El mito de la omni­po­ten­cia impe­ria­lis­ta se derrum­ba- Manuel Flo­res Arti­ga

Con las decla­ra­cio­nes de la XI Cum­bre del ALBA y el veto de Rusia y Chi­na a los pla­nes de inter­ven­ción mili­tar impe­ria­lis­ta en Siria el mito de la omni­po­ten­cia impe­ria­lis­ta se derrum­ba. A pro­pó­si­to, este 4 y 5 de Febre­ro se está lle­van­do a cabo la XI Cum­bre del ALBA en Cara­cas. En el pri­mer día de esta cum­bre, en un con­tex­to de cor­dia­li­dad, con­fian­za, y soli­da­ri­dad entre man­da­ta­rios y can­ci­lle­res se ha hecho públi­ca una decla­ra­ción de sumar­se al veto de Rusia y Chi­na a la inter­ven­ción mili­tar impe­ria­lis­ta en Siria y otra de apo­yo a Argen­ti­na sobre la des­co­lo­ni­za­ción de las islas Mal­vi­nas, dado que con las agre­sio­nes mili­ta­ris­tas, se vio­la el dere­cho inter­na­cio­nal. Tam­bién se hizo públi­cas las pro­pues­tas sobre la reti­ra­da de los paí­ses del ALBA del TIAR (Tra­ta­do Inter­ame­ri­cano de Asis­ten­cia Recí­pro­ca, tam­bién lla­ma­do Tra­ta­do de Río, es un pac­to de defen­sa mutua inter­ame­ri­cano fir­ma­do el 2 de sep­tiem­bre de 1947 en Río de Janei­ro Bra­sil), con el lla­ma­do a los demás paí­ses lati­no­ame­ri­ca­nos a seguir ese camino. Se expu­so que se valo­ra­ra la asis­ten­cia de los paí­ses del ALBA a la Cum­bre de Las Amé­ri­cas, orga­ni­za­da por “tec­nó­cra­tas de la OEA”, a desa­rro­llar­se en Colom­bia el pró­xi­mo mes de Abril, toman­do como requi­si­to de la asis­ten­cia: la invi­ta­ción a Cuba y que sean pun­tos esen­cia­les de la agen­da de dicha cum­bre: los casos de Las Mal­vi­nas, Puer­to Rico y la reti­ra­da del TIAR. Se hizo públi­co tam­bién, la crea­ción del Espa­cio Eco­nó­mi­co del ALBA, prin­ci­pal­men­te la crea­ción del Ban­co del ALBA, el plan espe­cial de ayu­da a Hai­tí y su soli­ci­tud de ingre­so al ALBA.

Lo típi­ca­men­te antim­pe­ria­lis­ta de este pri­mer día de sesio­nes se enri­que­ció con el mane­jo crí­ti­co y mor­daz de las fala­cias impe­ria­lis­tas. Como Chá­vez sos­tu­vie­ra al ini­cio de la XI Cum­bre del ALBA: “Ingla­te­rra acu­sa a Argen­ti­na de colo­nia­lis­ta”, “Quie­nes nos acu­san de tira­nos son los tira­nos” y el can­ci­ller argen­tino Héc­tor Timer­man acla­ra his­tó­ri­ca­men­te que de los tre­ce casos de colo­nia­lis­mo actual, 10 son casos de colo­ni­za­ción ingle­sa. Con iro­nía se habló de la lle­ga­da de un prín­ci­pe inglés a Las Mal­vi­nas, el papel de Esta­dos Uni­dos fun­da­dor del TIAR apo­yan­do la agre­sión ingle­sa a las islas Mal­vi­nas. Se rati­fi­có el anti­co­lo­nia­lis­mo lati­no­ame­ri­cano y se deman­dó que los “pode­ro­sos” y los “colo­nia­lis­tas des­tar­ta­la­dos” cum­plan las reso­lu­cio­nes de la ONU, sino, pier­de la ONU. En alu­sión a los ingle­ses que se han toma­do las islas Mal­vi­nas, des­de el con­tex­to de inte­gra­ción lati­no­ame­ri­cano se dijo: “los que están solos no somos noso­tros, son ellos”. Amé­ri­ca Lati­na es un pue­blo que ama la liber­tad.

En esta cum­bre del ALBA y de invi­ta­dos lati­no­ame­ri­ca­nos que­da cla­ro que los pue­blos y gobier­nos pro­gre­sis­tas de esta región del mun­do, han roto el mito del mie­do a la liber­tad gene­ra­do por los impe­ria­lis­tas. Y con la rati­fi­ca­ción públi­ca de la dig­ni­dad y sobe­ra­nía que­da des­pe­ja­do que los pue­blos y gobier­nos pro­gre­sis­tas de Amé­ri­ca Lati­na ya no pue­den ser con­du­ci­dos al redil impe­ria­lis­ta de la sumi­sión y que los cona­tos de terror, mie­do y el códi­go moral auto­ri­ta­rio impe­rial se rom­pió con las dig­nas, valien­tes y mor­da­ces pala­bras y valo­ra­cio­nes polí­ti­cas de Rafael Correa, Hugo Chá­vez, Daniel Orte­ga, Raúl Cas­tro y Evo Mora­les y las decla­ra­cio­nes públi­cas que han sur­gi­do en esta cum­bre.

Des­de esta pers­pec­ti­va, el ALBA con­tri­bu­ye mun­dial­men­te a derrum­bar las pre­ten­sio­nes impe­ria­lis­tas de gen­dar­me­ría mun­dial y se suma a la deman­da de los pue­blos y paí­ses socia­lis­tas y pro­gre­sis­tas de ter­mi­nar con las gue­rras de agre­sión y bus­car sali­das pací­fi­cas; tam­bién los paí­ses del ALBA apo­yan la bús­que­da de solu­cio­nes jus­tas a la cri­sis eco­nó­mi­ca que afec­ta a los ciu­da­da­nos de todos los paí­ses del mun­do, dete­nien­do las polí­ti­cas de “res­ca­te eco­nó­mi­co” basa­das en el endeu­da­mien­to públi­co y externo que sacri­fi­can los empleos, la vivien­da, la salud y las pres­ta­cio­nes socia­les.

Para enfren­tar la cri­sis con obten­ción de resul­ta­dos favo­ra­bles a los pue­blos, los paí­ses socia­lis­tas del ALBA han desa­rro­lla­do polí­ti­cas eco­nó­mi­cas de defen­sa de los recur­sos natu­ra­les (nacio­na­li­za­ción del petró­leo, el gas, los recur­sos mine­ros y muchos cen­tros pro­duc­ti­vos) y de inver­sión social, prio­ri­zan­do el empleo, el mejo­ra­mien­to de la cali­dad de vida de la pobla­ción en el área de salud, edu­ca­ción, desa­rro­llo del cono­ci­mien­to cien­tí­fi­co, téc­ni­co y artís­ti­co, impul­so de la defen­sa de la sobe­ra­nía y de incre­men­to y diver­si­fi­ca­ción de la pro­duc­ción y han logra­do esta­ble­cer rela­cio­nes inter­na­cio­na­les sobre el dere­cho inter­na­cio­nal, el res­pe­to recí­pro­co, la inver­sión mutua y el inter­cam­bio mas jus­to.

Toda esa diná­mi­ca estruc­tu­ral se con­vier­te en la fuer­za motriz del pro­yec­to socia­lis­ta de los paí­ses del ALBA que avan­za y se for­ta­le­ce cada vez más. Es her­mo­so ver como los paí­ses se reúnen a pla­ni­fi­car la defen­sa de la sobe­ra­nía, el pro­gre­so de sus nacio­nes y sus pue­blos sobre la base de rela­cio­nes de res­pe­to pero, es desas­tro­so ver la mar­cha sinies­tra de los impe­ria­lis­tas paseán­do­se por los sie­te mares con sus embar­ca­cio­nes lle­nas de armas, avio­nes y misi­les con el obje­ti­vo de inva­dir, impo­ner gobier­nos laca­yos para apro­piar­se de los recur­sos natu­ra­les de los paí­ses por la fuer­za de las armas.

Como diji­mos des­de el prin­ci­pio, para mal de los impe­ria­lis­tas, el revés diplo­má­ti­co de alto nivel pro­vo­ca­do por el veto de Rusia y Chi­na en el Con­se­jo de Segu­ri­dad y la posi­ción fir­me de los paí­ses del ALBA con­tra las polí­ti­cas neo­co­lo­nia­lis­tas y de for­ta­le­ci­mien­to de la inte­gra­ción lati­no­ame­ri­ca­na, mues­tran ya, que el mito de la omni­po­ten­cia impe­ria­lis­ta se está derrum­ban­do ace­le­ra­da­men­te.

Apo­rrea

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *