Masi­vo segui­mien­to de la Huel­ga Gene­ral en Grecia

La Man­cha Obre­ra 

El recha­zo es uná­ni­me ante el nue­vo y drás­ti­co ajus­te que bus­can impo­ner la Unión Euro­pea y el FMI y sobre el que debe dar una res­pues­ta hoy el gobierno grie­go. Entre otros aspec­tos, las medi­das exi­gi­das por los acree­do­res con­tem­plan el des­pi­do de 150.000 emplea­dos públi­cos has­ta 2015, 15.000 de ellos en for­ma inme­dia­ta; una reba­ja sala­rial del 25% en el sala­rio míni­mo y en las pen­sio­nes; y la supre­sión de las pagas extras anuales.

A cam­bio del nue­vo y bru­tal ajus­te, la “troi­ka” (for­ma­da por la Comi­sión Euro­pea, el Ban­co Cen­tral Euro­peo y el FMI) acce­de­rá a otor­gar al gobierno del tec­nó­cra­ta Lucas Papa­de­mos un nue­vo prés­ta­mo de res­ca­te para evi­tar la quie­bra que está a las puer­tas de Gre­cia y que, de dar­se, pro­du­ci­ría en la zona euro un efec­to arras­tre de impre­de­ci­bles consecuencias.

“Aun­que nos fal­ta compu­tar los datos de segui­mien­to de la jor­na­da ves­per­ti­na, cal­cu­la­mos que un 80 % de los tra­ba­ja­do­res del sec­tor pri­va­do y un 90 % de los fun­cio­na­rios han secun­da­do la huel­ga”, infor­mó a Efe el por­ta­voz sindical.

Espe­cial­men­te en el sec­tor marí­ti­mo, una de las indus­trias más poten­tes de Gre­cia, hubo un paro com­ple­to al acor­dar los mari­ne­ros e inge­nie­ros seguir la huel­ga con­vo­ca­da por las prin­ci­pa­les cen­tra­les sin­di­ca­les en con­tra de la exi­gen­cia de recor­tes drás­ti­cos de sala­rios, pen­sio­nes y gas­to público.

El trans­por­te urbano fun­cio­nó sólo en las horas cen­tra­les del día para per­mi­tir a los tra­ba­ja­do­res acu­dir a las mani­fes­ta­cio­nes, mien­tras que los tre­nes no par­tie­ron (no así los avio­nes ya que los aero­puer­tos no par­ti­ci­pan en la huelga).

Los hos­pi­ta­les sólo abrie­ron sus ser­vi­cios de emer­gen­cia, mien­tras que las escue­las cerra­ron, así como las ofi­ci­nas públi­cas y municipales.

Las nue­vas medi­das de aus­te­ri­dad “pri­va­rán de recur­sos a los ser­vi­cios públi­cos”, espe­cial­men­te la sani­dad y la edu­ca­ción, e “inten­si­fi­ca­rán el círcu­lo vicio­so de la rece­sión”, cri­ti­có la Con­fe­de­ra­ción de Fun­cio­na­rios Públi­cos (ADEDY).

Las aso­cia­cio­nes de peque­ños y media­nos comer­cian­tes acu­san a la troi­ka ‑for­ma­da por el Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal (FMI), la Comi­sión Euro­pea (CE) y el Ban­co Cen­tral Euro­peo (BCE)- y al gobierno grie­go de que con sus medi­das se “redu­ci­rán los están­da­res de vida” del país y, tam­bién lo hará el con­su­mo, ponien­do en peli­gro sus negocios.

A pesar de la llu­via y el fuer­te tem­po­ral que azo­ta Gre­cia, dece­nas de miles de grie­gos par­ti­ci­pa­ron en las diver­sas mani­fes­ta­cio­nes de pro­tes­ta que se con­vo­ca­ron en Ate­nas. “¡Que se vaya la troi­ka!”, “¡La troi­ka fue­ra de Gre­cia!” y “¡Aba­jo las medi­das de la mise­ria!”, fue­ron las pan­car­tas más repe­ti­das entre los manifestantes.

Otra, con el lema “No habrá paz con ellos”, lla­ma­ba a con­ti­nuar las pro­tes­tas has­ta que el gobierno retro­ce­da en sus recor­tes. “Nos quie­ren devol­ver a la Edad Media de las rela­cio­nes labo­ra­les”, cri­ti­có en decla­ra­cio­nes a Efe Dio­ni­sis, pro­fe­sor de quí­mi­ca en una aca­de­mia pri­va­da. “Ten­go 47 años y debo vivir con mi madre”, se que­jó Cos­tas, un para­do que no encuen­tra tra­ba­jo ni reci­be ayu­das del Esta­do: “Ade­más de esta situa­ción, a mi madre le van a reba­jar la pen­sión de 800 a 500 euros”.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.