Gre­cia debe sus­pen­der pago de la deuda

Entre­vis­ta publi­ca­da rea­li­za­da a Eric Tous­saint por Car­los Bedo­ya y publi­ca­da en el dia­rio peruano La Pri­me­ra, el domin­go 19 de febre­ro 2012

¿Cómo carac­te­ri­za el momen­to actual por el que atra­vie­san paí­ses de la Unión Euro­pea (UE) como Gre­cia que tie­nen deu­das públi­cas enormes?

Hacien­do una com­pa­ra­ción his­tó­ri­ca, se encuen­tran en la mis­ma situa­ción que Amé­ri­ca Lati­na en la segun­da mitad de los años ochenta.

¿Por qué?

La cri­sis de la deu­da en Amé­ri­ca Lati­na explo­tó en 1982. La cri­sis ban­ca­ria pri­va­da explo­tó en Esta­dos Uni­dos y Euro­pa en 2007 – 2008 y se trans­for­mó a par­tir de 2010 en una cri­sis tam­bién de deu­da sobe­ra­na, por­que se socia­li­za­ron las pér­di­das de los ban­cos pri­va­dos y se trans­fi­rie­ron a los teso­ros públi­cos en Euro­pa. Enton­ces, a varios años de explo­tar la cri­sis en los dos casos, nos encon­tra­mos en una situa­ción en la que los acree­do­res logran dic­tar con­di­cio­na­li­da­des a los gobier­nos. Los pre­sio­nan a imple­men­tar polí­ti­cas de ajus­te bru­tal: reduc­ción del gas­to públi­co, reduc­ción del poder de com­pra de la pobla­ción. Eso lle­va a las eco­no­mías a una situa­ción rece­si­va permanente.

Pero, ni en el peor momen­to de su cri­sis, Amé­ri­ca Lati­na tuvo los nive­les de endeu­da­mien­to que tie­nen hoy la mayo­ría de paí­ses de la zona euro. Sobre­pa­san el 100 por cien­to del Pro­duc­to Interno Bru­to (PIB).

El nivel de deu­da euro­pea es impre­sio­nan­te. En el caso de Gre­cia es de 160 por cien­to del PIB, y varios paí­ses de la Unión Euro­pea tie­nen deu­das que alcan­zan o supe­ran el 100 por cien­to de su pro­duc­ción. En cam­bio, duran­te la cri­sis de Amé­ri­ca Lati­na, la deu­da esta­ba alre­de­dor del 60 u 80 por cien­to del PIB. Es cla­ro que hay dife­ren­cias entre estas dos cri­sis, pero en la com­pa­ra­ción que hago, no es lo fun­da­men­tal el nivel de endeudamiento.

Es decir que su com­pa­ra­ción se cen­tra en las con­se­cuen­cias polí­ti­cas de ambas crisis.

Sí. Cuan­do com­pa­ro la Euro­pa de hoy con la Amé­ri­ca Lati­na de la segun­da par­te de los ochen­ta, quie­ro decir que los acree­do­res en el caso de Euro­pa, es decir los ban­cos euro­peos, repre­sen­ta­dos por la Troi­ka: Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal (FMI), Ban­co Cen­tral Euro­peo y la Comi­sión Euro­pea, están exi­gien­do a Gre­cia por ejem­plo, un plan de res­ca­te muy pare­ci­do al plan Brady que se exi­gió a paí­ses de Amé­ri­ca Lati­na a fines de los ochenta.

¿Pue­de expli­car­lo con más detalle? 

Al final de los ochen­ta, los acree­do­res de Amé­ri­ca Lati­na: el Ban­co Mun­dial, el FMI, el Club de París, el Teso­ro Nor­te­ame­ri­cano y el Club de Lon­dres (los ban­que­ros) logra­ron defi­nir la agen­da. Ellos impo­nían sus con­di­cio­nes. Los acree­do­res pri­va­dos trans­fi­rie­ron sus acreen­cias a las mul­ti­la­te­ra­les y a los Esta­dos vía la titu­la­ri­za­ción, es decir pasan­do cré­di­tos ban­ca­rios a bonos, ahí jugó un papel impor­tan­te el Plan Brady. El plan de res­ca­te de Gre­cia es muy pare­ci­do: se redu­ce el valor del stock de deu­da, va a haber un cam­bio de títu­los de los ban­cos acree­do­res, reem­pla­zán­do­les por nue­vos títu­los tal cual el caso Brady, con una tasa fija. Gre­cia es obli­ga­da a com­prar bonos de los paí­ses fuer­tes de la UE. Se habla de bonos cupo cero de la Gran Bre­ta­ña, de Luxem­bur­go y otros paí­ses, del mis­mo modo como en el Plan Brady obli­gó a paí­ses como Perú y Ecua­dor a com­prar bonos del teso­ro nor­te­ame­ri­cano cupo cero, como garan­tía de los nue­vos bonos emi­ti­dos y ven­di­dos a los ban­cos con un des­cuen­to y una tasa del 5 y 6 por ciento.

Tam­bién obli­ga­ron a nues­tros paí­ses a redu­cir sala­rios, pen­sio­nes, gas­to social y cum­plir reli­gio­sa­men­te el pago de la deuda.

Por eso digo que esta­mos en la mis­ma situa­ción en la peri­fe­ria euro­pea. Toda­vía no se exten­dió a toda Euro­pa, solo a los esla­bo­nes más débi­les como Gre­cia, Por­tu­gal, Irlan­da, Ita­lia, Espa­ña, Hun­gría, Ruma­nía y Bul­ga­ria. Pero esos paí­ses en con­jun­to repre­sen­tan casi 200 millo­nes de habi­tan­tes sobre una pobla­ción de 500 millo­nes en la UE.

La con­se­cuen­cia polí­ti­ca de la cri­sis de la deu­da en Amé­ri­ca Lati­na fue la fun­da­ción del Esta­do Neo­li­be­ral, ¿en Euro­pa se cami­na a eso?

Sí, es la apues­ta del FMI, de los gobier­nos repre­sen­tan­tes de las cla­ses domi­nan­tes, de los gran­des ban­cos y las gran­des empre­sas indus­tria­les. Su apues­ta es ter­mi­nar la obra neo­li­be­ral empren­di­da por Mar­ga­ret That­cher en 1979 – 80 en Gran Bre­ta­ña, que se exten­dió a Euro­pa pro­gre­si­va­men­te, inclu­so a Espa­ña con el gobierno de Feli­pe Gon­za­les, que apli­có tam­bién una polí­ti­ca neo­li­be­ral en los ochenta.

Pero en Euro­pa se man­tu­vo el Esta­do de Bienestar.

Empe­za­ron un tra­ba­jo de des­truc­ción del pac­to social y de los logros popu­la­res del perio­do 1945 – 1970. Eso es lo que ini­ció That­cher. Des­pués de la segun­da gue­rra mun­dial, duran­te trein­ta años los pue­blos euro­peos acu­mu­la­ron con­quis­tas, cons­ti­tu­yén­do­se un Esta­do de Bien­es­tar, con un sis­te­ma de pro­tec­ción social: con­ve­nios colec­ti­vos, ley del tra­ba­jo, etc. pro­te­gien­do a los tra­ba­ja­do­res, redu­cien­do de mane­ra sig­ni­fi­ca­ti­va el tra­ba­jo pre­ca­rio. That­cher qui­so des­truir eso, pero des­pués de trein­ta años de polí­ti­ca neo­li­be­ral aún no ter­mi­na­ron el tra­ba­jo en Euro­pa, que­da algo.

Y la cri­sis de la deu­da en Euro­pa es la opor­tu­ni­dad de con­so­li­dar lo que ini­ció Thatcher.

Es la opor­tu­ni­dad de apli­car la estra­te­gia del “shock”, como la lla­ma Nao­mi Klein. La cri­sis per­mi­te una tera­pia de shock, tal como se hizo en los ochen­ta por los acree­do­res y las cla­ses domi­nan­tes en Amé­ri­ca Latina.

En el Perú se apli­có en agos­to de 1990.

Esta­mos en esa fase que inclu­ye tam­bién pri­va­ti­zar las empre­sas públi­cas. En Euro­pa van a pri­va­ti­zar las empre­sas públi­cas sig­ni­fi­ca­ti­vas que aún quedan.

¿Y tam­bién se imple­men­ta­rá la doc­tri­na de segu­ri­dad que se apli­có en Amé­ri­ca Lati­na, don­de sin­di­ca­to es equi­va­len­te a terrorismo?

Están aumen­tan­do las dimen­sio­nes auto­ri­ta­rias de ejer­cer gobierno en Euro­pa. Es evi­den­te, ya imple­men­ta­ron leyes fren­te a los movi­mien­tos socia­les, leyes anti­te­rro­ris­tas, en los últi­mos años. Hay una repre­sión que aumen­ta, que aún no toma la for­ma de masa­cres que tuvo Amé­ri­ca Lati­na en el peor momen­to. No hemos lle­ga­do a ese nivel, pero la repre­sión con­tra huel­guis­tas y con­tra el movi­mien­to social es fuerte.

¿Y los par­la­men­tos nacio­na­les euro­peos como reac­cio­nan ante todo este paquete?

Los par­la­men­tos en Euro­pa son mar­gi­na­li­za­dos, por­que el FMI den­tro de la Troi­ka les dice a los gobier­nos: “si uste­des quie­ren cré­di­tos, nece­si­tan imple­men­tar medi­das de ajus­te y no hay tiem­po para deli­be­ra­cio­nes en el Par­la­men­to”, el mis­mo que tie­ne que adop­tar­las en 24 horas.

Como lo hemos vis­to en Grecia…

Sí, es lo que aca­ba de pasar en Gre­cia. La Troi­ka exi­gió un plan. Logró final­men­te la apro­ba­ción de del par­la­men­to grie­go el domin­go pasa­do por la noche. Pero al día siguien­te, el comi­sa­rio euro­peo de asun­tos eco­nó­mi­cos, dijo que fal­ta­ban toda­vía 325 millo­nes de euros de cor­tes adi­cio­na­les y dio un pla­zo de 48 horas para ello. Es decir, que el par­la­men­to grie­go no está deliberando.

Eso ha ori­gi­na­do una pro­tes­ta tremenda.

No solo en Gre­cia, en Por­tu­gal, Espa­ña, Fran­cia y en Ita­lia con menos inten­si­dad pero va a venir con fuer­za. Tene­mos movi­li­za­cio­nes en Euro­pa, inclu­so en Gran Bre­ta­ña. En mí país, Bél­gi­ca tuvi­mos la pri­me­ra huel­ga gene­ral des­pués de 18 años el mes pasa­do. Fue una para­li­za­ción total de la eco­no­mía bel­ga y de los transportes.

¿Qué debe hacer Gre­cia para salir de este problema?

Gre­cia tie­ne que dejar de some­ter­se a los dic­ta­dos de la Troi­ka, es decir, sus­pen­der el pago de la deu­da de mane­ra uni­la­te­ral para obli­gar a los acree­do­res a nego­ciar en con­di­cio­nes des­fa­vo­ra­bles para ellos. Si Gre­cia sus­pen­de el pago como lo hizo Ecua­dor en noviem­bre de 2008, cla­ro que en otras con­di­cio­nes, todos los tene­do­res de bonos van a ven­der­los a 30 por cien­to del valor facial. Eso pone en debi­li­dad a los tene­do­res de bonos y da más fuer­za al gobierno grie­go, aun­que en una situa­ción muy difícil.

Ecua­dor sus­pen­dió el pago de los bonos glo­bal, lue­go de un pro­ce­so de audi­to­ría, pero sin estar como Gre­cia. Argen­ti­na sus­pen­dió el pago en el 2001 por una situa­ción pare­ci­da a la griega.

Sí, la com­pa­ra­ción más bien es con Argen­ti­na, que no tenía liqui­dez para pagar. Sus­pen­dió el pago y ha logra­do no hacer­lo duran­te 3 años (Diciem­bre 2001 has­ta Mar­zo 2005) con los mer­ca­dos finan­cie­ros y has­ta la fecha con el Club de Paris (es decir más de 10 años), al mis­mo tiem­po logró cre­cer eco­nó­mi­ca­men­te e impo­ner a los acree­do­res un can­je deu­da con un des­cuen­to del 60 por ciento.

Pero eso le cos­tó que­dar­se fue­ra del mer­ca­do finan­cie­ro mun­dial has­ta ahora.

Cla­ro, pero Argen­ti­na, aún sien­do exclui­do de los mer­ca­dos finan­cie­ros des­de hace diez años, y no pagan­do nada al Club de París duran­te el mis­mo perio­do, cre­ce a un rit­mo anual de 8 por cien­to. Eso demues­tra que un país pue­de tener fuen­tes de finan­cia­mien­to alter­na­ti­vos a los mer­ca­dos finan­cie­ros. Ecua­dor tam­po­co está emi­tien­do nue­vos bonos y tie­ne crecimiento.

Pero se está endeu­dan­do con Chi­na a tasas mayores…

Sí, hay que encon­trar for­mas de man­te­ner sobe­ra­nía con estas nue­vas fuentes.

Vol­vien­do a Gre­cia, muchos ana­lis­tas inclu­yen­do Ud. Sos­tie­nen que gran par­te de la deu­da grie­ga es ilegitima.

Cla­ro, sí.

Pero eso solo lo pue­de demos­trar una auditoria.

Par­te del movi­mien­to social euro­peo sacó las lec­cio­nes de la expe­rien­cia lati­no­ame­ri­ca­na. Noso­tros hemos inter­ve­ni­do con la pro­pues­ta de la audi­to­ria ciu­da­da­na de la deu­da que logró tener un eco enor­me. En sie­te paí­ses euro­peos tene­mos audi­to­rías ciu­da­da­nas des­de aba­jo, inclu­yen­do Gre­cia aún sin apo­yo del gobierno.

¿Cree que ter­mi­na­rá sien­do audi­to­ria ofi­cial espe­cial­men­te en el caso de Grecia?

Vere­mos. Eso impli­ca­ría un cam­bio de gobierno, es decir un movi­mien­to social tan fuer­te que aca­be con las solu­cio­nes guber­na­men­ta­les favo­ra­bles a los acree­do­res y se pase a un gobierno alter­na­ti­vo. Amé­ri­ca Lati­na nece­si­tó vein­te años para lle­gar a eso.

¿O sea que fal­ta mucho para cam­biar la orien­ta­ción de los gobier­nos euro­peos como el de Grecia?

Sí, vamos a seguir en una cri­sis que va a durar de diez a quin­ce años. Esta­mos en la pri­me­ra fase de la resis­ten­cia. Va ser muy duro.

Fecha de la entre­vis­ta: 16 de febre­ro del 2012

Bole­tín elec­tró­ni­co n° 69 – Mar­tes 21 de febre­ro de 2012 de CADTM (www​.cadtm​.org)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.