Fas­cis­mo social : el caso de Espa­ña- Bruno Vincesc

Un ex Fis­cal anti­co­rrup­ción espa­ñol, Jimé­nez Villa­re­jo, seña­la en la cade­na SER, más asus­ta­do que ape­sa­dum­bra­do, el tre­men­do peso del fran­quis­mo en la demo­cra­cia espa­ño­la. Ya esta­ba ahí con el PSOE, que no hizo mucho por extir­par­lo. Con el PP, regre­sa cre­ci­do y arro­gan­te. Socie­da­des for­mal­men­te demo­crá­ti­cas pero con el peso de la exclu­sión y el veto de que hizo gala el fas­cis­mo. ¿No hay sufi­cien­tes razo­nes para tener miedo?

Un juez, Gar­zón, fue­ra de la carre­ra judi­cial por per­se­guir la tra­ma Gür­tel de finan­cia­ción ile­gal del PP, por incul­par a Ber­lus­co­ni en 2001, por regis­trar la sede del BBV, por per­se­guir paraí­sos fis­ca­les y cues­tio­nar la lega­li­dad del cam­po de con­cen­tra­ción nor­te­ame­ri­cano de Guan­tá­na­mo y, gota que col­mó el vaso de las fami­lias del poder ibé­ri­co, por pre­gun­tar por los orí­ge­nes del sis­te­ma oli­gár­qui­co espa­ñol, esto es, por los crí­me­nes del fran­quis­mo. El res­pon­sa­ble de la red Gür­tel, Correa, des­de la cár­cel exi­ge cam­bios en la fis­ca­lía y en la poli­cía como si el Esta­do fue­ra una fran­qui­cia de su negocio.

El fres­co, ajeno al Esta­do de dere­cho, pare­ce no tener fin. Unos gobier­nos, del PSOE y del PP, que no per­mi­tie­ron que Botin fue­ra juz­ga­do por un frau­de a la Hacien­da públi­ca de casi 40.000 millo­nes de euros ‑las cesio­nes de cré­di­to del Ban­co Santander‑, negán­do­se el fis­cal públi­co a hacer la acu­sa­ción y per­mi­tien­do archi­var la cau­sa dene­gan­do a la acu­sa­ción par­ti­cu­lar la posi­bi­li­dad de ini­ciar el jui­cio; que no per­mi­tie­ron que el Pre­si­den­te de Tele­fó­ni­ca, César Alier­ta, fue­ra juz­ga­do por uso de infor­ma­ción pri­vi­le­gia­da por la com­pra de accio­nes de Taba­ca­le­ra, de la que enton­ces era Pre­si­den­te. ¿Cau­sa de su liber­tad? Pres­crip­ción des­pués de todo tipo de obs­tácu­los crea­dos des­de la fis­ca­lía (orga­nis­mo diri­gi­do por el Gobierno).

Nega­ti­va del Gobierno de Espa­ña (PSOE) de incor­po­rar la Direc­ti­va euro­pea con­tra el blan­queo de dine­ro pro­ve­nien­te de nego­cios ile­ga­les y del frau­de fis­cal (2005). En 2009, Espa­ña es con­de­na­da por no incor­po­rar la direc­ti­va. En 2003, dos dipu­tados del PSOE des­apa­re­cen cuan­do tenían que votar el gobierno de Madrid, en una coa­li­ción entre el Par­ti­do Socia­lis­ta e Izquier­da Uni­da. Detrás de los dos tráns­fu­gas, oscu­ras redes inmo­bi­lia­rias. Hay que repe­tir las elec­cio­nes y las gana Espe­ran­za Agui­rre. Uno de los tráns­fu­gas, Tama­yo, visi­ta en 2010 ‑sin éxi­to- a la Pre­si­den­te Agui­rre en la sede de Gobierno. Acu­sa de estar detrás de la tra­ma al que era el núme­ro dos del PP regio­nal ‑Ricar­do Rome­ro de Teja­da- y ame­na­za con “tirar de la man­ta”. La fis­ca­lía inves­ti­ga el caso pero pron­to lo abandona.

El Par­ti­do Popu­lar gana las elec­cio­nes y cam­bia la cúpu­la de la poli­cía que esta­ba inves­ti­gan­do la red Gür­tel. Igual­men­te, abre, pese a ser cosa juz­ga­da, el caso del 11‑M, con el fin de insis­tir en la idea de que fue ETA y no Al Qae­da quien hizo los aten­ta­dos de Ato­cha. ¿La razón? Des­pres­ti­giar a Rubal­ca­ba y pre­sen­tar como un robo la pér­di­da de las elec­cio­nes en 2004, que ganó Zapa­te­ro. Des­ti­tu­ye igual­men­te a cin­co jefes de ins­pec­ción de la Ofi­ci­na Nacio­nal de Inves­ti­ga­ción del Frau­de (que esta­ban con el caso Gür­tel y el caso del yerno del Rey, Iña­ki Urdan­ga­rín, Duque de Pal­ma) y nom­bra direc­to­ra adjun­ta-núme­ro 2– a Pilar Valien­te, quien fue­ra Pre­si­den­ta de la Comi­sión Nacio­nal del Mer­ca­do de Valo­res (CNMV) y que se vio obli­ga­da a dimi­tir en sep­tiem­bre de 2001 como con­se­cuen­cia del frau­de de Ges­car­te­ra que lle­vó a la cár­cel a su Pre­si­den­te (roba­ron 120 millo­nes de euros). A Pilar Gimé­nez Rey­na, Pre­si­den­ta de Ges­car­te­ra, la poli­cía le encon­tró una nota en su dia­rio don­de decía, en rela­ción con la posi­ble inter­ven­ción por par­te de la CNMV de esa empre­sa: “Solo está Pilar Valien­te, que avi­sa rápidamente”.

El dia­rio El mun­do publi­ca una noti­cia fal­sa acu­san­do de terra­te­nien­te a uno de los pro­mo­to­res de la con­sul­ta popu­lar con­tra la pri­va­ti­za­ción del Canal de Isa­bel II. La poli­cía valen­cia­na denun­cia a uno de los estu­dian­tes que pro­tes­tan con­tra la vio­len­cia poli­cial. El gru­po de ultra­de­re­cha “manos lim­pias” denun­cia a dies­tra y a sinies­tra a todo aquel que pre­ten­de tocar intere­ses de la dere­cha eco­nó­mi­ca y polí­ti­ca española….

El Minis­te­rio de Medio Ambien­te pre­ten­der lega­li­zar todas las edi­fi­ca­cio­nes ile­ga­les cons­trui­das en las Cos­tas. Se aprue­ba una refor­ma labo­ral que des­tru­ye bue­na par­te de lo cons­trui­do des­de la lle­ga­da de la demo­cra­cia. Comien­za un ata­que furi­bun­do con­tra los sin­di­ca­tos. Comien­za un ata­que igual­men­te furi­bun­do con­tra la tele­vi­sión públi­ca, a la que se pre­ten­de pri­me­ro amor­da­zar y lue­go mani­pu­lar. La igle­sia con­si­gue que des­apa­rez­ca la asig­na­tu­ra Edu­ca­ción para la ciu­da­da­nía, mien­tras sigue la ame­na­za sobre el matri­mo­nio homo­se­xual y la últi­ma ley del aborto.

La con­clu­sión de todas estas medi­das es sola­men­te una: poner el país al ser­vi­cio de unos cuan­tos pri­vi­le­gia­dos, anes­te­sian­do al res­to con pro­pa­gan­da o con repre­sión. El efec­to es el mis­mo que con­si­guió el fas­cis­mo en los años trein­ta: vetar el paso a millo­nes de per­so­nas a los dere­chos de ciu­da­da­nía. Con la dife­ren­cia de que aho­ra no hace fal­ta dar gol­pes de Esta­do cruen­tos, fusi­lar al ama­ne­cer o aca­llar cada rin­cón crí­ti­co con cár­cel o pali­zas. El papel de los mili­ta­res y los falan­gis­tas aho­ra lo hacen los mer­ca­dos, los jue­ces e, inclu­so, los partidos.

No hace fal­ta fusi­lar a nadie. De momento.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.