¡Qué extra­ña reali­dad! ¿O no?- Fede de los Rios

La sema­na ante­rior nos ente­rá­ba­mos que la lehen­da­ka­ri del vie­jo Reyno había­se subi­do el suel­do el 33%. Noti­cia obso­le­ta. Nada más cono­cer el acuer­do fir­ma­do por UGT, CCOO y la Patro­nal CEOE por el cual los tra­ba­ja­do­res dis­fru­ta­rán de un aumen­to sala­rial en 2012 del 0,5% y del 0,6% para 2013 y 2014„ la apa­ña­da Yolan­da Bar­ci­na, en soli­da­ri­dad, ha vuel­to a subir­se el suel­do con un «com­ple­men­to de res­pon­sa­bi­li­dad». Al fin y al cabo son habas con­ta­das: se qui­ta un poqui­to a muchos, que ni lo notan, y el mon­to resul­tan­te se lo apro­pia quien sabrá dis­fru­tar­lo de mane­ra com­ple­men­ta­ria y res­pon­sa­ble.

UGT y CCOO, rame­ras del Capi­tal, rubri­ca­ron tam­bién la posi­bi­li­dad de des­col­gar­se de los con­ve­nios colec­ti­vos aque­llas empre­sas cuyos pro­pie­ta­rios con­si­de­ren insu­fi­cien­tes los bene­fi­cios obte­ni­dos de la fuer­za de tra­ba­jo de sus asa­la­ria­dos. Todo esto es, por supues­to, en favor de los 5,4 millo­nes de para­dos exis­ten­tes en el Esta­do. Si bien las pres­ta­cio­nes socia­les direc­tas se ven redu­ci­das, de mane­ra indi­rec­ta el con­jun­to de para­dos se verá enri­que­ci­do por la gran ofer­ta de cur­si­llos que los sin­di­ca­tos de cla­se van a ges­tio­nar. Para­dos qui­zás, pero con una cul­tu­ra y pro­fe­sio­na­li­dad que será la envi­dia del res­to de Euro­pa. Aún recuer­do la desa­zón, allá por los seten­ta, que me cau­só la noti­cia de que, en Ita­lia, algu­nos sin­di­ca­lis­tas habían sido heri­dos por dis­pa­ros en las pier­nas. Y no por gru­pos vin­cu­la­dos al fas­cio. No aca­ba­ba de enten­der­lo.

Qué sus­to, eh, lo de Paqui­to Camps, ¡temía­mos lo peor! Afor­tu­na­da­men­te, se impu­so la cor­du­ra y un jura­do popu­lar puso las cosas en su sitio. Por cua­tro tra­jes de nada, que ni siquie­ra eran de falle­ra mayor, y algún que otro bol­so Louis Vouit­ton.

La jus­ti­cia con mayús­cu­las, o sea, la Jus­ti­cia, cobra un fuer­te impul­so mer­ced al nue­vo minis­tro Ruiz Gallar­dón. Las jóve­nes de die­ci­séis y die­ci­sie­te años se han vuel­to adul­tas para la apli­ca­ción de las penas de una nue­va refor­ma de la Ley del Menor; pero, por el con­tra­rio, resul­ta­rán inca­pa­ci­ta­das para deci­dir acer­ca de su cuer­po en la refor­ma de la ley de la inte­rrup­ción volun­ta­ria del emba­ra­zo. Sus ova­rios vol­ve­rán a manos del Padre has­ta que pasen a manos del Mari­do.

Dis­fru­ta­re­mos de cade­na per­pe­tua, eso sí, revi­sa­ble. 40 años de con­de­na no eran sufi­cien­tes. Estos cris­tia­nos, siem­pre tan mise­ri­cor­dio­sos ellos, en con­ti­nuo per­dón y pres­tos a poner la otra meji­lla. El Dere­cho como ven­gan­za, demo­crá­ti­ca por supues­to, en sin­to­nía a la apli­ca­ción de la tor­tu­ra como intro­duc­ción al cas­ti­go. Lo que, a ojos del un neó­fi­to, se pre­sen­ta de mane­ra cla­ra y dis­tin­ta, car­te­sia­na­men­te hablan­do: los cuer­pos de Por­tu y Sara­so­la rotos por el tor­men­to y la corrup­ción de polí­ti­cos en la tra­ma Gür­tell, en ojos de exper­to juris­ta, apa­re­ce oscu­ro y com­ple­jo. Tal es así que las reso­lu­cio­nes defi­ni­ti­vas son las con­tra­rias a las espe­ra­das por men­tes dema­sia­do sim­ples. Así, tor­tu­ra­do­res y corrup­tos resul­tan absuel­tos y recom­pen­sa­dos. Por idén­ti­ca razón, «hipó­cri­ta lec­tor, mi seme­jan­te, ¡mi her­mano!», con suer­te, cobra­re­mos el 0,5 mien­tras, ellos, los amos, se que­dan con el otro 99,5.

Gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *