Ves­ti­dos de des­nu­dez- Anto­nio Alvarez-Solis

Es como peno­so ese len­gua­je del PP en deman­da de per­dón por lo que se ve obli­ga­do a hacer con los ciu­da­da­nos. La minis­tra de Tra­ba­jo, Sra. Báñez, aca­ba de soli­ci­tar su abso­lu­ción a unos nove­cien­tos mil pen­sio­nis­tas por recor­tar­les sus pen­sio­nes. A mi esta polí­ti­ca de doler­se por la heri­da que se cau­sa a otro me pare­ce de una gaz­mo­ñe­ría irri­tan­te, sobre todo cuan­do de la ope­ra­ción salen exul­tan­tes los que obser­van albo­ro­za­dos las ampu­tacio­nes en el qui­ró­fano, cosa que suce­de con los empre­sa­rios de la CEOE. La dere­cha espa­ño­la, que ha con­ver­ti­do el fas­cis­mo en un pañue­lo de enca­je, ha deci­di­do que la bue­na edu­ca­ción ver­bal cons­ti­tu­ye le mejor res­pues­ta ante las pri­va­cio­nes que ha decre­ta­do para la mayo­ría de la sociedad.

La direc­to­ra gene­ral del INSS, Sra. Mar­tín Men­di­zá­bal, envía una car­ta a los pen­sio­nis­tas reba­ja­dos en que lamen­ta «los incon­ve­nien­tes que está situa­ción les haya podi­do cau­sar». Al aumen­to del con­su­mo de pata­tas viu­das lla­ma «incon­ve­nien­te». Dado lo que está pasan­do, el «incon­ve­nien­te» abar­ca una amplia gama de cues­tio­nes gene­ra­les: la impo­si­bi­li­dad de pagar las hipo­te­cas, la faci­li­dad para dejar a la gen­te sin empleo, la reba­ja en los ser­vi­cios socia­les, la men­gua de la edu­ca­ción, la agra­va­ción de las penas, la renun­cia a la pro­tec­ción fren­te a los abu­sos de las mul­ti­na­cio­na­les… El Sr. Rajoy se aso­ma cada día a la ven­ta­na, se lim­pia una lágri­ma soli­da­ria, nos patea la región uro­ge­ni­tal y dice, como si fue­ra maño, que lo que nos pasa no es nada en com­pa­ra­ción con lo que nos va a pasar. Lue­go aña­de que tan­to dolor es pre­ci­so para que los super­vi­vien­tes vivan bien den­tro de vein­te o trein­ta años. Uno ya está muerto.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *