Lau Hai­ze­ta­ra Gogoan sobre el estu­dio pre­sen­ta­do por el Arar­te­ko

Lau Hai­ze­ta­ra Gogoan * Eus­kal Herria
La coor­di­na­do­ra Lau Hai­ze­ta­ra Gogoan, que agru­pa a gran par­te de los colec­ti­vos memo­ria­lis­tas de Eus­kal Herria, hace una valo­ra­ción sobre el “estu­dio” rea­li­za­do por el Arar­te­ko, en el que se ana­li­za el sig­ni­fi­ca­do y polí­ti­cas públi­cas en la CAPV para la supera­ción de situa­cio­nes de vul­ne­ra­ción de DDHH que sufren las vic­ti­mas de la rebe­lión mili­tar de 1936 y la dic­ta­du­ra fran­quis­ta. Lau Hai­ze­ta­ra Gogoan sub­ra­ya el hecho de que el pre­sen­te estu­dio tie­ne su ori­gen en la denun­cia pre­sen­ta­da por la coor­di­na­do­ra ante el Arar­te­ko, en el 2011, sobre las polí­ti­cas públi­cas de las ins­ti­tu­cio­nes de la CAPV, por ser con­tra­rias al dere­cho inter­na­cio­nal y los dere­chos de las vic­ti­mas a la ver­dad, la jus­ti­cia y la repa­ra­ción, inclui­das las garan­tías de no repe­ti­ción. La deman­da pre­sen­ta­da y las exi­gen­cias en ella plan­tea­das obli­ga­ron al Arar­te­ko a impli­car­se en un deba­te en se encon­tra­ba ausen­te. Sin embar­go, las bue­nas inten­cio­nes decla­ra­das en un pri­mer ins­tan­te por el Ara­te­ko, se fue­ron con­vir­tien­do en manio­bras dila­to­rias con la cla­ra inten­ción de des­di­bu­jar los obje­ti­vos de la denun­cia. La fal­ta de con­te­ni­dos efec­ti­vos de este “estu­dio”, más allá de expo­ner un reper­to­rio jurí­di­co inter­na­cio­nal, pre­via­men­te entre­ga­do por la pro­pia coor­di­na­do­ra, es una mues­tra más en esta tra­yec­to­ria insí­pi­da y hui­di­za adop­ta­da por esta ins­ti­tu­ción ante un tema cuya ges­tión se evi­den­cia como peli­gro­so para el man­te­ni­mien­to del sta­tus quo socio-polí­ti­co gene­ral y el pro­fe­sio­nal.
El día 9 de febre­ro de 2012, el Arar­te­ko ha dado a cono­cer los resul­ta­dos de un estu­dio sobre el sig­ni­fi­ca­do y polí­ti­cas públi­cas en la CAPV en mate­ria de dere­chos de las vic­ti­mas de la rebe­lión mili­tar de 1936 y el régi­men fran­quis­ta. En el ori­gen de esta ini­cia­ti­va se encuen­tra la denun­cia pre­sen­ta­da por LHG ante el Arar­te­ko, exi­gien­do res­pon­sa­bi­li­da­des ins­ti­tu­cio­na­les por el per­ma­nen­te incum­pli­mien­to de la lega­li­dad inter­na­cio­nal en mate­ria de res­pe­to de los dere­chos que asis­ten a las vic­ti­mas a cono­cer la ver­dad, a la jus­ti­cia efec­ti­va y a la repa­ra­ción, inclui­das las garan­tías de no repe­ti­ción. Es un dato muy sig­ni­fi­ca­ti­vo sobre la inten­cio­na­li­dad de este estu­dio el hecho de que en el preám­bu­lo de dicho estu­dio no se haga men­ción a esta cir­cuns­tan­cia obje­ti­va y docu­men­tal­men­te regis­tra­da.
Duran­te los meses de enero y octu­bre de 2011 hemos ido com­par­tien­do con el Arar­te­ko nume­ro­sas pro­pues­tas de tra­ba­jo, una abun­dan­te docu­men­ta­ción sobre lega­li­dad inter­na­cio­nal y dife­ren­tes valo­ra­cio­nes sobre la nula volun­tad de las ins­ti­tu­cio­nes de la CAPV por res­pe­tar­la, con lo que, en opi­nión de LHG, con­ver­tían a las mis­mas y sus ges­to­res en cola­bo­ra­do­res nece­sa­rios en el man­te­ni­mien­to de esta situa­ción de vul­ne­ra­ción de dere­chos y la impu­ni­dad de sus cau­san­tes. En el tiem­po en que han dura­do las reunio­nes con­jun­tas entre el Arar­te­ko y LHG, se con­vino en orga­ni­zar un foro de deba­te, a cele­brar el mes de noviem­bre de 2011, con el pro­pó­si­to de rea­li­zar un diag­nós­ti­co de las polí­ti­cas públi­cas, moti­vo de la denun­cia pre­sen­ta­da por LHG. En mar­zo de 2011 se pro­du­jo una quie­bra en los tér­mi­nos y los con­te­ni­dos con­ve­ni­dos con el señor Iñi­go Lamar­ka, quien optó por dise­ñar un foro de deba­te, a la medi­da de la selec­ta y limi­ta­da lis­ta de asis­ten­tes, com­pues­ta, prin­ci­pal­men­te, por los mis­mos res­pon­sa­bles ins­ti­tu­cio­na­les que eran, y siguen sien­do, pre­ci­sa­men­te, moti­vo de inter­pe­la­ción de la denun­cia pre­sen­ta­da por LHG.
Una vez más el Arar­te­ko demues­tra tener una habi­li­dad espe­cial en la ges­tión de los tiem­pos y las situa­cio­nes, habi­li­dad que podría valo­rar­se como vir­tud, si esto redun­da­se en bene­fi­cio del reco­no­ci­mien­to efec­ti­vo los dere­chos antes men­cio­na­dos, pero no es este el caso, ya que lo que se cons­ta­ta es que la prio­ri­dad de este pro­ce­der, es evi­tar cual­quier cir­cuns­tan­cia que impli­quen correr ries­gos pre­ma­tu­ros, has­ta tan­to no se den las con­di­cio­nes socio-polí­ti­ca que ofrez­ca unas míni­mas garan­tías de esta­bi­li­dad y per­ma­nen­cia pro­fe­sio­nal.
Es en este con­tex­to gene­ral de jue­go de intere­ses y ries­gos medi­dos en el que se inser­ta el estu­dio pre­sen­ta­do por el Arar­te­ko. Un estu­dio que no apor­ta nada nue­vo que se limi­ta a la expo­si­ción de un reper­to­rio nor­ma­ti­vo de carác­ter inter­na­cio­nal (refe­ren­cia­da, publi­ca­da y entre­ga­da por LHG a todas las ins­ti­tu­cio­nes públi­cas) y que no res­pon­de, en abso­lu­to, a los tér­mi­nos de la denun­cia pre­sen­ta­da por LHG, esto es, des­cri­bir de mane­ra obje­ti­va, la situa­ción de gra­ves vul­ne­ra­cio­nes de dere­chos huma­nos deman­da­dos a la luz de la legis­la­ción inter­na­cio­nal, defi­nir las res­pon­sa­bi­li­da­des en que se incu­rren de su incum­pli­mien­to e ins­tar, a las ins­ti­tu­cio­nes impli­ca­das en la per­pe­tua­ción de tales vul­ne­ra­cio­nes a su rec­ti­fi­ca­ción. Todo lo demás, son sola­men­te poses de salón, puro opor­tu­nis­mo.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *