El arte de la gue­rra: Task for­ce en el Cuerno de Áfri­ca

Tra­du­ci­do del fran­cés por Boltxe kolek­ti­boa.

Afri­com ha anun­cia­do que un avión mili­tar de Esta­dos Uni­dos se ha estre­lla­do en Dji­bu­ti. Afri­com es el Man­do Áfri­ca de Esta­dos Uni­dos, y en su comu­ni­ca­do pre­ci­sa que el acci­den­te ha teni­do lugar duran­te un «vue­lo de ruti­na». Se debe­ría saber lo que se entien­de por «ruti­na». El avión era un U‑28, un tur­bo héli­ce de fabri­ca­ción sui­za, uti­li­za­do por las fuer­zas espe­cia­les; dota­do de los sis­te­mas elec­tró­ni­cos más avan­za­dos, capaz de des­pe­gar y ate­rri­zar en pis­tas de hier­ba o en tie­rra bati­da, está par­ti­cu­lar­men­te adap­ta­do para las misio­nes secre­tas. A bor­do del avión estre­lla­do habían tres ofi­cia­les de la Escua­dra de ope­ra­cio­nes espe­cia­les de Hurl­burt (Flo­ri­da) y uno de la 25 Escua­dra de inte­li­gen­cia. Ope­ra­ban a par­tir de Camp Lemon­niers, la prin­ci­pal base mili­tar de Afri­com en el con­ti­nen­te, sede de la Task for­ce con­jun­ta del Cuerno de Áfri­ca. Situa­da en Dji­bu­ti, en una posi­ción geo­es­tra­té­gi­ca de pri­me­ra impor­tan­cia sobre el estre­cho de Bab el Man­deb don­de la cos­ta afri­ca­na está dis­tan­te de unos trein­ta kiló­me­tros de la penín­su­la ará­bi­ga: paso obli­ga­to­rio de una de las más impor­tan­tes vías marí­ti­mas, en par­ti­cu­lar para los petro­le­ros que tran­si­tan a tra­vés del Mar Rojo.

La Task for­ce con base en Dji­bu­ti dis­po­ne de alre­de­dor de 3.500 espe­cia­lis­tas de fuer­zas espe­cia­les y de ser­vi­cios secre­tos, inclu­so com­pa­ñías mili­ta­res pri­va­das, asis­ti­dos por ser­vi­cios logís­ti­cos de alre­de­dor de 1.200 emplea­dos ori­gi­na­rios de Dji­bu­ti o de otros paí­ses. Su misión ofi­cial es la de «con­tri­buir a la segu­ri­dad y la esta­bi­li­dad» en la vas­ta «zona ope­ra­ti­va», que com­pren­de diez paí­ses afri­ca­nos ‑entre los cua­les Soma­lia, Etio­pía, Eri­trea, Kenia, Tan­za­nia, Ugan­da, Burun­di- y en una «zona de inte­rés» de la que for­man par­te otros paí­ses afri­ca­nos (entre los cua­les Mada­gas­car, Mozam­bi­que, Chad, Egip­to, Sudán y el Con­go) así como Yemen, a pesar de estar situa­do en la penín­su­la ará­bi­ga.

Cómo fun­cio­na, no se sabe, pues­to que sus ope­ra­cio­nes están cubier­tas por el secre­to de defen­sa, pero los resul­ta­dos se ven. Son cada vez más fre­cuen­tes las incur­sio­nes sobre todo en Soma­lia y en Yemen, efec­tua­das tam­bién con dro­nes arma­dos Pre­da­tor, que la CIA ha des­ple­ga­do en el Camp Lemon­nier.

Otro tra­ba­jo impor­tan­te de la Task for­ce es el entre­na­mien­to de tro­pas afri­ca­nas, que son emplea­das para las ope­ra­cio­nes de la Afri­com. En este mar­co, con un finan­cia­mien­to de 7 millo­nes de dóla­res, ha sido for­ma­do y arma­do un nue­vo bata­llón moto­ri­za­do de Dji­bu­ti, con 850 sol­da­dos, esco­gi­dos entre la pobla­ción soma­lí. Es ahí, siem­pre bajo la ges­tión de la Afri­com que ha finan­cia­do la ope­ra­ción con más de 50 millo­nes de dóla­res, que miles de sol­da­dos han sido envia­dos por Etio­pía, Kenia, Ugan­da y Burun­di. Ofi­cial­men­te para com­ba­tir, a peti­ción del «gobierno» soma­lí, el gru­po islá­mi­co al-Sha­bab, que se dice está uni­do a Al Qae­da (el míti­co mons­truo ten­ta­cu­lar des­cri­to como toda­vía extre­ma­da­men­te peli­gro­so a pesar de haber sido deca­pi­ta­do por la eli­mi­na­ción de Ben Laden). Es así como la Task for­ce del Cuerno de Áfri­ca con­tri­bu­ye a «des­alen­tar los con­flic­tos y a pro­te­ger los intere­ses esta­dou­ni­den­ses». Y, como prue­ba de los nobles moti­vos de su misión, la Task force anun­cia que este año la base de Lemon­nier esta­rá dota­da de las tec­no­lo­gías «ami­gas del medio ambien­te» más avan­za­das. «Eco­no­mi­zar ener­gía en el cam­po de bata­lla ‑ase­gu­ra el secre­ta­rio de la defen­sa Leon Panet­ta- sig­ni­fi­ca eco­no­mi­zar dine­ro y vidas huma­nas».

Man­lio Dinuc­ci

28 de febre­ro de 2012

ilma​ni​fes​to​.it

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *