¿Por qué dicen Nava­rra cuan­do quie­ren decir Espa­ña?- Nafa­rroa bizi­rik

Hace esca­sos días la sena­do­ra de UPN en Madrid, Ame­lia Sala­nue­va, reali­zó una inter­pe­la­ción sobre el com­pro­mi­so y la cola­bo­ra­ción del Gobierno espa­ñol con la “cele­bra­ción y con­me­mo­ra­ción” de los acon­te­ci­mien­tos his­tó­ri­cos acae­ci­dos en 1212 y en 1512, la bata­lla de las Navas de Tolo­sa y la inva­sión de Nava­rra.

No es la pri­me­ra vez que lo deci­mos pero, la ver­dad, no hay nada como dejar­les hablar. En eso nos dife­ren­cia­mos, o debe­ría­mos, los movi­mien­tos socia­les y popu­la­res: no cree­mos en la impo­si­ción, en dis­cur­sos dog­má­ti­cos ni ver­da­des abso­lu­tas. Si se tra­ta de cues­tio­nar algo, no sue­le venir mal empe­zar por nues­tros pro­pios pos­tu­la­dos. Y éste está sien­do el mila­gro de una Ini­cia­ti­va Popu­lar como 1512 – 2012 Nafa­rroa Bizi­rik: la fres­cu­ra y ampli­tud de nues­tras líneas de tra­ba­jo y diná­mi­cas socia­les están hacien­do que muchas nava­rras y nava­rros estén per­dien­do mie­do a mirar­se en el espe­jo de su his­to­ria. Fren­te a esa con­cep­ción tan común de unos movi­mien­tos popu­la­res defi­ni­dos por su carác­ter de nega­ción del “otro”, noso­tras lle­va­mos ya algo más de tres lar­gos años tra­ba­jan­do en una direc­ción úni­ca­men­te mar­ca­da por rit­mos y deci­sio­nes pro­pias. La prue­ba más evi­den­te de que lo esta­mos hacien­do bien, es que ese “otro”, de haber­lo, es quien está vién­do­se obli­ga­do a con­tes­tar y con­tra­rres­tar nues­tro men­sa­je. Si hace un par de meses UPN tuvo que redac­tar y repar­tir entre sus bases un argu­men­ta­rio para ayu­dar­les, más que a expli­car, a jus­ti­fi­car lo injus­ti­fi­ca­ble, en esta oca­sión, de la mano de la sena­do­ra “nava­rra, foral y espa­ño­la” Ame­lia Sala­nue­va, 1512 – 2012 Nafa­rroa Bizi­rik ha lle­ga­do has­ta el mis­mo Sena­do espa­ñol. Como decía más arri­ba, una prue­ba más de que, cier­ta­men­te, lo esta­mos hacien­do bien.

Como recor­da­ba Sala­nue­va en Madrid, “hay publi­ca­cio­nes mul­ti­tu­di­na­rias, libros, publi­ca­cio­nes más sen­ci­llas, accio­nes en el ámbi­to edu­ca­ti­vo, fies­tas popu­la­res, car­na­va­les […] maque­tas, char­las, sedes, tien­das, bonos socia­les de apo­yo, con­cier­tos, accio­nes polí­ti­cas varia­das, entre las que se encuen­tra una mar­cha nacio­nal a Pam­plo­na el 16 de junio como uno de los prin­ci­pa­les actos cen­tra­les, cómics, etcé­te­ra. Des­de el año 2008 se vie­ne tra­ba­jan­do sin des­can­so”. Y lo dicen ellos. Por eso somos Nafa­rroa Bizi­rik, la Nava­rra Viva, más allá de siglas, pro­yec­tos polí­ti­cos e intere­ses par­ti­dis­tas. Somos esa Nava­rra que no tie­ne mie­do a mirar atrás, ni a mirar­se en su pre­sen­te, siem­pre con la mira­da pues­ta en lo que está por venir.

¿Mien­tras tan­to, qué hace esa otra Nava­rra, la Nava­rra sub­yu­ga­da, esa Nava­rra oscu­ra y tris­te? Esfor­zar­se por trans­mi­tir su pro­pia visión de la His­to­ria a tra­vés de apa­ra­to­sas con­me­mo­ra­cio­nes en que se mal­gas­tan unos recur­sos que se rega­tean a los pro­gra­mas de asis­ten­cia y desa­rro­llo social y a la inves­ti­ga­ción his­tó­ri­ca que no apo­ya esos actos. Esfor­zar­se y preo­cu­par­se por la insu­fi­cien­cia de todas esas ini­cia­ti­vas. Esa es, y no otra, la razón de la pro­pia inter­pe­la­ción en el Sena­do espa­ñol. Así con­cluía su inter­ven­ción Ame­lia Sala­nue­va: “Para fina­li­zar, señor minis­tro, quie­ro insis­tir en que éste es un asun­to de Esta­do […] y estoy segu­ra de que vamos a obte­ner un apo­yo, que no siem­pre tie­ne que ser eco­nó­mi­co, del actual Gobierno espa­ñol!”.

¿Por qué dicen Nava­rra cuan­do quie­ren decir Espa­ña? En toda su inter­ven­ción, tan sólo men­cio­na Nava­rra para retro­traer­se a su con­quis­ta en 1512; el res­to de las refe­ren­cias son “Nava­rra foral y espa­ño­la”, “Comu­ni­dad Foral de Nava­rra”, “Nava­rra y el con­jun­to de Espa­ña”, “Espa­ña” y “leal­tad en la Espa­ña actual”, “en la Espa­ña cons­ti­tu­cio­nal”. En el mis­mo sen­ti­do, unos días atrás, en el Con­gre­so espa­ñol, el dipu­tado de UPN, Car­los Sal­va­dor, afir­ma­ba que ven­der en el exte­rior vino nava­rro es “hacer mar­ca Espa­ña”, es “hacer mar­ca de país”. Enton­ces, ¿Por qué dicen Nava­rra cuan­do quie­ren decir Espa­ña?

Lla­ma­da deses­pe­ra­da la del sier­vo que ha de reco­rrer medio millar de kiló­me­tros para pedir con­sue­lo y com­pren­sión al amo. Es la sole­dad y el mie­do del vasa­llo a su pro­pia gen­te. 500 kiló­me­tros fren­te a una Nava­rra con 500 años de memo­ria. Pode­mos enten­der la mis­ma sole­dad e impo­ten­cia que los miem­bros de aque­lla fac­ción beau­mon­te­sa cola­bo­ra­do­ra con la inva­sión tuvo que expe­ri­men­tar en las pri­me­ras Cor­tes de Nava­rra cele­bra­das tras la con­quis­ta, en mar­zo de 1513. Con­vo­ca­dos por el virrey espa­ñol, en nom­bre de Fer­nan­do II de Ara­gón y bajo dos gran­des escu­dos con las armas de éste, reco­no­cie­ron la nue­va auto­ri­dad espa­ño­la. No obs­tan­te, aque­llos nava­rros seguían tenien­do con­cien­cia de tales, y se atre­vie­ron a soli­ci­tar la reuni­fi­ca­ción de todos los terri­to­rios nava­rros con­quis­ta­dos duran­te los últi­mos tres­cien­tos años por Cas­ti­lla. En vano, evi­den­te­men­te. Como res­pon­dió el Duque de Alba a los repre­sen­tan­tes de la ciu­dad de Pam­plo­na aquel acia­go día, 25 de julio de 1512, “no son los ven­ci­dos quie­nes impo­nen leyes a los ven­ce­do­res, sino que las reci­ben de éstos”. En esta oca­sión, Ame­lia Sala­nue­va ha mani­fes­ta­do que “estu­diar el ani­ver­sa­rio de 1512 es la úni­ca y mejor mane­ra de encon­trar un sen­ti­do a la leal­tad en la Espa­ña actual, en la Espa­ña cons­ti­tu­cio­nal, reco­no­cien­do el valor de la con­quis­ta de Nava­rra en la for­ma­ción de la Espa­ña actual”. Pero, enton­ces, ¿por qué se dicen nava­rros cuan­do quie­ren decir espa­ño­les?

Patxi Aba­so­lo López
1512 – 2012 Nafa­rroa Bizi­rik

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *