11 de febre­ro, por el cam­bio social, movi­li­za­cio­nes en Hego Eus­kal Herria

Nos encon­tra­mos ante una cri­sis sis­té­mi­ca a nivel mun­dial. La vul­ne­ra­ción de los dere­chos huma­nos, la des­truc­ción del medio ambien­te, el retro­ce­so en las con­di­cio­nes de vida, en el sis­te­ma de bien­es­tar, en el sis­te­ma ali­men­ta­rio… se está pro­du­cien­do sin cesar en los dife­ren­tes paí­ses.

La bur­bu­ja crea­da en torno a la eco­no­mía espe­cu­la­ti­va y la cons­truc­ción tan­to en Eus­kal Herria como en todo Euro­pa ha aca­ba­do por explo­tar, y ya han pasa­do tres años lar­gos sin poder dar la vuel­ta a esta nue­va situa­ción. ¡Y cómo no! Todo esto se ha pro­du­ci­do sin tener en cuen­ta las limi­ta­cio­nes de los recur­sos natu­ra­les.

En el caso de Eus­kal Herria a todo ello hay que aña­dir­le la nega­ción de nues­tra sobe­ra­nía polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca. La modi­fi­ca­ción de la Cons­ti­tu­ción espa­ño­la, o lo que ha suce­di­do en Gre­cia, dejan bien cla­ro has­ta qué pun­to alcan­za la dic­ta­du­ra de los mer­ca­dos. Pero cuan­do a un pue­blo se le nie­gan los recur­sos polí­ti­cos, ins­ti­tu­cio­na­les y eco­nó­mi­cos que sí tie­ne un Esta­do, se acre­cien­ta esa depen­den­cia, y más aún en nues­tro caso cono­ci­das las posi­cio­nes de Rajoy.

Las ini­cia­ti­vas anun­cia­das o pues­tas en mar­cha por el Gobierno de Rajoy tie­nen un obje­ti­vo cla­ro: con la excu­sa del endeu­da­mien­to públi­co pre­ten­de tomar una mul­ti­tud de medi­das para redu­cir el sec­tor públi­co y abrir paso a pro­ce­sos de pri­va­ti­za­ción de lo públi­co. Al mis­mo tiem­po, ya esta­mos ante una refor­ma para empeo­rar más toda­vía las con­di­cio­nes labo­ra­les y libe­ra­li­zar por com­ple­to el ámbi­to de rela­cio­nes labo­ra­les. Y por si eso fue­ra poco, se nos anun­cia que van a inyec­tar dine­ro de todos noso­tros al sec­tor finan­cie­ro. De este modo, las medi­das del Gobierno de Rajoy están diri­gi­das con­tra los sec­to­res más nece­si­ta­dos: con­tra los que tie­nen suel­dos más bajos, con­tra las per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad, con­tra las per­so­nas mayo­res con pen­sio­nes más redu­ci­das y con­tra cual­quier per­so­na que quie­ra defen­der sus con­di­cio­nes de tra­ba­jo.

Por últi­mo, es más que evi­den­te la inten­ción de abor­dar un pro­ce­so de cen­tra­li­za­ción en el Esta­do espa­ñol. Es decir, es cla­ra la deci­sión y el inten­to de incre­men­tar la depen­den­cia polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca.

Todo esto exi­ge una res­pues­ta con­tun­den­te. Los agen­tes socia­les, sin­di­ca­les y polí­ti­cos de este Pue­blo, cada uno en su pro­pio ámbi­to y, a ser posi­ble, todos a una, debe­ría­mos hacer fren­te a la refor­ma neo­li­be­ral que está en mar­cha y a este pro­ce­so de cen­tra­li­za­ción.

Pero, ade­más de una res­pues­ta, esta cru­da reali­dad pre­ci­sa de una ofer­ta alter­na­ti­va que ten­ga como base la sobe­ra­nía polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca y que mar­que el camino hacia un nue­vo mode­lo. Que­re­mos y nece­si­ta­mos la sobe­ra­nía eco­nó­mi­ca para cons­truir un mode­lo social alter­na­ti­vo por los siguien­tes moti­vos.

- Es nues­tra res­pon­sa­bi­li­dad y dere­cho como nación, para garan­ti­zar la soli­da­ri­dad debe­mos tener en nues­tras manos la ini­cia­ti­va eco­nó­mi­ca.
– Para empe­zar a desa­rro­llar otro mode­lo basa­do en una demo­cra­cia ver­da­de­ra.
– Para garan­ti­zar y ampliar los dere­chos y ser­vi­cios socia­les con­se­gui­dos tras años de tra­ba­jo. Para garan­ti­zar los dere­chos de edu­ca­ción, salud y vivien­da.
– Para desa­rro­llar una eco­no­mía basa­da, más allá del mero desa­rro­llo eco­nó­mi­co, en el desa­rro­llo social y el res­pe­to a la natu­ra­le­za.
– Para garan­ti­zar los dere­chos de los y las tra­ba­ja­do­ras, así como polí­ti­cas fis­ca­les, labo­ra­les y públi­cas que creen rique­za y divi­sión del tra­ba­jo.
– Para el res­pe­to efec­ti­vo de los dere­chos de las muje­res.
– En defi­ni­ti­va, para cons­truir Eus­kal Herria des­de la izquier­da, para que todas las per­so­nas ten­gan los mis­mos dere­chos y opor­tu­ni­da­des.

Para tra­ba­jar en esta direc­ción y con la mira­da pues­ta en los cita­dos obje­ti­vos, hace­mos un lla­ma­mien­to a la ciu­da­da­nía y a los agen­tes para salir a la calle para decir bas­ta ya a las medi­das que se están toman­do y rei­vin­di­car otro mode­lo eco­nó­mi­co y social basa­do en la sobe­ra­nía polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca. Eus­kal Herria, como el res­to del mun­do, pre­ci­sa un mode­lo socio­eco­nó­mi­co alter­na­ti­vo, y vamos a tra­ba­jar de mane­ra deci­di­da en este camino para con­se­guir­lo, para hacer­lo reali­dad.

Por eso, los cua­tro par­ti­dos nos adhe­ri­mos a las mani­fes­ta­cio­nes con­vo­ca­das por varios agen­tes para el día 4 de febre­ro en Bil­bo con­tra los recor­tes y en Donos­tia con­tra el mode­lo basa­do en las gra­des infra­es­truc­tu­ras.

Así mis­mo, apro­ve­cha­mos esta com­pa­re­cen­cia para infor­mar de las mani­fes­ta­cio­nes que Alter­na­ti­ba, Ara­lar, Eus­ko Alkar­ta­su­na e Izquier­da Aber­tza­le hemos con­vo­ca­do para el día 11 de febre­ro en Bil­bo, Donos­tia, Gas­teiz e Iru­ñea. Estas mani­fes­ta­cio­nes a favor del cam­bio social se desa­rro­lla­rán bajo el lema “Eran­tzu­na gure esku. Era­ba­kia gure esku: Eral­da­ke­ta sozia­la­ren alde”, “La res­pues­ta está en nues­tras manos. La deci­sión está en nues­tras manos”.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *