Los impu­tados por los inci­den­tes del txu­pi­na­zo de 2010 res­pon­sa­bi­li­zan al ayun­ta­mien­to- Eleak

El pasa­do día 20 de enero se hizo públi­ca la sen­ten­cia que absol­vió a los tres meno­res impu­tados en los alter­ca­dos del txu­pi­na­zo de 2010. Y esta maña­na han com­pa­re­ci­do en rue­da de pren­sa los once jóve­nes que siguen impu­tados en esta cau­sa, quie­nes han vuel­to a res­pon­sa­bi­li­zar al ayun­ta­mien­to de los inci­den­tes que se pro­du­je­ron en la pla­za con­sis­to­rial.

Los jóve­nes, que están acu­sa­dos de des­ór­de­nes públi­cos y aten­ta­do a la auto­ri­dad, han seña­la­do que aquel 6 de julio sí que se pro­du­jo un inci­den­te de orden públi­co, pero no por el hecho de exhi­bir una iku­rri­ña, sino por la inter­ven­ción poli­cial. “Los agen­tes no inter­vi­nie­ron para evi­tar un deli­to o para sal­va­guar­dar la inte­gri­dad físi­ca de los asis­ten­tes al txu­pi­na­zo, lo hicie­ron con el áni­mo exclu­si­vo de cen­su­rar y repri­mir la iku­rri­ña”.

Ade­más, se han refe­ri­do a la car­ga como “bru­tal y abso­lu­ta­men­te injus­ti­fi­ca­da”, ya que los poli­cías “arre­me­tie­ron con gran vio­len­cia con­tra dece­nas de per­so­nas, muchas de ellas aje­nas a la iku­rri­ña, y crea­ron una situa­ción de páni­co entre la mul­ti­tud”. “¿Y todo ello para qué?”, se han pre­gun­ta­do. “¿Para evi­tar qué deli­to? ¿Es deli­to exhi­bir la iku­rri­ña en la Pla­za con­sis­to­rial duran­te el txu­pi­na­zo?”

A cau­sa de aque­lla inter­ven­ción poli­cial varias per­so­nas resul­ta­ron heri­das, y un joven madri­le­ño sufrió gra­ves lesio­nes tras reci­bir el impac­to de un bote­lla­zo. Para los impu­tados, los inci­den­tes fue­ron res­pon­sa­bi­li­dad “úni­ca y exclu­si­va” del Ayun­ta­mien­to de Pam­plo­na y de los agen­tes de la poli­cía muni­ci­pal, “que se extra­li­mi­ta­ron gra­ve­men­te en el ejer­ci­cio de sus fun­cio­nes”.

Por eso, han exi­gi­do a la fis­ca­lía que archi­ve el caso, toman­do como pre­ce­den­te la sen­ten­cia de los meno­res cono­ci­da la sema­na pasa­da, en la que se expo­ne que los hechos no son cons­ti­tu­ti­vos de un deli­to de des­or­de­nes públi­cos y que tam­po­co ha podi­do pro­bar­se la par­ti­ci­pa­ción de los impu­tados. En su opi­nión, esta sen­ten­cia del Juz­ga­do de meno­res “ha veni­do a con­fir­mar el des­pro­pó­si­to de este pro­ce­di­mien­to judi­cial”.

Como mues­tra de este “des­pro­pó­si­to”, han cita­do el hecho de que se haya impu­tado a dos per­so­nas dis­tin­tas por el bote­lla­zo que reci­bió el joven madri­le­ño. Aho­ra se ha reti­ra­do la impu­tación con­tra uno de los jóve­nes, “pre­ci­sa­men­te para no tener que archi­var la cau­sa y poder seguir ade­lan­te con el jui­cio”, y se han pre­gun­ta­do cómo pue­de ser que las supues­tas prue­bas de la poli­cía per­mi­tan impu­tar a dos per­so­nas dis­tin­tas por un mis­mo hecho: “¿no será que esas prue­bas se van fabri­can­do sobre la mar­cha para impu­tar a una u otra per­so­na?”

Para fina­li­zar, los impu­tados se han soli­da­ri­za­do con el joven que resul­tó heri­do gra­ve tras los inci­den­tes y le han desea­do una pron­ta recu­pe­ra­ción. “Es lamen­ta­ble que la vida de una per­so­na se vea cor­ta­da de esta mane­ra en un espa­cio que debe­ría ser de fies­ta y diver­sión, pero que UPN con­vir­tió en un cam­po de bata­lla”.

Los jóve­nes han ofre­ci­do la rue­da de pren­sa acom­pa­ña­dos de Expe Iriar­te e Ibai Iriar­te, de Eleak, que han infor­ma­do de que en las pró­xi­mas sema­nas se podría cono­cer la peti­ción de la fis­ca­lía con­tra estas once per­so­nas impu­tadas.

Des­de el movi­mien­to por los dere­chos civi­les afir­man que esta­mos ante otro jui­cio polí­ti­co, “esta vez en con­tra de la iku­rri­ña, un sím­bo­lo total­men­te legal que el con­sis­to­rio pam­plo­nés, con UPN al fren­te, ha inten­ta­do borrar de los san­fer­mi­nes des­de hace mas de una déca­da”.

Los miem­bros de Eleak se han soli­da­ri­za­do con todos los jóve­nes que resul­ta­ron heri­dos a con­se­cuen­cia de la car­ga poli­cial, y tam­bién han recla­ma­do el archi­vo de la cau­sa.


Comu­ni­ca­do de los jóve­nes impu­tados

Las once per­so­nas impu­tadas en esta cau­sa nos reafir­ma­mos en nues­tras pala­bras ante­rio­res: el ayun­ta­mien­to y la poli­cía muni­ci­pal son los res­pon­sa­bles de los hechos ocu­rri­dos aquel 6 de julio. Aquel día varios jóve­nes resul­ta­mos heri­dos a cau­sa de aque­lla car­ga poli­cial, y sie­te meses des­pués fui­mos dete­ni­dos e impu­tados por des­or­de­nes públi­cos y aten­ta­do a la auto­ri­dad.

Que­re­mos decir que aquel 6 de julio sí que se pro­du­jo un inci­den­te de orden públi­co, pero no por el hecho de exhi­bir una iku­rri­ña, sino por la inter­ven­ción poli­cial. Los agen­tes no inter­vi­nie­ron para evi­tar un deli­to o para sal­va­guar­dar la inte­gri­dad físi­ca de los asis­ten­tes al txu­pi­na­zo, lo hicie­ron con el áni­mo exclu­si­vo de cen­su­rar y repri­mir la iku­rri­ña. Lle­va­ron a cabo una car­ga bru­tal y abso­lu­ta­men­te injus­ti­fi­ca­da, arre­me­tie­ron con gran vio­len­cia con­tra dece­nas de per­so­nas, muchas de ellas aje­nas a la iku­rri­ña, y crea­ron una situa­ción de páni­co entre la mul­ti­tud. ¿Y todo ello para qué? ¿Para evi­tar qué deli­to? ¿Es deli­to exhi­bir la iku­rri­ña en la Pla­za con­sis­to­rial duran­te el txu­pi­na­zo?

Tal y como hemos denun­cia­do duran­te todo este tiem­po, la res­pon­sa­bi­li­dad úni­ca y exclu­si­va es del Ayun­ta­mien­to de Pam­plo­na y de los agen­tes de la poli­cía muni­ci­pal, que se extra­li­mi­ta­ron gra­ve­men­te en el ejer­ci­cio de sus fun­cio­nes.

Por eso, des­de aquí exi­gi­mos a la fis­ca­lía que archi­ve el caso, toman­do como pre­ce­den­te la sen­ten­cia de los meno­res que cono­ci­mos la sema­na pasa­da, en la que se expo­ne que los hechos no son cons­ti­tu­ti­vos de un deli­to de des­or­de­nes públi­cos. En nues­tra opi­nión, esta sen­ten­cia del Juz­ga­do de meno­res ha veni­do a con­fir­mar el des­pro­pó­si­to de este pro­ce­di­mien­to judi­cial.

Como mues­tra de este des­pro­pó­si­to, hemos vis­to como se ha impu­tado a dos per­so­nas dis­tin­tas por el bote­lla­zo que reci­bió un joven madri­le­ño minu­tos des­pués de la car­ga de la poli­cía. Aho­ra se ha deja­do la impu­tación con­tra uno de los jóve­nes, pre­ci­sa­men­te para no tener que archi­var la cau­sa y poder seguir ade­lan­te con el jui­cio. Pero des­de aquí lan­za­mos una pre­gun­ta: ¿cómo pue­de ser que las supues­tas prue­bas de la poli­cía per­mi­tan impu­tar a dos per­so­nas dis­tin­tas por un mis­mo hecho? ¿no será que esas prue­bas se van fabri­can­do sobre la mar­cha para impu­tar a una u otra per­so­na?

Para fina­li­zar, que­re­mos soli­da­ri­zar­nos con el joven que resul­tó heri­do gra­ve tras los inci­den­tes, decir que sen­ti­mos pro­fun­da­men­te lo que le ha pasa­do y que le desea­mos una pron­ta recu­pe­ra­ción. Es lamen­ta­ble que la vida de una per­so­na se vea cor­ta­da de esta mane­ra en un espa­cio que debe­ría ser de fies­ta y diver­sión, pero que UPN con­vir­tió en un cam­po de bata­lla.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *