Estras­bur­go con­de­na a Fran­cia- Behatokia

El Tri­bu­nal de Dere­chos Huma­nos de Estras­bur­go aca­ba de hacer públi­ca la Sen­ten­cia G. con­tra Fran­cia nume­ro 2724409 con fecha 23/​02/​2012 sobre la per­ma­nen­cia en pri­sión de pre­sos gra­ve­men­te enfer­mos, sen­ten­cia que vie­ne en un momen­to en el que se está recla­man­do la pues­ta en liber­tad de pre­sos vas­cos encar­ce­la­dos con enfer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles. En la sen­ten­cia se con­clu­ye que:

Una per­so­na man­te­ni­da en pri­sión con gra­ves pro­ble­mas men­ta­les hace más difí­cil que se le pue­da pro­por­cio­nar un tra­ta­mien­to médi­co reque­ri­do a su situa­ción y some­te al reo a una situa­ción que exce­de el nivel inevi­ta­ble de sufri­mien­to inhe­ren­te en el dete­ni­do. Se con­de­na al esta­do fran­cés por tra­tos inhu­ma­nos y degra­dan­tes por man­te­ner a una per­so­na con pro­ble­mas men­ta­les en pri­sión, en base al artícu­lo 3 del­Con­ve­nio Euro­peo de Dere­chos Humanos.

Con­ve­nio rati­fi­ca­do por Espa­ña y que por tan­to le vin­cu­la. La sen­ten­cia es cla­ra y de gran impor­tan­cia en lo refe­ren­te al reco­no­ci­mien­to de los dere­chos de una per­so­na pre­sa y gra­ve­men­te enfer­ma y su acce­so a la liber­tad. Recor­dar en este sen­ti­do que el pre­so polí­ti­co vas­co Txus Mar­tin, encar­ce­la­do en la pri­sión de Zaba­lla, que sufre un tras­torno esqui­zo-afec­ti­vo con com­po­nen­te deli­ran­te. Mar­tín per­ma­ne­ció 8 años en pri­sión en el Esta­do fran­cés en situa­ción de inco­mu­ni­ca­ción lo que le lle­vó a desa­rro­llar la enfer­me­dad que aho­ra pade­ce y se encuen­tra en pri­sión pre­ven­ti­va, es decir, sin nin­gu­na sen­ten­cia fir­me en su contra.

Aún sabien­do que su per­ma­nen­cia en pri­sión pue­de agra­var su esta­do de salud, la fis­ca­lía ha nega­do su pues­ta en liber­tad, tenien­do cono­ci­mien­to de que su situa­ción no se ha adap­ta a las obli­ga­cio­nes lega­les, como así lo demues­tra la sen­ten­cia mencionada .

Al igual que Txus Mar­tín, otros 8 pre­sos y pre­sas polí­ti­cas vas­cas gra­ve­men­te enfer­mas per­ma­ne­cen en pri­sión con­tra­vi­nien­do tan­to la pro­pia legis­la­ción espa­ño­la como inter­na­cio­nal, apli­can­do una serie de medi­das de excep­ción que pue­den tener nefas­tas con­se­cuen­cias para los pre­sos y pre­sas que tie­nen enfer­me­da­des gra­ves e incurables.

Por todo ello sólo pode­mos exi­gir, la inme­dia­ta libe­ra­ción de los pre­sos y pre­sas polí­ti­cas vas­cas que se encuen­tran gra­ve­men­te enfer­mos ya que su situa­ción en pri­sión no sólo es ile­gal, sino que aten­ta con­tra uno de los dere­chos más bási­cos como es el dere­cho a la salud.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.