La eco­no­mía vene­zo­la­na cre­ció el 4,2% en 2011


Según el coor­di­na­dor de «Pri­me­ro Jus­ti­cia » par­ti­do opo­si­tor de Hugo Cha­vez, Julio Bor­ges, la coope­ra­ción de Ven­zue­la al mun­do lle­gó entre 2005 y 2009 a 61.488 millo­nes de dóla­res. De los cua­les Boli­via reci­bió $us. 3.296 millo­nes. Aun­que habría que revi­sar las cifras, lo cier­to es que el desem­pe­ño de la eco­no­mía vene­zo­la­na es

De acuer­do con esti­ma­cio­nes pre­li­mi­na­res, el pro­duc­to interno bru­to (PIB) a pre­cios cons­tan­tes expe­ri­men­tó en el cuar­to tri­mes­tre de 2011 un cre­ci­mien­to de 4,9% res­pec­to a simi­lar perío­do del año ante­rior, lo que uni­do al incre­men­to de 3,9% obser­va­do duran­te los pri­me­ros nue­ve meses, deter­mi­nó un cre­ci­mien­to de 4,2% en el año. Con este regis­tro el PIB del país aumen­ta por quin­ta oca­sión con­se­cu­ti­va y repre­sen­ta, ade­más, el mayor cre­ci­mien­to en los últi­mos 14 tri­mes­tres (des­de media­dos de 2008).

Este desem­pe­ño favo­ra­ble de la acti­vi­dad eco­nó­mi­ca fue impul­sa­do por la cons­truc­ción, por efec­to de la eje­cu­ción de obras en la Gran Misión Vivien­da Vene­zue­la, y por el impac­to de este pro­gra­ma en las cade­nas pro­duc­ti­vas rela­cio­na­das. Tam­bién influ­ye­ron la mayor dis­po­ni­bi­li­dad de bie­nes impor­ta­dos des­ti­na­dos tan­to a la pro­duc­ción, como al con­su­mo y la inver­sión, y la fuer­te acti­vi­dad cre­di­ti­cia por par­te del sis­te­ma finan­cie­ro.

Bajo el enfo­que ins­ti­tu­cio­nal, el men­cio­na­do com­por­ta­mien­to del PIB se ori­gi­na en las expan­sio­nes de 5,1% y 3,8% en el valor agre­ga­do bru­to de los sec­to­res pri­va­do y públi­co, res­pec­ti­va­men­te. En el sec­tor pri­va­do se regis­tra­ron cre­ci­mien­tos en la mayo­ría de las acti­vi­da­des que lo con­for­man. Por su par­te, en el sec­tor públi­co resul­ta­ron deter­mi­nan­tes los aumen­tos obser­va­dos en ser­vi­cios finan­cie­ros, comu­ni­ca­cio­nes y ser­vi­cios del Gobierno gene­ral.

Acti­vi­da­des eco­nó­mi­cas

El mejor desem­pe­ño de la acti­vi­dad eco­nó­mi­ca en el cuar­to tri­mes­tre del año estu­vo deter­mi­na­do por el aumen­to del valor agre­ga­do de las acti­vi­da­des petro­le­ra (1,8%) y no petro­le­ra (5,1%), res­pec­to a igual perío­do del año ante­rior.

Acti­vi­da­des no petro­le­ras

En las acti­vi­da­des no petro­le­ras des­ta­can los cre­ci­mien­tos del valor agre­ga­do regis­tra­dos en las ins­ti­tu­cio­nes finan­cie­ras y segu­ros (18,8%), la cons­truc­ción (12,8%), las comu­ni­ca­cio­nes (6,9%), los ser­vi­cios pro­du­ci­dos por el Gobierno gene­ral (6,0%), el comer­cio (5,7%), elec­tri­ci­dad y agua (3,7%) y la manu­fac­tu­ra (3,3%). El com­por­ta­mien­to favo­ra­ble de estas acti­vi­da­des se rela­cio­na con el incre­men­to de la deman­da agre­ga­da inter­na, en gas­tos de con­su­mo y de inver­sión; la mayor dis­po­ni­bi­li­dad de insu­mos de ori­gen impor­ta­do; el aumen­to en la dis­po­ni­bi­li­dad de ener­gía eléc­tri­ca; y el mayor gas­to públi­co.

Indus­tria manu­fac­tu­re­ra

En el sec­tor manu­fac­tu­re­ro des­ta­ca el cre­ci­mien­to de 5,0% en el índi­ce de volu­men de pro­duc­ción del com­po­nen­te pri­va­do, res­pec­to al cuar­to tri­mes­tre de 2010, aso­cia­do al sos­te­ni­do aumen­to de la deman­da y dis­po­ni­bi­li­dad de insu­mos. En este com­por­ta­mien­to des­ta­ca el resul­ta­do favo­ra­ble regis­tra­do en la mayo­ría de las ramas de la indus­tria manu­fac­tu­re­ra pri­va­da, en par­ti­cu­lar: maqui­na­rias y apa­ra­tos eléc­tri­cos (25,2%), pro­duc­tos ela­bo­ra­dos de metal (19,8%), pro­duc­tos de made­ra (19,8%), edi­ción e impre­sión (19,1%), indus­trias del papel (17,9%), tex­ti­les (16,7%), mine­ra­les no metá­li­cos (15,8%), cue­ro y cal­za­do (15,4%), meta­les comu­nes (13,6%), mue­bles (13,1%), cau­cho y plás­ti­co (11,9%), sus­tan­cias y pro­duc­tos quí­mi­cos (4,9%) y vehícu­los (1,1%).

Por el con­tra­rio, se obser­va­ron con­trac­cio­nes en pren­das de ves­tir (-14,8%), maqui­na­rias y equi­pos (-9,2%) y la indus­tria de ali­men­tos y bebi­das (-6,9).

Res­pec­to a las empre­sas manu­fac­tu­re­ras del sec­tor públi­co, es de resal­tar el impor­tan­te cre­ci­mien­to en la indus­tria cemen­te­ra (8,7%), orien­ta­do a satis­fa­cer la deman­da de la acti­vi­dad cons­truc­ción.

Cons­truc­ción

La acti­vi­dad cons­truc­ción repor­tó un sig­ni­fi­ca­ti­vo cre­ci­mien­to por segun­do tri­mes­tre con­se­cu­ti­vo, en res­pues­ta a la mayor deman­da de obras por par­te del sec­tor públi­co (19,0%), par­ti­cu­lar­men­te por las reque­ri­das por el Gobierno gene­ral (19,3%) y por las empre­sas petro­le­ras y no petro­le­ras (18,9%).

Por su par­te, la cons­truc­ción per­mi­sa­da deman­da­da por el sec­tor pri­va­do dis­mi­nu­yó en 13,5%, afec­ta­da por la menor dis­po­ni­bi­li­dad de insu­mos bási­cos, que reper­cu­tió en la menor eje­cu­ción de obras de carác­ter resi­den­cial y no resi­den­cial.

Comu­ni­ca­cio­nes

Esta acti­vi­dad man­tie­ne la ten­den­cia expan­si­va obser­va­da duran­te 32 tri­mes­tres con­se­cu­ti­vos, sus­ten­ta­da por la incor­po­ra­ción per­ma­nen­te de inno­va­cio­nes tec­no­ló­gi­cas que faci­li­tan la pres­ta­ción de ser­vi­cios aso­cia­dos a la trans­mi­sión de datos, Inter­net, tele­fo­nía y tele­vi­sión por cable. Des­de el pun­to de vis­ta ins­ti­tu­cio­nal, se gene­ró un incre­men­to del valor agre­ga­do en los com­po­nen­tes públi­co y pri­va­do, de 7,6% y 5,7%, res­pec­ti­va­men­te.

Pro­duc­to­res de ser­vi­cios del Gobierno gene­ral

El resul­ta­do posi­ti­vo se aso­cia al sos­te­ni­mien­to de la polí­ti­ca social imple­men­ta­da por el Eje­cu­ti­vo, diri­gi­da a satis­fa­cer las nece­si­da­des de los sec­to­res socia­les más vul­ne­ra­bles de la pobla­ción. En tal sen­ti­do, el mayor gas­to públi­co en el tri­mes­tre per­mi­tió aumen­tar la pres­ta­ción de ser­vi­cios de ense­ñan­za (6,6%), admi­nis­tra­ción públi­ca y defen­sa (6,0%), y salud (4,8%). Inci­die­ron en estos resul­ta­dos, el aumen­to sala­rial, el incre­men­to de la matrí­cu­la, la dota­ción de úti­les esco­la­res y el man­te­ni­mien­to de los plan­te­les edu­ca­ti­vos.

OFERTA Y DEMANDA GLOBAL

La ofer­ta agre­ga­da aumen­tó en 8,1%, debi­do al efec­to com­bi­na­do del sig­ni­fi­ca­ti­vo cre­ci­mien­to del PIB y de las impor­ta­cio­nes de bie­nes y ser­vi­cios (16,3%).

La deman­da glo­bal aumen­tó como con­se­cuen­cia del incre­men­to en la deman­da agre­ga­da inter­na (9,1%). Este resul­ta­do se aso­cia con los cre­ci­mien­tos expe­ri­men­ta­dos en la inver­sión bru­ta fija (11,6%), el gas­to de con­su­mo final del Gobierno gene­ral (5,8%) y el gas­to de con­su­mo final pri­va­do (5,3%). Es de des­ta­car la sos­te­ni­da recu­pe­ra­ción de este últi­mo com­po­nen­te, que ha mos­tra­do alzas en los últi­mos cin­co tri­mes­tres.

Final­men­te, el Ban­co Cen­tral de Vene­zue­la rati­fi­ca su com­pro­mi­so de seguir actuan­do coor­di­na­da­men­te con las auto­ri­da­des eco­nó­mi­cas en el dise­ño de polí­ti­cas orien­ta­das al logro de la meta de cre­ci­mien­to e infla­ción esta­ble­ci­da para el año. En tal sen­ti­do, el BCV pro­pi­cia­rá los espa­cios de finan­cia­mien­to, a la vez que ade­cua­rá de mane­ra fle­xi­ble sus ins­tru­men­tos de polí­ti­ca mone­ta­ria a los fines de mode­rar las pre­sio­nes infla­cio­na­rias, regu­lar la evo­lu­ción del cré­di­to y man­te­ner la esta­bi­li­dad del sis­te­ma de pagos. Asi­mis­mo, fomen­ta­rá la corres­pon­sa­bi­li­dad social, la soli­da­ri­dad y la par­ti­ci­pa­ción ciu­da­da­na, para con­tri­buir a redu­cir la pobre­za y aumen­tar el bien­es­tar de la pobla­ción.

Fuen­te: http://​apo​rrea​.org/​a​c​t​u​a​l​i​d​a​d​/​n​1​9​9​0​3​3​.​h​tml

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *