La Gue­rra de los Cien Años- Anto­nio Alvarez-Solis

Cuan­do era mucha­cho asis­tí en el tea­tro de mi pue­blo a una repre­sen­ta­ción en la que el pro­ta­go­nis­ta, un joven y atra­bi­lia­rio gue­rre­ro, se des­pe­día de su ama­da dicién­do­le muy deci­di­do: «Adiós. Par­to para la gue­rra de los cien años». A mí no dejó se sor­pren­der­me que se pudie­ra hacer por anti­ci­pa­do un cálcu­lo tan exac­to, como se demos­tró pos­te­rior­men­te. Pues bien, la Sra. Cos­pe­dal ha dicho en el Con­gre­so del Par­ti­do Popu­lar que la pos­tu­ra de su orga­ni­za­ción ante Eus­ka­di y ETA, cosa que dan per­ma­nen­te­men­te por mate­ria úni­ca, segui­rá sien­do la béli­ca que has­ta aho­ra man­te­nía la dere­cha espa­ño­la. O sea, Poli­cía, Guar­dia Civil, jue­ces y cár­cel. Es decir, la Gue­rra de los Cien Años para la que par­te otra vez la secre­ta­ria gene­ral del PP. Esas son las pre­vi­sio­nes, a pesar de que el minis­tro del Inte­rior se per­mi­tió decla­rar que la cues­tión de ETA tenía una ver­tien­te polí­ti­ca. Pero el minis­tro del Inte­rior es cata­lán y, por tan­to, con una cier­ta com­po­nen­te de pru­den­cia aun­que sea de derechas.

Lo nota­ble de este epi­so­dio es que a la Sra. Cos­pe­dal, espa­ño­la alto­me­se­ta­ria, se ha uni­do la Sra. Rosa Díez, que ha veni­do a sus­ti­tuir al nota­rio don Blas Piñar al fren­te de una nue­va Fuer­za Nue­va, que es UPyD. La Sra. Díez ha acu­sa­do al Sr. Rajoy de cobar­día fren­te a Bil­du y Amaiur, par­ti­dos a los que la feroz ultra­de­re­chis­ta quie­re des­truir con el hacha de la ley. Es decir, la Sra. Díez ha invi­ta­do al Gobierno de Madrid a fumar den­tro del anti­guo pol­vo­rín vas­co, aun­que ETA lo haya cerra­do y tira­do la lla­ve al mar ¿Por qué tan­tos espa­ño­les deci­den que la úni­ca for­ma de razón es el filo de la espa­da? Yo lo atri­bu­yo a que un espa­ñol sin gue­rra es como un jar­dín sin flo­res. Un espa­ñol en paz, pien­sa. Y eso no lo admite.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.