307 muje­res acu­die­ron a Argi­tan en 2011 en bus­ca de orientación

argitan

ARGITAN aten­dió de Enero a Diciem­bre del año 2011 a 307 muje­res, sien­do el moti­vo de con­sul­ta mayo­ri­ta­rio la sepa­ra­ción /​divorcio (38,2%) prin­ci­pal­men­te con todas las cues­tio­nes que esto impli­ca: guar­da y cus­to­dia de las hijas y los hijos, situa­ción eco­nó­mi­ca que gene­ra, pen­sio­nes de ali­men­tos, etc. Ade­más el colec­ti­vo femi­nis­ta indi­ca que detrás de la nece­si­dad de infor­ma­ción sobre sepa­ra­ción, se sue­len sola­par los malos tra­tos psi­co­ló­gi­cos y/​o físi­cos. En épo­ca de cri­sis y recor­tes eco­nó­mi­cos las muje­res, tan­to las ocu­pa­das como las para­das nos encon­tra­mos en una mala situa­ción labo­ral con menor tasa de acti­vi­dad, mayor tem­po­ra­li­dad, mayor des­em­pleo, mayor pre­sen­cia en jor­na­da a tiem­po par­cial, per­sis­ten­te la bre­cha sala­rial y menor pro­tec­ción social, por ello este 8 de mar­zo vol­ve­rán a la calle a rei­vin­di­car el lugar que a las muje­res nos corres­pon­de en todos los espa­cios bajo el lema “Cri­sis: las muje­res nos lle­va­mos la peor par­te». La cita es el 8 de Mar­zo, a las 12:00 en la Herri­ko Pla­za de Bara­kal­do. Por la tar­de, lla­man a acu­dir a las 20:00, a la Mani­fes­ta­ción de Herrial­de que sal­drá del Are­nal de Bilbao.

Argi­tan sigue cons­ta­tan­do que son muchas las muje­res que no reco­no­cen el mal­tra­to psi­co­ló­gi­co como vio­len­cia real con­tra ellas. A pesar de ello y de que sólo se denun­cia entre un 15 y un 30%, duran­te el año 2011, 43 (24 en 2009) han sido las muje­res de nues­tro pue­blo que han denun­cia­do explí­ci­ta­men­te en el Cen­tro Malos Tra­tos y/​o agre­sio­nes sexua­les un 14,2% (7,9% en 2009). Gene­ral­men­te el dato se ha man­te­ni­do alre­de­dor del 10% arri­ba y/​o aba­jo en estos últi­mos años.

Argi­tan cri­ti­ca la asis­ten­cia del Ser­vi­cio de Salud Públi­co (Osa­ki­detza) que no cubre sufi­cien­te­men­te las pro­ble­má­ti­cas socia­les espe­cí­fi­cas de muje­res como los malos tra­tos, la depre­sión, los con­flic­tos de pare­ja, las difi­cul­ta­des en la sepa­ra­ción, los tras­tor­nos de ali­men­ta­ción, etc. por lo que con­ti­núan vien­do cómo un núme­ro impor­tan­te de muje­res pasa por la Aten­ción Psi­co­ló­gi­ca (4,4%), habién­do­se des­ti­na­do gran esfuer­zo a la aten­ción colec­ti­va debi­do a que se ha con­si­de­ra­do impor­tan­te aumen­tar los Gru­pos de Auto­es­ti­ma, demos­tran­do que la labor que se rea­li­za es nece­sa­ria para las mujeres.

Ade­más, con­si­de­ran que los Talle­res de Auto­de­fen­sa que rea­li­zan duran­te el cur­so son un ins­tru­men­to mag­ní­fi­co para mejo­rar la segu­ri­dad, la con­fian­za y la auto­es­ti­ma, en defi­ni­ti­va, de las mujeres.

Femi­ni­za­ción de la pobreza

Los pro­ble­mas labo­ra­les 26,2% (8,1% en 2010) como moti­vo de con­sul­ta y las Pres­ta­cio­nes socia­les 12% (Ren­ta de Garan­tía de Ingre­sos y Ayu­das de Emer­gen­cia Social, Vivien­da, etc.) para supe­rar los pro­ble­mas eco­nó­mi­cos por la fal­ta de recur­sos, dan un refle­jo de la Femi­ni­za­ción de la pobre­za en una épo­ca de cri­sis eco­nó­mi­ca. El 61,82% de las muje­res care­cen de empleo o cobran pen­sio­nes esca­sí­si­mas gene­ral­men­te de viu­de­dad, o reci­ben Ayu­das Socia­les (en muchos casos sepa­ra­das con hijos e hijas a su car­go). El 38,1% cuen­ta con ingre­sos pro­pios, sin embar­go, en la mayo­ría de las oca­sio­nes son empleos tem­po­ra­les, a tiem­po par­cial y con bajos sala­rios que gene­ran una altí­si­ma pre­ca­rie­dad labo­ral que lle­va a las muje­res a sufrir ries­go de pobre­za, sobre todo cuan­do rom­pe la rela­ción de pare­ja. Ade­más sigue sien­do nota­ble la deman­da de infor­ma­ción sobre Tra­ba­jo domés­ti­co por cuen­ta aje­na con menos dere­chos que el res­to de los tra­ba­ja­do­res y requi­rien­do tam­bién noti­cias sobre la nue­va Nor­ma­ti­va legal en la que se han pro­du­ci­do diver­sos cam­bios en la situa­ción labo­ral de las trabajadoras.

Argi­tan recuer­da que esta reali­dad, Exi­ge de las Ins­ti­tu­cio­nes Medi­das y Recur­sos (Pisos de Aco­gi­da, Ser­vi­cios de urgen­cia, Juz­ga­dos de guar­dia, pres­ta­cio­nes eco­nó­mi­cas, guar­de­rías, etc.) que ayu­den a supe­rar las des­igual­da­des y dis­cri­mi­na­cio­nes, así como los Malos Tra­tos y Agre­sio­nes que pesan sobre las mujeres.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *