Los sue­cos se hicie­ron «humo» ante la depor­ta­ción de Joa­quín Pérez

Noti­cia de Dick Ema­nuels­son

Una noti­cia escri­ta que aca­ba de entre­gar­me el cole­ga y cofun­da­dor de la Agen­cia de Noti­cias Nue­va Colom­bia (ANNCOL), el en La Pico­ta encar­ce­la­do Joa­quín Pérez Bece­rra, per­mi­te que jun­to con el rela­to de un diri­gen­te del Movi­mien­to Con­ti­nen­tal Boli­va­riano (MCB), sobre la actua­ción sue­ca en la deten­ción y pos­te­rior depor­ta­ción de Joa­quín Pérez Bece­rra, saque­mos algu­nas con­clu­sio­nes.

En el rela­to del diri­gen­te del MCB cons­ta­ta:

– Al ente­rar­nos de la deten­ción de Joa­quín el día sába­do en Mai­que­tia, el domin­go nos reuni­mos como MCB y PCV, un equi­po jurí­di­co y diri­gen­tes polí­ti­cos en nume­ro de 20, entre ellos Yul Jabour abo­ga­do y dipu­tado del PCV nacio­nal, más Oscar Figue­ras dipu­tado y secre­ta­rio gene­ral PCV [Par­ti­do Comu­nis­ta de Vene­zue­la], mas Amil­kar Figue­roa ex pre­si­den­te alterno del Par­la­tino del PSUV y el dipu­tado en ese momen­to nacio­nal abo­ga­do del PSUV Israel Soti­llo, más otros diri­gen­tes popu­la­res y de DD HH. Nos tras­la­da­mos a la sede del SEBIN (orga­nis­mos de segu­ri­dad vene­zo­la­na) para tra­tar de ver a Joa­quín o que en su defec­to los abo­ga­dos Soti­llo, Jabo­ru y Mar­ti­nez le pudie­ran visi­tar y ver su esta­do para hacer las accio­nes huma­ni­ta­rias y lega­les que corres­pon­dan. Nos que­da­mos casi todo el día domin­go en la sede Sebin, en la puer­tas sin poder ingre­sar o reci­bir una expli­ca­ción de la deten­ción del ciu­da­dano y perio­dis­ta sue­co.

RECURSO DE PROTECCIÓN

– En vis­ta de esta situa­ción tra­ta­mos por vía tele­fó­ni­ca, a tra­vés de los dipu­tados pre­sen­tes de con­tac­tar a algún diri­gen­te nacio­nal del PSUV o del gobierno que nos die­ra una expli­ca­ción de lo suce­di­do y por que no tenía dere­cho a ser visi­ta­do por un abo­ga­do el ciu­da­dano sue­co. Al no obte­ner nin­gu­na res­pues­ta, esa mis­ma noche el equi­po de tres abo­ga­dos redac­tó un recur­so de pro­tec­ción para el ciu­da­dano, tra­ta­mos de entre­gar­lo en la mis­ma noche del domin­go a los tri­bu­na­les, pero nadie recep­cio­nó el recur­so, por tan­to vol­vi­mos el día lunes siguien­te a las 9 hrs. y los abo­ga­dos logra­ron ingre­sar el recur­so de Habeas Cor­pus en favor de Joa­quín Pérez Bece­rra, ciu­da­dano sue­co.

– Ya había­mos con­vo­ca­do a las orga­ni­za­cio­nes popu­la­res a las puer­tas del SEBIN para esa mis­ma maña­na, mien­tras tan­to con la copia tim­bra­da como recep­cio­na­da del recur­so judi­cial y habién­do­se asig­na­do un juez para el caso, nos diri­gi­mos con el abo­ga­do y dipu­tado Soti­llo y Car­los Casa­nue­va del MCB al con­su­la­do sue­co en Pla­za Vene­zue­la a las 11 hrs. de la maña­na.

– Nos aten­dió la secre­ta­ria del con­su­la­do quien nos dijo que el cón­sul no nos podía aten­der aho­ra y a ellos ofi­cial­men­te no les habían noti­fi­ca­do sobre la deten­ción de un ciu­da­dano sue­co en Vene­zue­la. Por tan­to no podían pro­ce­der. Noso­tros le insis­ti­mos que fue­sen a la sede del SEBIN don­de se encon­tra­ba Joa­quín para veri­fi­car su esta­do y les deja­mos una copia del Recur­so de Habeas Cor­pus, la cual nos tim­bra­ron como recep­cio­na­da a las 11.30 hrs.

EL “ATRASADO” CONSUL SUECO

– Lue­go de eso nos diri­gi­mos a las puer­tas del SEBIN don­de se había ya con­cen­tra­da gran can­ti­dad de cama­ra­das de diver­sas orga­ni­za­cio­nes popu­la­res y revo­lu­cio­na­rias vene­zo­la­nas, exi­gien­do la inme­dia­ta liber­tad de Joa­quín o en su defec­to se le depor­ta­ra al país de ori­gen, o sea Sue­cia, de don­de venia.

– Ya como a las 2 o 3 de la tar­de salen unos vehícu­los pola­ri­za­dos del SEBIN don­de pre­su­mi­mos iba Joa­quín rum­bo al aero­puer­to, como más tar­de cons­ta­ta­mos que fue así, cuan­do en las noti­cias de la noche lo vimos bajar de un avión en Bogo­tá espo­sa­do.

– Como a las 6 de la tar­de cuan­do ya nos había­mos reti­ra­do del SEBIN, reci­bi­mos una lla­ma­da tele­fó­ni­ca de la secre­ta­ria del con­su­la­do sue­co que nos comu­ni­ca­ba que ella y el cón­sul esta­ban en las puer­tas del SEBIN pero nadie les daba infor­ma­ción, la ver­dad es que a esa hora ya Joa­quín iba rum­bo a Colom­bia. De esto hay una entre­vis­ta en el dia­rio «Correo del Ori­no­co» a Israel Soti­llo, que le lla­ma­ron jus­to en los momen­tos que está­ba­mos en el con­su­la­do sue­co.

– Enton­ces el argu­men­to del con­su­la­do fue que ellos legal­men­te no podían hacer nada pues ni can­ci­lle­ría ni el minis­te­rio del inte­rior vene­zo­lano les habían noti­fi­ca­do ofi­cial­men­te sobre la pre­sen­cia y deten­ción de un ciu­da­dano sue­co en Vene­zue­la. Cabe resal­tar que des­de el día sába­do que Joa­quín lle­go a Mai­que­tia y se denun­ció el hecho has­ta el dia lunes que fui­mos al con­su­la­do esta noti­cia había sali­do pro­fu­sa­men­te en todos los medios nacio­na­les e inter­na­cio­na­les.

CONGELAMIENTO DIPLOMÁTICO SUECO

El rela­to del diri­gen­te del MCB con­fir­ma lo que yo pre­sen­tía, como repor­te­ro, en las con­ver­sa­cio­nes duran­te estos tres días de abril 2011, tan­to con el con­su­la­do sue­co en Cara­cas como con los diplo­má­ti­cos sue­cos en la emba­ja­da sue­ca en Bogo­tá; la inac­ción o mejor dicho el con­ge­la­mien­to que demos­tra­ba ese país fren­te a un acto tan ile­gal come­ti­do con­tra un ciu­da­dano sue­co.

Argu­men­ta­ron que espe­ra­ban una res­pues­ta del gobierno vene­zo­lano que al fin lle­gó de manos del minis­tro de comu­ni­ca­ción, Andrés Iza­rra, quien leyó un comu­ni­ca­do del gobierno aun­que lleno de erro­res. Decía, por ejem­plo, que Pérez era colom­biano, con el núme­ro de iden­ti­dad de su cédu­la vie­ja, la que había que­da­do en la emba­ja­da colom­bia­na en Esto­col­mo en el año 2002, al momen­to del cam­bio de nacio­na­li­dad colom­bia­na por la sue­ca del direc­tor de Ann­col.

¿CUAL FUE EL PAPEL DE LA EMBAJADA SUECA EN BOGOTA?

Lo rela­ta­do por el diri­gen­te del MCB en rela­ción al con­su­la­do sue­co en Cara­cas coin­ci­de total­men­te, la secre­ta­ria del cón­sul no tenía man­da­to como para hablar con la pren­sa sin el con­sen­ti­mien­to de los sue­cos de la emba­ja­da en Bogo­tá.

Cuan­do pude tener comu­ni­ca­ción pues no esta­ba pre­sen­te el cón­sul sue­co en Cara­cas, pre­gun­té a los diplo­má­ti­cos sue­cos en Bogo­tá sobre si la emba­ja­da envia­ría a un diplo­má­ti­co a Cara­cas para defen­der los dere­chos de Pérez ante las auto­ri­da­des vene­zo­la­nas. La res­pues­ta fue “no, por el momen­to no”. No tenían, al pare­cer, nin­gu­na pri­sa o preo­cu­pa­ción sobre el ries­go de que Pérez fue­ra extra­di­ta­do a los anti­guos ver­du­gos suyos, en Bogo­tá.

En con­clu­sión pode­mos ana­li­zar que los sue­cos, tan­to en Cara­cas como en Bogo­tá, así como la can­ci­lle­ría en Esto­col­mo no hicie­ron abso­lu­ta­men­te nada para dete­ner el envío de Pérez a Bogo­tá. Hablan­do con el encar­ga­do de la can­ci­lle­ría en Esto­col­mo des­pués de la depor­ta­ción de Pérez, éste se limi­ta­ba decir que el gobierno sue­co iba a inves­ti­gar si el gobierno vene­zo­lano habían come­ti­do algu­nas irre­gu­la­res.

EL CASO del GUERRILLERO JULIÁN CONRADO

Dife­ren­te fue el caso de Julián Con­ra­do, gue­rri­lle­ro y can­tau­tor de la gue­rri­lla de las FARC, que fue­ra dete­ni­do en el mes de mayo de 2011 en un depar­ta­men­to fron­te­ri­zo de Vene­zue­la, pero que ha reci­bi­do el tra­ta­mien­to jurí­di­co correc­to y cum­ple casi diez meses dete­ni­do mien­tras se acla­ra su pro­ce­so, dice en su car­ta Joa­quín Pérez.

Es más, la fis­cal gene­ral vene­zo­la­na, Vivian Mora­les, decla­ró a prin­ci­pio de diciem­bre que Con­ra­do no será extra­di­ta­do a Bogo­tá, pese a los recla­mos del gobierno de San­tos, por­que corre el ries­go de ser eje­cu­ta­do en las cár­ce­les colom­bia­nas, decla­ra­ción que la mis­ma reali­dad car­ce­la­ria colom­bia­na con­fir­ma día a día. Es la mis­ma fis­cal que extra­di­tó al nar­co­tra­fi­can­te colom­biano Mar­tin Lla­nos el mes pasa­do basán­do­se jus­ta­men­te que éste mos­tró pape­les fal­sos, mien­tras Pérez, un perio­dis­ta sue­co, tenían sus pape­les total­men­te en orden como el pasa­por­te sue­co. Dice Joa­quín:

– Yo me pre­gun­to ¿por­que a mí me depor­ta­ron si no esta­ba ile­gal? Para mí es una juga­da de los gobier­nos invo­lu­cra­dos en esta “oscu­ra manio­bra”. ¿Don­de esta la cir­cu­lar roja de Inter­pol?.

FOTOMONTAJES de la INTELIGENCIA MILITAR COLOMBIANA

Pérez es opti­mis­ta sobre su caso y pro­ce­so que comien­za el 16 de abril, no impor­ta si va a enfren­tar­se con foto­mon­ta­jes dibu­ján­do­lo en el soft­wa­re de Pho­toshop como “gue­rri­lle­ro”.

No esta­rá solo, somos varios los que hemos sido víc­ti­mas, como el caso de Freddy Muñoz, perio­dis­ta colom­biano refu­gia­do en Vene­zue­la que tra­ba­jó en Colom­bia para el canal con­ti­nen­tal Tele­sur y pos­te­rior­men­te Radio del Sur en Cara­cas.

Él es de baja esta­tu­ra y la foto de su cabe­za fue colo­ca­da en el cuer­po de un gue­rri­lle­ro for­ni­do de casi dos metros de altu­ra, tru­co de la inte­li­gen­cia mili­tar colom­bia­na median­te el cual pre­ten­die­ron acu­sar­lo de ser “exper­to en explo­si­vos del Fren­te 41 de las FARC”.

“CAMPAÑA DE DESPRESTIGIO A NIVEL INTERNACIONAL”

En el caso mío, repor­te­ro en Colom­bia entre 2000 – 20005, estu­ve jun­to a Holl­man Morris, pre­mia­do docu­men­ta­lis­ta colom­biano, a pun­to de ser tam­bién víc­ti­ma de un video-mon­ta­je. En dos folios (de un total de 454) deco­mi­sa­dos por la fis­ca­lía en la sede cen­tral del DAS (Depar­ta­men­to Admi­nis­tra­ti­vo de Segu­ri­dad), los agen­tes sugi­rie­ron a sus man­dos las siguien­tes accio­nes en con­tra nues­tro:

Ini­ciar cam­pa­ña de des­pres­ti­gio a nivel inter­na­cio­nal a tra­vés de las siguien­tes acti­vi­da­des:
COMUNICADOS
INCLUSIÓN DE VIDEO FARC
GESTIONAR la SUSPENSIÓN de VISA (en el caso de Dick Ema­nuels­son) y ACCIÓNES DE SABOTAJE (Robo de pasa­por­te, cédu­la, etc, en el caso de Holl­man Morris).

Son esos agen­tes los que han crea­do las acu­sa­cio­nes y los mon­ta­jes en con­tra de Joa­quín Pérez Bece­rra, demo­ni­zan­do a un perio­dis­ta de un medio alter­na­ti­vo que cre­ció tan­to, que a Uri­be le dio una mez­cla entre rabia y deses­pe­ra­ción por lo cual gri­tó en «Cara­col Radio», en sep­tiem­bre de 2007, que habría que encar­ce­lar a los inte­gran­tes de ANNCOL.

De momen­to ya comen­zó su accio­nar, de aho­ra en más la últi­ma pala­bra la tie­ne la jus­ti­cia. Oja­lá que de una vez por todas se qui­te la ven­da que cubre los ojos de esa seño­ra tan que­ri­da por unos como des­pre­cia­da por otros. Al menos para que poda­mos seguir cre­yen­do que de ver­dad exis­te…

* Cofun­da­dor de ANNCOL

http://​ann​col​prov​.blogs​pot​.com /​la Hai­ne

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *