Itziar Moreno, pre­sa en la cár­cel de Dijon, ha reci­bi­do una agre­sión de los fun­cio­na­rios- Etxe­rat

La pre­sa polí­ti­ca bil­baí­na Itziar Moreno ha reci­bi­do una agre­sión de los fun­cio­na­rios de la cár­cel de Dijon, el 6 de febre­ro. Oiha­na Gar­men­dia se encuen­tra en la mis­ma cár­cel , pero no pue­den tener nin­gun con­tac­to ya que en todo momen­to están en ais­la­mien­to. En esta situa­ción Itziar Moreno pidió un per­mi­so para poder ir al gim­na­sio con una pre­sa social, y la pri­sión acep­tó ese per­mi­so.

El 6 de febre­ro Itziar Moreno fue del patio hacia el gim­na­sio, pero en el camino se encon­tró con dos fun­cio­na­rios que le impe­dían seguir hacia delan­te. Estos le infor­ma­ron de que no podría acce­der al gim­na­sio. En esa situa­ción Moreno pidió que vinie­ra el major de la pri­sión para acla­rar el pro­ble­ma. Pero, este tam­bién le comu­ni­có que no podría ir al gim­na­sio, y que ade­más iría al la cel­da o al mitard.

La bil­baí­na se sen­tó en el sue­lo en for­ma de pro­tes­ta; en ese ins­tan­te la aga­rra­ron del pie y la lle­va­ron a ras­tras. Ade­más, tam­bién le diron pata­das. Como con­se­cuen­cia tie­ne gol­pes y tie­nen el cuer­po dolo­ri­do. En vez de reci­bir un cas­ti­go por este hecho los fun­cio­na­rios, el cas­ti­go lo ha reci­bi­do Moreno. De hecho ten­drá que pasar 30 días en el mitard.

Oiha­na Gar­men­dia, que tam­bién se encuen­tra en Dijon, se encuen­tra con­fi­na­da en la cel­da; por lo que solo pue­de salir al patio una vez al día, y para una hora.

Aun­que este suce­so es muy gra­ve, por des­gra­cía este tipo de suce­sos se repi­ten una y otra vez en la car­cél de Dijon para Moreno y Gar­men­dia. La Aso­cia­ción Etxe­rat rela­tó en la rue­da de pren­sa que dio el 19 de enero la situa­ción tan cri­ti­ca en la que viven Itziar Moreno y Oiha­na Gar­mne­dia en Dijon. Lle­van 7 – 8 meses en esta pri­sión, y los cas­ti­gos, los mitard, las agre­sio­nes, las pro­vo­ca­cio­nes, las visi­tas dene­ga­das… son muy habi­tua­les.

Ade­más, las pre­sas polí­ti­cas vas­cas Itziar Moreno y Oiha­na Gar­men­dia comen­za­ron una huel­ga de ham­bre el 6 de enero, y una de los obje­ti­vos era que fue­sen tras­la­da­das de Dijon y que se reu­nie­ran con otras com­pa­ñe­ras. Ter­mi­na­ron esta huel­ga de ham­bre por­que juez con­fir­mó a los abo­ga­dos que en cuan­to encon­tra­ran sitio en otra cár­cel, las tras­la­da­rían a otra cár­cel. Por aho­ra siguen en Dijon.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *