La foto que aver­güen­za a Ita­lia

Los cadá­ve­res de las niñas gita­nas yacen en la pla­ya, mien­tras la gen­te sigue bañán­do­se y toman­do el sol, como si nada
Es otro fin de sema­na cáli­do en la pla­ya de Nápo­les. en las rocas, una pare­ja toma el sol del sur de Ita­lia. A pocos metros de dis­tan­cia, tapa­dos con unas toa­llas con los pies al aire, se encuen­tran los cadá­ve­res de dos niñas gita­nas ruma­nas aho­ga­das.

Las mucha­chas, Cris­ti­na, de 16 años, y Vio­le­ta, 14, fue­ron ente­rra­das ayer en la noche, mien­tras las con­se­cuen­cias y cir­cuns­tan­cias de sus muer­tes reper­cu­tían en toda Ita­lia.

Es una ima­gen que ha cris­ta­li­za­do la inquie­tud cre­cien­te en el país por el tra­to dado a los Ruma­nos, sus cam­pa­men­tos han sido que­ma­dos y el gobierno se dedi­co a tomar­le las hue­llas dac­ti­la­res a todos los miem­bros de la mino­ría. Dos jóve­nes her­ma­nas Ruma­nas se aho­ga­ron en la pla­ya de Torre­ga­ve­ta des­pués de tomar un baño en las aguas trai­cio­ne­ras. Sus cadá­ve­res fue­ron recu­pe­ra­dos del mar y per­ma­ne­cie­ron en la ori­lla de la pla­ya duran­te horas mien­tras que los turis­tas siguie­ron toman­do el sol y hacien­do pic­nic alre­de­dor de ellos, como si nada.

Habían lle­ga­do a la pla­ya en las afue­ras de Nápo­les el sába­do, para hacer un poco de dine­ro ven­dien­do bara­ti­jas a los bañis­tas. Pero el dia esta­ba muy calien­te y, sobre las 14:00 horas, las chi­cas se rin­die­ron a la ten­ta­ción de dar­se un cha­pu­zón. Apa­ren­te­men­te no sabían nadar.

Infor­mes dicen que sal­va­vi­das de las cer­ca­nas pla­yas pri­va­das tra­ta­ron de res­ca­tar­las, sin éxi­to. Cuan­do los cuer­pos reapa­re­cie­ron, ya las mucha­chas esta­ban muer­tas.

Es el tipo de tra­ge­dia que pue­de ocu­rrir en cual­quier pla­ya. Pero lo que suce­dió des­pués ha sor­pren­di­do a Ita­lia. Los cuer­pos de las dos niñas fue­ron pues­tos sobre la are­na, su her­ma­na y su pri­mo fue­ron dete­ni­dos por la poli­cía para iden­ti­fi­car y con­tac­tar a los padres. Algún alma pia­do­sa donó un par de toa­llas para pre­ser­var­les la decen­cia más bási­ca. Lue­go la vida de la pla­ya se reanu­dó como si nada.

La indi­fe­ren­cia se ha toma­do como una prue­ba sor­pren­den­te de que muchos ita­lia­nos ya no tie­nen sen­ti­mien­tos huma­nos por los gita­nos, a pesar de que estas comu­ni­da­des han con­vi­vi­do con ellos duran­te gene­ra­cio­nes.

El car­de­nal de Napo­les, Cres­cen­zo Sepe, se apre­su­ró a seña­lar el endu­re­ci­mien­to de los sen­ti­mien­tos huma­nos, repre­sen­ta­do por el com­por­ta­mien­to de los ita­lia­nos en la pla­ya. Sin embar­go, el alcal­de de Mon­te di Pro­ci­da, la ciu­dad don­de se encuen­tra la pla­ya Torre­ga­ve­ta, defen­dió el com­por­ta­mien­to de sus ciu­da­da­nos.

Tra­duc­ción Apo​rrea​.org

El ori­gi­nal en inglés pue­de ver­se en: http://​www​.inde​pen​dent​.co​.uk/​n​e​w​s​/​w​o​r​l​d​/​e​u​r​o​p​e​/​t​h​e​-​p​i​c​t​u​r​e​-​t​h​a​t​-​s​h​a​m​e​s​-​i​t​a​l​y​-​8​7​3​7​4​3​.​h​tml

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *