Ha lle­ga­do la hora de que Nava­rra rom­pa las cade­nas con Espa­ña y con la dere­cha- Ezker Aber­tza­lea

“La estra­te­gia del Esta­do es rom­per el jarrón (Eus­kal Herria) en cachos para que sea impo­si­ble su recons­truc­ción. Si para ello tie­nen que uti­li­zar la vio­len­cia y el soborno lo uti­li­za­ran”.

Esta fra­se del his­tó­ri­co diri­gen­te de HB Teles­fo­ro Mon­zón apa­re­cía en un artícu­lo publi­ca­do en 1980 y defi­ne de mane­ra con­tun­den­te la estra­te­gia his­tó­ri­ca del Esta­do espa­ñol.

Nava­rra es cues­tión de Esta­do por­que es el cimien­to sobre el que el Esta­do espa­ñol edi­fi­ca la estra­te­gia de par­ti­ción de Eus­kal Herria. Estra­te­gia de domi­na­ción polí­ti­ca, eco­nó­mi­ca y cul­tu­ral sus­ten­ta­da en el Ame­jo­ra­mien­to.

Ame­jo­ra­mien­to cuyas bases son pro­fun­da­men­te anti­de­mo­crá­ti­cas: la exclu­sión y la fal­ta de refren­do popu­lar. La exclu­sión en la ela­bo­ra­ción del docu­men­to de los repre­sen­tan­tes aber­tza­les demo­crá­ti­ca­men­te ele­gi­dos y pos­te­rior­men­te su impo­si­ción sin con­sul­ta ni refren­do popu­lar.

Con esas bases no resul­ta extra­ño, que estos últi­mos trein­ta años, Nava­rra haya sido el cor­ti­jo par­ti­cu­lar de la dere­cha, de los pode­res eco­nó­mi­cos y de los sec­to­res espa­ño­les más reac­cio­na­rios sien­do la pre­va­ri­ca­ción y la corrup­ción una cons­tan­te en la his­to­ria ins­ti­tu­cio­nal nava­rra de estas tres déca­das.

La vul­ne­ra­ción del dere­cho a deci­dir, la cri­mi­na­li­za­ción del movi­mien­to popu­lar, la estra­te­gia con­tra el eus­ke­ra, el nulo apo­yo a la empre­sa autóc­to­na y a la cla­se tra­ba­ja­do­ra nava­rra, la des­truc­ción medioam­bien­tal, las agre­sio­nes al patri­mo­nio y a la memo­ria his­tó­ri­ca, la impo­si­bi­li­dad de abor­tar, el polí­gono de tiro … han sido las señas de iden­ti­dad de los gobier­nos UPN/​PSN.

El Ame­jo­ra­mien­to es la cade­na que nos man­tie­ne ata­dos a una Espa­ña y a una oli­gar­quía que nos arras­tra a la mise­ria. Ha lle­ga­do la hora de rom­per ama­rras con aque­llos que sin nin­gún res­pe­to nos impo­nen sus leyes, sus recor­tes y refor­mas, mien­tras se lle­van nues­tros dine­ros para man­te­ner la casa real, ejer­ci­to y poli­cías con el obje­ti­vo de aca­llar las pro­tes­tas.

El Ame­jo­ra­mien­to como par­te de ese café para todos dise­ña­do para asi­mi­lar­nos, ha fra­ca­sa­do, no da mas de sí. El ciclo polí­ti­co de inten­to de asi­mi­la­ción de la Nava­rra alter­na­ti­va, insu­mi­sa, eus­kal­dun, pari­ta­ria, roja y rebel­de, ha fra­ca­sa­do. Nava­rra, como el res­to de Eus­ka Herria, está a las puer­tas de su tran­si­ción demo­crá­ti­ca. La cons­tan­cia, cla­ri­dad de ideas y empu­je de miles de nava­rros y nava­rras, han posi­bi­li­ta­do que en Nava­rra la semi­lla del cam­bio polí­ti­co y social haya aca­ba­do por ger­mi­nar.

La exclu­sión y la fal­ta de refren­do popu­lar no pue­den ser los cimien­tos don­de se cons­tru­ya el nue­vo mar­co polí­ti­co. La bases tie­nen que ser demo­crá­ti­cas, y el diá­lo­go inclu­si­vo y la par­ti­ci­pa­ción popu­lar lo son.

El Ame­jo­ra­mien­to no pue­de res­pon­der a las deman­das y nece­si­da­des de los nava­rros y nava­rras. Nece­si­ta­mos la sobe­ra­nia polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca para deci­dir nues­tro futu­ro así como nues­tra rela­ción con el res­to de terri­to­rios de Eus­kal-Herria.

Los nava­rros y las nava­rras nece­si­ta­mos el dere­cho a deci­dir para poder desa­rro­llar otro mode­lo de socie­dad ale­ja­do de los valo­res actua­les como el indi­vi­dua­lis­mo, la corrup­ción y el pelo­ta­zo y cen­tra­do en el bien­es­tar de la ciu­da­da­nía.

La mayo­ría social que a con­flui­do los últi­mos años a favor del cam­bio en Nafa­rroa hemos de mar­car­nos un obje­ti­vo cla­ro:
Tene­mos que ini­ciar un pro­ce­so polí­ti­co y social cuya fina­li­dad tie­ne que ser que Nava­rra deci­da libre­men­te su futu­ro. Es posi­ble, se están ges­tan­do nue­vas mayo­rías y ya ha lle­ga­do la hora de que Nava­rra rom­pa las cade­nas con Espa­ña y con la dere­cha.
Una­mos fuer­zas para REALIZAR el CAMBIO POLÍTICO Y SOCIAL en Nafa­rroa.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *