[Video] Herri­ra será el nom­bre del movi­mien­to sur­gi­do tras la masi­va mani­fes­ta­ción del 7 de enero

herrira2

El tra­ba­jo de Egin Deza­gun Bidea y la masi­va movi­li­za­ción del 7 de enero han pues­to un jalón sobre el que asien­ta el nue­vo movi­mien­to que se pre­sen­ta­rá el domin­go en Donos­tia. Según el docu­men­to fun­da­cio­nal al que ha acce­di­do GARA, se lla­ma­rá Herri­ra, se fija «el come­ti­do his­tó­ri­co de traer a casa» a pre­sos y refu­gia­dos y se basa­rá en la suma de esfuer­zos ciu­da­da­nos con un carác­ter abier­to e inno­va­dor.

  • Docu­men­to fun­da­cio­nal (pdf): euesfr

El deba­te que Egin Deza­gun Bidea anun­ció tras la movi­li­za­ción que rom­pió récords el 7 de enero en Bil­bo ya ha dado su fru­to: un nue­vo movi­mien­to que se lla­ma­rá Herri­ra y que verá la luz el domin­go en Donos­tia. El docu­men­to fun­da­cio­nal deba­ti­do en los herri bil­gu­nes deja cla­ro que no se tra­ta de una ini­cia­ti­va coyun­tu­ral, sino enfo­ca­da a un obje­ti­vo ambi­cio­so y «labo­rio­so»: «El reto que asu­mi­mos es la vuel­ta a casa de pre­sos y hui­dos. Lo con­si­de­ra­mos un come­ti­do his­tó­ri­co».

La nece­si­dad de este sal­to cua­li­ta­ti­vo había sido cons­ta­ta­da por la ini­cia­ti­va Egin Deza­gun Bidea, tras su «gran aco­gi­da» reci­bi­da en «el nue­vo con­tex­to polí­ti­co abier­to en Eus­kal Herria en los últi­mos meses». El éxi­to de la movi­li­za­ción de enero fue una señal defi­ni­ti­va. Tras ello, se puso en mar­cha un deba­te en los herri bil­gu­nes des­ti­na­do a valo­rar qué nue­va herra­mien­ta se pue­de ofre­cer a las dece­nas y dece­nas de miles de per­so­nas dis­pues­tas a tra­ba­jar por los repre­sa­lia­dos en par­ti­cu­lar y la reso­lu­ción del con­flic­to en gene­ral. El resul­ta­do de esta refle­xión es Herri­ra, que apun­ta que «no sur­ge como suce­sor» del movi­mien­to que ha actua­do his­tó­ri­ca­men­te en favor de los pre­sos polí­ti­cos vas­cos, ni de los agen­tes que lo han impul­sa­do. «Tam­po­co tie­ne voca­ción de sus­ti­tuir­los», pre­ci­sa.

Se tra­ta de una ini­cia­ti­va emi­nen­te y exclu­si­va­men­te ciu­da­da­na, sin depen­den­cia de par­ti­dos ni orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas, que no se enca­si­lla en un pro­yec­to o ideo­lo­gía con­cre­ta, y que tam­po­co bus­ca hacer polí­ti­ca. Su úni­co obje­ti­vo es traer a casa a pre­sos y exi­lia­dos.

El docu­men­to fun­da­cio­nal al que ha teni­do acce­so GARA tie­ne sie­te pági­nas en las que se resu­men sus aspi­ra­cio­nes de fon­do y sus for­mas de actua­ción, lo que deja cla­ro el tra­ba­jo de sín­te­sis rea­li­za­do. La cla­ve de Herri­ra estri­ba en el capí­tu­lo titu­la­do «Prin­ci­pios y misión», y en este párra­fo con­cre­to que resu­me su filo­so­fía ori­gi­nal: «La cla­ve para evi­tar las con­se­cuen­cias del con­flic­to resi­de en la solu­ción de sus fun­da­men­tos. Las garan­tías para que no haya más pre­sos y hui­dos las ofre­ce­rá la solu­ción de las razo­nes del con­flic­to. Esto se reco­ge en el con­cep­to de amnis­tía, ya que con­tex­tua­li­za la vuel­ta a casa de pre­sos y hui­dos en la supera­ción de las razo­nes que los han lle­va­do a esta situa­ción. Por lo tan­to, la amnis­tía es nues­tro hori­zon­te, y nues­tra misión, con­se­guir que los y las pre­sas y hui­das vuel­van a casa».

Sobre esta base, Herri­ra se pre­sen­ta como un movi­mien­to no solo nue­vo, sino tam­bién nove­do­so. Aquí se reco­gen algu­nas de sus carac­te­rís­ti­cas:
Ante­ce­den­tes

Una ini­cia­ti­va nue­va para quie­nes tra­ba­ja­ban antes y para quie­nes se suman aho­ra

Las más de 110.000 per­so­nas que salie­ron a la calle en Bil­bo refle­ja­ron la can­ti­dad de gen­te dis­pues­ta a impli­car­se en esta tarea. Egin Deza­gun Bidea cons­ta­ta igual­men­te que en su reco­rri­do de ape­nas unos meses se ha con­ver­ti­do en «pun­to de reu­nión de todas las per­so­nas que esta­mos de acuer­do con esta idea, y está reca­ban­do más y mayo­res com­pro­mi­sos cada vez, abar­can­do un espa­cio cada vez más amplio».

En con­se­cuen­cia, Herri­ra reco­ge­rá esta apor­ta­ción de gen­tes con dife­ren­tes tra­yec­to­rias: «Muchas per­so­nas impli­ca­das en torno a esta ini­cia­ti­va desa­rro­llan hace tiem­po una acti­vi­dad en favor de los dere­chos de los pre­sos. Otras cono­cen de pri­me­ra mano la pri­sión, ya que tie­nen pre­so a algún ami­go o alle­ga­do o por­que han esta­do pre­sas en algu­na eta­pa de su vida. Otras muchas se han impli­ca­do por­que pien­san que es el momen­to de solu­cio­nar defi­ni­ti­va­men­te la situa­ción que viven los y las pre­sas y hui­das». El obje­ti­vo de todos, el mis­mo: «Dar sali­da a esta situa­ción»:

Obje­ti­vos

El pri­me­ro, des­ac­ti­var las medi­das de excep­ción: el his­tó­ri­co, traer­los a casa

Como «pri­mer obje­ti­vo», Herri­ra tra­ba­ja­rá por la des­ac­ti­va­ción de medi­das como la «cade­na per­pe­tua», la dis­per­sión, el ais­la­mien­to o el man­te­ni­mien­to en la cár­cel de pre­sos enfer­mos, ya que «des­de el pun­to de vis­ta de los dere­chos huma­nos son medi­das que están fue­ra de lugar en cual­quier con­tex­to», obe­de­cen a «la repre­sión y la ven­gan­za» y ade­más «van con­tra la solu­ción al con­flic­to».

Aspi­ra por tan­to a la reuni­fi­ca­ción del colec­ti­vo de pre­sos en Eus­kal Herria con los dere­chos que le corres­pon­den, así como al «final de la per­se­cu­ción a los y las hui­das polí­ti­cas», de modo que ambos colec­ti­vos pue­dan par­ti­ci­par tam­bién en el pro­ce­so de reso­lu­ción.

Pero el obje­ti­vo final, que cali­fi­can de «his­tó­ri­co en el pro­ce­so de solu­ción irre­ver­si­ble que se está dan­do en el siglo XXI en Eus­kal Herria», es la vuel­ta a casa de todos «en el desa­rro­llo de una hoja de ruta inte­gra­da en ese pro­ce­so de solu­ción».

Al res­pec­to, Herri­ra mati­za que este obje­ti­vo «se debe enten­der den­tro de un camino a reco­rrer, no en torno a un suce­so ais­la­do. Que­re­mos avan­zar en el camino que trai­ga a los pre­sos y hui­dos a casa, sin que­dar­nos espe­ran­do, comen­zan­do este camino que no aca­ba­rá has­ta que todos y todas estén en casa», sub­ra­ya.
Ámbi­tos

Acti­va­ción de la mayo­ría social, infor­ma­ción, sen­si­bi­li­za­ción y soli­da­ri­dad

Herri­ra bus­ca dotar «de medios y del mar­co nece­sa­rio» a todas las per­so­nas que, «aun tenien­do sen­si­bi­li­da­des dife­ren­tes, estén de acuer­do con los obje­ti­vos plan­tea­dos. Que­re­mos cons­truir un lugar de encuen­tro».

Quie­re ope­rar en cua­tro áreas prin­ci­pa­les. La pri­me­ra es la «acti­va­ción de la mayo­ría social» impul­san­do la toma de com­pro­mi­sos de todos los sec­to­res, des­de las ins­ti­tu­cio­nes a la edu­ca­ción, la cul­tu­ra, el movi­mien­to popu­lar… En segun­do lugar, reca­ba­rá y hará públi­ca infor­ma­ción sobre la situa­ción de los repre­sa­lia­dos. Aspi­ra tam­bién a «fomen­tar y orga­ni­zar la soli­da­ri­dad popu­lar» hacia ellos, «impul­san­do tan­to el valor como la prác­ti­ca de la soli­da­ri­dad». Y jun­to a ello, el nue­vo movi­mien­to se dedi­ca­rá a «sen­si­bi­li­zar e impli­car a la comu­ni­dad inter­na­cio­nal, desa­rro­llan­do las rela­cio­nes nece­sa­rias para ello y orga­ni­zan­do ámbi­tos para la cola­bo­ra­ción».

Inno­va­dor

Toma­rá en cuen­ta for­mas y expe­rien­cias que han hecho triun­far a otros movi­mien­tos
Entre las nove­da­des que trae Herri­ra, des­ta­ca la apues­ta por ser un movi­mien­to «amplio e inno­va­dor». En este sen­ti­do, indi­ca que «como somos un movi­mien­to nue­vo, toma­re­mos en cuen­ta aque­llas for­mas y expe­rien­cias que han hecho triun­far a los movi­mien­tos popu­la­res tan­to en Eus­kal Herria como en el mun­do. Aun­que, sobre todo, pre­ten­de­mos asen­tar­nos en la reali­dad vigen­te de Eus­kal Herria e inci­dir en ella, tenien­do en cuen­ta las nue­vas ten­den­cias cul­tu­ra­les, obser­van­do la reali­dad social y cono­cien­do y hacien­do uso de las tec­no­lo­gías rela­ti­vas a la comu­ni­ca­ción y la infor­ma­ción».

En para­le­lo, Herri­ra apun­ta que «que­re­mos tra­ba­jar con la ciu­da­da­nía, en cons­tan­te cone­xión». Y pro­me­te que para ello el movi­mien­to será «par­ti­ci­pa­ti­vo» y bus­ca­rá «ofre­cer un dis­cur­so y unas acti­vi­da­des que conec­ten con faci­li­dad con la ciu­da­da­nía».

El movi­mien­to sabe que nece­si­ta­rá ser «efi­caz» para lograr su obje­ti­vo, así que impul­sa­rá diná­mi­cas «capa­ces de gene­rar cam­bios». Y su tra­ba­jo se rea­li­za­rá sobre todo «en la calle, median­te un gran tra­ba­jo comu­ni­ca­ti­vo, con accio­nes lla­ma­ti­vas, movi­li­za­cio­nes par­ti­ci­pa­ti­vas…»

Sin fron­te­ras

Vas­co y eus­kal­dun, pero tam­bién sin fron­te­ras y plu­ri­lin­güe

Herri­ra tie­ne voca­ción nacio­nal; «tra­ba­ja­re­mos en Eus­kal Herria y para toda Eus­kal Herria, inten­tan­do lle­gar a todos sus rin­co­nes», con un cri­te­rio basa­do en enten­der las dis­tin­tas reali­da­des inter­nas del país y «sin impo­ner con­sig­nas homo­ge­nei­za­do­ras». Sin embar­go, al mis­mo tiem­po enca­mi­na­rá su tra­ba­jo a bus­car soli­da­ri­dad y tra­ba­jo común en el ámbi­to inter­na­cio­nal, don­de cree que «la soli­da­ri­dad hacia los y las pre­sas y hui­das vas­cas está amplia­men­te exten­di­da».

Esto ten­drá refle­jo tam­bién en el aspec­to lin­güís­ti­co. El eus­ka­ra será la len­gua prin­ci­pal de Herri­ra en su comu­ni­ca­ción inter­na y exter­na, pero usa­rá tam­bién el cas­te­llano y el fran­cés en Eus­kal Herria y las len­guas de cada lugar cuan­do actúe en el ámbi­to inter­na­cio­nal.

Par­ti­ci­pa­ti­vo

Bil­gu­nes loca­les y Bil­gu­ne Nacio­nal en un mode­lo que quie­re ir de aba­jo a arri­ba
El nue­vo movi­mien­to se defi­ne tam­bién como trans­pa­ren­te y par­ti­ci­pa­ti­vo, por lo que por ejem­plo «cada Bil­gu­ne toma­rá sus pro­pias deci­sio­nes en lo rela­ti­vo a la acti­vi­dad que lle­va­rá a cabo, siem­pre en con­se­cuen­cia a los prin­ci­pios y obje­ti­vos del movi­mien­to». Habrá una estruc­tu­ra a nivel nacio­nal que ten­drá como misio­nes dina­mi­zar los Bil­gu­nes, ofre­cer­les recur­sos y ges­tio­nar las líneas de tra­ba­jo acor­da­das, pero se pre­ten­de que sea un movi­mien­to que «ten­drá influen­cia de aba­jo hacia arri­ba».

Así, los Bil­gu­nes de los pue­blos (o barrios o ciu­da­des) y el Bil­gu­ne Nacio­nal serán los prin­ci­pa­les ámbi­tos de deci­sión y tra­ba­jo. Herri­ra con­ta­rá tam­bién con espa­cios de tra­ba­jo sec­to­ria­les, para tra­ba­jos con­cre­tos como la comu­ni­ca­ción, las rela­cio­nes, la soli­da­ri­dad o la labor inter­na­cio­nal.

Pre­sen­ta­ción abier­ta el domin­go en el Kur­saal

La pre­sen­ta­ción en socie­dad del movi­mien­to Herri­ra ten­drá lugar el domin­go, con un acto que comen­za­rá a las 12.00 en el Pala­cio Kur­saal de Donos­tia y que será de puer­tas abier­tas para quien quie­ra acu­dir. El even­to ser­vi­rá tam­bién como un nue­vo paso en la denun­cia de la actual polí­ti­ca peni­ten­cia­ria.

Gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *