«El Comu­nis­mo era mejor para la edu­ca­ción y el depor­te»- Cul­tu­ra Bol­che­vi­que

El ex fut­bo­lis­ta Vík­tor Onop­ko, cono­ci­do para los afi­cio­na­dos espa­ño­les, afir­ma cla­ra­men­te que «el comu­nis­mo era mejor para la edu­ca­ción y el depor­te». Lo ha dicho en una entre­vis­ta con­ce­di­da al dia­rio Elpaís, con moti­vo del encuen­tro entre el Real Madrid y el CSKA de Mos­cú (his­tó­ri­co equi­po del Ejér­ci­to Rojo, en don­de Onop­ko es segun­do entre­na­dor).
Res­pec­to a cómo afec­tó la caí­da de la Unión Sovié­ti­ca al depor­te rey, ha dicho: “los cole­gios, las escue­las depor­ti­vas y las infra­es­truc­tu­ras esta­ban muy bien. Des­pués, cuan­do cayó la URSS, solo se pen­sa­ba en el dine­ro. Aho­ra se está vol­vien­do poco a poco a pen­sar pri­me­ro en el fút­bol y lue­go en el nego­cio. Hace fal­ta tra­ba­jar más en las cate­go­rías infe­rio­res y en cómo for­mar bue­nos juga­do­res como Igna­se­vich o Akin­feev”. Ha recal­ca­do el gran con­tras­te, exis­ten­te hoy, entre las ins­ta­la­cio­nes del depor­te de éli­te y el depor­te de base: “Antes había solo un país y aho­ra hay 15. Se cayó todo: las escue­las, los entre­na­do­res… Los téc­ni­cos de la URSS eran bue­nos pro­fe­sio­na­les. Aho­ra no hay muchos bue­nos téc­ni­cos ni bue­nas ins­ta­la­cio­nes para los niños. Solo las tie­nen los gran­des clu­bes y las gran­des ciu­da­des, pero no es sufi­cien­te”.
Vík­tor Onop­ko fue uno de los fut­bo­lis­tas rusos más des­ta­ca­dos en la déca­da de los noven­ta. Jugó 112 par­ti­dos inter­na­cio­na­les, fue nom­bra­do mejor juga­dor de Rusia en 1993 y 1994, ganó 3 cam­peo­na­tos rusos con el Spar­tak de Mos­cú y era con­si­de­ra­do de los mejo­res defen­sas del fút­bol euro­peo. Jugó 9 tem­po­ra­das en Espa­ña, 7 en el Real Ovie­do y 2 en el Rayo Valle­cano. Se reti­ró en 2005 y hoy es el segun­do entre­na­dor del CSKA de Mos­cú.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *