Noso­tros, los demó­cra­tas- Mikel Ari­za­le­ta

Oíd­le al minis­tro de Jus­ti­cia espa­ñol, Alber­to Ruiz-Gallar­dón, repe­tir una y otra vez: Noso­tros los demó­cra­tas. Y pen­sad que está casa­do con María del Mar Utre­ra Gómez, hija de José Utre­ra Moli­na, minis­tro de
Fran­co, jefe de Falan­ge y que entre sus gran­des obras de cari­dad y huma­nis­mo, figu­ra la fir­ma de las sen­ten­cias de muer­te de Sal­va­dor Puig Antich y Heinz Chez.

Oíd­le al nue­vo pre­si­den­te de la Sala de lo Penal de la Audien­cia Nacio­nal espa­ño­la, Fer­nan­do Gran­de-Mar­las­ka cla­mar: Noso­tros los demó­cra­tas, y leed el rela­to de tor­tu­ras y vio­la­ción de Bea­triz Etxe­ba­rria, lle­va­do a cabo ante este juez y su res­pues­ta de cola­bo­ra­ción e igno­mi­nia.

Oíd­le al ante­rior fis­cal gene­ral del Esta­do, Cán­di­do Con­de Pum­pi­do pre­go­nar: Noso­tros los demó­cra­tas, y leed la sen­ten­cia falla­da en Valla­do­lid en 1938, la con­de­na a muer­te de un gru­po de sol­da­dos repu­bli­ca­nos fir­ma­da por el fis­cal audi­tor fran­quis­ta, trai­dor a la Repú­bli­ca y cri­mi­nal de gue­rra, Luciano Con­de Pum­pi­do, abue­lo del
pri­me­ro y res­pon­sa­ble de muchas otras muer­tes.

Y es que como dice Anto­nio Onta­ñón Toca en su libro “Res­ca­ta­dos del olvi­do” a poco que inves­ti­gues ves que muchos de los nom­bres que for­ma­ban los tri­bu­na­les mili­ta­res, cri­mi­na­les de gue­rra y trai­ción, tie­nen fami­lia­res actual­men­te en la judi­ca­tu­ra. O, con otras pala­bras, la judi­ca­tu­ra actual no deja de ser un rela­to de igno­mi­nia. Des­pués y todo Juan Car­los es dedo de un dic­ta­dor.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *