Gobierno de Lakua : Impu­ni­dad por decre­to, cinis­mo por voca­ción- Ahaz­tuak 1936 – 1977

En el momen­to en que hace un par de sema­nas se hizo publi­co des­de el Gobierno Vas­co la ela­bo­ra­ción del borra­dor del deno­mi­na­do “decre­to sobre víc­ti­mas de abu­sos poli­cia­les y para­po­li­cia­les en un con­tex­to de moti­va­ción polí­ti­ca entre los años 1968 y 1978” ya hici­mos una pri­me­ra valo­ra­ción en la que entre otras con­si­de­ra­cio­nes expre­sa­ba­mos nues­tra cri­ti­ca a un “nue­vo decre­to” que a nues­tra for­ma de ver solo vie­ne a mos­trar lo difi­cil y has­ta paté­ti­co que es para unas ins­ti­tu­cio­nes que se deno­mi­nan demo­cra­ti­cas inten­tar a estas altu­ras “hacer como que se salen” que no salir del cena­gal que supo­ne una impu­ni­dad apo­ya­da duran­te des­de esas mis­mas ins­ti­tu­cio­nes para cri­me­nes come­ti­dos por un régi­men fas­cis­ta como fue el de la dic­ta­du­ra fran­quis­ta.

En con­cre­to denun­cia­ba­mos que más allá de las decla­ra­cio­nes y el mar­ke­ting poli­ti­co este decre­to no era mas que un ejer­ci­cio de dosi­fi­ca­ción de impu­ni­dad a con­ve­nien­cia si lo vemos des­de esa deman­da inte­gral de ver­dad, de jus­ti­cia y de repa­ra­ción para todas las vic­ti­mas del fran­quis­mo y tam­bien para todas las per­so­nas que lucha­ron con­tra dicho régi­men. Sub­ra­ya­ba­mos esto con el hecho de que des­de este decre­to se con­tem­pla­ra como úni­co pará­me­tro de repa­ra­ción real la per­cep­ción de una deter­mi­na­da can­ti­dad eco­nó­mi­ca, no plan­tean­do nin­gú­na medi­da con­tra la impu­ni­dad de las per­so­nas ‑car­gos polí­ti­cos, poli­cia­les, judi­cia­les, mili­ta­res- que tuvie­ran algu­na repon­sa­bi­li­dad en los hechos que con­vir­tie­ron a las vic­ti­mas en tales, dejan­do abso­lu­ta­men­te de lado y de for­ma cons­cien­te los pará­me­tros de jus­ti­cia uni­ver­sal y de los de per­se­cu­ción de los cri­me­nes come­ti­dos por cual­quier régi­men fas­cis­ta, el fran­quis­ta inclui­do, que debe­rían ser la base de cual­quier nor­ma­ti­va que des­de cual­quier ins­ti­tu­ción ‑tam­bien el Gobierno de Lakua- pre­ten­da ofre­cer ver­dad, repa­ra­ción y jus­ti­cia a las vic­ti­mas del fran­quis­mo.

Dos sema­nas las decla­ra­cio­nes de la por­ta­voz del eje­cu­ti­vo de Lakua vie­nen a corro­bo­rar lo que denun­cia­ba­mos cuan­do hacia­mos esta apre­cia­ción públi­ca. Según Idoia Men­día que­da total­men­te exclui­da la inves­ti­ga­ción judi­cial de dichos abu­sos como que­da exclui­do el cono­ci­mien­to de la iden­ti­dad de quie­nes los orde­na­ron y per­pe­tra­ron y como que­da exclui­da la posi­bi­li­dad de un pro­ce­so judi­cial a todos ellos: el Eje­cu­ti­vo de Lakua ha deci­di­do de for­ma uni­la­te­ral que la úni­ca “repa­ra­ción” a la que tie­nen dere­cho las vic­ti­mas de abu­sos poli­cia­les y para­po­li­cia­les de los últi­mos años del régi­men fran­quis­ta sea a una “repa­ra­ción” exclu­si­va­men­te conó­mi­ca, es decir, a algo que posi­bi­li­te seguir man­te­nien­do la impu­ni­dad man­te­ni­do has­ta hoy para los cri­me­nes y los cri­mi­na­les.

Ante esto no pode­mos sino vol­ver a inci­dir por enési­ma vez en lo insul­tan­te y lesi­vo que para las vic­ti­mas del fra­quis­mo son estas decla­ra­cio­nes y más aún la defen­sa sin amba­ges del mode­lo de impu­ni­dad para los cri­me­nes del régi­men fran­quis­ta que apa­re­cen tras ellas, todo ello ade­más expre­sa­do en una sober­bia mues­tra de cinis­mo en el dia ante­rior en que el mis­mo Eje­cu­ti­vo que asu­me esta ver­gon­zan­te lec­tu­ra y su con­si­guien­te prác­ti­ca va a depo­si­tar “por pri­me­ra vez” una ofren­da flo­ral en memo­ria de los obre­ros ase­si­na­dos el 3 de Mar­zo de 1976 en Vito­ria en uno de los epi­so­dios cri­mi­na­les mas bru­ta­les y san­gran­tes de ese perio­do y para el que el Gobierno de Lakua segui­rá ofre­cien­do impu­ni­dad.

Dicho esto no pode­mos sino ter­mi­nar vol­vien­do a tras­la­dar a las per­so­nas ela­bo­ra­do­ras de dicho docu­men­to y a los ámbi­tos polí­ti­cos e ins­ti­tu­cio­na­les a los que per­te­ne­cen nues­tra exi­gen­cia de que eli­mi­nen de entre las que defi­nen como aspi­ra­cio­nes del decre­to que han ela­bo­ra­do el de “devol­ver la dig­ni­dad” a las vic­ti­mas a las que se refie­re, toda vez que nin­gu­na de ellas la hemos per­di­do nún­ca: si aca­so son las ins­ti­tu­cio­nes y los poli­ti­cos que has­ta hoy nos siguen man­te­nien­do a [email protected] en el olvi­do y a nues­tros vic­ti­ma­rios en la impu­ni­dad los que debe­rían inten­tar recu­pe­rar esa dig­ni­dad, algo que como evi­den­cia este decre­to y las decla­ra­cio­nes de Idoia men­dia cada vez tie­ne más difi­cil.

AHAZTUAK 1936 – 1977

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *