Pro­yec­to X: vigi­len a la cla­se obre­ra- Die­go Rojas

La admi­sión por par­te de la Gen­dar­me­ría a la Jus­ti­cia de la exis­ten­cia de Pro­yec­to X ‑una base de datos ile­gal, incons­ti­tu­cio­nal y clan­des­ti­na que tie­ne como fin la vigi­lan­cia sobre las per­so­nas- no sólo cons­ti­tu­ye un hecho iné­di­to, sino que pone sobre el tape­te cómo el Esta­do acti­va meca­nis­mos para espiar, en espe­cial, a sec­to­res com­ba­ti­vos de la cla­se obre­ra. Pla​za​de​ma​yo​.com acce­dió a varios docu­men­tos y archi­vos ‑docu­men­tos que están en poder de la jus­ti­cia- que dan cuen­ta de este ejer­ci­cio prohi­bi­do por la ley.

Duran­te una mani­fes­ta­ción rea­li­za­da al calor del con­flic­to de la empre­sa esta­dou­ni­den­se Kraft, un gen­dar­me ves­ti­do de civil con una cáma­ra de vídeo encen­di­da se aden­tró en una asam­blea obre­ra que se esta­ba rea­li­zan­do. Los tra­ba­ja­do­res detec­ta­ron que tenía una acti­tud sos­pe­cho­sa, a pesar de ves­tir ropas de civil, y un miem­bro de la comi­sión inter­na se acer­có y man­tu­vo el siguien­te diálogo:

Tra­ba­ja­dor: ‑Yo soy dele­ga­do de la fábri­ca, que­ría saber de qué medio sos, por­que los com­pa­ñe­ros tie­nen dudas

Gen­dar­me infil­tra­do de civil: ‑Pren­sa inde­pen­dien­te amigo

Tra­ba­ja­dor: ‑No, deci­me don­de por­que sino te saca­mos a la mierda

Gen­dar­me infil­tra­do de civil: ‑Yo me voy solo, no te hagas drama

Tra­ba­ja­dor: ‑Bueno, andate

El video que ofre­ce­mos a nues­tros lec­to­res en exclu­si­va fue apor­ta­do por la mis­ma Gen­dar­me­ría a la jus­ti­cia en la cau­sa con­tra los tra­ba­ja­do­res por cor­tar la ruta Panamericana.

La his­to­ria de la nación está pla­ga­da de la rea­li­za­ción de polí­ti­cas clan­des­ti­nas por par­te del Esta­do, que actúa como si el com­plot fue­ra el motor de su meca­nis­mo, como si fue­ra inhe­ren­te a su fun­cio­na­mien­to. Las for­mas cons­pi­ra­ti­vas requie­ren cui­da­dos minu­cio­sos, ya que se fun­dan en la para­noia, en este caso, en una para­noia esta­tal. Por eso la reve­la­ción de la exis­ten­cia del Pro­yec­to X por par­te de la Gen­dar­me­ría mis­ma cons­ti­tu­ye un hecho iné­di­to. Una fuer­za de segu­ri­dad que res­pon­de al minis­te­rio de Segu­ri­dad ‑diri­gi­do por Nil­da Garré- con­fir­ma que sos­tie­ne un orga­nis­mo de inte­li­gen­cia ile­gal e incons­ti­tu­cio­nal. La Gen­dar­me­ría está diri­gi­da des­de 2005 por el coman­dan­te Héc­tor Ber­na­bé Sche­no­ne. Su res­pon­sa­bi­li­dad sobre este orga­nis­mo de inte­li­gen­cia es ine­quí­vo­ca y debe dar expli­ca­cio­nes, si no renun­ciar ante la orga­ni­za­ción de seme­jan­te apa­ra­to de espio­na­je. Sche­no­ne en per­so­na fue quien admi­tió ante la jus­ti­cia la exis­ten­cia de este orga­nis­mo ilegal.

Tam­bién exis­te la posi­bi­li­dad de que las órde­nes para la crea­ción de Pro­yec­to X hayan pro­ve­ni­do des­de el gobierno. En cual­quier caso, la minis­tra Nil­da Garré debe actuar fren­te a este atro­pe­llo a las liber­ta­des demo­crá­ti­cas. Las decla­ra­cio­nes en sede judi­cial que die­ron cuen­ta de la exis­ten­cia de Pro­yec­to X se rea­li­za­ron duran­te la ges­tión de Garré y seña­la­ron a la “base de datos” en tiem­po pre­sen­te. En la secre­ta­ría de pren­sa de la gen­dar­me­ría res­pon­die­ron que no esta­ban “auto­ri­za­dos a dar nin­gu­na infor­ma­ción”. A pesar de reite­ra­dos pedi­dos, no hubo res­pues­ta ofi­cial por par­te del minis­te­rio de Segu­ri­dad de la Nación.

Según Myriam Breg­man, los apor­tes rea­li­za­dos por Gen­dar­me­ría a la Jus­ti­cia dan cuen­ta de un refi­na­do apa­ra­to de vigi­lan­cia de ciu­da­da­nos que inclu­ye, entre las carac­te­rís­ti­cas a espiar, “si fuma, si es muje­rie­go, carac­te­rís­ti­cas de per­so­na­li­dad. Admi­ten que las ope­ra­cio­nes se rea­li­zan de mane­ra ‘dis­cre­ta o encu­bier­ta (vis­tien­do ropas de civil)’, tex­tual­men­te. La ope­ra­ti­va expli­ca­da indi­ca que es una base de datos orien­ta­ti­va para cau­sas judi­cia­les. Lo curio­so es que detec­ta­mos, a tra­vés de las decla­ra­cio­nes de los pro­pios gen­dar­mes, que las cau­sas en las que hacen tra­ba­jo de inte­li­gen­cia se desa­rro­llan con pro­fu­sión en Zona Nor­te y en con­flic­tos obre­ros. Cons­tru­ye­ron un apa­ra­to de vigi­lan­cia que pue­de, inclu­so, dar carac­te­rís­ti­cas de los con­flic­tos labo­ra­les carac­te­ri­zán­do­los y a las dis­tin­tas posi­cio­nes gre­mia­les en jue­go. Es lla­ma­ti­vo que hayan infor­mes rea­li­za­dos por gen­dar­mes des­de el minis­te­rio de Tra­ba­jo con­tan­do si las audien­cias se alar­gan o acor­tan, cuan­do no tie­nen com­pe­ten­cia en ese lugar”.

Las prue­bas de la exis­ten­cia de una base de datos ile­gal en el Pro­yec­to X son ine­quí­vo­cas. Gen­dar­mes refi­rie­ron haber detec­ta­do la pre­sen­cia del diri­gen­te de la Corrien­te Cla­sis­ta y Com­ba­ti­va Luis Cubi­lla en la Pan­ame­ri­ca­na los días 20 y 21 de agos­to de 2009. Cubi­lla había falle­ci­do al 11 de junio de 2009. La con­fu­sión prue­ba que dis­po­nían de los datos sobre este acti­vis­ta y que fue­ron a corro­bo­rar su pre­sen­cia en el con­flic­to. Los gen­dar­mes lo lla­man: “Luis Cubi­llo, dele­ga­do CCC”.

En la cau­sa que se tra­mi­ta en la Secre­ta­ría Nº2 del Juz­ga­do de Tres de Febre­ro con­tra los obre­ros de Kraft y mili­tan­tes polí­ti­cos que los apo­ya­ron, como Nés­tor Pitro­la, del Par­ti­do Obre­ro, o Vil­ma Ripoll, de Pro­yec­to Sur ‑a quie­nes se les embar­ga­ron los bie­nes- el gen­dar­me Raúl Ernes­to Sheur­man decla­ra: “Lle­ga­mos al lugar, Pan­ame­ri­ca­na altu­ra Henry Ford, no me acuer­do si esta­ba cor­ta­do o no, y nues­tra fun­ción allí es sola­men­te obser­var quie­nes están en el lugar, hablar con la gen­te para saber el moti­vo del cor­te, mien­tras que todo lo refe­ren­te al rees­ta­ble­ci­mien­to del trán­si­to por vías alter­na­ti­vas se encar­ga el Escua­drón de Segu­ri­dad Vial jun­to con el con­ce­sio­na­rio de la auto­pis­ta. Que vamos al lugar ves­ti­dos de civil para mez­clar­nos entre la gen­te y ‘deter­mi­nar quie­nes son los que hablan por los alto­par­lan­tes, ver quié­nes son los orga­ni­za­do­res”. Da cuen­ta así de sus tareas de inte­li­gen­cia. Lue­go seña­la que “la baja cali­dad de las tomas foto­grá­fi­cas se debe a que se hacen por medio de telé­fo­nos celulares”.

Duran­te el con­flic­to, los gen­dar­mes no sólo se diri­gie­ron al cor­te en la Pan­ame­ri­ca­na, sino que exten­die­ron su vigi­lan­cia a luga­res don­de los obre­ros se reu­nían para pla­ni­fi­car sus accio­nes de lucha: “A sim­ple vis­ta se pudo deter­mi­nar que el lugar no se tra­ta de una fin­ca des­ti­na­da a vivien­da fami­liar, sino que se tra­ta de un local uti­li­za­do para reunio­nes u orga­ni­za­cio­nes gre­mia­les… Se obser­van movi­mien­tos en el domi­ci­lio, de apro­xi­ma­da­men­te 50 per­so­nas, quie­nes se encon­tra­ban reu­ni­das, orga­ni­zan­do una mani­fes­ta­ción para el día 7 de mayo del año en cur­so a las 11:00 horas, fren­te a la empre­sa de refe­ren­cia en pro­tes­ta de los sala­rios per­ci­bi­dos”. Es el mis­mo gen­dar­me Sheur­man quien admi­te ‑y ofre­ce como prue­ba al juez- sus tareas de espio­na­je. Los datos apor­ta­dos por los espías de la Gen­dar­me­ría de Garré están enca­be­za­dos con la siguien­te fra­se: “Infor­me de los hechos pro­du­ci­do por per­so­nal de inte­li­gen­cia del Cen­tro de Reu­nión de Infor­ma­ción ‘Cam­po de Mayo’ de Gen­dar­me­ría Nacional”.

Como dato curio­so ‑y peli­gro­so, a la vez que pro­vee­dor de los sig­ni­fi­ca­dos de esta épo­ca- habría que seña­lar que en la cau­sa Kraft actuó el juez Juan Manuel Yajl, de peno­so recuer­do al haber sido el magis­tra­do que deter­mi­nó la encar­ce­la­ción del sin­di­ca­lis­ta ferro­via­rio com­ba­ti­vo Rubén Sobre­ro basa­do en prue­bas inexis­ten­tes. La ope­ra­ción que cul­mi­nó con el encar­ce­la­mien­to de Sobre­ro con­tó con el res­pal­do del ex jefe de Gabi­ne­te Aní­bal Fer­nán­dez y de la pren­sa adic­ta kirch­ne­ris­ta, que titu­ló un domin­go: “Todas las prue­bas para dete­ner a Sobre­ro” en el dia­rio Tiem­po Argen­tino. Esas prue­bas se habían “dilui­do” (SIC del juez) dos días des­pués. En este infor­me rea­li­za­do por la gen­dar­me­ría, el espía seña­la que las órde­nes de fil­mar, foto­gra­fiar e iden­ti­fi­car a los acti­vis­tas obre­ros pro­vi­nie­ron del men­cio­na­do magis­tra­do, a quien el ser­vi­cio lla­ma equi­vo­ca­da­men­te “Clau­dio”.

La ley 25.520 en su artícu­lo 4º esta­ble­ce los lími­tes de las tareas de inte­li­gen­cia. Dice: “Nin­gún orga­nis­mo de inte­li­gen­cia podrá: Obte­ner infor­ma­ción, pro­du­cir inte­li­gen­cia o alma­ce­nar datos sobre per­so­nas, por el solo hecho de su raza, fe reli­gio­sa, accio­nes pri­va­das, u opi­nión polí­ti­ca, o de adhe­sión o per­te­nen­cia a orga­ni­za­cio­nes par­ti­da­rias, socia­les, sin­di­ca­les, comu­ni­ta­rias, coope­ra­ti­vas, asis­ten­cia­les, cul­tu­ra­les o labo­ra­les, así como por la acti­vi­dad líci­ta que desa­rro­llen en cual­quier esfe­ra de acción.”

El Pro­yec­to X escar­ba en las posi­cio­nes polí­ti­cas de los acti­vis­tas obre­ros en lucha. Su ile­ga­li­dad e incons­ti­tu­cio­na­li­dad es mani­fies­ta. La minis­tra Garré debe dar expli­ca­cio­nes y remo­ver de sus car­gos a los res­pon­sa­bles de este apa­ra­to de espio­na­je digno de peo­res épo­cas de la nación, aun­que la vigen­cia de estos méto­dos demues­tre que los empre­sa­rios en con­ni­ven­cia con el gobierno y las fuer­zas arma­das sigan per­si­guien­do tra­ba­ja­do­res cons­cien­tes, a quie­nes con­si­de­ran per­tur­ba­do­res para la cla­se social a la que pertenecen.

Pla​za​de​ma​yo​.com /​ANRed – L ([email protected]​anred.​org)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *