Ha lle­ga­do la hora de que Nava­rra rom­pa las cade­nas con Espa­ña y con la dere­cha- Ezker Abertzalea

“La estra­te­gia del Esta­do es rom­per el jarrón (Eus­kal Herria) en cachos para que sea impo­si­ble su recons­truc­ción. Si para ello tie­nen que uti­li­zar la vio­len­cia y el soborno lo utilizaran”.

Esta fra­se del his­tó­ri­co diri­gen­te de HB Teles­fo­ro Mon­zón apa­re­cía en un artícu­lo publi­ca­do en 1980 y defi­ne de mane­ra con­tun­den­te la estra­te­gia his­tó­ri­ca del Esta­do español.

Nava­rra es cues­tión de Esta­do por­que es el cimien­to sobre el que el Esta­do espa­ñol edi­fi­ca la estra­te­gia de par­ti­ción de Eus­kal Herria. Estra­te­gia de domi­na­ción polí­ti­ca, eco­nó­mi­ca y cul­tu­ral sus­ten­ta­da en el Amejoramiento.

Ame­jo­ra­mien­to cuyas bases son pro­fun­da­men­te anti­de­mo­crá­ti­cas: la exclu­sión y la fal­ta de refren­do popu­lar. La exclu­sión en la ela­bo­ra­ción del docu­men­to de los repre­sen­tan­tes aber­tza­les demo­crá­ti­ca­men­te ele­gi­dos y pos­te­rior­men­te su impo­si­ción sin con­sul­ta ni refren­do popular.

Con esas bases no resul­ta extra­ño, que estos últi­mos trein­ta años, Nava­rra haya sido el cor­ti­jo par­ti­cu­lar de la dere­cha, de los pode­res eco­nó­mi­cos y de los sec­to­res espa­ño­les más reac­cio­na­rios sien­do la pre­va­ri­ca­ción y la corrup­ción una cons­tan­te en la his­to­ria ins­ti­tu­cio­nal nava­rra de estas tres décadas.

La vul­ne­ra­ción del dere­cho a deci­dir, la cri­mi­na­li­za­ción del movi­mien­to popu­lar, la estra­te­gia con­tra el eus­ke­ra, el nulo apo­yo a la empre­sa autóc­to­na y a la cla­se tra­ba­ja­do­ra nava­rra, la des­truc­ción medioam­bien­tal, las agre­sio­nes al patri­mo­nio y a la memo­ria his­tó­ri­ca, la impo­si­bi­li­dad de abor­tar, el polí­gono de tiro … han sido las señas de iden­ti­dad de los gobier­nos UPN/​PSN.

El Ame­jo­ra­mien­to es la cade­na que nos man­tie­ne ata­dos a una Espa­ña y a una oli­gar­quía que nos arras­tra a la mise­ria. Ha lle­ga­do la hora de rom­per ama­rras con aque­llos que sin nin­gún res­pe­to nos impo­nen sus leyes, sus recor­tes y refor­mas, mien­tras se lle­van nues­tros dine­ros para man­te­ner la casa real, ejer­ci­to y poli­cías con el obje­ti­vo de aca­llar las protestas.

El Ame­jo­ra­mien­to como par­te de ese café para todos dise­ña­do para asi­mi­lar­nos, ha fra­ca­sa­do, no da mas de sí. El ciclo polí­ti­co de inten­to de asi­mi­la­ción de la Nava­rra alter­na­ti­va, insu­mi­sa, eus­kal­dun, pari­ta­ria, roja y rebel­de, ha fra­ca­sa­do. Nava­rra, como el res­to de Eus­ka Herria, está a las puer­tas de su tran­si­ción demo­crá­ti­ca. La cons­tan­cia, cla­ri­dad de ideas y empu­je de miles de nava­rros y nava­rras, han posi­bi­li­ta­do que en Nava­rra la semi­lla del cam­bio polí­ti­co y social haya aca­ba­do por germinar.

La exclu­sión y la fal­ta de refren­do popu­lar no pue­den ser los cimien­tos don­de se cons­tru­ya el nue­vo mar­co polí­ti­co. La bases tie­nen que ser demo­crá­ti­cas, y el diá­lo­go inclu­si­vo y la par­ti­ci­pa­ción popu­lar lo son.

El Ame­jo­ra­mien­to no pue­de res­pon­der a las deman­das y nece­si­da­des de los nava­rros y nava­rras. Nece­si­ta­mos la sobe­ra­nia polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca para deci­dir nues­tro futu­ro así como nues­tra rela­ción con el res­to de terri­to­rios de Euskal-Herria.

Los nava­rros y las nava­rras nece­si­ta­mos el dere­cho a deci­dir para poder desa­rro­llar otro mode­lo de socie­dad ale­ja­do de los valo­res actua­les como el indi­vi­dua­lis­mo, la corrup­ción y el pelo­ta­zo y cen­tra­do en el bien­es­tar de la ciudadanía.

La mayo­ría social que a con­flui­do los últi­mos años a favor del cam­bio en Nafa­rroa hemos de mar­car­nos un obje­ti­vo claro:
Tene­mos que ini­ciar un pro­ce­so polí­ti­co y social cuya fina­li­dad tie­ne que ser que Nava­rra deci­da libre­men­te su futu­ro. Es posi­ble, se están ges­tan­do nue­vas mayo­rías y ya ha lle­ga­do la hora de que Nava­rra rom­pa las cade­nas con Espa­ña y con la derecha.
Una­mos fuer­zas para REALIZAR el CAMBIO POLÍTICO Y SOCIAL en Nafarroa.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.