3 de mar­zo trein­ta y seis años des­pués- Boltxe Kolek­ti­boa

Trein­ta y seis años han pasa­do des­de que el Esta­do espa­ñol opta­se por aho­gar en san­gre las jus­tas rei­vin­di­ca­cio­nes de la cla­se obre­ra vas­ca. Cin­co com­pa­ñe­ros paga­ron con su vida la osa­día de alzar­se con­tra la opre­sión doble que vive nues­tro pue­blo, la opre­sión nacio­nal espa­ño­lis­ta con­tra nues­tros dere­chos nacio­na­les y la explo­ta­ción, cada día mayor, del sis­te­ma capi­ta­lis­ta que pade­ce­mos y tri­ple opre­sión en el caso de las muje­res vas­cas, si aña­di­mos la opre­sión patriar­cal.

Los cin­co com­pa­ñe­ros que fue­ron ase­si­na­dos por la poli­cía espa­ño­la, fue­ron ase­si­na­dos por su com­pro­mi­so revo­lu­cio­na­rio con Eus­kal Herria. Y lo eran, pese a que algu­nos de ellos eran ori­gi­na­rios de Anda­lu­cía o de Extre­ma­du­ra, por­que hace años que tene­mos cla­ro que, vas­co o vas­ca es toda per­so­na que se sien­te vas­ca pro­ven­ga de don­de pro­ven­ga. Eran, por tan­to, cin­co ejem­plos extra­or­di­na­rios de lo que se vie­ne a deno­mi­nar el Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vas­co.

Su deter­mi­na­ción en la lucha, su tena­ci­dad en aque­lla huel­ga, fue deter­mi­nan­te para que, poco des­pués de sus ase­si­na­tos, se logra­sen mejo­ras en las con­di­cio­nes de vida de la cla­se obre­ra vas­ca. Nada nos rega­la el capi­ta­lis­mo y todas y cada una de las mejo­ras que obte­ne­mos, las con­se­gui­mos median­te la lucha y el sacri­fi­cio, en el caso de estos tra­ba­ja­do­res, con su pro­pia vida.

Su cri­men, 36 años des­pués sigue impu­ne. En estos días que tan­to se habla de arre­pen­ti­mien­to y de pedir per­dón, no hemos escu­cha­do a nin­guno de sus mata­ri­fes pedir per­dón ni arre­pen­tir­se. Tran­qui­la­men­te han ido falle­cien­do unos en la cama y mien­tras que el res­to viven tran­qui­la­men­te sin el temor a ser juz­ga­dos, pro­te­gi­dos por el «demo­crá­ti­co» Tri­bu­nal Supre­mo espa­ñol. «Demo­cra­cia a la espa­ño­la». La recla­ma­ción de jus­ti­cia para estas cin­co per­so­nas ase­si­na­das, sigue sien­do una asig­na­tu­ra pen­dien­te para el pue­blo vas­co.

Y hoy vemos como pasa­dos los años, los logros que se con­si­guie­ron median­te la lucha, tra­tan de arre­ba­tár­nos­los las bur­gue­sías espa­ño­la y vas­con­ga­da. Son alia­das de cla­se y es nor­mal que, tan­to el Esta­do espa­ñol como sus alia­dos en Eus­kal Herria actúen al uní­sono en sus reite­ra­dos ata­ques a los dere­chos del Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vas­co. El mejor home­na­je que se pue­da hacer a la memo­ria de estos hom­bres es dina­mi­zar y par­ti­ci­par en la huel­ga plan­tea­da en Hego Eus­kal Herria para el pró­xi­mo día 29 de mar­zo.

Cin­co tra­ba­ja­do­res vas­cos, cin­co ase­si­na­dos por el capi­ta­lis­mo y por Espa­ña, que se unen a las muchas otras per­so­nas ase­si­na­das en la lar­ga lucha del pue­blo vas­co por sus dere­chos. Su memo­ria sigue viva entre las y los comu­nis­tas vas­cos. El mayor home­na­je será sin duda seguir luchan­do por con­se­guir un Esta­do vas­co comu­nis­ta, femi­nis­ta, eco­lo­gis­ta, eus­kal­dun.

Boltxe kolek­ti­boa

Eus­kal Herria, 3 de mar­zo de 2012

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *