras más anti­guas, se for­ma­ron en sus ofi­ci­nas de Larras­ki­tu, en Bil­bao.

4º Quien vul­ne­ra el dere­cho a huel­ga de estas tra­ba­ja­do­ras es Iber­dro­la y no Konec­ta, des­vian­do las lla­ma­das.

5º Quien desig­na las con­di­cio­nes de la pres­ta­ción, es la mul­ti­na­cio­nal, así como sus con­di­cio­nes.

6º Es res­pon­sa­bi­li­dad de toda empre­sa matriz, ase­gu­rar­se y velar por el ser­vi­cio que pres­ta la sub­con­tra­ta como de su plan­ti­lla.

LAB exi­ge la read­mi­sión de las 11 des­pe­di­das, que se reorien­te la polí­ti­ca labo­ral que se apli­ca y que se subro­gue a las tra­ba­ja­do­ras en los cam­bios de empre­sa. Exi­gi­mos un com­pro­mi­so polí­ti­co de hechos, por el man­te­ni­mien­to de esta plan­ta, hoy día la mayor de Enkar­te­rri, comar­ca que pade­ce una tasa de paro jun­to con Ezke­rral­dea de las mayo­res de Eus­kal Herria.

Gue­ñes, 19 de mar­zo de 2012

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *