11 de febre­ro, por el cam­bio social, movi­li­za­cio­nes en Hego Eus­kal Herria

Nos encon­tra­mos ante una cri­sis sis­té­mi­ca a nivel mun­dial. La vul­ne­ra­ción de los dere­chos huma­nos, la des­truc­ción del medio ambien­te, el retro­ce­so en las con­di­cio­nes de vida, en el sis­te­ma de bien­es­tar, en el sis­te­ma ali­men­ta­rio… se está pro­du­cien­do sin cesar en los dife­ren­tes países.

La bur­bu­ja crea­da en torno a la eco­no­mía espe­cu­la­ti­va y la cons­truc­ción tan­to en Eus­kal Herria como en todo Euro­pa ha aca­ba­do por explo­tar, y ya han pasa­do tres años lar­gos sin poder dar la vuel­ta a esta nue­va situa­ción. ¡Y cómo no! Todo esto se ha pro­du­ci­do sin tener en cuen­ta las limi­ta­cio­nes de los recur­sos naturales.

En el caso de Eus­kal Herria a todo ello hay que aña­dir­le la nega­ción de nues­tra sobe­ra­nía polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca. La modi­fi­ca­ción de la Cons­ti­tu­ción espa­ño­la, o lo que ha suce­di­do en Gre­cia, dejan bien cla­ro has­ta qué pun­to alcan­za la dic­ta­du­ra de los mer­ca­dos. Pero cuan­do a un pue­blo se le nie­gan los recur­sos polí­ti­cos, ins­ti­tu­cio­na­les y eco­nó­mi­cos que sí tie­ne un Esta­do, se acre­cien­ta esa depen­den­cia, y más aún en nues­tro caso cono­ci­das las posi­cio­nes de Rajoy.

Las ini­cia­ti­vas anun­cia­das o pues­tas en mar­cha por el Gobierno de Rajoy tie­nen un obje­ti­vo cla­ro: con la excu­sa del endeu­da­mien­to públi­co pre­ten­de tomar una mul­ti­tud de medi­das para redu­cir el sec­tor públi­co y abrir paso a pro­ce­sos de pri­va­ti­za­ción de lo públi­co. Al mis­mo tiem­po, ya esta­mos ante una refor­ma para empeo­rar más toda­vía las con­di­cio­nes labo­ra­les y libe­ra­li­zar por com­ple­to el ámbi­to de rela­cio­nes labo­ra­les. Y por si eso fue­ra poco, se nos anun­cia que van a inyec­tar dine­ro de todos noso­tros al sec­tor finan­cie­ro. De este modo, las medi­das del Gobierno de Rajoy están diri­gi­das con­tra los sec­to­res más nece­si­ta­dos: con­tra los que tie­nen suel­dos más bajos, con­tra las per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad, con­tra las per­so­nas mayo­res con pen­sio­nes más redu­ci­das y con­tra cual­quier per­so­na que quie­ra defen­der sus con­di­cio­nes de trabajo.

Por últi­mo, es más que evi­den­te la inten­ción de abor­dar un pro­ce­so de cen­tra­li­za­ción en el Esta­do espa­ñol. Es decir, es cla­ra la deci­sión y el inten­to de incre­men­tar la depen­den­cia polí­ti­ca y económica.

Todo esto exi­ge una res­pues­ta con­tun­den­te. Los agen­tes socia­les, sin­di­ca­les y polí­ti­cos de este Pue­blo, cada uno en su pro­pio ámbi­to y, a ser posi­ble, todos a una, debe­ría­mos hacer fren­te a la refor­ma neo­li­be­ral que está en mar­cha y a este pro­ce­so de centralización.

Pero, ade­más de una res­pues­ta, esta cru­da reali­dad pre­ci­sa de una ofer­ta alter­na­ti­va que ten­ga como base la sobe­ra­nía polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca y que mar­que el camino hacia un nue­vo mode­lo. Que­re­mos y nece­si­ta­mos la sobe­ra­nía eco­nó­mi­ca para cons­truir un mode­lo social alter­na­ti­vo por los siguien­tes motivos.

- Es nues­tra res­pon­sa­bi­li­dad y dere­cho como nación, para garan­ti­zar la soli­da­ri­dad debe­mos tener en nues­tras manos la ini­cia­ti­va económica.
– Para empe­zar a desa­rro­llar otro mode­lo basa­do en una demo­cra­cia verdadera.
– Para garan­ti­zar y ampliar los dere­chos y ser­vi­cios socia­les con­se­gui­dos tras años de tra­ba­jo. Para garan­ti­zar los dere­chos de edu­ca­ción, salud y vivienda.
– Para desa­rro­llar una eco­no­mía basa­da, más allá del mero desa­rro­llo eco­nó­mi­co, en el desa­rro­llo social y el res­pe­to a la naturaleza.
– Para garan­ti­zar los dere­chos de los y las tra­ba­ja­do­ras, así como polí­ti­cas fis­ca­les, labo­ra­les y públi­cas que creen rique­za y divi­sión del trabajo.
– Para el res­pe­to efec­ti­vo de los dere­chos de las mujeres.
– En defi­ni­ti­va, para cons­truir Eus­kal Herria des­de la izquier­da, para que todas las per­so­nas ten­gan los mis­mos dere­chos y oportunidades.

Para tra­ba­jar en esta direc­ción y con la mira­da pues­ta en los cita­dos obje­ti­vos, hace­mos un lla­ma­mien­to a la ciu­da­da­nía y a los agen­tes para salir a la calle para decir bas­ta ya a las medi­das que se están toman­do y rei­vin­di­car otro mode­lo eco­nó­mi­co y social basa­do en la sobe­ra­nía polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca. Eus­kal Herria, como el res­to del mun­do, pre­ci­sa un mode­lo socio­eco­nó­mi­co alter­na­ti­vo, y vamos a tra­ba­jar de mane­ra deci­di­da en este camino para con­se­guir­lo, para hacer­lo realidad.

Por eso, los cua­tro par­ti­dos nos adhe­ri­mos a las mani­fes­ta­cio­nes con­vo­ca­das por varios agen­tes para el día 4 de febre­ro en Bil­bo con­tra los recor­tes y en Donos­tia con­tra el mode­lo basa­do en las gra­des infraestructuras.

Así mis­mo, apro­ve­cha­mos esta com­pa­re­cen­cia para infor­mar de las mani­fes­ta­cio­nes que Alter­na­ti­ba, Ara­lar, Eus­ko Alkar­ta­su­na e Izquier­da Aber­tza­le hemos con­vo­ca­do para el día 11 de febre­ro en Bil­bo, Donos­tia, Gas­teiz e Iru­ñea. Estas mani­fes­ta­cio­nes a favor del cam­bio social se desa­rro­lla­rán bajo el lema “Eran­tzu­na gure esku. Era­ba­kia gure esku: Eral­da­ke­ta sozia­la­ren alde”, “La res­pues­ta está en nues­tras manos. La deci­sión está en nues­tras manos”.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.