Los impu­tados por los inci­den­tes del txu­pi­na­zo de 2010 res­pon­sa­bi­li­zan al ayun­ta­mien­to- Eleak

El pasa­do día 20 de enero se hizo públi­ca la sen­ten­cia que absol­vió a los tres meno­res impu­tados en los alter­ca­dos del txu­pi­na­zo de 2010. Y esta maña­na han com­pa­re­ci­do en rue­da de pren­sa los once jóve­nes que siguen impu­tados en esta cau­sa, quie­nes han vuel­to a res­pon­sa­bi­li­zar al ayun­ta­mien­to de los inci­den­tes que se pro­du­je­ron en la pla­za consistorial.

Los jóve­nes, que están acu­sa­dos de des­ór­de­nes públi­cos y aten­ta­do a la auto­ri­dad, han seña­la­do que aquel 6 de julio sí que se pro­du­jo un inci­den­te de orden públi­co, pero no por el hecho de exhi­bir una iku­rri­ña, sino por la inter­ven­ción poli­cial. “Los agen­tes no inter­vi­nie­ron para evi­tar un deli­to o para sal­va­guar­dar la inte­gri­dad físi­ca de los asis­ten­tes al txu­pi­na­zo, lo hicie­ron con el áni­mo exclu­si­vo de cen­su­rar y repri­mir la ikurriña”.

Ade­más, se han refe­ri­do a la car­ga como “bru­tal y abso­lu­ta­men­te injus­ti­fi­ca­da”, ya que los poli­cías “arre­me­tie­ron con gran vio­len­cia con­tra dece­nas de per­so­nas, muchas de ellas aje­nas a la iku­rri­ña, y crea­ron una situa­ción de páni­co entre la mul­ti­tud”. “¿Y todo ello para qué?”, se han pre­gun­ta­do. “¿Para evi­tar qué deli­to? ¿Es deli­to exhi­bir la iku­rri­ña en la Pla­za con­sis­to­rial duran­te el txupinazo?”

A cau­sa de aque­lla inter­ven­ción poli­cial varias per­so­nas resul­ta­ron heri­das, y un joven madri­le­ño sufrió gra­ves lesio­nes tras reci­bir el impac­to de un bote­lla­zo. Para los impu­tados, los inci­den­tes fue­ron res­pon­sa­bi­li­dad “úni­ca y exclu­si­va” del Ayun­ta­mien­to de Pam­plo­na y de los agen­tes de la poli­cía muni­ci­pal, “que se extra­li­mi­ta­ron gra­ve­men­te en el ejer­ci­cio de sus funciones”.

Por eso, han exi­gi­do a la fis­ca­lía que archi­ve el caso, toman­do como pre­ce­den­te la sen­ten­cia de los meno­res cono­ci­da la sema­na pasa­da, en la que se expo­ne que los hechos no son cons­ti­tu­ti­vos de un deli­to de des­or­de­nes públi­cos y que tam­po­co ha podi­do pro­bar­se la par­ti­ci­pa­ción de los impu­tados. En su opi­nión, esta sen­ten­cia del Juz­ga­do de meno­res “ha veni­do a con­fir­mar el des­pro­pó­si­to de este pro­ce­di­mien­to judicial”.

Como mues­tra de este “des­pro­pó­si­to”, han cita­do el hecho de que se haya impu­tado a dos per­so­nas dis­tin­tas por el bote­lla­zo que reci­bió el joven madri­le­ño. Aho­ra se ha reti­ra­do la impu­tación con­tra uno de los jóve­nes, “pre­ci­sa­men­te para no tener que archi­var la cau­sa y poder seguir ade­lan­te con el jui­cio”, y se han pre­gun­ta­do cómo pue­de ser que las supues­tas prue­bas de la poli­cía per­mi­tan impu­tar a dos per­so­nas dis­tin­tas por un mis­mo hecho: “¿no será que esas prue­bas se van fabri­can­do sobre la mar­cha para impu­tar a una u otra persona?”

Para fina­li­zar, los impu­tados se han soli­da­ri­za­do con el joven que resul­tó heri­do gra­ve tras los inci­den­tes y le han desea­do una pron­ta recu­pe­ra­ción. “Es lamen­ta­ble que la vida de una per­so­na se vea cor­ta­da de esta mane­ra en un espa­cio que debe­ría ser de fies­ta y diver­sión, pero que UPN con­vir­tió en un cam­po de batalla”.

Los jóve­nes han ofre­ci­do la rue­da de pren­sa acom­pa­ña­dos de Expe Iriar­te e Ibai Iriar­te, de Eleak, que han infor­ma­do de que en las pró­xi­mas sema­nas se podría cono­cer la peti­ción de la fis­ca­lía con­tra estas once per­so­nas imputadas.

Des­de el movi­mien­to por los dere­chos civi­les afir­man que esta­mos ante otro jui­cio polí­ti­co, “esta vez en con­tra de la iku­rri­ña, un sím­bo­lo total­men­te legal que el con­sis­to­rio pam­plo­nés, con UPN al fren­te, ha inten­ta­do borrar de los san­fer­mi­nes des­de hace mas de una década”.

Los miem­bros de Eleak se han soli­da­ri­za­do con todos los jóve­nes que resul­ta­ron heri­dos a con­se­cuen­cia de la car­ga poli­cial, y tam­bién han recla­ma­do el archi­vo de la causa.


Comu­ni­ca­do de los jóve­nes imputados

Las once per­so­nas impu­tadas en esta cau­sa nos reafir­ma­mos en nues­tras pala­bras ante­rio­res: el ayun­ta­mien­to y la poli­cía muni­ci­pal son los res­pon­sa­bles de los hechos ocu­rri­dos aquel 6 de julio. Aquel día varios jóve­nes resul­ta­mos heri­dos a cau­sa de aque­lla car­ga poli­cial, y sie­te meses des­pués fui­mos dete­ni­dos e impu­tados por des­or­de­nes públi­cos y aten­ta­do a la autoridad.

Que­re­mos decir que aquel 6 de julio sí que se pro­du­jo un inci­den­te de orden públi­co, pero no por el hecho de exhi­bir una iku­rri­ña, sino por la inter­ven­ción poli­cial. Los agen­tes no inter­vi­nie­ron para evi­tar un deli­to o para sal­va­guar­dar la inte­gri­dad físi­ca de los asis­ten­tes al txu­pi­na­zo, lo hicie­ron con el áni­mo exclu­si­vo de cen­su­rar y repri­mir la iku­rri­ña. Lle­va­ron a cabo una car­ga bru­tal y abso­lu­ta­men­te injus­ti­fi­ca­da, arre­me­tie­ron con gran vio­len­cia con­tra dece­nas de per­so­nas, muchas de ellas aje­nas a la iku­rri­ña, y crea­ron una situa­ción de páni­co entre la mul­ti­tud. ¿Y todo ello para qué? ¿Para evi­tar qué deli­to? ¿Es deli­to exhi­bir la iku­rri­ña en la Pla­za con­sis­to­rial duran­te el txupinazo?

Tal y como hemos denun­cia­do duran­te todo este tiem­po, la res­pon­sa­bi­li­dad úni­ca y exclu­si­va es del Ayun­ta­mien­to de Pam­plo­na y de los agen­tes de la poli­cía muni­ci­pal, que se extra­li­mi­ta­ron gra­ve­men­te en el ejer­ci­cio de sus funciones.

Por eso, des­de aquí exi­gi­mos a la fis­ca­lía que archi­ve el caso, toman­do como pre­ce­den­te la sen­ten­cia de los meno­res que cono­ci­mos la sema­na pasa­da, en la que se expo­ne que los hechos no son cons­ti­tu­ti­vos de un deli­to de des­or­de­nes públi­cos. En nues­tra opi­nión, esta sen­ten­cia del Juz­ga­do de meno­res ha veni­do a con­fir­mar el des­pro­pó­si­to de este pro­ce­di­mien­to judicial.

Como mues­tra de este des­pro­pó­si­to, hemos vis­to como se ha impu­tado a dos per­so­nas dis­tin­tas por el bote­lla­zo que reci­bió un joven madri­le­ño minu­tos des­pués de la car­ga de la poli­cía. Aho­ra se ha deja­do la impu­tación con­tra uno de los jóve­nes, pre­ci­sa­men­te para no tener que archi­var la cau­sa y poder seguir ade­lan­te con el jui­cio. Pero des­de aquí lan­za­mos una pre­gun­ta: ¿cómo pue­de ser que las supues­tas prue­bas de la poli­cía per­mi­tan impu­tar a dos per­so­nas dis­tin­tas por un mis­mo hecho? ¿no será que esas prue­bas se van fabri­can­do sobre la mar­cha para impu­tar a una u otra persona?

Para fina­li­zar, que­re­mos soli­da­ri­zar­nos con el joven que resul­tó heri­do gra­ve tras los inci­den­tes, decir que sen­ti­mos pro­fun­da­men­te lo que le ha pasa­do y que le desea­mos una pron­ta recu­pe­ra­ción. Es lamen­ta­ble que la vida de una per­so­na se vea cor­ta­da de esta mane­ra en un espa­cio que debe­ría ser de fies­ta y diver­sión, pero que UPN con­vir­tió en un cam­po de batalla.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.