Estras­bur­go con­de­na a Fran­cia- Beha­to­kia

El Tri­bu­nal de Dere­chos Huma­nos de Estras­bur­go aca­ba de hacer públi­ca la Sen­ten­cia G. con­tra Fran­cia nume­ro 2724409 con fecha 23/​02/​2012 sobre la per­ma­nen­cia en pri­sión de pre­sos gra­ve­men­te enfer­mos, sen­ten­cia que vie­ne en un momen­to en el que se está recla­man­do la pues­ta en liber­tad de pre­sos vas­cos encar­ce­la­dos con enfer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles. En la sen­ten­cia se con­clu­ye que:

Una per­so­na man­te­ni­da en pri­sión con gra­ves pro­ble­mas men­ta­les hace más difí­cil que se le pue­da pro­por­cio­nar un tra­ta­mien­to médi­co reque­ri­do a su situa­ción y some­te al reo a una situa­ción que exce­de el nivel inevi­ta­ble de sufri­mien­to inhe­ren­te en el dete­ni­do. Se con­de­na al esta­do fran­cés por tra­tos inhu­ma­nos y degra­dan­tes por man­te­ner a una per­so­na con pro­ble­mas men­ta­les en pri­sión, en base al artícu­lo 3 del­Con­ve­nio Euro­peo de Dere­chos Huma­nos.

Con­ve­nio rati­fi­ca­do por Espa­ña y que por tan­to le vin­cu­la. La sen­ten­cia es cla­ra y de gran impor­tan­cia en lo refe­ren­te al reco­no­ci­mien­to de los dere­chos de una per­so­na pre­sa y gra­ve­men­te enfer­ma y su acce­so a la liber­tad. Recor­dar en este sen­ti­do que el pre­so polí­ti­co vas­co Txus Mar­tin, encar­ce­la­do en la pri­sión de Zaba­lla, que sufre un tras­torno esqui­zo-afec­ti­vo con com­po­nen­te deli­ran­te. Mar­tín per­ma­ne­ció 8 años en pri­sión en el Esta­do fran­cés en situa­ción de inco­mu­ni­ca­ción lo que le lle­vó a desa­rro­llar la enfer­me­dad que aho­ra pade­ce y se encuen­tra en pri­sión pre­ven­ti­va, es decir, sin nin­gu­na sen­ten­cia fir­me en su con­tra.

Aún sabien­do que su per­ma­nen­cia en pri­sión pue­de agra­var su esta­do de salud, la fis­ca­lía ha nega­do su pues­ta en liber­tad, tenien­do cono­ci­mien­to de que su situa­ción no se ha adap­ta a las obli­ga­cio­nes lega­les, como así lo demues­tra la sen­ten­cia men­cio­na­da .

Al igual que Txus Mar­tín, otros 8 pre­sos y pre­sas polí­ti­cas vas­cas gra­ve­men­te enfer­mas per­ma­ne­cen en pri­sión con­tra­vi­nien­do tan­to la pro­pia legis­la­ción espa­ño­la como inter­na­cio­nal, apli­can­do una serie de medi­das de excep­ción que pue­den tener nefas­tas con­se­cuen­cias para los pre­sos y pre­sas que tie­nen enfer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles.

Por todo ello sólo pode­mos exi­gir, la inme­dia­ta libe­ra­ción de los pre­sos y pre­sas polí­ti­cas vas­cas que se encuen­tran gra­ve­men­te enfer­mos ya que su situa­ción en pri­sión no sólo es ile­gal, sino que aten­ta con­tra uno de los dere­chos más bási­cos como es el dere­cho a la salud.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *