Fas­cis­mo social : el caso de Espa­ña- Bruno Vin­cesc

Un ex Fis­cal anti­co­rrup­ción espa­ñol, Jimé­nez Villa­re­jo, seña­la en la cade­na SER, más asus­ta­do que ape­sa­dum­bra­do, el tre­men­do peso del fran­quis­mo en la demo­cra­cia espa­ño­la. Ya esta­ba ahí con el PSOE, que no hizo mucho por extir­par­lo. Con el PP, regre­sa cre­ci­do y arro­gan­te. Socie­da­des for­mal­men­te demo­crá­ti­cas pero con el peso de la exclu­sión y el veto de que hizo gala el fas­cis­mo. ¿No hay sufi­cien­tes razo­nes para tener mie­do?

Un juez, Gar­zón, fue­ra de la carre­ra judi­cial por per­se­guir la tra­ma Gür­tel de finan­cia­ción ile­gal del PP, por incul­par a Ber­lus­co­ni en 2001, por regis­trar la sede del BBV, por per­se­guir paraí­sos fis­ca­les y cues­tio­nar la lega­li­dad del cam­po de con­cen­tra­ción nor­te­ame­ri­cano de Guan­tá­na­mo y, gota que col­mó el vaso de las fami­lias del poder ibé­ri­co, por pre­gun­tar por los orí­ge­nes del sis­te­ma oli­gár­qui­co espa­ñol, esto es, por los crí­me­nes del fran­quis­mo. El res­pon­sa­ble de la red Gür­tel, Correa, des­de la cár­cel exi­ge cam­bios en la fis­ca­lía y en la poli­cía como si el Esta­do fue­ra una fran­qui­cia de su nego­cio.

El fres­co, ajeno al Esta­do de dere­cho, pare­ce no tener fin. Unos gobier­nos, del PSOE y del PP, que no per­mi­tie­ron que Botin fue­ra juz­ga­do por un frau­de a la Hacien­da públi­ca de casi 40.000 millo­nes de euros ‑las cesio­nes de cré­di­to del Ban­co Santander‑, negán­do­se el fis­cal públi­co a hacer la acu­sa­ción y per­mi­tien­do archi­var la cau­sa dene­gan­do a la acu­sa­ción par­ti­cu­lar la posi­bi­li­dad de ini­ciar el jui­cio; que no per­mi­tie­ron que el Pre­si­den­te de Tele­fó­ni­ca, César Alier­ta, fue­ra juz­ga­do por uso de infor­ma­ción pri­vi­le­gia­da por la com­pra de accio­nes de Taba­ca­le­ra, de la que enton­ces era Pre­si­den­te. ¿Cau­sa de su liber­tad? Pres­crip­ción des­pués de todo tipo de obs­tácu­los crea­dos des­de la fis­ca­lía (orga­nis­mo diri­gi­do por el Gobierno).

Nega­ti­va del Gobierno de Espa­ña (PSOE) de incor­po­rar la Direc­ti­va euro­pea con­tra el blan­queo de dine­ro pro­ve­nien­te de nego­cios ile­ga­les y del frau­de fis­cal (2005). En 2009, Espa­ña es con­de­na­da por no incor­po­rar la direc­ti­va. En 2003, dos dipu­tados del PSOE des­apa­re­cen cuan­do tenían que votar el gobierno de Madrid, en una coa­li­ción entre el Par­ti­do Socia­lis­ta e Izquier­da Uni­da. Detrás de los dos tráns­fu­gas, oscu­ras redes inmo­bi­lia­rias. Hay que repe­tir las elec­cio­nes y las gana Espe­ran­za Agui­rre. Uno de los tráns­fu­gas, Tama­yo, visi­ta en 2010 ‑sin éxi­to- a la Pre­si­den­te Agui­rre en la sede de Gobierno. Acu­sa de estar detrás de la tra­ma al que era el núme­ro dos del PP regio­nal ‑Ricar­do Rome­ro de Teja­da- y ame­na­za con “tirar de la man­ta”. La fis­ca­lía inves­ti­ga el caso pero pron­to lo aban­do­na.

El Par­ti­do Popu­lar gana las elec­cio­nes y cam­bia la cúpu­la de la poli­cía que esta­ba inves­ti­gan­do la red Gür­tel. Igual­men­te, abre, pese a ser cosa juz­ga­da, el caso del 11‑M, con el fin de insis­tir en la idea de que fue ETA y no Al Qae­da quien hizo los aten­ta­dos de Ato­cha. ¿La razón? Des­pres­ti­giar a Rubal­ca­ba y pre­sen­tar como un robo la pér­di­da de las elec­cio­nes en 2004, que ganó Zapa­te­ro. Des­ti­tu­ye igual­men­te a cin­co jefes de ins­pec­ción de la Ofi­ci­na Nacio­nal de Inves­ti­ga­ción del Frau­de (que esta­ban con el caso Gür­tel y el caso del yerno del Rey, Iña­ki Urdan­ga­rín, Duque de Pal­ma) y nom­bra direc­to­ra adjun­ta-núme­ro 2– a Pilar Valien­te, quien fue­ra Pre­si­den­ta de la Comi­sión Nacio­nal del Mer­ca­do de Valo­res (CNMV) y que se vio obli­ga­da a dimi­tir en sep­tiem­bre de 2001 como con­se­cuen­cia del frau­de de Ges­car­te­ra que lle­vó a la cár­cel a su Pre­si­den­te (roba­ron 120 millo­nes de euros). A Pilar Gimé­nez Rey­na, Pre­si­den­ta de Ges­car­te­ra, la poli­cía le encon­tró una nota en su dia­rio don­de decía, en rela­ción con la posi­ble inter­ven­ción por par­te de la CNMV de esa empre­sa: “Solo está Pilar Valien­te, que avi­sa rápi­da­men­te”.

El dia­rio El mun­do publi­ca una noti­cia fal­sa acu­san­do de terra­te­nien­te a uno de los pro­mo­to­res de la con­sul­ta popu­lar con­tra la pri­va­ti­za­ción del Canal de Isa­bel II. La poli­cía valen­cia­na denun­cia a uno de los estu­dian­tes que pro­tes­tan con­tra la vio­len­cia poli­cial. El gru­po de ultra­de­re­cha “manos lim­pias” denun­cia a dies­tra y a sinies­tra a todo aquel que pre­ten­de tocar intere­ses de la dere­cha eco­nó­mi­ca y polí­ti­ca espa­ño­la….

El Minis­te­rio de Medio Ambien­te pre­ten­der lega­li­zar todas las edi­fi­ca­cio­nes ile­ga­les cons­trui­das en las Cos­tas. Se aprue­ba una refor­ma labo­ral que des­tru­ye bue­na par­te de lo cons­trui­do des­de la lle­ga­da de la demo­cra­cia. Comien­za un ata­que furi­bun­do con­tra los sin­di­ca­tos. Comien­za un ata­que igual­men­te furi­bun­do con­tra la tele­vi­sión públi­ca, a la que se pre­ten­de pri­me­ro amor­da­zar y lue­go mani­pu­lar. La igle­sia con­si­gue que des­apa­rez­ca la asig­na­tu­ra Edu­ca­ción para la ciu­da­da­nía, mien­tras sigue la ame­na­za sobre el matri­mo­nio homo­se­xual y la últi­ma ley del abor­to.

La con­clu­sión de todas estas medi­das es sola­men­te una: poner el país al ser­vi­cio de unos cuan­tos pri­vi­le­gia­dos, anes­te­sian­do al res­to con pro­pa­gan­da o con repre­sión. El efec­to es el mis­mo que con­si­guió el fas­cis­mo en los años trein­ta: vetar el paso a millo­nes de per­so­nas a los dere­chos de ciu­da­da­nía. Con la dife­ren­cia de que aho­ra no hace fal­ta dar gol­pes de Esta­do cruen­tos, fusi­lar al ama­ne­cer o aca­llar cada rin­cón crí­ti­co con cár­cel o pali­zas. El papel de los mili­ta­res y los falan­gis­tas aho­ra lo hacen los mer­ca­dos, los jue­ces e, inclu­so, los par­ti­dos.

No hace fal­ta fusi­lar a nadie. De momen­to.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *