A Txus Mar­tin le han dene­ga­do la soli­ci­tud de liber­tad- Etxerat

Txus Mar­tin fue arres­ta­do en enero del 2002, des­pués de per­ma­ne­cer 8 años en las pri­sio­nes de Fran­cia, lo tras­la­da­ron al Esta­do Espa­ñol. En estos 8 años Mar­tin estu­vo total­men­te ais­la­do en la cár­cel, y esta situa­ción ha sido la cau­sa direc­ta de la enfer­me­dad que tie­ne hoy en día. Txus Mar­tin sufre un tras­torno esqui­zo-afec­ti­vo con com­po­nen­te deli­ran­te. En el 2010 inclu­so pro­ta­go­ni­zó un inten­to de auto­li­sis. Su situa­ción es gra­ve, ya que Mar­tin ha reci­bi­do y reci­be un tra­to inex­pli­ca­ble­men­te duro por par­te de la cár­cel, lo cual ha redun­da­do en el agra­va­mien­to de su salud mental.

Txus Mar­tin tie­ne abier­tos tres pro­ce­di­mien­tos en la Audien­cia Nacio­nal. En estos tres pro­ce­di­mien­tos está en pre­ven­ti­vo, es decir, no hay nin­gu­na sen­ten­cia. En dos de ellas toda­vía no ha sido ni juz­ga­do; aun­que en octu­bre del 2011 le juz­ga­ron por un pro­ce­di­mien­to, los abo­ga­dos no han reci­bi­do nin­gun avi­so sobre la sentencia.

Los abo­ga­dos de Txus Mar­tin, toman­do como base su salud, soli­ci­ta­ron la liber­tad del basau­ri­ta­rra en los tres pro­ce­di­mien­tos. Soli­ci­ta­ron su liber­tad pro­vi­sio­nal, tenien­do en cuen­ta que está en pre­ven­ti­vo. La soli­ci­tud se hizo tenien­do en cuen­ta que Mar­tin no pue­de per­ma­ne­cer en la cár­cel debi­do a el diag­nós­ti­co de su enfer­me­dad; ya que la pri­sión agar­va su enfer­me­dad. Ade­más, los abo­ga­dos aña­die­ron en la soli­ci­tud que el diag­nós­ti­co no es com­ple­to, ya que pue­de tener otra enfer­me­dad. En el caso de Txus Mar­tin, hay que aña­dir que no hay nin­gu­na razón para que per­ma­nez­ca pro­vi­sio­nal­men­te en la cár­cel, y los abo­ga­dos jus­ti­fi­can esto con razo­nes muy claros:

 No hay nin­gu­na posi­bi­li­dad de fuga: debi­do a su situa­ción médi­ca tie­ne que estar per­ma­nen­te­men­te con ayu­da, tie­ne que tener con­tro­la­do la medicación.
 No hay ries­go de otro deli­to: por la enfer­me­dad y por la situa­ción política.
 No hay ries­go de que impi­da nin­gu­na inves­ti­ga­ción: en los tres pro­ce­di­mien­tos han trans­cu­rri­do más de quin­ce años des­de que suce­die­ron los hechos, y ade­más ha ter­mi­na­do el perio­do para rea­li­zar la investigación.

Des­de que se envia­ron las soli­ci­tu­des de libe­ra­ción de Tuxs Mar­tin, sus abo­ga­dos han envia­do algu­nos docu­men­tos a la Audien­cia Nacio­nal, infor­mán­do­les sobre la situación:

 Les han infor­ma­do de que la situa­ción de Txus Mar­tin ha empeo­ra­do y ade­más le han dobla­do la medicación.
 Han denun­cia­do que los infor­mes de la pri­sión no refle­jan la reali­dad, es más, han denun­cia­do que dichos infor­mes dicen que ha mejo­ra­do el esta­do de salud del basauritarra.
 Soli­ci­ta­ron un esca­ner, para rea­li­zar un diag­nós­ti­co inte­gral, como lo hicie­ron los médicos.

Aún tenien­do estos docu­men­tos la Fis­ca­lía ha dene­ga­do la soli­ci­tud de liber­tad, ate­nien­do­se a los infor­mes médi­cos de la cár­cel. En el Auto solo se toma en cuen­ta en infor­me que han rea­li­za­do los médi­cos de la pri­sión, hacien­do caso omi­so al infor­me que reali­zó la psi­có­lo­ga de con­fian­za de Mar­tin. Así han teni­do en cuen­ta un infor­me en el que reco­ge que el enfer­mo ha mejo­ra­do, pero que le han dupli­ca­do la medicación.

Los abo­ga­dos de Mar­tin han reci­bi­do esta sema­na la repues­ta de la soli­ci­tud, la cual ha sido nega­ti­va. Ade­más, tam­bién han dene­ga­do hacer­le un esca­ner. Así pues, en dos de los pro­ce­di­mien­tos que tie­ne Mar­tin le han dene­ga­do la liber­tad pro­vi­sio­nal. En el Auto se reco­gen las razo­nes para den­gar dicha solicitud:

 Aun­que reco­no­cen que esta enfer­mo, con­fir­man que en otros momen­tos su situa­ción ha sido peor, y que a día de hoy está esta­ble, aun­que le hayan dobla­do la medicación.
 Creen que el estar pre­so no tie­ne una rela­ción direc­ta con su enfer­me­dad, o por lo menos no es el úni­co factor.
 En el auto hacen un lis­ta­do de las razo­nes por la que Mar­tin debe­ría de estar en la cár­cel pro­vi­sio­nal­men­te, y con­fir­ma que hay razo­nes para ello. Lo hace de una for­ma muy gene­ri­li­za­da, y sin ana­li­zar su situa­ción concretamente.

Los abo­ga­dos de Txus Mar­tin pre­sen­ta­rá un recur­so, y este recur­so será ana­li­za­do por los mis­mos jue­ces que han toma­do esta decisión.

Txus Mar­tin ha teni­do muchos pro­ble­mas para reci­bir asis­ten­cia médi­ca des­de que fue tras­la­da­do a Espa­ña. Un ejem­plo es que ni Mar­tin, ni los médi­cos de su con­fian­za han podi­do ver los infor­mes que traía la Secre­ta­ría Gene­ral Peni­ten­cia­ria des­de Fran­cia. A esto hay que aña­dir que duran­te meses no ha podi­do ver a sus médi­cos de con­fian­za, y que a día de hoy, des­de que está en Eus­kal Herria, tam­po­co ha podi­do reci­bir su visi­ta. Ade­más en los últi­mos meses ha teni­do cua­tro tras­la­dos, por lo que ha cam­bia­do cons­tan­te­men­te de com­pa­ñe­ros. Y todo esto tie­ne con­se­cuen­cias nefas­tas en el esta­do de salud de Txus Martin.

La aso­cia­ción Etxe­rat quie­re denun­ciar esta situa­ción. Cree­mos que es impres­cin­di­ble que Txus Mar­tin esté en liber­tad. Aho­ra mis­mo Txus Mar­tin es el pre­so polí­ti­co enfer­mo que está más gra­ve y situa­ción es muy gra­ve. Es impres­cin­di­ble que recu­pe­re la liber­tad para reci­bir el cui­da­do que nece­si­ta. Por lo que cree­mos que la Fis­ca­lía dene­ge su liber­tad es muy gra­ve. Ade­más es incom­pren­si­ble que tam­po­co acce­dan ha rea­li­zar­le un escaner.

Esto es lo que bus­ca la polí­ti­ca peni­ten­cia­ri tan extre­ma que se les apli­ca a los pre­sos y pre­sas polí­ti­cas vas­cas. La situa­ción que está vivien­do Txus Mar­tin es la con­se­cuen­cia direc­ta de dicha polí­ti­ca, y en este caso es impres­cin­di­ble aca­bar con el aislamiento.

Por otra par­te, des­de Etxe­rat exi­gi­mos la libe­ra­ción de Txus Mar­tin y de todos los pre­sos y pre­sas que tie­nen enfer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles. Ya que en las pri­sio­nes no reci­ben la debi­da aten­ción que debe­rían de reci­bir, y su situa­ción empeo­ra por momentos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.